sábado, mayo 29, 2010

La crueldad del mundo en los cuentos de Luis Negrón

El libro ‘Mundo Cruel’ fue utilizado en el taller de “Cuentos contra la Homofobia’ durante la III Jornada Educativa contra la Homofobia.




La crueldad del mundo en los cuentos de Luis Negrón
Por Yolanda Arroyo Pizarro


El mundo no es cruel, si se tiene a Luis Negrón y a su libro opera prima. El ejemplar es un testimonio vivo de que el arte puede guardar congruencia con el talento. El objeto libro de este autor ha sido trabajado con la rigurosidad del alfarero perfeccionista: portada y contraportada en sincronía de título 360, obra fotográfica de presentación y conclusión alineadas con el furor de la cronología pedestre, letra fuente de interior y exterior elegantes, comentarios bautizantes nivelados que dan relieve y destaque al artista a presentarse, y por último, la savia misma: nueve cuentos bien dotados.

Me di cuenta que no tengo favoritos, porque todos me gustan. Todos sin excepción. Simpatizo con la perra Guayama y su dueño, en un intento perpetuador de presencias. ¿Cuántas cosas no quisiéramos disecar, dejarlas en un lugar donde pueden ser observadas, donde darían testimonio inequívoco de que en efecto ocurrieron y no son parte de nuestra imaginación parejera? ‘Guayama’ me hace sentir memoriada, con deseos de que nunca me de Alzheimer. Poder guardar cada recuerdo, gastar todos los recursos necesarios para el logro. Y una dosis de humor, que es importante y necesaria para pasar los malos tragos.

De malos tragos sabe Luis Negrón, por eso escribe los cuentos ‘Mundo cruel’, ‘El elegido’ y ‘Botella’. Por este mundo famélico e hipócrita que nos recuerda en cada vuelta al sol, cuanta ingratitud puede atacarnos. ‘La Edwin”, un magistral despliegue de morbosidad en el chisme, nos muestra una traición a la intimidad, un relevo de secretos desnudados. Es un texto cargado de mucha hilaridad pero mucha instrospección.

Hacía años que no me reía tanto con un buen libro. Yo creo que para eso existe la literatura. Para que gente como Luis Negrón entre a nuestra casa, a nuestra habitacion, por nuestros ojos y nos obliguen a hacernos una radiografía de nuestra humanidad. Y de paso, que nos convenza de burlarnos de nosotros mismos.

Mundo cruel puede comprarse en Librería Magica al extraordinario precio de $9.95. Esto, y el hecho que el mismo fue impreso en Puerto Rico, son otras marcadas características que se suman la obra.

jueves, mayo 27, 2010

A priori - Medialengua


A Priori

Este trabajo recoge poco más de un año de intervenciones en el blog Boreales, ejercicios de literatura confesional a cargo del taller de Mairym Cruz Bernall, ejercicios del taller de Escritura Transgresora que dicté durante el 2009, narraciones inducidas durante la peña literaria reunida en los cuarteles de Mayra Santos Febres, e intercambios contestatarios entre esta servidora y los artistas Jesús Santiago, Javier Febo, Isaac Cazorla, María de Lourdes Javier, Anelís Hernández, José Cáez Romero y Mayda Colón.

Fue geográficamente escrito entre Puerto Rico, Miami, Orlando, Atlanta, Washington D.C., Sevilla, Huelva, Madrid, Panamá y París. Los aposentos de la amiga escritora Karla Suárez y su compañero de vida, el también escritor José Manuel Fajardo dieron el golpe de gracia para la culminación del mismo alrededor de los Campos Eliseos, el río Sena, la Torre Eiffel y el Louvre.

Una delirante charla con la boliviana Giovanna Rivero y la chilena Andrea Jeftanovic a través del correo electrónico, junto a una alucinante cena en Bebo’s Café de la Calle Loiza en Santurce, con el amigo argentino Andrés Neuman, trascendieron las partes finales y dieron cierre a las puntadas sueltas.

Este trabajo es también un homenaje a Mario Bellatín, escritor a quien sigo con ahínco y vehemencia, y al que algún día conoceré en persona.

Place Parmentier, 92200. Neuilly-sur-Seine

lunes, mayo 24, 2010

Crónica de la Palabra y la Desmemoria: por Jorge David Capiello-Ortiz

con mucho agradecimiento a NESTOR BARRETO.

Palabras

1. En un artículo titulado Palabras para un festival y publicado el 2 de Mayo en El Nuevo Día mi vecina y escritora Ana Lidia Vega comenta que, “Hemos pasado de las capillas críticas de acceso controlado a las convocatorias masivas modeladas en las ferias industriales o los conciertos de rock”. Ante el texto muchos aplauden y unos tantos otros abuchean. Yo sólo quiero preguntar, ¿quién presentó en el 1994 en Casa Papirus las “Falsas crónicas del sur” con todo y comparsa por las calles del Viejo San Juan?

2. Más adelante añade, “el cheche indiscutible de los nuevos encuentros interactivos es el autor. La presión editorial para que él mismo (autor) sea quien se encargue del mercadeo de sus obras ha terminado por asignarle el papel de performero”. A lo que concluyo que posiblemente la desmemoria, en este caso la de la autora del artículo, sea parte del aludido performance. Pero por aquellos dados al comentario crítico añado yo, acaso de alguna manera el acto del performance, con el solo hecho de ser llevado al “happening”, a la escena-evento, ya deja de ser un acto aislado y privado para convertirse en espacio de contacto, debate e intercambio. Por mencionar sólo uno de los muchos teóricos que se acercan al fenómeno, es Nestor García Canclini quien, en su “Entrar y Salir de la Modernidad 101”, plantea lo necesario de que el autor cree conciencia sobre lo importante de consolidar los procesos de factura-producción-circulación-distribución de las obras para dar al mismo la autonomía necesaria de no tener que pintar retratos de reyes y obispos a cambio de mecenazgos servilistas. Lo contrario sería volver a los gastados y románticos discursos de la distribución de labores por castas o tener que resucitar a Werther para que se vuelva a suicidar como romántico gesto de amor al arte.

3. Por si fuera poco el olvido, dice la autora que, “Tras el glamour festivalero, se ocultan las duras verdades del oficio. Cada vez hay menos librerías, menos lectores, menos posibilidades de publicación y difusión. Las condiciones laborales del gremio plumado están entre las peores del mundo artístico. Las regalías y los honorarios escasean. Quienes se lucran del trabajo de los escritores pretenden que éstos renuncien, por supuestas motivaciones filantrópicas, a su justa y necesaria remuneración”. Entonces el problema no es si vendemos o escribimos, sino, si nos hacemos o no los rolos. No creo que haya mucho más que añadir al asunto.

4. Por otra parte, se alude a la cuestión política diciendo lo siguiente: “Puesto que el Festival homenajea expresamente a la palabra, conviene recordar el contexto histórico que lo enmarca. Desde los tiempos de la colonia española hasta los de la colonia americana, la prensa y la literatura puertorriqueñas han sobrevivido bajo la sombra siniestra de la vigilancia oficial. Destierros y prisiones, carpetas y mordazas abultan un expediente infame de criminalización y represión de la palabra oral y escrita. La persistencia de la censura nos ha legado una tendencia igualmente terca al eufemismo y la evasiva”. Y la pregunta obligada es, ¿a quién durante los duros setentas correspondía la imperiosa necesidad de contextualizar históricamente la represión, los macanasos, el carpeteo y la mordaza mientras tenía que cumplir con la ineludible responsabilidad de representar dignamente la patria viajando el mundo como embajadora de Casa de las Américas? ¿Dónde está el fruto político de semejante gesta? ¿Dónde los festivales, dónde la salida de nuestra literatura más allá de las generosas palmaditas en la espalda de un selecto grupúsculo setentista que no sólo llego a la prensa de Seix Barral, sino que copó todas las editoriales locales cerrando el cerco hasta hacerlo infranqueable? “De esas manos nos salió la patria” y como la necesidad es madre de la inventiva así como del hambre, aparecieron las revistas de los 80’s, Isla Negra, Terranova y otras tantas editoriales.

5. Por si fuera poco, continua diciendo, “Todo gobierno tiene la responsabilidad de patrocinar las artes. Y es bueno y saludable que la asuma. Pero, ante la coyuntura que vivimos, demasiada ingenuidad puede resultar peligrosa”. Imagino que habría que esperar, como todo buen puertorriqueño, “CUATRO AÑOS MÁS” o “CUATRO MÁS” o “CUATRO MÁS” y etc.

6. Finalmente comenta: “No obstante, cabe esperar que la celebración sea algo más que un aparatoso proyecto de turismo intelectual”. Es decir, y en eso todos estaremos de acuerdo; cabe esperar que el evento haya sido lo que nunca antes ha sido un evento literario en el país.

Inventar la memoria

7. Por otra parte los festivaleros lograron unir más de nueve editoriales alternativas (sí, nueve: Isla Negra, Quimera, Carimar, Preámbulo, Libros de la Iguana, queAse, Identidad, Agentes Catalíticos, Aventis…), más de cinco publicaciones alternativas (revistas Crudo, Bacanal, AC, Hotel Abismo, periódico El Poeta…) y más de diez publicaciones autogestionadas que no podían pagar el costo de espacio.

8. Firmamos, leímos y vendimos libros para todos los que entraron libre de costo a nuestro espacio dando la posibilidad de nuevas lecturas así como de nuevos lectores sin la mediación de libreros, distribuidores y al contado.

9. Se consolidaron lazos de colaboración con expectativas de catálogos en común, tienda virtual en común para pequeñas editoriales, fluido efectivo de información sobre costo efectivo y mejoramiento de las impresiones, entre otras cosas.

10. Al menos un libro de una editorial muy pequeñita va de camino a Alemania bajo el brazo de la más importante traductora del castellano a lengua germana.

Creo que mientras algunos vecinos siguen estando lejos, el Festival de la Palabra necesitaba más manos y menos palabras.

Pronto: La despedida de Mariana



Awilda Cáez presenta Adiós, Mariana y otras despedidas
San Juan, PR. 24 de mayo de 2010: Editorial Pasadizo anuncia la publicación y presentación de Adiós, Mariana y otras despedidas, de la escritora puertorriqueña Awilda Cáez. Esta obra recibió el 1er premio en el Certamen Interuniversitario de Literatura, auspiciado por la Universidad de Puerto Rico, Rio Piedras, en el 2009.

Romance, humor, pesadillas, deseos y aventuras definen las vidas de los personajes de estos dieciocho cuentos. Las ciudades son escenarios en los cuales vicios y virtudes se destapan ante la proximidad que permite la densidad poblacional de la vida urbana.

Acerca de la obra, el destacado escritor peruano radicado en España, Fernando Iwasaki, comenta: “Son relatos divertidos e inteligentes, pero en esencia melancólicos; como esa mujer que sueña con besar al sapo para sumergirse para siempre en la imposible felicidad de la charca. Adiós, Mariana y otras despedidas es un libro tan bello y persuasivo, que no puedo dejar de croar”.

La presentación oficial del libro se realizará el miércoles, 2 de junio de 2010 a las 7:00 p.m. en la Sala de la Facultad de la Universidad del Sagrado Corazón en Santurce. En la misma participarán los destacados escritores Luis Saldaña, Ana María Fuster, Maira Landa, Emilio del Carril, Yolanda Arroyo Pizarro y Christian Ibarra. Junto a ellos estará la periodista Mildred Meléndez.

Awilda Cáez es narradora, editora, empresaria y promotora cultural. Sus cuentos y columnas de opinión han sido publicados en periódicos y revistas locales. Ha ganado certámenes de cuento y dramaturgia, además de participar como jurado para varias competencias de literatura. Durante tres años moderó el programa de radio Tardes de Tertulia, por 11Q y ha sido presentadora de actividades literarias para la Universidad del Sagrado Corazón, Ediciones Puerto y el Instituto de Cultura Puertorriqueña. Se graduó con un Bachillerato en Administración de Empresas de la Unversidad de Puerto Rico en Rio Piedras y posee una Maestría en Creación Literaria de la Universidad del Sagrado Corazón.

El libro está disponible en Librería La Tertulia, amazon.com y próximamente en Borders.

Contacto:
Lourdes C. Rodríguez
(787) 579-1802

viernes, mayo 21, 2010

Libertad de expresión, poder y censura:
Letralia celebra sus 14 años con un libro digital

Libertad de expresión, poder y censura
Letralia celebra sus 14 años con un libro digital

Este 20 de mayo se cumplen 14 años desde la primera edición de Letralia, Tierra de Letras, la revista de los escritores hispanoamericanos en Internet. Para celebrarlo, la primera publicación electrónica venezolana acaba de lanzar el libro conmemorativo Libertad de expresión, poder y censura, una colección de textos sobre el derecho a la libre expresión.

“En Letralia creemos que la vulneración, por parte del poder, de los derechos ciudadanos, debe ser combatida haciendo uso precisamente del derecho a la libre expresión. El silencio es el refugio de los desvalidos, pero también es la madriguera de los cómplices. Este libro es entonces, de alguna manera, nuestro aporte a la lucha permanente contra el silencio”, dice el editor Jorge Gómez Jiménez en la presentación.

De 297 páginas en su versión PDF, el libro reúne testimonios, ensayos, relatos y poemas de 34 autores de 11 países. Por Venezuela están incluidos los escritores Wilfredo Carrizales, Alberto Castillo Vicci, Marianne Díaz Hernández, Juan Guerrero, Alberto Hernández, Manuel Llorens, Armando Quintero Laplume, Dulce María Ramos Ramos, Carlos Rivas, Pedro Enrique Rodríguez y Pablo Sánchez Noguera.

Además, participan Ángela Gentile, Yvette Schryer y Andrea Zurlo, de Argentina; Ana Rosa López Villegas, de Bolivia; Ulises Varsovia, de Chile; Dixon Acosta, Edda Cavarico, Amparo Osorio y Francisco Pinzón-Bedoya, de Colombia; María Bonilla, de Costa Rica; Yosbany Vidal García, de Cuba; Miguel Aguado Miguel, Estrella Cardona Gamio, Sara Gil Gracia, Mario Herrero, Florentino Gutiérrez Gabela, Alfonso Ramírez de Arellano y José Ruiz Guirado, de España; Servando Ortoll y Tomoo Terada, de México; Yolanda Arroyo Pizarro, de Puerto Rico, y Roberto Bennett y Horacio Centanino, de Uruguay.

El libro ¬que es, además, una forma de homenajear al escritor, docente y abogado venezolano Argenis Daza Guevara, quien en 1990 hiciera un profundo análisis sobre el tema en Poder, libertad de expresión y censura¬ puede ser leído directamente en la Web en la dirección www.letralia.com/ed_let/14 o descargarse en formato PDF, siendo gratuitas ambas opciones. Libertad de expresión, poder y censura es el número 8 de la colección “Especiales” y el número 53 del sello Editorial Letralia.


Jorge Gómez Jiménez
JorgeLetralia • Facebook • Twitter
Editor de Letralia, Tierra de Letras • http://www.letralia.com
Letralia en Facebook: http://www.facebook.com/group.php?gid=26254727016

El libro digital puede ser consultado aquí:

jueves, mayo 20, 2010

La Universidad de la que no se habla
Por Aurora Lauzardo

A las personas que durante las últimas semanas han hablado de la Universidad de Puerto Rico desde la más absoluta desinformación y, sobre todo, a quienes puedan pensar que la Universidad de Puerto Rico es una carga para el país, les presento el Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico, la Universidad de la que no se habla, la Universidad en la que estudié y en la que trabajo hace 20 años.

¿Sabía usted que el Recinto de Río Piedras fue clasificado por la Carnegie Foundation for the Advancement of Teaching como Institución Doctoral Comprensiva de Alto Nivel de Investigación? Para quienes no sepan qué significa esto, les remito al informe de 2006 del Recinto de Río Piedras en el que se explica que “esta clasificación confirma la posición de liderato que ostenta el Recinto en el área de generación y divulgación del conocimiento. Esto le permite contribuir al desarrollo social, cultural, científico, tecnológico y económico de la sociedad puertorriqueña y a la comunidad internacional.” ¿Sabía usted que nuestro recinto es el único en Puerto Rico clasificado bajo esta categoría?

¿Sabía usted que nuestro recinto atiende a sobre 20,000 estudiantes por año, de los cuales, unos 16,000 son estudiantes de bachillerato y 4,000 son estudiantes graduados?
¿Sabía usted que los estudiantes de nuestro recinto tienen el índice de admisión más alto del país? Es decir, que nuestros estudiantes son los mejores, los que tienen el índice académico más alto (más de la mitad de los estudiantes admitidos tiene sobre 3.6 de promedio) y obtienen las puntuaciones más altas en las pruebas de admisión.

¿Sabía usted que, el año pasado, nuestro recinto otorgó 2,974 grados (2,334 Bachilleratos, 358 Maestrías, 89 Doctorados, 177 Juris Doctor y 28 post grados)?
¿Sabía usted que nuestro recinto tiene unos 1,000 profesores de los cuales el 76 por ciento tiene doctorado?

¿Sabía usted que muchos de nuestros profesores han ganado premios internacionales de mucho prestigio? Entre los que han ganado premios y distinciones tan sólo en los últimos dos años, les presento al doctor Daniel R. Altschuler, quien ganó el premio Andrew Gemant del Instituto Americano de Física (premio que comparte nada más y nada menos con Stephen Hawkings y el Premio Nobel de Física, Steven Weinberg); la doctora Maritza Barreto, recientemente nombrada al Ocean Policy Task Force adscrito a la Casa Blanca en Wáshington, D.C.; el doctor José Toro, Premio Psicólogo Interamericano Rogelio Díaz Guerrero; el doctor Guillermo Bernal y el doctor Efrén Rivera, entre muchos otros.

¿Sabía usted que los libros de la doctora Luce López-Baralt se han traducido al inglés, árabe, persa, urdú, alemán, italiano, holandés, portugués y francés?
¿Sabía usted que el año pasado nuestro recinto recibió a más de 40 profesores visitantes de las instituciones más prestigiosas del mundo?

¿Sabía usted que el año pasado el Recinto de Río Piedras allegó más de $28,500,000 en fondos externos? ¿Sabía usted que casi $15,000,000 de esos fondos provienen de propuestas competitivas de organismos como la National Science Foundation, los National Institutes of Health y la NASA?
¿Sabía usted que entre 500 y 600 profesores de nuestro recinto participan en proyectos de investigación todos los años? ¿Sabía usted que en esos proyectos participan cientos de estudiantes que publican y divulgan con sus profesores y compañeros los resultados de sus investigaciones? ¿Sabía usted que la universidad publica anualmente entre 600 y 700 libros y artículos en revistas arbitradas?

¿Sabía usted que tanto la Tuna Universitaria como el Coro de la Universidad han ganado premios internacionales? ¿Sabía usted que nuestros estudiantes de teatro y nuestro Teatro Rodante van a festivales internacionales? ¿Sabía usted que el año pasado varios de nuestros estudiantes de Psicología ganaron premios y participaron en congresos y programas académicos muy prestigiosos en Estados Unidos? ¿Sabía usted que un grupo de estudiantes de Química de nuestro recinto nos representó en un congreso en Alemania?

Estos son sólo algunos datos cuantitativos que se pueden corroborar en los informes anuales de nuestro recinto y en los libros de datos de nuestra Oficina de Planificación Académica. Pero también hay datos cualitativos, que sólo los pueden corroborar quienes conocen nuestro recinto y lo quieren, como la majestuosidad de nuestra torre y sus edificios antiguos, la belleza de nuestros árboles centenarios cuando la luz de la tarde se cuela entre sus ramas, el jolgorio de las cotorritas en la placita que está frente al museo, el olor del ylán-ylán que está frente al Anfiteatro Julia de Burgos y de los laboratorios del edificio Facundo Bueso, las voces y las risas de los estudiantes en los cambios de clases, las conversaciones entre profesores en los pasillos y el profundo orgullo que inspira enseñar, estudiar y trabajar en el principal centro de educación superior del país.

Por estas razones y por tantas otras que no cabrían en cientos de pliegos impresos, les pido encarecidamente a todas las personas que hablan de nuestra universidad sin conocerla, ya sea porque no han estudiado ni enseñado ni trabajado en ella o porque sólo han escuchado a los que hablan sin saber, que hagan su asignación, que se informen, que lean y pregunten antes de emitir opiniones que en nada contribuyen a superar el momento tan difícil que estamos atravesando y que ofenden a los que día a día luchamos por nuestra universidad desde muy diversos frentes.

No hay duda de que podemos hacer las cosas mejor. No hay duda, como han dicho muchos ya, de que tenemos que revisar la forma en que administramos nuestro presupuesto y nuestros recursos. De lo que no hay duda es de que la universidad pública jamás se puede ver como una carga para el país sino como una inversión en su presente y su futuro.

miércoles, mayo 19, 2010

Lectura de poesía en La Chiwinha

Este jueves, 20 de mayo de 6:00 a 8:00 p.m.
Lectura de poesía en La Chiwinha.

Con la participación de:
Nestor Barreto
Magaly Quiñones
Yarisa Colón Torres
Mairym Cruz-Bernal
Xavier Varcárcel
Chloé S. Georas
Norka Pérez Lozada

Satisfecha Santos-Febres con la cosecha de ‘la Palabra’

Fuente: http://www.restaurantefratelli.com/prpop/2010/05/17/satisfecha-santos-febres-con-la-cosecha-de-la-palabra/


La escritora Mayra Santos-Febres delineó y produjo la celebración del Primer Festival de la Palabra en el Cuartel de Ballajá. (Foto Rachell E. López Ortiz para Fundación Nacional para la Cultura Popular)
El éxito del recién celebrado Primer Festival de la Palabra, que tuvo varios escenarios en San Juan, colma de entusiasmo a su principal gestora, la muy destacada escritora y promotora cultural Mayra Santos-Febres. La Prensa internacional en pleno lo calificó como “un evento cultural capaz de representar un impulso notabilísimo en el quehacer literario de Puerto Rico”. A tan halagadora reacción, ella agrega que, también, “propiciará el diálogo entre literaturas y culturas del Caribe, Latinoamérica en general y la comunidad hispana de Estados Unidos”.

Concebido para fomentar la lectura entre nuestros compatriotas, el Festival de la Palabra cumplió con las expectativas que se habían trazado. Por ejemplo, se esperaba que durante las ponencias que ilustres escritores invitados ofrecerían en el Cuartel de Ballajá entre el 5 y el 9 de mayo asistirían miles de espectadores. También, que las Conferencias de autores tan notables como el peruano Alfredo Bryce Echenique, el mexicano Jorge Volpi, el cubano Leonardo Pardura y la puertorriqueña Esmeralda Santiago fueran muy concurridas. Por fortuna, el público respondió como se esperaba.

Martín Caparrós (argentino); Edmundo Paz-Soldán (boliviano); Adriana Lisboa (brasileña); Santiago Gamboa (colombiano); Mayra Montero (cubana-boricua); Malú Arriola (chilena); Rey Andújar (dominicano); María Gabriela Alemán (ecuatoriana); Rosa Montero (española); Patrick Deville (francés); Evelyne Trouillot (haitiana); Paco Ignacio taibo II (mexicano); Gioconda Belli (nicaragüense); Gustavo Guerrero (venezolano) y los puertorriqueños Joserramón “Che” Meléndez, José Luis Vega, Magali García Ramos y Etnaris Rivera, entre otros, figuraron entre los muy destacados literatos participantes.

Respecto a los resultados que espera ver realizados dentro de un futuro cercano sobre este ambicioso proyecto, Mayra Santos-Febres afirma:
“Los propósitos principales del Festival siempre estuvieron claros: fomentar la lectura y propiciar la internacionalización de Puerto Rico como lugar de encuentros culturales”.
─ ¿Hasta qué punto colaboró el Gobierno en su organización?
“No colaboró en su organización. Sí lo hizo, y mucho, en su financiamiento. Desde que le presenté este proyecto a María Jaunarena, de la Oficina de Cultura del Gobernador, encontré puertas abiertas. Logramos que se nos adjudicara dinero del Fondo Dotal Para la Cultura. Con ese presupuesto se hizo posible contratar un equipo de Producción para que se hiciera el Festival. Luego, la Gobernación Central nos puso en contacto con el Instituto de Cultura Puertorriqueña, la Oficina de Conservación Histórica, con el Departamento de Educación y la Oficina de la Primera Dama para que las norias en cuanto a procesos, permisos, auspicios de otras agencias, fueran cayendo en su sitio. Otro de nuestros grandes aliados lo fue el Municipio de San Juan, que nos facilitó las sedes donde se celebraría y, además, nos brindó auspicio publicitario. El Municipio, particularmente, ha sido apoyador de este proyecto”.
Confía en que el Festival de la Palabra no será “flor de un día” porque ya consiguieron auspiciadores europeos y promesas de patrocinio para el próximo –
Nuestra entrevistada agrega que, además del Gobierno y el Municipio, este evento tal vez no hubiera tenido tanta lucidez sin el respaldo y solidaridad de la Asociación de Maestros, de doña Aída Díaz, del Departamento de Educación – quien organizó actividades de “calentamiento” –, de la Hermandad de Trabajadores No Docentes, Banco Popular, Empresas Ballester, Plaza Las Américas, Asociación de Periodistas de Puerto Rico, Universidad de Puerto Rico, Fundación Comunitaria de Puerto Rico y el Municipio de Caguas. Por otro lado, la Alianza Francesa, el Gobierno Francés y la Cámara del Libro de Madrid aportaron pasajes de avión para escritores.
─ ¿Existe ya una estructura para que el Festival de la Palabra tenga seguimiento y no sea “flor de un día”?
“Sí: el Salón Literario Libroamérica. Esta institución sin fines de lucro se constituyó hace tres años por todas las de la ley y ha estado trabajando arduamente en constituir una junta, presentar todos los permisos y reglamentaciones para poder funcionar como promotor cultural. Ha ido trayendo escritores internacionales a Puerto Rico para sentar bases de alianzas y de confianza en el interés que aquí existe por la cultura. Ha firmado acuerdos con la Academia de la Lengua de Puerto Rico (que es parte de nuestra Junta Asesora) y el Centro de Estudios Avanzados de Puerto Rico y el Caribe, además de haber creado una Junta de Miembros Honorarios extensísima. En ella figuran celebridades de la Literatura tales como Junot Díaz, Tomás Eloy Martínez (quien falleció recientemente, pero que, desde el más allá y a través de su hijo, sigue trabajando con nosotros), Elena Poniatowska, Jorge Volpi y Dan Shapiro, de The America’s Society. Ya sometimos propuestas para fondos para el año que viene. Tenemos sede en Casa Concha Meléndez y hacemos actividades para recoger fondos para la Asociación. La maquinaria está montada”.

Cartel promocional del Primer Festival de la Palabra celebrado recientemente en el Viejo San Juan. (Archivo Fundación Nacional para la Cultura Popular)
Con evidente satisfacción, sostiene que “ya hemos conseguido auspiciadores europeos y promesas de más auspicios para el que viene.
“Lo más increíble es que, todos los días, ciudadanos particulares vienen a ofrecerse como voluntarios o sacan dinero de sus bolsillos para hacernos donativos. Algunos impresionan, dada la crisis económica en que vivimos. Esta experiencia me ha hecho recobrar y acrecentar la fe en mi patria. ¡Es hermoso!. Pero, la organización y el contenido del Festival están por entero bajo nuestro control. El Salón Literario Libroamérica en Puerto Rico, a cargo de promocionarlo, es el que determina su contenido y organización”.
─ ¿Costó mucho dinero realizarlo?
“Cuando lo visionamos, sabíamos que la inversión sería alta, pero logramos hacerlo con una fracción de su costo, gracias a los donativo ‘in-kind’ de agencias, empresas, gobierno y de gente común y corriente. Lo más esperanzador es que, aún en estos momentos de crisis, todo el mundo quiere ayudar. Lo que sí resultó más difícil fue bregar con el hecho de que en este País, no importa con cuánto tiempo de antelación nos reunamos con representantes empresas públicas y privadas, salvo notorias excepciones todo sale a última hora. Corriendo. Todo sale a prisa, con esta sensación de urgencia y de crisis metida en el cuerpo”.
Asegura que “Por ahí viene la gran cosecha de escritores puertorriqueños y no serán tres o cuatro los grandes. ¡Serán decenas!” –
─ Abundando sobre el tema de la Palabra, ¿cuál es tu opinión sobre la evidente inclinación de la Real Academia de la Lengua Española que, especialmente desde hace par de décadas, constantemente incorpora anglicismos y hasta “disparates” a su Diccionario?
“No creo en las purezas. Mucho menos, en la pureza del idioma. La protección de la pureza tan sólo alimenta actitudes represoras y excluyentes. Fomenta el racismo (que no permite que dos razas se ‘contaminen’); la xenofobia (que siempre provoca guerras etnocidas); el machismo (que supuestamente protege la pureza de la mujer y de los valores familiares) y los fundamentalismos más acérrimos. De hecho, el Festival de la Palabra ha invitado a muchos escritores de habla inglesa y que escriben en ‘spanglish’ tales como Wille Perdomo, Luz María Umpierre y Achy Obejas. Y el año que viene invitaremos a más. Quienes instituimos el Festival de la Palabra creemos y fomentamos el entrecruce de razas, de ideologías, de opiniones, de impurezas y de idiomas. El español mismo es un disparate… una desviación del latín. Y miren lo que salió: una lengua que le ha dado las más grandes obras literarias a la historia de los pueblos”.
─ Sabemos que la película “Invictus” sobre la vida del líder sudafricano Nelson Mandela te impactó sobremanera. ¿Cual crees que es el mensaje que más aplica a Puerto Rico?
“Yo soy ‘fan’ de Mandela, así como de Gandhi, de Martin Luther King, de Obama y de Kofi Annan. Antes de ‘Invictus’, ya lo era. Trabajé en grupos para la excarcelación de Mandela y el fin del apartheid desde que estaba en Escuela Graduada en la Universidad de Cornell. Fui estudiante de Wole Soyinka, protegida de Henry Louis Gates, el profesor de Harvard que es amigo de Obama, y me he aprendido bien la estrategia de los líderes comunitarios que liberaron a Vieques. Fui a Senegal y me sé de memoria muchos discursos de los libertadores de África, América Latinafrica y el Caribe”.
Señala al líder pacifista sudafricano Nelson Mandela como una gran inspiración en su vida –
Alentada por nuestro planteamiento, Mayra, nacida en Carolina hace 44 años y autora de novelas tan exitosas como “Sirena Selena vestida de pena” (2000); “Cualquier miércoles soy tuya” (2002), “Sobre piel y papel” (2005), “Nuestra Señora de la Noche” (2006) y, más recientemente Fe en disfraz (2009), continúa:
“Después de todo este laaargo proceso de aprendizaje, tengo la certeza de que la estrategia para adelantar el desarrollo de los pueblos no es la confrontación. No se puede insultar, retar, insultar, instar a la violencia y después esperar que un pueblo trabaje unido en pos de un fin común. Hay que aprender a vivir juntos. Eso significa que hay que aprender a escuchar, mediar y negociar con mucha gente que no piensa como tú. La conviviencia es hija del diálogo, de disentir sin insultar y de trabajar en equipo, sin necesariamente estar de acuerdo en todo. No hay de otra”.
Es obvio que la figura de Nelson Mandela le apasiona y le emociona. Su identificación con la filosofía que granjeó a este paladín de la paz la admiración del mundo entero es total.
“Yo no voy a insultar a nadie ni a excluir a nadie porque no piensa como yo. Yo creo, como Mandela, en que hay que buscar factores aglutinadores para unificar a los pueblos. Sólo así se adelanta. Sólo así. Después de 27 años preso, en contra de su esposa y de su hija, Mandela salió de la cárcel para estrecharle la mano a sus captores. Para crear un gobierno de colaboración con los ‘Africaans’. Esto ha causado que Sudáfrica se convierta en la única nación africana en vías de crecimiento económico. Si Mandela, con toda la razón del mundo, hubiera declarado la guerra a los ‘Boers’ y los hubiera expulsado del país – que era lo que se merecían – otra hubiese sido la historia de su nación”.
Ya más directa en su respuesta, nos dice:
“Si estudiamos la historia de Puerto Rico, es fácil darse cuenta de cuál ha sido y siempre será nuestro factor aglutinador: la cultura, el idioma y el sentido de cooperación. Nosotros nos matamos entre nosotros, pero siempre hemos ayudado a los demás países en crisis. Nos ataca un huracán y ponemos de nuestro salario para que los demás coman. Y siempre, siempre, siempre, de una manera u otra, hemos defendido nuestra pertenencia a la comunidad de países hispanoparlantes. Nos ganamos un Premio Príncipe de Asturias por esa defensa. Y ese reconocimiento no se lo ganó un autor, ni un poeta, ni un filósofo. Se lo ganó todo el pueblo de Puerto Rico. ¿No es obvio lo que tenemos qué hacer para salir de esta crisis? ¿No se cae de la mata?”
─ ¿Planificas escribir alguna obra inspirada en un líder como Mandela o algún otro de ese nivel?
“En estos momentos, no”.
Revela que escribió la novela “Serena selena vestida de pena” porque “se la debía a mis amigos gays y travestis y a todos los líderes homosexuales” –

Mayra Santos-Febres ve un futuro prometedor para el País en el mundo de las letras. (Foto Rachell E. López Ortiz para Fundación Nacional para la Cultura Popular)
─ Sabemos que incursionaste en la escritura de guiones para cine y televisión y, si no me equivoco, colaborarás en el guión de una telenovela colombiana. ¿Que nos puedes decir al respecto?
“Sí, he trabajado en guiones para cine y televisión. Muchos de los libretos de ‘En la punta de la lengua’ los escribí yo. El guión de ‘Las guerreras’, del Canal 6, es mío. Y escribí el de la película ‘Kabo y Platón’ junto a Félix Joaquín Jiménez. Me gusta escribir para el cine. Ojalá me lleguen más oportunidades de este tipo”.
─ Guardas particular cariño por tu novela “Sirena Selena vestida de pena”. Cuéntanos…
“¿Para qué? Lo importante de esa novela es lo mucho que le gusta a la gente. Para mí eso es un gran misterio. La escribí porque se la debía a mis lectores, a mis amigos gay y travestís y a todos los líderes homosexuales que han dado alma, vida y corazón por hacer a este mundo mucho más justo y más diverso. Pero la novela la lee toda clase de público: gay, ‘straight’, viejo y joven, de aquí y de allá, porque le habla a la gente. Esa es su magia”.

─ Entre los escritores boricuas noveles, ¿quién o quiénes le han impresionado?

“Hay muchos escritores noveles que, indudablemente, son un portento. Puedo mencionar cinco: Moisés Agosto, Yolanda Arroyo, Francisco Font Acevedo, Ana María Fuster y Guillermo Rebollo-Gil. Son escritores de trayectoria y de peso. Excelentes. El gran poeta de mi generación lo es y siempre lo será Rafael Acevedo.
Pero, entre los que recientemente sacaron sus primeros libros, puedo nombrar a Xavier Varcárcel, Mario Santana, Tere Dávila, Cezanne Cardona e Yvonne Dennis. Y no quiero mencionar otros nombres porque todavía tienen que probarse, aunque entre mis estudiantes de Escritura Creativa en la Universidad de Puerto Rico hay verdaderos talentos. Muchos. Por ahí viene la gran cosecha de escritores puertorriqueños. Y no serán tres o cuatro los grandes. ¡Serán decenas!”.
─ ¿A quién visualizas como la “gran figura” de la Literatura Nacional dentro de algunos años?
“No tengo la más p@##$%# idea”.
─ A tu juicio, ¿quién es el mejor escritor boricua contemporáneo?
“Luis Rafael Sánchez”.

Poetri is busy otra vez!


Viernes 21 de mayo de 2010
Viejo San Juan

lunes, mayo 17, 2010

Bullet

Bullet

Mil cosas han pasado en el país. Desde un terremoto que no sentí por estar bailoteando en una discoteca a la 1:16 de la madrugada (era un Fund Raising), hasta la visita de mi amiga Brenda que vino desde Tampa mientras se daba la huelga de estudiantes en la Universidad del estado. Se celebró la III Jornada en contra de la Homofobia, la Comay pidió perdón a Pedro Julio Serrano, las dos Mayras (la Montero y la Santos Febres) entraron en un dime y direte por el pasado Festival de la Palabra, Iván Thays ha vuelto a estar soltero y para completar, Stephen Hawkings ha hablado de la posibilidad matemática de vida extraterrestre y los viajes en el tiempo.

Mientras toda esa trascendencia humanística y existencial se daba, mis amigas y yo nos fuimos de excursión a adquirir un “bullet”. Es el Impulse siete velocidades best seller de Condom World. Ahora todas tenemos el mismo. No nos dieron descuento por cantidades pero al menos nos regalaron las baterías. Podríamos sincronizarnos si nos diera la gana, aunque no es para tanto.

Hay que ver el hecho desde un punto de vista antropológico, médico y totalmente didáctico. Tolerancia y aceptación. Que no se tire nadie a opinar de modo superficial y a la ligera. Se puede discutir el asunto considerándolo mecanismo de defensa, por aquello de evitar la depresión y los sinsabores anímicos que ocasiona el ver tanta gente redactando cartas, haciendo forwards de forwards y firmando al final, o posteando estatuses en twitter y facebook sin mover el culo de la silla, malcreyéndose, de ese modo, que hace activismo de izquierda radical (watagatawhat?!).

Hay envuelta una inteligencia emocional subyacente, pero no a flor de piel con esto de la adquisición del Bullet. El argumento es que si va a venir el meteorito a estrellarse al planeta, o va a volver a temblar la tierra con tsunami incluido, o lo que es peor, a allegarse gente apoyando causas desde el botón de SHARE de la notebook personal, mejor que nos encuentren las sacudidas sísmicas y pseudo-idealistas de buen humor entre tanta banalidad circunspecta. O como diría Ednita, que nos cojan confesaos.

III Jornada Educativa Contra la Homofobia Taller de cuentos




jueves, mayo 13, 2010

Cuentos contra la Homofobia: Sábado 15 de mayo, 2010

Cuentos contra la Homofobia - Taller de Creación Literaria
Yolanda Arroyo Pizarro

Sábado 15 de mayo, 2010
1:00pm - 4:00pm

Librería Mágica, Río Piedras
LIBRE DE COSTO



Esta actividad organizada por la escritora Yolanda Arroyo Pizarro es parte
de la III Jornada Educativa Contra la Homofobia, convocada por Puerto Rico
Para Tod@s.

Para más detalles y para ver todos los eventos, favor de visitar

la página oficial de la Jornada:




Actividad Marcha del pasado viernes
Fotos por Nydia Cheverez Rodriguez








miércoles, mayo 12, 2010

Presentación Mundo Cruel por Luis Negrón



Mundo Cruel por Luis Negron
Jueves, 13 de Mayo de 2010, 7:00 PM Libreria Magica, Rio Piedras

Engaged ScorpioOms





Petición de mano por otro escorpión de octubre. Criatura sacada de un libro noble con zeta de Zorra. Se siente bonito. Se siente honorable. Y así las cosas, nos hemos marcado...




Carimbo

Carimbada estoy y estaré
márcame de ambrosía con tus membranas de zorra
en mi adentro y mi afuera
en el hoy y el ahora
carímbame, amada
carimba este portento de pieles paridas
que mil y una noches han sido tuyas


jueves, mayo 06, 2010

El pais.com: Puerto Rico vuelve al mapa de la literatura

Puerto Rico vuelve al mapa de la literatura


El Festival de la Palabra convierte la isla en la capital literaria de América Latina

JAVIER RODRÍGUEZ MARCOS
San Juan de Puerto Rico 05/05/2010



En los atlas, Puerto Rico sale siempre en ese lugar incómodo y cóncavo que queda entre dos páginas enfrentadas, par-impar. O fuerzas el libro y la vista o la encuadernación se traga la isla. Sentado en su casa del viejo San Juan, el ensayista portorriqueño Héctor Feliciano utiliza esa imagen para describir la invisibilidad en la que se ha ido sumiendo para España y para buena parte del resto de Latinoamérica un lugar que lucha para que su estatus como cola de león respecto a Estados Unidos no oculte el que mantiene como cabeza de ratón respecto a la América hispana. Su renta per capita es mayor que la de Chile, el vecino más rico del sur, pero menor que la de Misisipi, el estado más pobre del vecino del norte.

Labiosas HOY a las 8:00 y 90 minutos de versos HOY 8:30





esta noche


en el café del tótem

y la escuela de artes plásticas

Anoche mayo 5 en el FPPR y el Poetódromo

lunes, mayo 03, 2010

Canción de una mujer cualquiera de Mairym Cruz Bernall




http://www.letraypixel.com/cancion-de-una-mujer-cualquiera/#Scene_1

El muerto en motora que vio Mayra Montero

Más allá del carnaval de condolencias y polémicas por el asunto realisimomagiciento del muerto en motora portorricensis, este escrito de Mayra Montero me ha conmovido hasta el tuétano.

--------------------------------------------------------------------------------------------
Estoy en el velorio de Matatán.

Pienso que tiene que haber una sabiduría en esto. Siento que hay algo ahí. Unas claves que no están disponibles para todo el mundo. No sé de qué se trata, no lo puedo adivinar, y eso es lo que garantiza la supervivencia de un mundo diverso. Si fuera tan fácil, si yo rápido les cogiera el juego, pues otros también podrían hacerlo. Y lo cierto es que esta gente es indomable. No digo buenos o malos, no entro en eso. Sino que tienen sus códigos, su manera de asumir la muerte, de comunicarse entre sí y excluir a los intrusos. Son las cualidades de una buena trinchera.

La funeraria de la calle Francia, durante esas horas en que han velado a Matatán subido en su motocicleta, es pura trinchera. A las 10 y 45 de la mañana, cuando llevo casi dos horas sentada en un rincón discreto de la capilla ardiente, oigo una música ensordecedora. Me levanto y salgo al vestíbulo, y diviso la Expedition blanca, trepada por sus pantalones en la acera, con todas las puertas abiertas. De allí sale la música que lo inunda todo, la calle, la funeraria, y hasta los áridos almacenes de metales que hay en los alrededores. El sonido tiene tal volumen, que es imposible hablar, así que nadie habla. La mayoría de los que esperan en la calle fuman y cantan la canción de Tito Rojas, que es una especie de salsero necrológico: “No me lloren que nadie es eterno”.

Cerca de las once, al pasar frente a la funeraria, algunos carros se detienen bruscamente. Sus conductores, con los rostros duros, hacen rugir los motores para poner tensión, no sé si en señal de duelo o en señal de desafío. Me pregunto si hay olor de venganza, me pongo en guardia, pero no siento nada. Otro motociclista -vivo- acelera su motocicleta, levantando una humareda atroz.

Tito Rojas sigue cantando frases para la ocasión y una mujer me coge por el brazo: “Venga, venga para que conozca a la mamá”. Allá vamos las dos, y antes de entrar de nuevo a la capilla, me señala a una mujer, casi escondida detrás de una puerta. Es más joven de lo que esperaba y habla por su celular. Me mira con curiosidad, le digo que lo siento mucho, está serena y tiene prisa. Dice que sí con la cabeza y se aleja camino del parking.

Quizá era muy temprano cuando llegué a la funeraria. Pero en ese momento no pude hallar a ningún familiar de Matatán en la capilla ardiente. El lugar estaba lleno de curiosos, gente que se tomaba fotografías con el difunto. En eso se me han ido las horas: mirando a las personas, la disciplina con que hacen la fila, le dan su cámara o su celular al que está al lado, y piden que los retraten mientras posan con el difunto. Me he fijado sobre todo en la expresión que ponen. ¿Qué cara tiene la gente que decide retratarse junto a un muerto? No hay sonrisa, pero sí un rictus que quisiera serlo. Ponen esa expresión limítrofe, entre el horror y el júbilo, algo que al final no es nada: azorados se quedan. En el rato que estuve en la capilla ardiente, decenas de personas se llevaron esa foto de recuerdo junto al último Matatán, inclinado en la moto, precipitándose al vacío, apurado por llegar a un infinito que ya no se moverá de allí. Su gesto, el de Matatán en la máquina, es la mejor abstracción que me ha tocado ver en mucho tiempo.

Delante de mí, una mujer pone la mano en la espalda del difunto. Me pongo nerviosa. Le da unas palmaditas y comenta: “Esto es tela”. Qué horror, señora, ¿cómo que tela?, es la espalda, la fenecida espalda. Al cabo de un rato, llega un tipo grueso, con las gafas de sol puestas sobre la nuca, como si tuviera otros dos ojos allí. Alguien me indica que el recién llegado es hermano de Matatán. Lo acompaña una muchacha alta y fina, de rostro exótico y pómulos perfectos, parece tártara y empuja un cochecito con un niño que balbucea que se quiere ir. La madre le sonrie, se inclina para besarlo, y por encima del mahón asoman las tiritas de su gistro negro. Eros y Thanatos.

El niño lanza una pelota que va a parar a los pies del difunto. El hermano de Matatán, muy contenido, dice en voz baja: “No me molesta que le tomen fotos, pero no lo toquen”. Supongo que ese hermano es Bebo. Hay coronas muy humildes, que con el calor se han marchitado rápido. Una, “de tu hermano Bebo”. Otra, de tu madre Marilyn. Otra más, de tu hermana Verónica. Y la corona que mandó la Cafetería Mis Hijos. Iré algún día por allí.

Antes de salir, me acerco de nuevo a Matatán para mirarle las manos, la oreja que luce demasiado tensa. Una viejita de la calle Guayama se me aferra al brazo. Me pide que me incline para decirme algo. Es muy mayor, me doy cuenta de que se puso lipstick expresamente para venir a este velorio. “¿Ya cogieron al que lo mató?”, susurra, misteriosamente.
Se acerca la hora del entierro y sospecho que Matatán se esfumará antes de que lo bajen a la fuerza. En la vida real era David Morales. Sus amigos de la mensajería van pasando con el casco puesto. Todos llevan mochilas con paquetes y sobres que hoy llegarán con algo de retraso.

Fuente: http://www.elnuevodia.com/bloguero-mayra_montero-690797.html 

Taller de Actualización literaria de Venezuela - 5 de mayo de 2010

Cierre del Pre-festival @ Plaza

Acerca de mí

Mi foto
"Odio los fluidos que se me salen del cuerpo cada veintiséis días." Yolanda Arroyo Pizarro (Guaynabo, 1970). Es novelista, cuentista y ensayista puertorriqueña. Fue elegida una de las escritoras latinoamericanas más importantes menores de 39 años del Bogotá39 convocado por la UNESCO, el Hay Festival y la Secretaría de Cultura de Bogotá por motivo de celebrar a Bogotá como Capital Mundial del libro 2007. Acaba de recibir Residency Grant Award 2011 del National Hispanic Cultural Center en Nuevo México. Es autora de los libros de cuentos, ‘Avalancha’ (2011), ‘Historias para morderte los labios’ (Finalista PEN Club 2010), y ‘Ojos de Luna’ (Segundo Premio Nacional 2008, Instituto de Literatura Puertorriqueña; Libro del Año 2007 Periódico El Nuevo Día), además de los libros de poesía ‘Medialengua’ (2010) y Perseidas (2011). Ha publicado las novelas ‘Los documentados’ (Finalista Premio PEN Club 2006) y Caparazones (2010, publicada en Puerto Rico y España).

Seguidores