martes, enero 30, 2007

Suicido (Y mi retirada de este espacio por un tiempo)

No creía en las premoniciones, pero anoche escribí sobre la muerte, y el día antes de eso, de lo perdida que a veces me siento. No encuentro propósito aparente para seguir aquí entre los mortales. Y duele. Y una se acostumbra al dolor.

Entonces una noticia se suma a las estadísticas de suicidios del país, que ya ascienden a 13 en lo que va de año, y mi compañera de oficina corre a anunciarla: Un hombre, ataviado en mahones y con aparente calma, le pide a la secretaria de una iglesia que lo deje entrar para orar. La iglesia está cerrada, pero ella le ve la cara de tranquila tristeza y se lo permite. Le abre el portón y lo deja a solas con sus rezos y penitencias. Minutos más tarde se escucha una detonación y la secretaria halla al hombre tirado en el altar, con un tiro en la cabeza, una nota ensangrentada y un teléfono celular que con la caída del cuerpo, se ha despedazado. El hombre llamó a alguien para despedirse. En la nota, le deja un mensaje a sus hijos.

Lloré a este desconocido toda la tarde, al salir de mi trabajo y mientras me dirigía a la universidad. Lo lloré entre los semáforos y las curvas del expreso hacia Guaynabo. Lo lloré porque no sé si lo envidiaba o me daba pena. Porque pensaba en su desolación, en su egoísmo, en su valentía. No encontró otra manera de resolver.

Al llegar a mi hogar en la noche, lo lloré más. Era de la familia. Me enteré cuando mi esposo me pidió que me sentara con calma, y que con calma le escuchara. Tenía algo muy serio e importante que decirme.

Le apodábamos Chino. Recuerdo su rostro redondeado y jovial, risueño. Recuerdo su barba llena de canas y sus ojos de chiste. Me había abrazado tantas veces, a mí, a mi hija, a todos los que componían su núcleo.

Creen que dejó esta vida por problemas económicos, pero también se dice que fue porque no soportó vivir sin su mamá. Imagínense, todo un hombre sesentón, hecho y derecho, padeciendo una mamitis desesperada después de grande. Su madre había muerto de viejita unas semanas atrás. La verdad es que su partida, la de Chino, la del hombre de la barba risueña y la pistola en la boca, es toda una incógnita. Es algo con lo que tendré que aprender a vivir. Es algo con lo que no sé cómo volver a vivir a partir de ahora.

Estaré alejada por un ratito, mi gente. Necesito paz.

lunes, enero 29, 2007

¿Seis pies bajo tierra? por Yolanda Arroyo Pizarro

Morirse es ya no ser, y me duele que sea eso. Me duele meditar en que alguna vez ya no seré. El pasado año, HBO mostró el final de la serie Six Feet Under. Desde el inicio de la misma, me llamó la atención que en cada episodio moría alguien. Era una mirada morbosa al final de la vida de gente a nuestro alrededor. Muertes honorables y muertes indignas; muertes apacibles y otras malditamente dolorosas. Una estampa que se me queda pintada en la piel de la memoria, aunque suene jocosa, es lo relatado por Naguib Mahfuz en su “Jardín de infancia“. Entonces ¿mi hermana va a morirse? … ¿Y cuándo va a morirse? Cuando Dios quiera.

¿Que tal si Dios no quiere o no tiene nada que ver, y nos hemos creído siempre que sí, perpetuando un chisme que no se acaba de confirmar? Duele hoy, me duele. Saber que ya no seré en algún futuro cercano se me revuelca con el ADD y la paxil veinte miligramos. Saber que un día nada de esto existirá me atormenta. No tendré huesos, no respiraré, no me recordarán. No existiré ni para mí ni para otros, justo como el resto de la humanidad que hoy flota en el planeta.

¿Será morirse algo parecido a lo que dice Anderson Imbert? ¿Aquello de que “se dio cuenta de que acababa de morirse cuando vio que su propio cuerpo, como si no fuera el suyo sino el de un doble, se desplomaba sobre la silla”? ¿Nos habla él desde el “Fantasma” con algún tipo de sapiencia hipersensibilizada, o simplemente nos gusta ese cuento para perpetuar el silencio, el secreto a voces de que muy posiblemente nada es lo que creemos que es?

¿Me pasará como Ayub en Las mil y una noches? ¿Moriré cuando todavía no piense morirme? ¿Deberé negarme a este juego de muerte con algún acto contundente de sabotaje? ¿Cómo me niego? ¿Adelantándome? ¿Tomando la decisión yo y parando esta angustia hoy? Si decido no jugar el juego de morirme cuando me toca, ¿me estaré muriendo realmente cuando aún no me toca?

¡Me muero!, como en el “Más allá” de Quiroga.

________________________________
Publicación original en Derivas.net.

Las luces australes de una habitación semioscura



¿Es cierto eso de que si Dios no existiera, el ser humano tendría que inventárselo? ¿Así de fuerte es nuestra necesidad de creer en una mística que explique lo inexplicable? ¿Qué más estaríamos dispuestos, como raza, a inventar? ¿La necesidad de tener cerca a una persona, de tocarla, de beberla, de tragarla como alguna pócima necesaria y latente, o de olerla como algún aroma vital oxigenado?

Los expertos dicen que toma un mínimo de 21 días el cambiar un hábito, o el hacer uno nuevo. ¿Así? ¿Ya? Cuando tenga tres semanas en esto, ¿voy a sentirme mejor? ¿Ya me habré acostumbrado?

domingo, enero 28, 2007

Las luces boreales de una playa




Fui a la playa con mi joya, con la luz de mis ojos y en quien me concentro en estos días de difícil transitar. Nos acompañaron sus muñecas de plástico, a las que enterramos en la arena sin que se quejaran. La luna se dio cuenta de que mi Aurora era tan especial, que nos regaló su presencia aún de día. El astro brillante y soleado de un lado, y el satélite nocturno y armonioso del otro. Las mareas estuvieron de nuestra parte, se llevaron lo escrito y lo salado de los ojos. Y la fritanga fue un consuelo y un manjar de dioses…




Mari...posa para el mundo

Hoy fue la presentación del libro de cuentos infantiles, “Mari...posa para el mundo”, de la profesora de origen dominicano, Olga Fígaro. La misma se llevó a cabo en el Teatro Diplo, localizado al lado de la librería La Tertulia de Río Piedras. El PEN Club de Puerto Rico auspició la actividad con su programa de estímulo a los nuevos autores, Opera Prima. También auspiciaron la Librería Mágica y su propietario. La presentación estuvo a cargo de Marioantonio Rosa, y colaboraron en el acto Miguel Ayala y el presidente del PEN Club Juan Antonio Rodríguez Pagán. La maestra de ceremonias fue Brenda Liselle López. La dramatización de los cuentos se realizó gracias a los estudiantes del Colegio Maria Auxiliadora de Santurce, en donde la profesora Fígaro imparte clases.



sábado, enero 27, 2007

Mi marido literario Emilio Soto del Carril

Por fin logré subir a Boreales esta grandiosa entrevista de un hombre memorable, de un hombre talentoso en las letras, de un hombre que, como se ha dicho “dará mucho de qué hablar en la literatura de Puerto Rico”.

Disfrútenla.




Amurallados en Viejo San Juan

Nos paseamos un rato, la familia y yo, por el Viejo San Juan. El Paseo La Princesa nos dirigió hasta la actividad convocada por Ángel Matos, “Amurallados”. Allí nos encontramos con el maravilloso Marioantonio Rosa, el gran Xavier Valcárcel, y la amiga Jocelyn Pimentel. También nos rodearon varias blogueras de talento sin igual, aptas y no aptas para la humanidad, que a su paso dejaron una estela de versos entrañables. Después de las copas de Merlot y la hermosa vista del palacio de Santa Catalina al fondo, en una noche de estrellas, luna creciente, promesas y adoquines que acariciaban, las caderas se dejaron seducir por la salsa, el merengue, la bachata y el regaetón, frente a un mar de marullos llamado El Escambrón.





Ya salió Letras Salvajes #14


Mural por David Martínez Márquez (Puerto Rico)

El escritor Alberto Martínez-Márquez, Profesor del Dept. de Humanidades de laUPR-Aguadilla, acaba de anunciar que ya salió Letras Salvajes #14 .

Pueden accesar al mismo a través de www.geocities.com/letras_salvajes/N14.html. También pueden hacerlo a través de la página principal: www.geocities.com/letrassalvajes.

Letras salvajes
Poeta Invitado

viernes, enero 26, 2007

Yolanda Arroyo Pizarro gana por segundo año consecutivo
el Certamen Pepe Fuera de Borda de Argentina


Yolanda Arroyo Pizarro gana de nuevo.


Fuente: Letralia.com


Con el relato “Las ballenas grises”, la escritora puertorriqueña Yolanda Arroyo Pizarro (Guaynabo, 1970) ha ganado por segunda vez consecutiva el primer premio del concurso “Pepe Fuera de Borda”, que organiza en Argentina la página homónima, según se informó el pasado 19 de diciembre. En 2005, Arroyo Pizarro obtuvo este mismo galardón por “El coleccionista de latidos”.

Escritora y docente, Arroyo Pizarro es instructora educativa de tecnología. Ha escrito ensayos para la página de literatura Ciudad Seva y columnas para los periódicos El Vocero y La Expresión. Es autora de un libro de cuentos, Origami de letras, y una novela, Los documentados.

El segundo premio ha recaído sobre la escritora argentina Adriana Lamela por su cuento “Cuestión nominal”, mientras que el tercer premio ha sido para el también argentino Gustavo Agra por “El Viaje del Haruwen”.

El jurado ha concedido menciones de honor a los cuentos “Lobo marino”, del cubano Juan Manuel Betancourt; “El viento de los locos”, del español Marcelo González; “La encrucijada”, del alemán Cristian Eduardo Nutz; “Mundos diferentes”, del hondureño Darío Ruben Pinus; “Velero”, del argentino Marcelo Gustavo Zanetti, y “Vino Lili”, del argentino Bernardo Rusquellas.

El concurso “Pepe Fuera de Borda” fue creado en 2004 para premiar relatos inéditos, escritos en español, con argumentos relacionados con la navegación, el mar y otros temas afines.

Este año los jueces han sido los navegantes Luis Nin Estévez (Uruguay), Corcho Daroqui (Argentina), Héctor M. Wrublewski (Argentina), Juan Carlos Domínguez Yela (Argentina), Íñigo Sainz de Baranda (España), Juanjo Palacios (España), Roberto Cimadevila (Argentina) y Manuel F. Pérez Sola (España), y el kayakista Fernando López Albarellos (Argentina). Además se contó con la asesoría técnica literaria del dramaturgo y compositor argentino Eduardo Goldman.

El relato ganador de Arroyo Pizarro posee una emotiva dedicatoria que lee: "A mis dos matrimonios literarios: A Alma Rivera, por prestarme sus hombros para secar lágrimas. A Emilio Soto del Carril, por sus besos en la nuca. Finalmente, a las musas que siempre han de ser musas, idolatradas a perpetuidad por esta Cielonga de amor."

Muy pronto “Las ballenas grises” podrá ser leído desde el portal Pepe Fuera de Borda.

Obra en Teatro Diplo desde el 27 de enero


Photobucket - Video and Image Hosting

Me reí con CO...

Ingenioso, inteligente, cortante. Así fue el “Stand –up comedy” de Carlos Ambert hace unas horas. Me reí hasta el por poco, hasta casi tener deseos de hacerme nini encima. Por el miedo a repetir el incidente de la muchacha que se murió en estos días por beber mucha agua e intoxicarse para ganarse el Wii, tuve que correr al “ladis” y “let it go”, excepto que mi intoxicación fue por cerveza y otras bebidas espiritosas. Bravo por este talento boricua que recién descubro. Bohoo por la nena del Wii. Ouch.




miércoles, enero 24, 2007

Carlos Ambert @ Punto Fijo
Puerto Rico for Dummies

Photobucket - Video and Image Hosting

Puerto Rico for Dummies

Punto Fijo (antes Café Teatro Silvia Rexach)
Centro de Bellas Artes - Santurce

jueves, 25 de enero de 2007 @ 8pm
entrada $7

info 787.368.4703 / 787.674.8179


Invita:

Carlos Ambert
www.carlosambert.com
www.myspace.com/carlosambert

martes, enero 23, 2007

El noveno 22


Imagen de Era Chaidil Monteseils


Ayer fue veintidós. De los peores veintidós que me han tocado vivir. A pesar de ello, llamaste. Y pensé que no lo harías. Pensé que iniciaríamos temporada. Que las nuevas reglas se pondrían en función. Jugaste con el teléfono, con el teclado, con el blackberry. Los maldeciste a todos y luego todos te traicionaron. Ellos, sin que lo sepas, guardan lealtades conmigo. Llamaste y el sexto elemento me regresó a la boca, a los pulmones, al músculo que late entre mis cavidades por ti.

Muy a pesar mío, esto es lo último que escribiré sobre el asunto. Este es el ya basta, cielo. No hay más veintidós. Se acabaron ayer. Y a pesar de ello, tu recuerdo sigue aquí, rompe fuerte sobre mí, quema y moja por igual… sé que te tengo que olvidar, pues tu recuerdo me hace bien y me hace mal.

lunes, enero 22, 2007

Lectura de Cuentos
Domingo 28 de enero a las 7:30 p.m


Yolanda Arroyo Pizzaro y Emilio Soto Del Carril


El domingo 28 de enero a las 7:30 p.m. vuelven a estar los escritores Emilio Soto del Carril y Rubis Camacho, entre otros cuentistas, para leernos algunas de sus obras en el Nuyorrican Cafe, Calle San Francisco, Callejón de la Capilla, Viejo San Juan.

NO FALTEN.

Love Actually - End Scene

Los aeropuertos, las nuevas promesas, los re-compromisos, la reanudación de votos y el sueño utópico, acaso posible, de que esta vez… será mucho mejor.


Teatro Diplo Presenta: Pinpon es un muñeco

Photobucket - Video and Image Hosting

domingo, enero 21, 2007

Si la ves en San Sebastian

"Vivir en el corazón de aquellos que hemos dejado es no morir".- J. W. Goethe

De lejos parecían discutir. El bullicio de la Calle San Sebastián difuminaba los movimientos de una y de otra. Hablaban alto cuando querían hacerse un espacio entre ellas, alejarse. Susurraban, para entonces una o la otra acercarse. Cada acercamiento era una amenaza de caricias, una provocación al tacto. Te toco el hombro, la barbilla, subes el volumen de esas palabras que no convencen. Me alejo. Hablas bajito y me acerco otra vez, y entonces te acaricio la mejilla. Blanca la piel de la corpulenta, de la tosca; sus espejuelos de diseñador pincelaban un rostro porcelana. Negra la tez de la remoseada, la coqueta; labios delineados y sombra clara sobre las llamativas pestañas, caderas asesinas. La bebida, el vino, las Coors lights, me hicieron llorarte anoche, le contó. Yo leía los labios de ambas y me camuflageaba en el bullicio carnavalesco.

Creo que deberé irme como sugeriste, y creo que deberé ser fuerte como me aconsejaste. Ser fuerte por las dos. Pero debo alejarme. No sólo por el asunto del tercero en mi vida, sino también por mi corazón, que tan pronto se emborracha empieza a imaginarte con otra que te acaricia, con otra que se duerme acurrucada en tus brazos, con otra que no soy yo. A mí se me pasó el tiempo. Y me duele. Quiero tenerte como te tuve y no es posible ya. Y me duermo llorándote. Empapo las almohadas de una cama extraña que no me reconoce.

Las vi bajar las cabezas, dilucidando porvenires. Disimulé y la que lloraba al dormirse añadió: Quiero verte cuando quiero verte, no cuando lo permitan las bajas tarifas de aviones o las oportunidades de trainings de tu empleo. Quiero verte cuando abra los ojos cada mañana.

Me hago daño. A veces pasan los días y me aguanto, logro contenerme, logro hablarte normal, como una amiga, de cosas triviales y hasta reímos, y nos hacemos chistes y hasta nos coqueteamos y nos enamoramos y nos decimos cuánto significamos para cada una. Pero siempre llega el día. Mi día. D-day. El día de llorarte. El día de encapricharme con quererte para mí, con hacerte mía no matter what. Exploto. Y me hago daño. Hago que se duela mi pobre corazón. Y no es justo. Es justo ser feliz, y no lo logro del todo con este balance chueco que me he inventado y que a veces me creo… pero que nunca me dura. Dejarnos. A tratar de nuevo de dejarnos.

La de blanca piel besó en la boca a su negra que no quería parar de hablar. La música casi las envuelve en una correría de ritmos zalameros. Detrás de ellas, un hombre anunciaba la venta de pinchos de cerdo y tripletas con to’ los power. Enfrente se jugaba billar, se bailaba reggaeton, se probaban algunas muchachas pantallas y collares artesanales.

Yo las vi reír a ambas. Después las vi llorar. Durante el siguiente cuarto de hora se despidieron. Cada una por direcciones distintas, esquinas diferentes. Una subió camino de la catedral y la otra apretó el paso en dirección al morro.







Si la ves
Artista: Franco De Vita (dúo con Sin Bandera)
Album: Stop


Si la ves dile que,
Que me has visto mejorado
Y que hay alguien a mi lado
Que me tiene enamorado
Que los días se han pasado
Y ni cuenta yo me he dado
Que no me ha quitado el sueño
Y que lo nuestro está olvidado

Dile que yo estoy muy bien
Que nunca he estado mejor
Si piensa que tal vez me muero
Por que ella no está, que va
Dile que al final de todo
Se lo voy a agradecer
Aunque pensándolo bien
Mejor dile que ya no me ves

Si la ves dile que ya no espero su llamada
Y que ya no me despierto
En plena madrugada
Y que ya no la recuerdo
Y que ya no me hace falta
Dile que ya estoy curado
Y que lo nuestro ya es pasado

Dile que yo estoy muy bien, (yo estoy muy bien)
Que nunca he estado mejor, (mejor)
Si piensa que tal vez me muero por que ella no está, que va
Dile que al final de todo
Se lo voy a agradecer
Aunque pensándolo bien, mejor dile que ya no me ves

Que me he perdido
Y que no voy a regresar
Y dile también
Que aunque me llame no contestare
Si la ves

Y Dile que yo estoy muy bien (aunque yo se muy bien que no)
Que nunca he estado mejor (miente un poco por favor)
Si piensa que tal vez me muero por que ella no está, que va
Dile que al final de todo (no sigas mintiéndole)
Se lo voy a agradecer
Aunque pensándolo bien, mejor dile que ya no me ves

Dile que yo estoy muy bien, (aunque yo sé muy bien que no)
Que nunca he estado mejor, (miente un poco a mi favor)
Si piensa que tal vez me muero por que ella no está, que va
Dile que al final de todo (no sigas ya mintiendo)
Se lo voy a agradecer
Aunque pensándolo bien, mejor dile que ya no me ves.

sábado, enero 20, 2007

Ana María Fuster: Escritora y amiga que me honra


Photobucket - Video and Image Hosting

A la Venta Ya:
Nocturnos y otros Desamparos
de Moises Agosto Rosario


Photobucket - Video and Image Hosting

Moisés Agosto Rosario (Puerto Rico, 1965) es un escritor de usted y tenga. Obtuvo el grado de bachiller en Artes de la Universidad de Puerto Rico en el 1988. Es Miembro de la Generación de Poetas de los Ochenta en PR. Ha publicado poemas y cuentos en diferentes revistas literarias, entre éstas Contornos, Revista Cupey, Revista Hostosiana y en la sección En Rojo del periódico Claridad, entre otras publicaciones. Su poesía aparece en las antologías Mal(h)ab(l)ar y PoeSIDA, también en la página de Internet Poetas del Mundo. Ha ganado premios y distinciones que van cónsonos con su quehacer literario y que nos recuerdan que escribe sus letras con sangre.

Entre cada latido que te da el cuerpo mientras lees a Agosto Rosario, aguantas la respiración porque a veces no quieres saber el desenlace, pero a veces sí quieres, entonces es una dicotomía que no te permite apartarte de su narrativa. Actualmente se encuentra en el proceso de terminar de escribir su primera novela.

Noche de poesía el viernes 26 de enero de 2007

Convocatoria Revista Púrpura

Photobucket - Video and Image Hosting

Anoche: Encuentro con escritores dominicanos

Regreso a Puerto Rico, si me lo permiten los azares del tiempo y los sucesos, mañana domingo, y he estado por acá toda la semana. Anoche estuve en un encuentro de novelistas y poetas al que me invitaron en la zona colonial. En varias fotos aparezco junto al novelista Manuel Mora Serrano, la poeta Taty Hernández, y el periodista y novelista Rafael Peralta. Fue estupendo.

Image Hosting by PictureTrail.com

Image Hosting by PictureTrail.com


viernes, enero 19, 2007

Teatro Diplo Presenta: Un ladrón

Photobucket - Video and Image Hosting

Ingenioso: Cómo escribir ensayos inútiles

Me encantó este post del amigo Jorge Gómez Jiménez, editor de Letralia.com, que publicara en su blog:

Cómo escribir ensayos inútiles

1. Defina un tema lo bastante vago como para que nadie se atreva a refutarlo, o para que usted pueda re-refutar si algún día lo refutan. Algo como “Rasgos de lo inconmovible en algunos versos de la poesía medieval escandinava”. Se recomienda agregar un subtítulo, igual de vago pero el doble de largo. Generalmente no tiene importancia que usted no tenga idea de lo que está diciendo.


2. Empiece con una serie de consideraciones sobre sus objetivos al escribir el ensayo. Bastará con que use formas alternas de redacción del título y le agregue algunas frases igualmente vanas. No dude en incluir conceptos como “análisis comparativo”, “contexto sociopoético” o “marco conceptual”.


3. Opcionalmente puede agregar comentarios sobre los libros que supuestamente utilizó al escribir su ensayo, haciendo alusión a las teorías de sus autores. No necesita profundizar en ellas: trate al lector como si éste se hubiera leído ya todos esos libros y le resultara obvio que lo que usted está diciendo es una verdad sacrosanta.

Para leer más hacer clic aquí.

Mis nocturnos y desamparos en otra tierra...

Photobucket - Video and Image Hosting

Amanecer en Santo Domingo, luego de un Nocturno. Suspirar. Aspirar el Desamparo de lo eterno. Matilde, la diva, la que quiere ser como su amiga Sirena Selena, la del último cuento de Moises Agosto Rosario me traga viva. Me besa. Somos ninfas andróginas ambas. No tenemos género y no me importa. No me importa, la verdad.

Photobucket - Video and Image Hosting

jueves, enero 18, 2007

Taller "Narrativa en vitrales y espejos"

Visiten el Blog de los talleres litearios de Terranova. Está chulísimo.

Photobucket - Video and Image Hosting

Santo Domingo, mitad de semana

Bello el amanecer, bella la tarde. La nocturnidad me recibe ya agotada, sin ganas de hacer mucho. Sólo leo, a la luz de una lamparita colonial. Estoy emocionada porque Taty Hernández y yo nos veremos el viernes, esa mujer del Patio de las Cayenas que me ha acogido como colega en las letras y a la cual admiro desde hace años leyendo su grupo virtual. ¡Que llegue el viernes para verla!, dice la niña que habita en mí. Que llegue, que llegue.

Mientras, así se siente Santo Domingo a mitad de semana…

Image Hosting by PictureTrail.com





Image Hosting by PictureTrail.com

Image Hosting by PictureTrail.com

miércoles, enero 17, 2007

Mi nueva aventura: Narrativa en Vitrales y Espejos

Talleres terranova

Talleres literarios en Terranova
Fuente: El Nuevo Día

La editorial Terranova Editores retoma su serie de talleres de creación literaria en el Cuartel de Ballajá a partir del miércoles 31 del mes en curso, con dos ofrecimientos de talleres de poesía y uno de cuentos cortos dirigidos a jóvenes y adultos con inquietudes artísticas.

El taller “(Des)pedazos de poesía” -Nivel I y Nivel II- será dirigido por la poeta, tallerista y performera Yara Liceaga, quien posee amplia experiencia ofreciendo talleres de poesía para niños y adultos tanto en Puerto Rico como en los Estados Unidos. Yara Liceaga se ha destacado como facilitadora en Boston, colaborando en el proyecto de la Universidad de UMASS, el William Joiner Center y el “Hispanic Writers Week”, para mejorar las destrezas de escritura de los estudiantes latinos de la ciudad, aportando así a desarrollar sus sensibilidades. En Puerto Rico, ofrece talleres para el mejoramiento de las destrezas comunicativas y pedagógicas de los maestros.

El taller de poesía Nivel I comienza el sábado 3 de febrero hasta el sábado 24 de marzo de 9:00 a.m. a 12:00 del mediodía. El taller Nivel II se reunirá todos los miércoles a partir del 31 de este mes hasta el miércoles 21 de marzo de 6:30 p.m. a 9:30 p.m. El costo es de $200.00.

El taller de cuento “Narrativa en vitrales y espejos” será dirigido por la escritora y profesora Yolanda Arroyo, premiada recientemente por el Pen Club de P.R. por su novela Los documentados.

El taller de cuentos comienza el sábado 3 de febrero hasta el sábado 24 de marzo y se reunirá de 1:00 p.m. a 4:00 p.m. El costo es de $225.00

Los talleres, de ocho semanas de duración, se reunirán una vez a la semana en el local de la editorial ubicado en el Cuartel de Ballajá.

Para matrícula e información adicional, las personas interesadas pueden comunicarse con Ana Ivelisse Feliciano, Coordinadora del Taller al (787) 725-7711 ó (787) 668-8071. También pueden obtener detalles de los talleres en la siguiente dirección de internet: http://talleresdecreacion.blogspot.com o a través del correo electrónico anaivelisse@terranovaeditores.com.

martes, enero 16, 2007

Pusilánime


Puerta en Santo Domingo

Dejé atrás tantos sueños, tantas metas, tantas cosas que ahora siento a la vuelta de la esquina… No me he perdonado lo que me hice, la ceguera, el alimentarme de idiotez, de viento; la sorna del desconocimiento que me arropó y el hambre de la verdad que apacigüé con profecías irrisorias. No me lo perdonaría si lo repito.

Yolanda Arroyo Pizarro comparte escena con Ángeles Mastretta en Revista literaria






La Revista literaria Ficcionaria acaba de estrenar volumen con una cosecha de escritores renombrados en las letras y el quehacer cultural. En este ejemplar se invita al público a disfrutar de:


Narrativa:

Ángeles Mastretta – (México) - Polvo de estrellas

Ivana Croxcatto - (Argentina) - La Sombra

María Iholanda Rondón - (Venezuela) - La Verdadera Historia de Cenicienta

Ermanno Fiorucci - (Italia) - Yosotros

Gonzalo Villamizar - (Venezuela) - Canción de estrellas

Ángel Balzarino - (Argentina) - Apenas un sueño

Julio César Parissi - (Uruguay) - Persona

Yolanda Arroyo Pizarro - (Puerto Rico) - Rapiña



Poesía:

Sara Vánegas Coveña - (Ecuador) - Destino

David Hidalgo - (España) - Poema de Amor

María Eugenia Caseiro - (Cuba) - Borradores V



Ensayo:

Jorge Carrasco - (Chile) - La Mujer en la obra de Borges y Neruda



Reseña literaria:

Ramón Alfredo Blanco - (Argentina) - "Nélida Piñón: Me enorgullezco de los amigos que tengo".



Reseña musical:
Mariela Cordero - (Venezuela) - Sufro, Sufro, Sufro: San Pascualito Rey


La revista Ficcionaria se distribuirá bimensualmente a través de correo electrónico, en formato .pdf. Para suscribirse y continuar recibiendo próximas ediciones, pueden escribir a suscripciones.ficcionaria@gmail.com

domingo, enero 14, 2007

Los espacios, tus espacios, mis espacios, nuestros espacios...




The Space Between
Dave Mathews Band


You cannot quit me so quickly
There's no hope in you for me
No corner you could squeeze me
But I got all the time for you, love

The Space Between
The tears we cry
Is the laughter keeps us coming back for more
The Space Between
The wicked lies we tell
And hope to keep safe from the pain

But will I hold you again?
These fickle, fuddled words confuse me
Like 'Will it rain today?'
Waste the hours with talking, talking
These twisted games we're playing

We're strange allies
With warring hearts
What wild-eyed beast you be
The Space Between
The wicked lies we tell
And hope to keep safe from the pain

Will I hold you again?
Will I hold...

Look at us spinning out in
The madness of a roller coaster
You know you went off like a devil
In a church in the middle of a crowded room
All we can do, my love
Is hope we don't take this ship down

The Space Between
Where you're smiling high
Is where you'll find me if I get to go
The Space Between
The bullets in our firefight
Is where I'll be hiding, waiting for you
The rain that falls
Splash in your heart
Ran like sadness down the window into...
The Space Between
Our wicked lies
Is where we hope to keep safe from pain

Take my hand
'Cause we're walking out of here
Oh, right out of here
Love is all we need here

The Space Between
What's wrong and right
Is where you'll find me hiding, waiting for you
The Space Between
Your heart and mine
Is the space we'll fill with time
The Space Between...

Dominicana




Llegué hoy a la república cargando dolores del terruño patrio y algunos otros, nuevos y extranjeros, que me he montado al lomo durante el viaje. Antes de subir al avión en San Juan, hice el inventario de un corazón roto que se sigue rompiendo, un dolor ajeno por la musulmana de la noticia de ayer, y dos lagrimones por el estado tan nefasto de la humanidad ante la noticia de niños mandados a hacer a la carta, pero que traigan defectos congénitos para garantizar la dependencia paterna.

Ya subida al avión, y a punto de aterrizaje en Santo Domingo, no me quisieron dar la tarjeta de turista porque parezco dominicana, no tiene facciones boricuas usted, me dijo el asistente de vuelo. En el aeropuerto, y ante la presentación del pasaporte americano en aduana, me cuestionaron su autenticidad.

Me pongo un poco triste, porque a esta nación le tengo un cariño enorme, pero me da grima lo difícil que me la hacen cada vez que me dispongo a entrar o a salir del país. Ya me estoy preparando mentalmente para el regreso el domingo que viene. Siempre me pasa. Me preguntan que quién es el gobernador de Puerto Rico, que defina el término “chiringa”, que cante la Borinqueña. En fin, aunque adoro la isla hermana, más adoro a la mía y nada más sospechar que no me la ponen tan fácil todas las veces que quiero regresar, me asusta. Dejo a mi hija al otro lado del charco, dejo a afectos muy queridos y estimados, dejo mi vida, un auto que pago pero que es del banco y una casa a medio construir con problemas de filtraciones en el techo. Dejo mis charlas con E, y dejo a mi locura, mi terremoto, sus llamadas en la mañana, tarde y noche.

Por otro lado, dejo el IVU, los peajes y las carreteras con cráteres gigantescos. Por toda una semana no tendré que conducir. Me llevan y me traen, lo cual es bueno. Y además, acabo de pedir un “morir soñando”, que si no saben lo que es, no pueden dejar esta maldita y divina existencia sin probarlo.

Ruido


sábado, enero 13, 2007

Datos inútiles mientras te cambia la vida
Por Yolanda Arroyo Pizarro

Dedicado a Angelo Negrón Falcón, por hacerme recordar el 2003, cuando publicaba en una página azul, cuando mi nombre no era mi nombre, y mi piel llevaba el seudónimo Gabriela Soyna.


Una persona parpadea aproximadamente tres mil quinientas veces por día. Rodeada de aquellos cuatro hombres, con la garganta seca, con la válvula de adrenalina totalmente abierta, gasté en menos de lo que canta un gallo toda mi cuota de parpadeo diario y tuve que pedirle prestado a los siguientes días por venir.

—Es que viajo para el Festival de Cine de Nueva York. Es para lo único que viajo. —expliqué.

No fueron muy convincentes mis palabras, ni los escuchadores de ellas muy amables. O eso, o de todas maneras llevaba las de perder. El más fornido de todos me abrió de piernas y me bajó la falda. Luego los pantis, lo cual consideré absolutamente injusto e innecesario. Dos de ellos apresaron manos y piernas, y me urgieron por cooperación. Yo protesté. Ellos me ignoraron. Apreté los labios y cerré los ojos mientras el cuarto hombre me metía a la vagina casi la totalidad de su mano. Al final de la habitación, en una esquina, una mujer rubia observaba todo.

Recordé que el 16% de las mujeres nacen rubias, y que el 33% son en realidad rubias pintadas. ¿Sería el cabello de aquella que me miraba mal, teñido o natural? Un dato por demás inútil, como tantos otros que cruzaron mi memoria mientras era hurgada hasta lo más profundo de mis cimientos. Sentía una lubricación extraña, artificial por supuesto. No era la mía, porque nadie en su sano juicio, participando de aquellas condiciones, sería capaz de humedecerse por placer. Me sentí como si viviera en el antiguo Egipto, donde los sacerdotes reales se arrancaban cada cabello y vello de su cuerpo, incluyendo el de las cejas y pestañas, a fuerza de dolor, sin ningún tipo de anestesiante, sacrifico de purificación a la divinidad. ¿Me estaban purificando?

El sol libera más energía en un segundo que toda la energía consumida por la humanidad desde su inicio; es imposible estornudar con los ojos abiertos; el nombre Wendy se inventó en el libro Peter Pan. Piensa en otra cosa, piensa en otra cosa, esto ya va pronto a terminar.

Dos lagrimones se me salieron, y la presión de mis dientes me tuvo casi al punto de partirlos en un trance. La mujer me observaba malhumorada, sin intención alguna de inmiscuirse o participar, pero enviándome un claro mensaje, altamente vengativo. Se cobraba por la patada que le había yo asestado en sus senos un rato atrás.

—La Lincoln Center Film Society programa estos ciclos de cinearte todos los años. Es el mejor cine que producen todos los países del mundo, y una vez al año celebran un festival en el que se presenta lo mejor de lo mejor. Juro que no hay nada sospechoso en mi viaje. Esto es una equivocación. —las palabras nerviosamente pronunciadas se me escapaban. Pero nadie quería oírlas.

Mi corazón, lo mismo que cualquier corazón humano, genera la suficiente presión cuando bombea la sangre, como para esparcirla fuera del cuerpo hasta diez metros de distancia. Sentía los dedos de aquel hombre moviéndose hasta mi garganta. El dolor casi me hace desfallecer.

El ojo del avestruz es más grande que su cerebro; el vuelo más largo registrado de una gallina duró trece segundos; el graznido de un pato nunca hace eco y nadie sabe porqué.

—El tracto vaginal está limpio. —anunció aquel soberano pendejo y yo le grité:

—Claro que está limpio. ¿Qué les he dicho? Viajo por la celebración de la obra del gran maestro japonés Yasuhiro Ozu con motivo de su centenario. Me dan ganas de escupirles la cara.

Mis palabras eran ya un lamento, la saliva se me atragantaba y tosía. La rubia escribió algo en unos documentos y se puso en su mano derecha un guante de látex. Mantuvo mi mirada por un segundo, luego sonrió y tronó:

—Voltéenla.

Grité que no, que no y solté mis piernas, dándole con ellas a todo aquel que se mantenía cercano. Una bofetada me cruzó el rostro y nunca sabré de quién. “Voy a ver a Clint Eastwood dirigiendo Mystic River, voy a ver a Jafar Panahi. Quiero ver a Panahi” grité colérica. Me obligaron a doblarme y a abrir más las piernas. Los dedos de la mujer entonces penetraron mi ano.

“Concéntrate, piensa en otra cosa. Aaaahhhggg, esta mierda duele, duele”. La ciudad con mas Rolls Royce per capita es Hong Kong; los gatos y los perros, al igual que los humanos, pueden ser zurdos o derechos; los hombres utilizan un promedio de quince mil palabras por día, las mujeres treinta mil; los meses que empiezan en lunes siempre tendrán un viernes 13; el nombre más común del mundo es Mohammed. Maldita sea, las hormigas no duermen, los ratones no vomitan, el elefante es el único animal con 4 rodillas...

Estuve a punto de perder el conocimiento; luego un instrumento dilató mi recto todavía más y se me abrió el pequeño universo que cabía en mi desesperanza. Apreté las nalgas y sentí la excreta salírseme sin poder evitarlo. A borbotones. Como cascada a presión. De pronto una resistencia, un bulto que obstaculizaba la entrada y los pliegues de mi alrededor sufrieron una rasgada. También hubo sangre. Miré el suelo y vi la mezcla de colores. Otra resistencia y más bultos. La ráfaga fue mortal.

Los hombres me soltaron. Yo me caí, empapando algunas partes de mi cuerpo en la mixtura de excremento. Hasta el cabello se salpicó de la defecación.

La mujer me hizo a un lado con su pierna. Yo temblaba. Me empujó duro, y la boca de mi estomago se resintió.

—Llamen al fiscal y denle un calmante. Se recobraron todas esas bolsas de cocaína. Buen trabajo, muchachos. Ahora a contar.

Suspiré. Alguien abrió la puerta del inmundo cuartito aquel y volví a escuchar el ruido de los aviones abandonando las pistas de aterrizaje. Nueva York ya no estaba en mis planes. El quince por ciento de las mujeres se manda flores a si mismas en el día de los enamorados, recordé; inútil pensar en verosimilitudes.


Escrito el 24 de septiembre de 2003

Sinopsis de "Children of Men"


Les invito al blog del amigo Joel, ya que me ha encantado su sinopsis sobre la película “Children of Men” de Alfonso Cuarón.

Traducen al italiano cuentos de
Carlos Esteban Cana

Fuente: Servicios de Prensa Cultura

Tres cuentos de Carlos Esteban Cana acaban de ser traducidos al italiano para la revista Burán, publicación que recoge en su primera edición colaboraciones de escritores de diversas partes del mundo.

Los cuentos incluidos son los titulados Revelación, Testimonio y Con su bola roja. También se incluyó un enlace a Narrativa Puertorriqueña, que dirige Mario Cancel y Maribel Ortiz, donde le han publicado a Cana el cuento “En ese día” y el ensayo “Lo que es evidente” (previamente publicado en lo que era Revista Domingo).

En una breve conversación con Carlos Esteban este nos indicó: “Esos cuentos pertenecen a una colección de minificciones que he ido trabajando con el paso de los años. Muchos años antes de que el Sótano pusiera de moda el género en Puerto Rico con su Edición Mínima, ya estaba trabajando en este género que hoy goza de enorme salubridad; y si algo lo confirma son los blogs que continuamente leemos”.

El pasado año inició para Carlos Esteban Cana con la publicación de su ensayo “La vida misma y las palabras” en El Nuevo Día, y revistas internacionales como la chilena Escaner Cultural, la peruana Remolinos, y el Boletín de Nueva York del Instituto de Escritores Latinoamericanos, han reproducido cuentos, poesías y ensayos de su autoría.

En el mundo cibernético ha sido consecuente ver sus colaboraciones en blogs como Boreales, Confesiones, Bocetos de una ciudad silente, El tercer ojo de Estela y Panaceas y placebos, entre otros. En los medios de difusión tradicionales lo hemos visto en el televisivo En la punta de la lengua y en las ondas radiales con Piedra, papel y tijera, producciones que lo han convocado para ediciones especiales.

Cana concluyó el año con el recital que realizó junto a Mairym Cruz Bernal, Ana María Fuster y Amílcar Cintrón, titulado Nada en el amor: desde otra voz, en la Biblioteca Carnegie, y con la pubicación de “Abre los ojos”, cuento que toca el tema del espiritismo, y que inicia el libro más reciente de la serie Cuadernos de Taller bajo el sello del Instituto de Cultura Puertorriqueña.

“Lo más curioso de la publicación de estas piezas en Burán –concluye Carlos Esteban- fue la selección que hicieron entre lo que tenían disponible. Una sorpresa muy reveladora para mí. Y por otro lado veo con sumo agrado que esta colaboración despierta en la junta editorial de Burán y de sus lectores, el interés por seguir conociendo y explorando la literatura puertorriqueña”.


Foto de Carlos

viernes, enero 12, 2007

Anoche presentaron nueva revista Faden

El evento atrajo la atención de muchos riopedrenses y otros interesados que se dieron cita en el Teatro Diplo. Hubo encuentro de blogueros y artistas plásticos entre cervezas Medalla y vino tinto. Los editores, Ricardo Ramos y Gabriela Sifre, dieron cierre al acto con música en vivo al son de la llovizna. La publicación bilingüe continúa aceptando trabajos en la dirección revista.faden@gmail.com.

Photobucket - Video and Image Hosting
Moncho Conde


Photobucket - Video and Image Hosting
Los editores Ricardo Ramos y Gabriela Sifre


Photobucket - Video and Image Hosting
El artista del pincel Frani Lugo


Photobucket - Video and Image Hosting
Gabriela Sifre y Yolanda Arroyo Pizarro


Photobucket - Video and Image Hosting
Los Blogueros


Photobucket - Video and Image Hosting
Inicios del teatro

Narradores puertorriqueños contemporáneos
Última entrega

La página web de Mario Cancel y Maribel Ortiz nos regala una última actualización. Ellos le llaman "un mapa para las letras del presente. O una bitácora en la cual se hacen los apuntes de rigor. En esta sección los visitantes encontrarán una muestra de la reciente narrativa puertorriqueña. Heredera o no de un pasado que no siempre se carga a cuestas, no cabe duda que se trata de voces alternativas."


Séptima entrega

José Liboy Erba, El candado de oro Pedro Cabiya, Historia de un diálogo inútil Andrés Díaz Marrero, La respuesta

Sexta Entrega

Tere Marichal Lugo, Ojo de sirena Walter J. Mucher, a mi primer dinosaurioCarlos López Dzur, Fray Juan y el reloj orgánico

Quinta entrega

Alberto Rodríguez Natal, Encuentros Moisés Agosto, Minerva Carlos esteban Cana Rivera, En ese día (Y ahora sigo esperando)

Cuarta entrega

Walter J. Mucher, cuento inmemoriable Maribel R Ortiz, bibliobasura José Liboy Erba, La bitácora del Volky Madeline Millán, Blues en rojo sobre Manhattan Carlos Canales, Freddy Nivelito

Tercera entrega

Yolanda Arroyo , Kamikaze Madeline Millán , Nadie como la abuela para pelar papas Ana M. Fuster Lavín , Revelaciones con whiskey Carlos Canales , La ley del revólver Yesenia Ramos Gutiérrez , Hijo de la luna Eva Georas , Los huesos del alma (Psihokókala) Rubis M. Camacho Velásquez, La marca de Caín Walter J. Mucher , el organillo Alfredo Villanueva-Collado , Adonis Pardo Sofía Irene Cardona, Descenso en ascensor

Segunda entrega

María D. Zamparelli, Y en el principio Yesenia Ramos Gutiérrez, Segunda piel Marioantonio Rosa, De Querencias (Contemplaciones contra el tedio) Maribel R. Ortiz, De cualquier malla sale Madeline Millán, La trenza Madeline Millán, Trilogía de cuentos del Caribe José Liboy Erba, El desfiladero José Liboy Erba, Santa Isabel Elidio La Torre Lagares, Cenotafio Mario R. Cancel, El viejo del bosque (fragmentos 8,9 y 10)

Primera entrega

Yolanda Arroyo, Rapiña José Borges , El evangelio según Matías Rubis M. Camacho, Los perros de la memoria Juan Carlos Fred-Alvira , Drive Lydia M. Iguina, Al final del camino Rodrigo López Chávez , Una casa con techo Maribel R. Ortiz, Gajes del oficio Yesenia Ramos Gutiérrez, Papel en blanco Camilo E. Santiago Morales , Sed María D. Zamparelli, En nombre del Padre

miércoles, enero 10, 2007

My son is not my son...
o una perreta cabrona porque ya no es mío.

Mami tomaba las tapas de las latas de galletas export sodas, les hacía tres rotitos, le ponía alambres y las enganchaba de la verja del balcón que pintábamos un lustro no y el otro tampoco. Allí, echaba el azúcar que repiqueteaban con sus boquitas piquillentas las reinitas que auguraban felicidad. Revoloteaban dentro y fuera. Alas cargadas de fertilidad, energía, y vida. Mis reinitas no traían malas noticias. Mucho menos, mala suerte.

Hoy me acordé de mami, y no se por qué, también me acordé del primer hijo que tuve. Mi nene, intento e invento de mi vientre vacío. Adoptado a voluntad mía y de nadie más. Ése, aquel que antes arrullé y que cuidé de heridas, y de caídas y de monstruos que salían del closet, hoy no me recuerda. No tiene por qué hacerlo. Hoy defiende otros instintos maternales amarrados por derecho a un papel que huele a abogados. Hoy me odiaría si supiera que soy la querida y no la legítima. Hoy me detestaría si supiera que sigo amando a quien por derecho de tiempos y herencias del reloj, se sigue estremeciendo sobre mi cuerpo.

Me echaría de la nueva familia por la amenaza que represento. Me botaría del american dream que suponen sus compartires con gente de otros colores, de otros tamaños, de otros estilos de vida mucho más alternativos que el mío. Tiene un hermanito al que no conozco, y posee una madre sustituta que llegó ayer, pero que le escucha sus romances de pubertad y sus entonaciones de futuro.

Mami me acuerda a los que se van para siempre. Si uno ha perdido a la madre, todo lo demás es accesorio. Todo lo que uno puede hacer es conformarse a perder el resto de lo que verdaderamente importa… los hijos. Algún día sucederá, lo otro carece de importancia.

Indefensa y resignada, hoy me doy cuenta que ya perdí al grande. Que es de otra. Que defiende a otra, y es como enterrarlo, como renunciar a él. No me escogería a mí, que limpié sus mocos y cambié sus pañales. Jamás. No apuntaría a mi rostro si tuviera que defender su hábitat. Su hábitat me cercena, me delimita, me sacude al éxodo. Estoy demás. He estado fuera de su vida lo suficiente.

Otras reinitas entraron a la casa. Hicieron un nido en el hueco del motor automatizado de mi portón que abre y cierra a control remoto. Hoy sí han traído malos augurios. No quiero hablar más del asunto, ni de nada más, por un buen rato.



Balcón De Mairym

martes, enero 09, 2007

Elidio La Torre Lagares en entrevista con Ciudadanoem

Elidio La Torre Lagares es un escritor galardonado por su narrativa y poesía en diversas ocasiones. Su última novela, Gracia (2004), es la primera obra de un autor puertorriqueño bajo el sello Oveja Negra, publicadora que diera a conocer a Gabriel García Márquez y a Isabel Allende, entre otros. Además, tan recientemente como 2002, quiso entrar en una nueva etapa, la de empresario, y fundó Terranova Editores.

El amigo Ciudadanoem ha hecho de Gracia, una de sus lecturas favoritas, y ha sido tan amable de compartir con los lectores de Boreales la entrevista que él mismo le hiciera a La Torre Lagares en su blog. Para leer la entrevista da un clic aquí.

Elidio también tuvo la gentileza, durante las pasadas semanas, de ofrecer consejos a los nuevos autores para nuestro blog Boreales. Puedes verlo y escucharlo en el video a continuación:

lunes, enero 08, 2007

Recuento Cultural del año 2006 en las letras de Puerto Rico

El gran amigo y talentoso escritor, Carlos Esteban Cana, hace un extraordinario Recuento Cultural del año 2006 en las letras de Puerto Rico. Vayan y visiten el Blog Bocetos de una Ciudad Silente de Ana María Fuster Lavín para que disfruten del banquete.

Carlos Esteban Cana

Alejarse


Photobucket - Video and Image Hosting
Imagen “I give Up” de Postsecret

Sé que te han detenido otras lágrimas y otros ruegos, lo sé muy bien. Conozco el sentimiento. Te han hecho elegir y has prometido. Has tenido que optar por su reclamo. Un cese y desista. Así, sin adiós y sin poder partir del todo, porque aún cuando no estoy cerca, regresas a olerme las palabras en estos espacios que nos servían de nido de acurrucamientos. Pero intentas cumplir con tu voto, que es mucho más importante que cualquier relación chueca anulada por el tiempo, y tienes mi respeto.

No debe ser fácil, pero lo entiendo. Sin embargo, te veo aún observarme distante, te veo virarme el rostro y continuar tu rumbo. Créeme, comprendo que es lo justo. Pero si hubiera sabido que aquella era la última vez que hablábamos, hubiera dicho otras cosas, cosas más importante, cosas con más significado. Te hubiera llamado “mi amor de siempre” y hubiese dicho “aquí esperaré, algún día, para cuando se pueda”. Te hubiese besado dando gracias por la canción “The space between” y “American Baby”. Y te hubiera obligado a besarme, a tocarme… te hubiese exigido un último orgasmo.

Pero nada de esto ha sido.

Espero que entiendas que no fue mi intención. Mi intención era proteger lo nuestro para que durara un milenio, era salvaguardarlo, era alejarlo incluso de mis propios eventos demonizantes. Era no exponerte, ni permitir mi exposición, porque eras mi joya escondida. La que me daba calor, alegría, la que me salvaba del tedio. La que soplaba aires de inmortalidad a mis pulmones cansados. Cuando necesité rescate, estuviste ahí. Y ahora ya no te tengo. Y ahora parece, que no voy a volver a tenerte…

viernes, enero 05, 2007

Llamaste



Llamaste anoche, y todo mi cuerpo hizo tremor; fui escalofrío y palpitación, mis nervios se encresparon, mi savia se derramó por encima y por debajo. Llamaste, y las tachuelas y escarpias que protegen mi corazón se derrumbaron. Otra vez. Nuevamente. Eres un por siempre.

miércoles, enero 03, 2007

Las Horas de Magali


Photobucket - Video and Image Hosting


De los eventos que más disfruté el pasado año 2006, fue conocer más en detalle a esta autora. Magali García Ramis nos habló de “Las horas del sur”, su último libro, que es un texto de ficción histórica enmarcado en las postrimerías del siglo XIX y principios del XX.

Los detalles que nos brinda sobre la gestación literaria de esta novela, son consejos invaluables que espero disfruten tanto como los he disfrutado yo.

En la foto, Magali García Ramis e Isamari Castrodad


Ver el video.


martes, enero 02, 2007

Sin mí


Es curioso… dentro de todo lo que me está pasando, este cambio de vida, este tremendo ajuste de cuentas que el tiempo quiere saldar conmigo, esta nueva faceta de mujer jefa de familia, no dejo de pensar en ti. No dejo de sentirme triste, disgustada, enojada porque otras manos te tocan, otros labios te celebran, otros brazos te festejan durante estos días. Odio la sensación, no quiero sentirla, pero no puedo evitarla. Ajuste de cuentas, y encima este tormento de saberte lejos y saberte sin mí.

lunes, enero 01, 2007

Acerca de mí

Mi foto
"Odio los fluidos que se me salen del cuerpo cada veintiséis días." Yolanda Arroyo Pizarro (Guaynabo, 1970). Es novelista, cuentista y ensayista puertorriqueña. Fue elegida una de las escritoras latinoamericanas más importantes menores de 39 años del Bogotá39 convocado por la UNESCO, el Hay Festival y la Secretaría de Cultura de Bogotá por motivo de celebrar a Bogotá como Capital Mundial del libro 2007. Acaba de recibir Residency Grant Award 2011 del National Hispanic Cultural Center en Nuevo México. Es autora de los libros de cuentos, ‘Avalancha’ (2011), ‘Historias para morderte los labios’ (Finalista PEN Club 2010), y ‘Ojos de Luna’ (Segundo Premio Nacional 2008, Instituto de Literatura Puertorriqueña; Libro del Año 2007 Periódico El Nuevo Día), además de los libros de poesía ‘Medialengua’ (2010) y Perseidas (2011). Ha publicado las novelas ‘Los documentados’ (Finalista Premio PEN Club 2006) y Caparazones (2010, publicada en Puerto Rico y España).

Seguidores