viernes, julio 31, 2009

Gabriel: ejercicio de taller





Cuando se atestigua un atardecer desde la terraza de la casa de Mairym, presta para la inmersión en el taller de escritura de narrativa transgresora, todo puede suceder. Desde que se lean textos inspirados en estos ejercicios, hasta la creación de otros engendros.

La tarea de escritura era:

1) un escrito con la voz de María, madre de Jesús, que se sorprende de lo que va creciendo en su vientre, como algo aterrador, y dice: "olor a Dios en mi vientre..." ó
2)imagina a una niña de 13 a 14 años, humilde, de sandalias gastadas, a quien le dicen que le crece un Dios en el vientre... cómo crees que se siente, qué cosas piensa, ¿quién es el Padre de ese ser que le crece? ó
3) eres un hombre o eres una mujer tomando este curso, imagina ahora mismo, que te comenzara a crecer un ser en el vientre... a tu edad, con tu sexo, hombre o mujer... escribe sobre eso.

Pero a veces, buscando entre esas mismas musas e ideas, se pare otra cosa. Aunque soy una de las facilitadoras, también soy inspirada. Creo que eso me sucedió a mí y por aquí va el asunto:

El título es “Gabriel”, pero los compañeros talleristas sugirieron otros tales como “La maculada” o “El intríngulis”. Sean ustedes los de la última palabra.

Gabriel
Por Yolanda Arroyo Pizarro


Quiere preñar una mujer
y yo lo amo
quiere metérsele dentro
llenarla de su gracia

Yo sé de su sabor a penetraciones
penetraciones sin parto
sin concepciones
musculatura de hombre
y nalgas de macho
y huecos de varón
a su imagen y semejanza
cuando él me posee

Voy a concederle un sueño
voy a facilitar su deseo
haré realidad su fantasía;
me colocaré las alas
bajaré del inframundo
y escogeré una virgen
le anunciaré cuan bendita es entre todas

jueves, julio 30, 2009

Lo que me cuenta Giovanna


Como les decía, por estos días Giovanna Rivero me envió un email. Compartimos varios puntos de vista y ha tenido la amabilidad de acercarme esta nota suya, y la de un escritor boliviano que ha tenido el detalle de reseñarme. Les dejo aquí la nota:


Dark Paranoid Park: Rapiña
Era un miércoles, mi día favorito, cuando recibí un precioso mensaje de la escritora puertorriqueña Yolanda Arroyo. Como no puedo con mi manía de cifrar la vida en códigos literarios, en señales cuyos significantes son tan arbitrarios como sus implicaciones, marqué esa carta como un pacto espiritual, una hermandad artística vigorosa. No recuerdo si le dije a Yolanda cuánto me impactó su cuento "Rapiña", que figura en la antología El futuro no es nuestro. Yo, que amo a las criaturas de la noche, acepté de inmediato al búho que hace de fallido ángel guardián en aquella escena de la violación de una niña. Ese búho ya forma parte de mi fauna familiar y ha interpretado otros dramas (aventuras menos terribles, por supuesto) en los cuentos que me invento para Irene, con una actitud "rapiña", pues no censuro mi deseo de cazar la carne creativa de otras ficciones.

No le dije eso a Yolanda debido a ese vértigo soso que genera el stress laboral y al arraigo venenoso del hábito de responder rápidamente, con cortesía más que con afecto, los correos electrónicos.

Pero, thanks to God, el escritor boliviano Wilmer Urrelo, quien figura en la versión digital de la antología, ha reseñado brevemente el libro y ha prestado especial atención a la sensibilidad de Arroyo. Acá va el texto.

El futuro no es nuestro
Por: Wilmer Urrelo

Nada comparable al futuro. Lo decían nuestros padres y seguro insistiremos con lo mismo a nuestra descendencia: «el futuro es tuyo». Claro que a ellos se les olvidó y a nosotros seguramente también se nos pasará por alto decir que el futuro está cada vez más oscuro y patético. Así mejor yo paso. Vaya destino el nuestro. Sin embargo, y pese a esta actitud de un Nostradamus algo colérico, hace poco salió en su edición de papel y en nuestro país la antología de cuentos de la nueva narrativa latinoamericana a cargo del peruano Diego Trelles Paz titulada El futuro no es nuestro (La Hoguera, 2009). ¿Una antología como cualquier otra? No sé, sin embargo a mí personalmente me gustó mucho la variedad de voces presentes en el libro. Y no sólo hablo de las nacionalidades (que me tienen sin cuidado) sino que la mayor parte de los trabajos presentes ahí son buenos, muy pocos los olvidables y un buen número excelentes. Ya sé que ustedes dirán que eso no es una novedad, que eso habitualmente pasa con este tipo de trabajos. Sí, es cierto. Pero hay algo más que me llamó la atención de El futuro no es nuestro y que, me parece, fue un tema que se trató el día de la presentación del mismo en la pasada Feria Internacional del Libro de Santa Cruz: las mujeres presentes ahí son las que mejor escriben. Y no lo digo como una ligereza o como una onda que tenga que ver con la equidad de género. Es realmente así. Y a las pruebas me remito.

El mejor cuento de la antología, desde mi perspectiva, se titula «Rapiña» y fue escrito por Yolanda Arroyo Pizarro, de Puerto Rico (alivio: ese país no sólo es el menso de Riky Martin) y luego de ella vienen unas tres o cuatro en la lista de destacables. Y si vemos con cuidado la mayor parte de los cuentos de las chicas (no les diré «doñas» por motivos de estricta sobrevivencia sentimental) nos percataremos que un tema es el recurrente (y bellamente tratado): la violencia. Ya con esto se termina de dejar atrás la imagen de la escritora tierna, de buenos sentimientos o lo que es peor (y que fue la peste literaria por muchos años) aquella cuya protagonista de sus ficciones hablaba con la abuela muerta hace años y la cual le daba consejos para afrontar la vida y que aparecía, indefectiblemente, volando por su habitación. Nones. Nada de eso. Chau Isabel Allende nos vemos en el infierno. Acá la violencia se llevó por delante a la vieja realista-mágica. El cuento de Yolanda así lo atestigua (sino díganme qué onda con el búho que aparece ahí mientras ocurre una violación) o bien con la chica a la que depilan en «Hojas de afeitar» de la chilena Lina Meruane. Sí, la propiedad del futuro no existe. Preocuparse por esas vainas es una pérdida de tiempo. Las ocho escritoras presentes en esta antología lo entendieron bien y aunque son minoría frente a los hombres (traducción feminista: pinches viejos) son sin duda lo más rescatable de este libro. Aunque no importa si el futuro tiene dueño o dueña. En literatura importa otra cosa: la calidad de lo que se escribe. O bien como diría un abogado chuquisaqueño: papelito canta. Y el papelito lo tienen ellas.


Leer más en:

http://dark-paranoid-park.blogspot.com/2009/07/rapina.html

miércoles, julio 29, 2009

De la mano de Lina Meruane



Lina me acaba de escribir. Me pide que intercambiemos libros. Ella no sabe que acabo de comprar su novela ‘Fruta Podrida’ desde Amazon, pero igual, yo le voy a pedir otro, el de cuentos ‘Las infantas’, y le enviaré alguno mío. Meruane es una de las mujeres escritoras con mejor fuerza narrativa que conozco. Acaba de regresar de Madrid y me pregunta por la amiga Marta Aponte Alsina con quien compartió una mesa en un congreso en Nueva York hace unos años. Ha sido todo un placer encontrármela y ser su compañera de Antología. Lean su cuento, un imperdible...

Sobre la camilla lo recuerdo. A mi padre. Me acuerdo de él mientras me tiendo intentando descansar. Aún turbada presto mi espalda a la ...




Lina Meruane
(Santiago de Chile, 1970)Es escritora y periodista cultural. Ha publicado el libro de cuentos Las Infantas (1998; 2008) así como las novelas Póstuma (2000, traducida al portugués), Cercada (2000) y Fruta Podrida (2007). En el 2004 recibió una beca de la Fundación Guggenheim para escribir esta última obra que, en el 2006, obtuvo el Premio a la Mejor Novela Inédita otorgado por el Consejo Nacional de la Cultura y de las Artes en Chile. Relatos suyos han aparecido en las antologías Salidas de Madre (1996), Relatos & Resaca (1997), Voces de Eros (1997), Se Habla Español (2000), Con Pasión (2000), Cuentos Chilenos Contemporáneos (2000), Cien Microcuentos Chilenos (2002), Pequeñas Resistencias III: Antología del Nuevo Cuento Sudamericano (2005), MicroQuijotes (2005), Usted está aquí (2007), así como en diversas revistas chilenas, extranjeras y electrónicas. Actualmente reside en Nueva York, donde se encuentra terminando su doctorado en Literatura Hispanoamericana. “De mano en mano” pertenece a su libro de cuentos Las infantas (1998).

martes, julio 28, 2009

Saboreando la sangre dulce de Giovanna Rivero



Giovanna y yo nos escribimos, luego de conocernos en la pasada Antología que Diego Trelles Paz reunió. Es adorable, y maldita. Maldita escribiendo. Escribe desde las vísceras, desde los ovarios hinchados. No deja que nadie le dicte ninguna norma. Rompe esquemas. Es buena, buenísima. Por aquí les dejo algo de sus huellas palabreras…

Sangre dulce
Por Giovanna Rivero

La cámara pestañeó dos veces. Su luminiscencia me hizo cerrar los ojos. En mi mente, el flash seguía arrojando relámpagos, si apretaba fuerte los párpados también podía ver soles y espirales. Silvia sonreía. Silvia era un murciélago feliz, el colmillo izquierdo le brillaba en la boca como un puñal diminuto. Su lengua asomaba por la ventanita que se formaba gracias al colmillo y a la ausencia de dientes delanteros.

-Cuando cumplamos onze, ezta foto noz va a dar vergüenza. Mi mamá ziempre dice que las fotos de loz ziete añoz dan vergüenza -dijo Silvia. Junto con las zetas escupía baba.

-¿Eso dijo tu mamá? Tu mamá está loca -dijo el padre de Silvia. Su padre venía una vez al año de algún lejano lugar de Sudáfrica, donde trabajaba como ingeniero de minas. No era, en verdad, un padre, un padre en el sentido total de la palabra. Pienso en mi propio padre y creo que jamás nos hubiera sacado fotos por el hecho de estar jugando en el patio, en calzones, picando gusanos con la navaja que le habíamos sacado a un tajador. Para el padre de Silvia todo era un paisaje, quizás porque venía de Sudáfrica y se asombraba de lo crecida que estaba Silvia. En secreto, yo me refería a él como Mr. Orange.

Leer más en:

piedepágina.com » Sangre dulce
Por Giovanna Rivero.
La cámara pestañeó dos veces. .... ahora sí y para siempre podría matar al irremediablemente imbécil de Mr. Orange.
PiedePágina • 2008.
www.piedepagina.com/redux/14/06/.../sangre-dulce/



Giovanna Rivero
(Santa Cruz, 1972)Estudió Comunicación Social y Periodismo en la Universidad Privada de Santa Cruz de la Sierra. Actualmente, con el auspicio de la beca Fulbright-LASPAU, cursa una maestría en Lenguas Romances y Literatura en la Universidad de Florida. Su obra incluye los libros de relatos Nombrando el eco (1993), Las bestias (1997, Premio Nacional de Literatura), Sentir lo oscuro (2002), Contraluna (2005) y Sangre dulce (2006); la novela Las camaleonas (2001); y el libro de cuentos para niños La dueña de nuestros sueños (2002). Cuentos suyos han aparecido, entre otras, en las colecciones: Antología del cuento femenino boliviano (1997), The Fat Man from La Paz. Contemporary Fiction from Bolivia (Nueva York, 2000) Voces de las dos orillas. Antología multilingue del cuento contemporáneo de escritoras de occidente (Valparaíso, 2000), Antología del cuento erótico boliviano (2001) y Pequeñas resistencias 3: antología del nuevo cuento Sudamericano (Madrid, 2005). Sus relatos “El secreto de la vida” y “Dueños de la arena” obtuvieron el Premio de Cuento del periódico Presencia en 1993 y el Premio de Cuento Franz Tamayo en 2005, respectivamente. Su último libro de cuento, Tukzon, historias colaterales, acaba de ser publicado.

Quiero ser como tú
Por: Jesús Rubén



Quiero ser como tú. Fuiste un revolucionario reformador de tu época y se empeñan en que reformes la mía. Transgrediste tu campo semántico para refugiarte en el mío. Algunos te odian, otros te ignoran y muchos no te creen. Pero, ¿sabes qué? Creo que quienes más te niegan son precisamente aquellos que con rabia violenta y pasión hiriente afirman creerte. Yo quiero ser como tú, pero como tú de la forma en que yo te veo.

Me fascina pensar que cuando de niño te caías te pelabas las rodillas, botabas sangre, llorabas y te salían llaguitas. Me gusta mucho saber que creciste en un hogar no tradicional, porque el que afirmaba ser tu padre tuvo que adjudicarse la paternidad a base de un cuento no muy distante de las historias de las cindirelas de Disney. Me gusta pensar que de adolescente, cuando te tocabas, te encumbrabas hasta alcanzar el estallar de la fuente de Afrodita. Me gusta pensarte hambriento, juguetón, de buen humor salpicado de encabronamientos serios y pasajeros. Me gusta pensarte discutiendo con tu madre por no estar de acuerdo con ella en todo lo que decía y mucho más con tu supuesto papá, porque a fin de cuentas no te pienso sometido, subyugado ni mucho menos manipulado.

Transformaste tu entorno, tu tiempo y tu espacio. Te exacerbaban y te deben seguir exacerbando las moralidades falaces e hipócritas. Te imagino hombre decidido, sarcástico y prepotente cuando frente a aquel grupúsculo de reprimidos apoyaste a la perfecta conejilla de Playboy del momento que debía ser castigada por puta. Te fuiste de su lado. ¿Acaso aquellos envidiosos no se preguntaban si el marido de ella le pegaba, la maltrataba mientras que el otro le regalaba conversaciones y momentos que alimentaran su autoestima y la hicieran sentir plena? A fin de cuentas todos tenemos derecho a ser respetados y si se quiere re-espetados porque, ¿y qué si su marido no era capaz de complacerla en el acompañamiento al recinto de Juracán, allí donde se esperaba encontrar con los vientos más fuertes, los oleajes más bravos y las termales fuentes de agua que debían agitar en lo más profundo? Quizás las piedras no le hubiesen dolido tanto. Me gusta pensarte amigo de quienes buscan la complacencia del alma y también la del cuerpo.

Aquellos que con violencia y pasión te siguen, a título tuyo quieren imponernos normas y estilos de vida que tú no abrazaste. “Hay que casarse, tener hijos, formar una familia y joderte por más de treinta años haciendo lo mismo por un par de pesos para tener la vida cuadrá”. Me pregunto por qué si por un lado te proponen a ti como ejemplo perfecto de vida a quien hay que emular, ¿por qué insisten tanto para que nos casemos? ¿Por qué la recalcitrante histeria y las malditas sospechas si no ha habido boda antes de los treinta? ¿Por qué las madres que nos parieron, y las que no también, con voces manipuladoras y de poca autorrealización nos dicen a diario que no se quieren morir sin ver hijos nuestros? Te visitan un promedio de tres veces por semana, pero se empeñan en empujarnos matrimonio e hijos cuando tú le huiste a eso como el diablo a la cruz. Me gusta que hayas sido diferente.

Y te pregunto, ¿qué crees tú del issue de la adopción? ¿Deberán dos personas del mismo sexo adoptar, o se lo dejamos sólo a parejas muchas veces disfuncionales e incapaces que sí pueden por el mero hecho de ser heterosexuales? ¿Apoyas a Tommy o a Jenniffer? Digo, te pregunto porque a ti, según cuenta el cindirella story te adoptaron. Es más, provenías de una composición familiar atípica que constaba de un Padre soltero que habita, como diría de Diego “en las cumbres del infinito”. ¿Qué hizo ese Padre? ¿Acaso no tomó un vientre prestado para que tú nacieras? Pues entonces no me explico el porqué joden tanto con Ricky por haber hecho lo mismo que hizo tu Padre, o con el pobre de Michael (by the way, me pregunto si estará acompañando a tu Padre o éste lo habrá rechazado), que tuvo los pantalones para mirar a los moralistas seguidores a la cara cuando le cuestionaron por las repercusiones que tendría en la vida de sus tres hijos, productos de vientres prestados igual que tú, la ausencia de una madre y responderle: “Ellos no necesitan una madre, me tienen a mí”. Pero como no pueden tragarse la idea de tu proveniencia de un Padre soltero, esos que te siguen en dirección contraria nos han querido atosigar a la pobre mujer pobre que prestó su vientre para que tú nacieras, como nuestra madre por excelencia. Pues entonces, ¡que aparezcan esas otras mujeres! ¡Ricky, Michael, búsquenlas para que sean nuestras madres! ¡Santas vientres prestados a Ricky y Michael, aparezcan, Dios las salven, llenas son de gracia!

Te gusta el vino y las tradiciones, a mí también. Me encantaría preguntarte qué sensaciones experimentaste cuando estando solo en una casa con dos mujeres, te acariciaron los pies con aceites aromáticos, o si te gustaba más estar con doce hombres como acompañantes diurnos y nocturnos para arriba y para abajo.

¿Sabes qué me gusta mucho de ti? Que nos pensaste y te nos acercaste a todos como iguales. Te imagino sentado en la mesa con tus doce acompañantes iletrados y del vulgo. Allí sentiste lo que duele una traición. Según pintan, en aquella mesa llevaste sobre tu pecho a quien declaraste tu amado. ¡Que sensación de ternura debió haberte embargado, y tu amado tenía dos colgantes, igual que tú!

Me gusta pensarte en aquella mesa, porque en ella estamos todos y todas, en el mismo lugar, en la misma posición. Aquella mesa me recuerda que todos necesitamos del poder de la palabra que alimenta el alma y también de lo que nos alimenta el cuerpo. Sí, tu mesa me recuerda el amor y la traición, la vida y la muerte, el cuerpo y el alma, la carne y la sangre, me recuerda a ti y también a mí, porque al igual que tú lo fuiste, yo quiero ser un Jesús.

lunes, julio 27, 2009

Frank McCourt

Por estar asmática, no me enteré hasta hoy que Frank McCourt había muerto el pasado 19 de julio. Su maravilloso libro “Las cenizas de Ángela” (Ángela’s Ashes) me hizo gran compañía en tiempos de fragilidad emocional. He aquí que le hago un tributo a su maravilloso legado narrativo. Frank, gracias.



When in doubt, write about a funeral.
—Frank McCourt, autor, Angela's Ashes

Angela's Ashes; A Memoir


Frank McCourt Biography -- Academy of Achievement -
Frank McCourt was born in Brooklyn, New York, to Irish immigrant parents. Unable to find work in the depths of the Depression, the McCourts returned to ...www.achievement.org/autodoc/page/mcc1bio-1 -

Resultados de imágenes de Frank McCourt


Resultados de vídeo de Frank McCourt


Frank McCourt - Writing About Poverty
4 min 21 swww.youtube.com


Frank McCourt - Teacher Man
77 minvideo.google.com


Frank McCourt
7 minwww.youtube.com


Resultados de noticias que contienen Frank McCourt

Frank McCourt: el adiós al autor de "Las cenizas de Angela"‎ - hace 6 días
Sus antiguos estudiantes dirán que Frank McCourt, que falleció este domingo por una meningitis, estaba tan resuelto a desentonar como para declarar, ...Clarín.com - 237 artículos relacionados »
INSULTOS SOBRE LAS CENIZAS DE FRANK‎ - elmundo.es - 81 artículos relacionados »
n Frank mccourt estaba muy orgulloso de haber encontrado su lugar ...‎ - La Nueva España
Falleció Frank McCourt, autor de 'Las cenizas de Ángela'
El escritor Frank McCourt falleció este domingo a la edad de 78 años, según informa The New York Times. El autor, que estaba recibiendo ...www.papelenblanco.com/.../fallecio-frank-mccourt-autor-de-las-cenizas-de-angela -

jueves, julio 23, 2009

Solumedrol inyectable y la Jeftanovic


Es una noche de desvelo por los medicamentos del asma. El solumedrol inyectable y la epinefrina rompen el broncoespasmo y me hacen respirar mejor, pero me despejan de los poderes de Morfeo y heme aquí, leyendo y enamorándome más de las letras en esta madrugada.


La casa está muy sola. Aurora comparte con el pedazo de lo que se ha convertido en su “otra familia”, ahora con esto de la división de las relaciones paterno filiales post divorcio. Mi nuevo amor anda en otra obligación familiar con su señora madre, lejos de mi cobijo. Tengo esta noche los brazos huérfanos y la mirada lejana. Ni siquiera está el gato, porque me da alergia y empeora los síntomas. El fantasma de mi propia madre, que a veces me acompaña, no se pasea por la casa hoy, quizás azorada también por los polvos del Sahara, o disgustada por el temblor de tierra de ayer, o es posible que alarmada por los estragos del virus de influenza A que mantiene en jaque a nuestros congéneres.


En fin, aquí les dejo esta lectura de una colega chilena extremadamente talentosa. Toca el tema de la transposición de roles sobre la maternidad, en términos que la utiliza en un contexto poco tradicional, transgresor, esboza el acto de co-creación en término contra-corriente, incluso el acto de lactar lo esboza en un marco sexual. Un texto encantador.



piedepágina.com » Marejada
Marejada. Por Andrea Jeftanovic. "Nada bueno puede augurar un llamado a medianoche. Y que de fondo se escuchen sirenas de ambulancia."


Andrea Jeftanovic
(Santiago de Chile, 1970)Es socióloga de la Universidad Católica de Chile y doctora en literatura hispanoamericana de la Universidad de California, Berkeley. Ha publicado las novelas Escenario de guerra (2000; premios Juegos Literarios Gabriela Mistral, Consejo Nacional del Libro), y Geografía de la Lengua (2007) y el conjunto de relatos Monólogos en fuga (2006). Cuentos suyos han aparecido en diversas antologías nacionales y extranjeras, tales como Desafueros (2000), Ecos Urbanos (2001), En Español (2001), Cien Microcuentos chilenos (2002), Cuentos Eróticos (2005) y No es una antología. Paisaje real de una ficción vivida (2007). Como autora ha sido invitada a las Ferias del Libro de Guadalajara 2004 y Lima 2005, y a la Universidad de Arizona, Universidad Nacional de Colombia, Centro cultural latino de San Francisco, Unión de Escritores y Artistas en La Habana. También ha recibido becas de pasantía para estadías en Brasil, Portugal y España. Actualmente es académica de la Universidad de Santiago, dicta talleres y escribe un libro de entrevistas y testimonios con apoyo del Fondart titulado “Conversaciones con Isidora Aguirre”.

viernes, julio 17, 2009

8º Certamen Internacional de Poesía y Cuento Breve de MisEscritos

31 de agosto de 2009

1. Podrán participar autores
argentinos y extranjeros, radicados en cualquier lugar del mundo.

2. Las obras deberán estar escritas en idioma castellano.

3. Cada autor podrá participar en
ambos géneros, con una sola obra por género. La
extensión máxima será la siguiente:
• Poesía: hasta 35 líneas.
• Cuento: hasta 70 líneas.

4. La participación es libre y gratuita.

5. Las obras y datos del participante
deberán ser enviados por correo electrónico a
concursos_misescritos@yahoo.com.ar de la siguiente manera:
• En un archivo Word (denominado
“obra”) la/s obra/s a concursar, diagramada para
papel A4, con tipografía Times New Roman, tamaño
12, (no dar formatos especiales al texto:
tabulaciones, bordes, sombreado, etc.), con
márgenes simétricos de 3 cm cada uno, sin ningún
tipo de identificació¬n del autor.
• En otro archivo Word (denominado
“autor”), los datos personales completos del
participante: Apellido y nombre, domicilio
completo, teléfono (fijo y celular), correo electrónico.
Quienes no dispongan de correo electrónico podrán
enviar la obra y los datos en un CD o disquette a
nombre de Cristina Beatriz Monte, Av. Chiclana
3499, 3r piso, Dpto. B, código postal 1260,
Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina.
Quienes no dispongan de PC, podrán enviar su
participación mecanografiada, al domicilio antes
mencionado. No enviar curriculum pues el mismo no
será tenido en cuenta al momento de la evaluación
de la obra por los miembros del jurado.

6. Se establecen los siguientes premios:
• 1r premio: plaqueta y diploma.
• 2º a 5º premio: medalla y diploma.
• Menciones de honor: diploma.
• Finalistas: certificado.

7. El plazo de inscripción cerrará el
31 de agosto de 2009, para lo cual se tendrá en
cuenta la fecha del matasellos del correo, en los casos pertinentes.

8. El jurado estará integrado por
escritores del ámbito local. Su fallo será inapelable.

9. Ediciones Mis Escritos costeará la
edición de las antologías resultantes del
certamen, por lo cual al inscribirse el autor
está autorizando la edición de su obra. La
adquisición de ejemplares de la antología no es
obligatoria ni vinculante al resultado del
certamen ya que la misma se presentará en el mismo acto de premiación.

10. El acto de premiación y
presentación oficial de la antología se realizará
en fecha, lugar y horario a designar.

11. Con la sola participación el autor
acepta las presentes bases. Cualquier
circunstancia no prevista en éstas será dirimida
por Mis Escritos a su solo arbitrio.

12. Para consultas dirigirse a concursos_misescritos@yahoo.com.ar

Quererte desde el orificio
Por José H. Cáez, escritor invitado



Quererte desde el orificio es quererte desde el principio, animalhombre, bestia alada y coleada, escamosa y agallada. Quererte desde el orificio es quererte como el marinero quiere a la sirena. Es huirte de vez en cuando por el miedo simple de quererte, por el miedo simple de entregarme a la canción melodiosa y oleada que te nace en las costillas y te aflora en la garganta. Pero una vez ahí, la historia es distinta. Quererte desde el orificio cuando la historia es distinta, es perderse por completo en la simpleza de tu rostro fugado de alguna pintura endiosada. Así te pienso yo a veces, como un numen poseidónico que se atribuye a sí mismo el poder de las aguas, el poder de todas las aguas, el poder de mi cuerpoagua. Dices que te gusta como mi cuerpoagua se animala y precipita sobre tus manos callosas y manchadas de la pintura con la que coloreas el fondo de tu reino. Tu carne es el manjar de mi huída, tus manos son el golpe tsunámico que se me viene encima cuando decides destronarte e igualarte a los mortales. Pero hasta siendo mortal, embistes cual toro al ruedo, salvaje y por instinto. Me vuelvo una porquería cuando te muerdes el borde derecho de tu labio inferior y reconozco en tu mirada tiburona que tu boca pide carne. Se me derrite la piel cuando la cara se te hinca de tanta sangre corriéndote por las venas. Es esta antropofagia que subvierte papeles, es la que dices que no encuentras en otros.

Quererte desde el orificio, es quererte desde tu olor a reciennacido, a mangle, a playa escondida en algún rincón del nuncajamás; es quererte con tu olor a sudor, con las gotas que se resbalan una a una por mi espalda. Algo me sucede cuando halas el pelo, cuando tu ojos se desorbitan, y el quejido es minúsculo y la exhalación agitada. Algo te sucede cuando mis hombros ceden al temblor, cuando muerdo la sábana. Quererte desde el orificio es hacerlo desde el origen, la apetencia de lo profundo en los huesos, desde el anonimato; quererme desde ti.

miércoles, julio 15, 2009

Elegía a Juana la Loca

A Federico García Lorca

Soy la infanta de Castilla y Aragón
Celosa de las manos del hombre que me pertenece
Celosa de su falo, mi hermoso
No quise ser como los hombres quisieron que yo fuese
No jugué al escondite con mi ser
Fui loba
Arrebaté; usurpé
Arranqué cabellos largos de otra
y escupí rostros
abofeteé intrusas
tomé lo que es mío para mí

Me tildaron de quincallera, desquiciada y delirante
velé sus ojos mancebos
dormidos en la muerte
besé sus labios antes del embalsamamiento, y después
probé su lengua fría
cerré mi corazón; ya para nadie más
escondidos en la tienda real
moví sobre sus caderas las mías
y permití que entrara toda su frialdad tiesa
en mis concavidades

muero altiva, exigente
mío de mí, sigue siendo este hombre

jueves, julio 09, 2009

Asma y Sahara

Pudiera escribir que son los nombres mitológicos de dos Diosas amantes. Asma y Sahara. Y hasta pudiera decir que ambas deidades han subsistido hasta nuestros días empotradas en un sincretismo, no católico, sino testigodejehovaeño. Y que poseen equivalentes divinos en el budismo, espiritismo y ascetismo. Y que dirigen un culto de mitómanos andróginos y androides. Y hasta podría comentar que su omnipotencia les ha concedido inseminarse mutuamente, creando dos cigotos separados y unificados, y que una vez realizada la unción – unión, han dado a luz una raza superior de féminas autosustentables física, emocional y sexualmente cuya criatura no es un Cristo, sino una Crista, una Caudilla, una Pastora, una Mesías con nombre de tetragramatrón hebrea-palestina-egipcia-romana-boricua que en sánscrito quiere decir Aurorae.

Pudiera decir todo eso, pero en vez… hablaré de la realidad, menos magnificada. Los polvos del desierto del Sahara mantienen mis pulmones delicados. Puedo escuchar el ruidito asmático que hacen cuando respiro. El pitito. El jadeo. La falta de aire.

lunes, julio 06, 2009

Sotaneros a la vista: Aplauso, plis...

La última revista El Sótano está riquísima. No se la pueden perder. Cómprenla en La Tertulia de Viejo San Juan o Río Piedras. También la vi en la Librería Mágica. Escribiré en detalle, más adelante, sobre la misma, pero en su totalidad está suculenta, les adelanto. Y el cuento del amigo Juan Carlos Quiñones, con un título cinematográfico que termina en “Encerrado” plagado de hiperrealidad y fragmentaciones del sujeto narrativo es de lo mejor que he leído por estos lares.


Photobucket

El síndrome Chéjov: Lunáticos: Novela inédita de Marta Aponte Alsina.

He realizado el siguiente descubrimiento caminando por la red. Felicidades, Marta.

El síndrome Chéjov: Lunáticos: Novela inédita de Marta Aponte Alsina.

viernes, julio 03, 2009

Cuarto Campeonato Mundial del Cuento Corto Oral


4to Campeonato Mundial del Cuento Corto Oral
Bases y Jurado
Patrocinado por la Universidad del Sagrado Corazón,
el Grupo Editorial Norma y la librería La Tertulia
10 de julio de 2009 - 6:00 PM
Sala de Facultad de la Universidad del Sagrado Corazón, Santurce, Puerto Rico



1. Podrán participar escritores mayores de 18 años de edad con un solo cuento escrito en prosa.
2. El tema será libre, pero no incluye cuento infantil.
3. Cada cuento deberá ser leído por el propio autor.
4. Cada participante deberá inscribirse en la mesa de registro y entregar un original y seis copias de su cuento.
5. El horario de inscripción será de 6:00 a 7:00 de la noche en la Sala de Facultad del edificio Barat Sur en la Universidad del Sagrado Corazón.
6. Los cuentos deben ser propios y originales, en lengua española, de no más de una página de 8.5 x 11 pulgadas, a espacio doble y en letra de 12 puntos. Los márgenes serán de una pulgada arriba, abajo y a los lados. Los cuentos que no cumplan con estos requisitos serán descalificados.
7. Cada cuento debe estar identificado arriba, después del título, con el nombre o el seudónimo del participante. No se aceptarán participaciones con portadas apartes.
8. Debido a la gran cantidad de participantes potenciales, de siete a ocho de la noche el jurado leerá todas las participaciones y hará una preselección de 30 cuentos.
9. Los participantes preseleccionados leerán sus cuentos frente al público y al jurado.
10. El jurado seleccionará un cuento ganador y podrá otorgar menciones honoríficas.
11. El ganador recibirá un premio de trescientos dólares cortesía del Grupo Editorial Norma.
12. Los participantes que reciban menciones honoríficas recibirán, cada uno, un crédito de cien dólares cortesía de la librería La Tertulia.
13. El fallo del jurado será final e inapelable.
14. No se devolverán copias ni originales.
15. Los cuentos ganadores podrían ser publicados sin compensaciones adicionales.
16. No podrán participar los organizadores del evento, los familiares de los jueces ni ningún empleado de la Universidad del Sagrado Corazón, del Grupo Editorial Norma ni de la librería La Tertulia que haya tenido relación directa o indirecta con la organización de esta competencia.
17. La Universidad del Sagrado Corazón se reserva el derecho de descalificar cualquier participación o participante.


Jurado del Cuarto Campeonato Mundial del Cuento Corto Oral
Compondrán el jurado María Cristina Moreno Villarreal, editora de Cultura de El Nuevo Día; David Ashe Freire, gerente general para el Caribe y Estados Unidos del Grupo Editorial Norma; y Alfredo Torres, presidente de la librería La Tertulia.

Día, hora y lugar
El Cuarto Campeonato Mundial del Cuento Corto Oral se llevará a cabo el viernes, 10 de julio de 2009, a las 6:00 PM, en la Sala de Facultad de la Universidad del Sagrado Corazón, Santurce, Puerto Rico.

Información adicional
Para dudas o más información, comunicarse al 787-728-1515, extensiones 2333, 2314 y 2150, ó escribir a la profesora Consuelo Martínez Justiniano, coordinadora del Programa de Maestría en Creación Literaria de la Universidad del Sagrado Corazón: cmartinez@sagrado.edu.

Acerca de mí

Mi foto
"Odio los fluidos que se me salen del cuerpo cada veintiséis días." Yolanda Arroyo Pizarro (Guaynabo, 1970). Es novelista, cuentista y ensayista puertorriqueña. Fue elegida una de las escritoras latinoamericanas más importantes menores de 39 años del Bogotá39 convocado por la UNESCO, el Hay Festival y la Secretaría de Cultura de Bogotá por motivo de celebrar a Bogotá como Capital Mundial del libro 2007. Acaba de recibir Residency Grant Award 2011 del National Hispanic Cultural Center en Nuevo México. Es autora de los libros de cuentos, ‘Avalancha’ (2011), ‘Historias para morderte los labios’ (Finalista PEN Club 2010), y ‘Ojos de Luna’ (Segundo Premio Nacional 2008, Instituto de Literatura Puertorriqueña; Libro del Año 2007 Periódico El Nuevo Día), además de los libros de poesía ‘Medialengua’ (2010) y Perseidas (2011). Ha publicado las novelas ‘Los documentados’ (Finalista Premio PEN Club 2006) y Caparazones (2010, publicada en Puerto Rico y España).

Seguidores