martes, enero 31, 2012

Elfo de asteroide por David Caleb Acevedo

Brindar talleres de creación literaria desde hace casi una década, me ha permitido el privilegio de conocer gente talentosísima.  Una de esas grandes y privilegiadas mentes que me rondan, que siempre está en ON, que como yo padece insomnio y que como yo, no para de escribir, es el poeta y narrador David Caleb Acevedo, que se encuentra próximo a publicar un nuevo libro de poesía: Empírea.  Hoy les comparto estos versos de un artista que me ha tocado en lo más profundo…

Elfo de asteroide
por David Caleb Acevedo
(Fórmula: x}8 ; x = “Starálfur”, de Sigur Rós)

Dime Príncipe eterno, ¿cuándo te saldrán orejas puntiagudas?
¿qué de los baobabs te causa tanta molestia?
y ¿cómo se dan los aviones en el espacio sideral?
érase una rosa azul y un elfo que la cuidaba
ambas especies en peligro de extinción
en una estrella tan fría que se hizo asteroide
y yo te leo
elfo hermoso del asteroide
quiero confundirme en las puntas de tus orejas
y vivir contigo para siempre.  

domingo, enero 29, 2012

Reseña sobre la novela Caparazones por Zuleika Roa

De mujeres inseminadas y sexualidad explícita
Reseña sobre la novela Caparazones
Por Zuleika Roa Peguero
Universidad de Puerto Rico
Recinto de Río  Piedras
Facultad de Estudios Generales

                        

De vez en cuando, es bueno encontrarse con un texto que nos permita pensar en nuestra sociedad actualmente. Aunque muchas veces nos perdemos en el día a día, es importante detenerse y analizar qué cosas van cambiando en nuestro presente, con relación a la concepción del mundo y qué ideas nuestras van chocando con todo lo establecido.  A mi parecer, Caparazones (2010), novela escrita por Yolanda Arroyo Pizarro es un texto que nos permite cuestionarnos todas éstas cosas y que nos permite observar las complejidades del ser humano.

En cuanto a la autora,  esta es una escritora joven que apenas tiene 41 años. Yolanda Arroyo Pizarro nació el 29 de octubre de 1970 en Guaynabo, Puerto Rico.   Desde pequeña le gusta escribir y cuenta con una gran colección de publicaciones.  Entre estas se encuentran: Origami de letras (2004), Los documentados (2005), Ojos de luna (2007) y Caparazones (2010).  Esta joven escritora ha sido galardonada con varios premios como el premio PEN 2006; en 2007 fue seleccionada por la UNESCO como una de 39 escritoras latinoamericanas menores de 39 años del Bogotá 39.  Por otra parte, los libros de Yolanda han sido publicados en Argentina, Chile, España, México y Puerto Rico. Como editora, ha tiene en sus manos la revista Boreales y Cachaperismos 2010. Como podemos ver Yolanda, con tan solo 41 años, posee una gran trayectoria como escritora a nivel internacional.  En estos momentos, Yolanda se encuentra haciendo una larga gira a través de España y participó en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, México el pasado mes de noviembre.

En cuanto a Caparazones (2010) ésta ha sido su última publicación.  Esta novela es contada por Nessa, una mujer que está sentada en su sala esperando a su pareja Alexia, por lo que decide hacer un repaso sobre su relación, su pasado y su trabajo.   Alexia por su parte, viene de Costa Rica, ya que ha estado realizando un trabajo fotográfico sobre el desove de las tortugas en ese país.

Para empezar, hay que mencionar que ambas son reporteras independientes. Un día son contratadas para cubrir la caza de las tortugas en el Pacífico, es aquí donde se conocen y comienzan su romance. Alexia es una mujer blanca, descrita como algo ruda y con voz ronca, mientras que Nessa es negra, y por las descripciones ofrecidas, mucho más femenina que Alexia. 

El trabajo con las tortugas las lleva a viajar por todo el mundo y a “formalizar” su relación.  Digo formalizar entre comillas, ya que Alexia está casada con David y tiene una hija.  Además, Alexia no está dispuesta a abandonar su matrimonio.  Por lo que la relación se mantiene en secreto entre ellas, al punto que Nessa ha compartido sin ningún problema con David, el esposo de Alexia.


Mientras Nessa espera,  reflexiona sobre la maternidad ya que a pedido de Alexia, esta se somete a una inseminación artificial para ser madre.  Nessa menciona que no quería ser madre, que solo se embarazó para complacer los deseos de Alexia.  Otro de los dilemas de Nessa es el rol de amante que juega con Alexia, ya que a pesar de que viven juntas y tienen un hijo, Alexia no está dispuesta a vivir con ella full-time Esta situación perturba grandemente a Nessa, pues siente que no le han dado su lugar.  Aunque Nessa quiere separarse de ella, no puede porque Alexia puede ver la sombra de una mujer que Nessa cree es su abuela. Esta sombra es la que mantiene a Nessa unida a Alexia, aun cuando Alexia confiesa que la sombra no las quiere juntas.

Otra de las reflexiones de Nessa es acerca de su pasado, ya que fue violada por sus padrastros con total conocimiento de su madre. Uno de estos hombres le decía que no podía hacer sus necesidades fisiológicas con la puerta cerrada, además la obligaba a inhalar marihuana para darle un premio el cual era abrir las piernas y luego ultrajarla.

Alexia nunca llega.  Al final de toda la reflexión de Nessa, la novela deja entrever que Alexia fue asesinada en Costa Rica ya que meses después, luego de una larga búsqueda de parte de David y Nessa, encuentran su cuerpo. 

En lo referente al libro, este cuenta con una portada de un seno izquierdo con una gota de leche corriendo a través del mismo (primera edición). Mientras las manos de la mujer sostienen un huevo de tortuga, el cual de entrada anticipa el paralelismo que se establece entre la relación del desove de las tortugas y la relación de Nessa con Alexia.  Según se cuenta en la novela, la tortuga macho se monta encima de la hembra, en un momento dado la hembra suelta sus jugos, que absorbe el macho para entonces él liberar el semen.  Partiendo de esto, Alexia le pide a Nessa que le permita “desovar en ella” para que tengan un hijo. Siendo esto un buen recurso utilizado por parte de Yolanda, que brinda unidad a la relación de estas mujeres, el título del libro y al tema de las tortugas.  Cabe mencionar que la novela no está narrada de forma lineal por lo que hace muy interesante la  lectura, aunque es una lectura simple. 

En cuanto a contenido, esta novela es de mucha pertinencia en la actualidad. Yolanda toma unos temas que son sumamente importantes en nuestros días como la inseminación artificial, el lesbianismo, las organizaciones que luchan por defender el ambiente, cuestionamientos sobre la maternidad y las  violaciones a infantes.

Según el portal LaInseminaciónArtificial.com la misma es definida como el método por el que se le deposita el semen en la vagina de la mujer con instrumentos para sustituir la copulación. Este nuevo método, es algo que ha revolucionado el mundo ya que rompe con las nociones tradicionales de fecundación.  Ya no es necesario que una pareja tenga relaciones para tener bebés. Ni siquiera es necesario que haya pareja, una persona que quiera ser madre alquila un vientre o la mujer se somete al proceso y concibe.  Aunque es un proceso costoso, y como todo, tiene ciertas implicaciones puesto que ¿cómo manejan los padres con los niños, ésta información?  ¿Cómo romper con las nociones tradicionales de fecundación sin que el niño o niña se sienta extraño o extraña?

De igual forma, a través de las dudas de Nessa, se cuestiona la maternidad que siempre se nos ha presentado como algo que toda mujer debe cumplir.  Aunque esta no quiere ser madre, accede por cumplir el deseo de Alexia. Entiendo que la maternidad debe ser una decisión, no una imposición por lo que me parece muy acertado este tema en esta novela.

Otro tema importante es el tema del ambiente.  Nessa y Alexia se conocieron cuando fueron a Bali a trabajar la caza de las tortugas.  Durante el 2006-2007 se dio un fuerte movimiento de protección hacia las tortugas en Bali, lo que nos ayuda a situar históricamente la novela. En la novela se menciona a Greenpeace que es una organización mundial que trabaja defendiendo el ambiente.  En cada país tienen un tema específico el cual trabajar, como por ejemplo, el problema de radiación en Japón.

En referencia al lesbianismo, este es el tema principal de la novela, ya que todo ronda en torno a la relación de Alexia y Nessa.  Este tema está muy en boga en estos días ya que en todo el mudo se están generando movimientos a favor del reconocimiento de los derechos para la comunidad LGBTTQ.  Es importante resaltar que Yolanda se considera lesbiana, y en estos momentos de su vida comparte con una mujer, aunque en el pasado, estuvo casada y tiene una hija de ese matrimonio.

Podemos ver que esta novela posee ciertos rasgos autobiográficos de la autora y como decimos en clase, los autores no se pueden desligar de su propia historia. Yolanda menciona en una entrevista, que lo que desea resaltar con esta novela es el abandono que vivimos los seres humanos.  Entiendo que lo presenta de una forma acertada pero un poco exagerada, ya que Nessa ha vivido abandono en todos los aspectos de su vida. A mi entender, el simple hecho de que Alexia se muriera y la dejara con un bebé en brazos, es suficiente como para pensar en el abandono.

En cuanto a lo que nos compete que es el tema de la negritud, Yolanda no profundiza en el mismo ya que presenta en algunas ocasiones que Nessa es negra, y por esto le gusta a Alexia. Entiendo que el personaje de Nessa reproduce las nociones tradicionales de la mujer negra como máquina de hacer bebés, como amante y como víctima.  Por otro lado, hay que reconocer que el interés de la autora tal vez pudo haber sido visibilizar el lesbianismo que de por sí es muy necesario en estos momentos históricos que estamos viviendo.

Por otro lado existe el cuento Saeta, que aparece en el libro Ojos de Luna (2007), y en él la autora presenta la historia de Tshanwe, una mujer traída de África en tiempos de la esclavitud, que es sometida a una serie de abusos por parte de su amo, por lo que muere.  Al morir,  Tshanwe regresa a su tierra, junto a las mujeres guerreras con las que vivía antes de partir a América.  Un día, el amo de Tshanwe aparece asesinado, sin nadie saber cómo fue, gracias a las fuerzas de los dioses de Tshanwe. Este personaje, presenta una situación liberadora para la mujer ya que toma venganza de todo el daño que le hicieron.  Este cuento nos deja ver que Yolanda está muy consciente de su negritud y todo lo que ésta implica, lo que sigue reafirmando que Caparazones va más con su momento personal que posiblemente otras preocupaciones.

Volviendo al tema del género, esta novela es innovadora ya que presenta toda una relación lésbica sin ningún tapujo. Sin embargo, entiendo que refleja los roles tradicionales que desarrollan las personas de la comunidad LGBTTQ.  Desde mi punto de vista, Alexia y Nessa no tienen nada de diferente de una relación común y corriente entre un hombre y una mujer.  
Si le quitamos la vagina a Alexia y le ponemos un pene, nada cambia en la novela ya que  Alexia juega un rol de hombre en la relación.  Incluso, Alexia es la que manda en la relación y quien posee las características masculinas.  

         Es cierto que así se concibe  en estos momentos la homosexualidad, pero entiendo que debemos repensar las concepciones tradicionales y salir de ellas. Porque a la larga, no estamos haciendo nada nuevo, si no se ejecutan roles diferentes a los que tenemos estipulados en nuestra sociedad.  Ya de por sí, hay que abandonar de una vez y por todas la concepción de que la mujer está hecha para una cosa, los hombres para otra, que si eres hombre gay debes compórtate como mujer, que si eres lesbiana debes andar como si fueras macho.  Estas concepciones hacen que se sigan reproduciendo los mismos atropellos que se cometen hoy día y que la mujer no pueda avanzar lo suficiente para alcanzar equidad junto con el hombre. 

         De igual forma, pasa con las personas LGBTTQ, estoy totalmente a favor de que se reconozcan sus derechos, ya que todas y todos tenemos la misma oportunidad o debemos tenerla, pero no hay que aparentar ser un hombre o una mujer para que nos acepten y nos reconozcan como tal.

         Aunque al principio esto pueda ser una herramienta para dejarse sentir y para que se comience a visibilizar la comunidad LGBTTQ, con el tiempo se deben mover a buscar otros roles, otras discusiones y otras maneras de ser homosexuales o lesbianas más allá de aparentar ser el sexo contrario.  Porque para mí, ser lesbiana no significa que soy hombre ni que tengo pene, sino que me gustan las mujeres y puedo seguir siendo yo, sin necesidad de tener que aparentar otra cosa.

En síntesis, esta es una muy buena novela para reflexionar sobre nuestra realidad a las alturas del siglo XXI.  Entiendo que Yolanda toma temas controversiales y los une en un libro, para que Nessa los pronuncie.  Puedo concluir a través de esta novela que Yolanda, como escritora, está consciente del momento histórico que está viviendo y de lo complejo que puede ser el ser humano. Complejidad que es intrínseca a todas y todos, sin embargo, cuando se mezclan los temas controversiales en una sola persona puede ser una bomba.  Por este punto considero a Caparazones una novela muy valiosa en cuanto al contenido que tiene y los temas que toca.  Claro está, la técnica narrativa de Yolanda es una maravillosa, ya que mantiene a la persona que está leyendo entusiasmada con la novela para saber qué va a pasar, a pesar de que posee un lenguaje sencillo y una trama simple de algún modo, ya que la situación de Nessa es bastante complicada.

No conocía de Yolanda, aunque sí conocía de Boreales.  Para mí ha sido muy interesante conocer de ella y de sus libros, y los temas que escribe. Hasta cierto punto, puedo identificarme con ella y con los temas que toca.  Como dije antes, es una novela muy innovadora por todos los temas que aborda, aunque entiendo que la sociedad puertorriqueña actual no está a la altura de una novela con el lenguaje sexual tan explícito que se presenta y la situación de una relación entre dos mujeres.  No me queda más que desearle mucho éxito a Yolanda y admirarla por su valentía de un día salir y gritarle al mundo que es lesbiana y sobretodo, atreverse a escribir del tema ya que puede ser difícil enfrentarse a temas complejos y que nos competen cuando escribimos.



Bibliografía:

Arroyo Pizarro Yolanda.   Saeta en Ojos de Luna.  San Juan Puerto Rico:  Terranova Editores 2007. Pp 21-41
Arroyo Pizarro Yolanda.  Caparazones.  San Juan , Puerto Rico: Boreales
Arroyo Pizarro Yolanda. Boreales, Narrativa de Yolanda. narrativadeyolandablogspot.com. 15 octubre 2011
La inseminación artificial. Inseminación artificial.http://www.lainseminacionartificial.com/index.html.  5 diciembre de 2011
Letralia.  Primer Caparazón. Yolanda Arroyo Pizarro http://www.letralia.com/243/letras09.htm 5 de diiembre

viernes, enero 27, 2012

Velada de letras Cubanas y Boricuas



Anoche se dieron cita, en Viejo San Juan, y en Río Piedras, dos de los eventos literarios que más he disfrutado en lo que va de año. La presentación de ‘El extremista’, una lectura performance del escritor José Carlos Sánchez Lara y la presentación de la novela ‘Ombligo de luna’ del dramaturgo Julio A. García, editada por Editorial La Tuerca, del amigo Max Chárriez.

Las fotos fueron tomadas por la talentosa artista del lente, Zulma Oliveras Vega.


























miércoles, enero 25, 2012

Avalancha... desde los ojos de Belia


La escritora Belia Segarra está estrenando poemario.  El próximo jueves 26 de enero a las 6:30 pm en la Universidad de Puerto Rico Recinto de Aguadilla presenta su “Confesionario” en un acto solidario de la Revista Identidad, sus colaboradores y editores. A Belia le digo la "Escritora Jejejé”, puesto que siempre está dejando carcajadas a su paso y una visión de mundo más optimista que el resto de nosotros.

Durante los pasados meses (noviembre y diciembre de 2011), entablamos una amenísima conversación lacaniana en facebook, enmarcada en su proceso de lectura sobre mi último libro de cuentos, Avalancha, con cierto análisis de lingüística estructural intertextual, metatextual y hasta un poco filosófica que le provocaron los relatos.  Me dejaba notitas sueltas en el Inbox o las enviaba a mi gmail.  Algunas leían:

«Te digo: “El mundo está lleno de dioses apócrifos”. Somos arquetipos del poder. Somos la caja de las virtudes y los males. Sigo sin concluir la lectura…jejejé, que mamá me ajora…jeejje. Te envío el resto en la semana… Quería abordar ciertos cuentos que me agradaron más como “Montar las olas”, pero el libro con las notas a mano ha desaparecido… Primero fue mi padre… lo leyó calladito y lo devolvió donde lo había encontrado. Mas no abrió ni ha abierto su boca…jejeje para comentar nada. Luego mi madre lo desapareció…jejeje y no es sino hasta esta madrugada que lo he encontrado…Así iban mis notas… cuando el libro fue secuestrado…jejeje»  — Belia E. Segarra Ramos

--------------------------------------------------------------------------------------

«No sé si lo concluí, pero antes de que mi escrito se pierda por completo, lo voy a incluir en tu inbox. ES LO QUE IBA TRABAJANDO.  LO HAGO DIRECTAMENTE EN EL COMPUTADOR.

Avalancha p. 13 (mencionar la agresión)
Borealis. P. 31
Montar las olas. P.45 (Aborda infinidad de temas desde el maltrato de animales, sida...)
Estallido de besos rojos p. 67
No pensarte p. 85 (amores prohibidos, infidelidades, suicidios o muertes accidentales)
Las ballenas grises p.91
Golpe de gracia p.105 (Pelea de mujeres frente a la escuela… me recuerda aquel video… “entre vítores y aplausos de la muchedumbre”) p.110--- los problemas de incesto, embarazos no deseados…secuestro de niña.
Asian Jelly… p.121 (Acto sexual… sadomasoquista…)
— Belia E. Segarra Ramos
--------------------------------------------------------------------------------------
Entonces, dos días después, me lanza esta maravillosa crítica que me hace sentir sumamente halagada… Gracias, Belia.


Manual de Avalancha para ojos desocupados
Comentario a Avalancha por Belia Evelyn Segarra
Arroyo Pizarro, Yolanda. (2011). Avalancha.

Algunos puntos de avistamientos ET.

1- Yolanda Arroyo (Guaynabo, 1970) carga sus ánforas repletas de conexiones narrativas sólidas en reinterpretar y “re-significar” la nueva mujer puertorriqueña en esta colección de 8 cuentos intensos y efectivos en potenciar su incorregible ruptura con mitos culturales y-o canónicos. Revela el escenario social variopinto de temas de nuestra cotidianidad desde una conciencia feminista más allá de los tabúes y roles impuestos. Arroyo Pizarro, como la Rosario Ferré, es otra autora puertorriqueña que mientras escribe es. Mas su Avalancha de argumentos va más allá de las barricadas impuestas al eros, a la autoexploración en el “túnel de la tráquea canónica-paternalista” donde se puja hasta el fondo mismo que se ha tocado para salir a flote como mujer negra muy bien descrita desde Ania Loomba en Colonialism/Postcolonialism: “The sexuality of black men and especially that of black women becomes an icon for deviant sexuality in general. Thus black women are constructed in term of animals, lesbians and prostitutes, conversely the deviant sexuality of White women is understood by analogies with blackness”. Estas formas o maneras de conducirse de la mujer hoy coinciden, según ha dicho Anaís Nin en “Eroticism Women” en que la mujer no ha hecho separación alguna como lo ha hecho el hombre entre amor y sensualidad. Y ello conlleva a toda una “programación” y “cartelera” para seguir en detrimento del auto-complacerse o satisfacer sus deseos más íntimos. Como consecuencia se coloca en una posición donde sus modos de obtener placer al hacer el amor son muy reducidos y restringidos socialmente.

Yolanda aborda la agresión física y sexual, las inhibiciones y restricciones de un universo patriarcal donde “la mujer común es tan común como una tormenta” al decir de la Grahn o de la Lonnie Barbach: “We are sexual even in the womb”. La autora se planta firme desde esa erótica existencial y elimina los claroscuros desde el poder como un peso deshumanizador y degradante; la de la historia -y su trayectoria- como un absurdo hasta mostrar un discurso en guerra contra los convencionalismos sociales de último minuto que nos han colocado en una eterna pugna entre los sentimientos eróticos y las sensibilidades que han sido condenadas, pre-juzgadas, castigadas desde la más tierna infancia.

Desde este flujo de conciencia es que encontramos ese “Asian Jelly” vertido sobre censurados deseos, quizás, desde mucho antes que la mermelada fuera creada.  Hay aquí ciertos parámetros que pudieran lindar con pornografía hasta la perspectiva social de crearnos los límites y extensiones de nuestro “innerself”. ¿Se necesitan permisos para describir verazmente The Story of Oz o OurDirty talk o My secret Life? Se ha cruzado la línea que por tanto tiempo perteneció a los hombres, solamente a los hombres detrás de esas máscaras y torsos desnudos donde habitan pieles, oscuridades luminosas y calores más allá de los dolores de partos.

La voz narrativa me lleva a la antropóloga social Carol Vance al describir la supresión del deseo sexual como un acto de control contra cualquier manifestación erótica que vaya más allá de la monogamia y la conducta heterosexual. Ruborizadas aún ante el descorchado “self” natural, libre del sentido de culpa regulado socialmente y “explorado con instrucciones” por Choi y Paola en el “sofá de rattán situado en esa terraza íntima enclavada en esa casa pintada de crema y marrón con tejas y adoquines terracota en un segundo piso donde comparten desde mitad de semana”. Cierro los ojos por un momento y los abro ante Scarlet Woman y su Radical Femme: … “Let me tell you:/ We are violated by those/ Who would contain our greatest spirits and/ Confine our largest passions/ Into the small image of Chastity. We are raped by those who/ Would have us believe that/ Nice girls don’t like sex. / They harm us more, and harm more of us, than/ All the violence/ o meat shot on split beaver. Have you given the Goddess your orgasm today?/…”

2- A esta temperatura de la nacho noche, Arroyo Pizarro sabe lo que le pasa a las Caperucitas que se internan solas al bosque. Tal y cual lo dictaron normas ancestrales, allí sólo encontrará los desafíos de lo propio y lo impropio, lo bueno y lo malo, el caos versus cualquier Betty Dodson. Si se explora más allá de las fronteras señaladas, se expone al ridículo, a la condena superlativa, o simplemente al exilio. Sin embargo, su hiel apabullante va detallando obstáculos y situaciones en el desarrollo de la multiplicidad, facetas y dimensiones donde la mujer se define desde la autonomía y la universalidad. Lo atestigua ese rebuscamiento de Anne Sexton:

I was wrapped in black
fur and white fur and
you undid me and then
you placed me in gold light
and then you crowned me,
while snow fell outside
the doors in diagonal darts.
……
in small calcium fragments,
we were in our own bodies
(that room that will bury us)
and you were in my body
(that room that will outlive us)
….
and I beat down the psalms
and I beat down the clothes
and I beat down the bridle
and you undid the veins
and I undid the buttons,
the bones, the confusions,
……

3- Al observar con despreocupación y holgura las boreales que rigen el pensamiento de la voz narrativa en algún decir, se encuentra un poco la vocación política de la que me hablaba Max Weber en 1919 y fuera definida a partir de la violencia “fundada” desde el estado mismo. En el cuento “Montar las olas” las preocupaciones de la autora son un muestrario desde infinidad de temas como el maltrato de animales, las violencias, y las minas explosivas. En el cuento “Avalancha”, otra pieza erótico-psicológica, Arroyo Pizarro trata de descascarar nuestros falsos “seres” programados por la cultura, la sociedad, la familia misma. Sacude todos los acertijos de este andamiaje psicológico, de los procesos internos a “lágrima tendida”; de sueños, memorias repulsivas, que van apareciendo como “ideas o asociaciones libres” que dan fe del oscurantismo interno con su coctel narcotizante entre los rituales de la sociedad moderna que exalta aún el psicoanálisis freudiano con su gama de interpretaciones sicosexuales excesivas. En este relato se observan las medias verdades, distorsiones y mezclas desde el encierro; como por ejemplo, el homosexualismo/lesbianismo determinado desde madres dominantes y abusivas: “Porque mami sí discurría por las habitaciones de mi casa, y abría las puertas, y rompía vasos de cristal,…Y mami se largó después de ella…Me lo dijo dibujando con su dedo incorpóreo, sobre la superficie del espejo. Me baño con agua muy caliente y el vapor crea una capa sobre el espejo que le daba la oportunidad de escribirme mensajes.” (p.21). En este texto donde la violencia es más que ese calor que dilata los mensajes de vapor sobre algún cuerpo, hay mucho más de lo que la experiencia relata.

No niego yo que sea difícil desentrañar la madeja “fenomenológica” de la catarsis de cualquier Lisa, Melisa, Melania o Noelia desde la acepción que da la voz narrativa a los términos “tortillera” (p.19) o “cachapera”(p.20) cuando nadie ha visto ni a Carmen San Diego ni a Yolanda … en esa avalancha de imágenes fragmentadas unas veces, en ocasiones idealizadas and I wonder if those images come solid from the soil of subconcoscious como huevecillos larvarios que acarrean nuestros más íntimos deseos y se ponen en contacto con William Glasser o la Dra. Laura Perls. O, simplemente son parte de ese visceral “Fuck You” que hizo tan famoso el “scream therapy” del Dr. Daniel Casriel. Arroyo Pizarro coloca al Ser como un interrogante de sí mismo para deshojarse en elemento racional y caer en el abismo del instinto. Cuando no existe ese Yo se desenrolla la alfombra mágica de las vivencias caprichosamente para abandonar cualquier Locke o Berkeley. Y se desvanece en Hume con su recurrente “asociación de ideas” que nos derrota en la causalidad.

Más que otra cosa: “FICCIÓN DEL SER, POR TANTO NI EXISTO YO, NI EXISTE LA EXTENSIÓN DE MÍ MISMO, NI DIOS…SINO LAS VIVENCIAS SINTETIZADAS POR MÍ DESDE LA IDEA DEL YO.” Ha logrado Arroyo Pizarro magníficamente lo que se proponía traer a cuento: “exponer las conjeturas de todos y las opiniones establecidas” pero dejando meridianamente claro que “near the door are the straigh movies and the standard hard core you can find everywhere these days”.

Ya inicié diciendo que en “Montar las olas” las preocupaciones de la autora son un muestrario desde infinidad de temas como el maltrato de animales, (“El rubio no se arrepiente de haberle echado gasolina al German shepperd”, p. 45) violencias desde las pandillas, (“el requisito para los miembros de la escuadra suicida es poseer instintos salvajes”, p.49) las minas explosivas de Vieques, las violencias de los juegos de videos, el sexo oral,(“porque a él le gusta en mitad de la película agarrarle la cabeza y bajársela hasta su pene para que se lo chupe sin compasión, aunque otros vecinos de asiento miren, que se joda”, p. 48)…. Este relato sintetiza los modos de vida “narcisistas” de la sociedad actual con toda esa vertiente de competencias y vicios y de las limitaciones impuestas al desarrollo humano desde ese liberalismo económico que propulsó La Revolución Industrial y aderezó la vida colectiva con teorías racionalistas y utilitarias que sostienen la capacidad del ser humano para evitar el dolor y lograr el placer en búsqueda de felicidad. Este radicalismo, no ajustó los parámetros de convivencia social ni promovió un crecimiento de valores y valoración normativa en concordancia con esa evolución humana. Educadores, sicólogos como Fromm (1956) o Erickson (1968) han abierto la espita de los riesgos y logros en las etapas de crecimiento del ciclo de vida del ser humano para subrayar la idea de la importancia de valores y sentimientos en un mundo de mercado robusto por el libertinaje y el “laissez faire”.

Erich Fromm, por ejemplo, en su Arte de Amar nos revela el fracaso de una sociedad que agoniza al no poder trascender la soledad autoimpuesta por sí misma. Mientras Rilke, el poeta, asevera que “El amor consiste/en que dos soledades se protejan, /se limiten y se reverencien, /una a la otra”. Receta que el individuo mismo debería obtener en una visión del mundo ajustada desde la humildad y la razón para poder superar el narcisismo. Sin embargo, la voz narrativa en “Montar las olas” o en ese “Estallido de besos rojos” con su “¿Cuándo fue que se nos complicó todo?” muestra los síntomas de un desarrollo socioeconómico no dirigido al desarrollo humano. La ciencia, la tecnología, la comunicación son los adalides de la visión comercial de las relaciones humanas, muy apartadas del afecto genuino por el Otro, la empatía, los sentimientos y la búsqueda de una genuina interdependencia. No existe la tal señora Felicidad, ni es bueno que exista tampoco sino ha de existir para todos, me parece escuchar a Nemesio Canales anunciar ese deterioro de la conducta desde una visión de mundo global e individual. Redunda en el abandono de los aspectos físicos y mentales del individuo. El exaltar uno de los períodos más psicopáticos de la historia donde “el Todo es igual, nada es mejor” como reza el tango Cambalache ha sido la misión de esa voz narrativa que recorre de arriba abajo como una avalancha que se precipita para romper muros intolerables en condiciones de la vida social actual. Ese drama moderno de hoy trae a contrapelo la Yolanda desde la violencia entre parejas de un mismo sexo, hacer el amor sin protección, la violencia de las drogas y la pandilla o la violencia que se va acrecentando desde la decadencia social actual.

Se ha detenido alguna manecilla del reloj en “No pensarte” porque “Se ha quedado ese abismo insondable, un hoyo que no se llena, una caja de arena que no se vacía. Todo lo que no se dijo me persigue”. Temas nuevos disfrazados del espanto cotidiano de un mundo cruel e inhumano pero que igual definen esos rasgos vitales globalizantes. No en balde la materia humana de hoy es un magnífico ejemplar que salta la moderación. Es una época incontinente, de querer o no querer las cosas, sin contemplaciones. Yolanda Arroyo Pizarro no se anda con su avalancha a cuestas con rodeos…se desliza dejando un lienzo de un mundo-páramo, máquina de guerra.

Seres, instrumentos de un fin que desconocen que se nos devuelve a aquella llamada “generación de los retorcidos”.


Referencias:
Barbach, Lonnie. “Pleasures: Women write Erotica”.
Dodson Betty. “Liberating Masturbation”.
Dodson Betty. Sex for One.
Vance, C.S. (1991) "Anthropology Rediscovers Sexuality: a Theoretical Comment", Social Science and Medicine 33, no. 8 (1991):875-84
Foucoult, M (1993) Historia de la sexualidad 2: el uso de los placeres, Madrid, Siglo XXI.
Poemas de Anne Sexton
Carol Vance, Antropóloga social. Activista lesbiana. Desde el legado de Kinsey… anarquía sexual…jeje El otro lado de la moneda desde Reisnak…puede ser de invaluable ayuda para explicar la teoría…


martes, enero 24, 2012

Las regiones extremas de José Sánchez Lara


Las regiones extremas de José Sánchez Lara
Por Yolanda Arroyo Pizarro

El libro es verde. Brilla en la oscuridad sin ser fosforescente. Y tiene una cucaracha dibujada en la portada, que en más de una ocasión me sacó un grito, si mi vista periférica se confundía. Se titula Regiones y pertenece al escritor cubano José Sánchez Lara.

También el contenido me ha hecho gritar, una o dos veces. Por el espanto (es un libro duro—duro) o por la hilaridad (sus aforismos me recuerdan al estupendo escritor puertorriqueño David Capiello y al ya fallecido Salvador Tió).

Sánchez Lara nos visita por motivos del romance, que desde hace unos meses, mantiene con nuestra Isla, la otra isla-novia de Cuba, según le he escuchado decir en varias ocasiones. Se encuentra por estos lares retratando una nueva historia, descubriendo y descubriéndose. Dejándose palpitar rostros y manos, extremidades sueltas y amarradas para deleitarse en algún paisaje de bahía crepuscular. Pienso en él, y pienso en balcones y en cielos, y en pájaros. Es un autor decidido, brillante, con mucho que aportar y ha sido invitado al próximo Festival Internacional de Poesía que se gesta en nuestro país.

El poeta iniciará a partir del jueves 2 de febrero, un taller de microtexto que ha bautizado: Informe Monterroso. Incluirá 8 sesiones hasta el 22 de marzo de 2012 en la localidad de Poets Passage en Viejo San Juan, frente a la Plaza de Armas. El currículo que intenta allegar a sus estudiantes, incluye: la Cátedra Kafka, micronarrativa soviética del absurdo, estudio sobre Augusto Monterroso y su obra, asignaciones tales como la mimética, debates, composición, lectura, y discusión socrática colectiva, además de textos de Borges y tareas sobre falsificar mientras se aprende de la Historia universal de la infamia. Por demás, suculentos y atrayentes entornos de aprendizaje.

Entre sus influencias conscientes, José Carlos reconoce a Ernst Jandl, GeorgeOppen, Pedro Márquez de Armas y al narrador mexicano Mario Bellatín (será por eso que hemos creado tanta simpatía). Textos suyos aparecen en revistas universitarias norteamericanas y cubanas (Rio Grande Review:The University of Texas at El Paso, Volumen 25, Spring, 2005. Ver Azoteas 2003. El coloquio de los perros, La zorra y el cuervo, La cita trunca, Qantati, y Poetas del Mundo —sitio de poesía antiimperialista en la red). En 2011 fue incluido en la Antología de poetas cubanos que publicó la editorial Aduana Vieja en Valencia, España.

Regiones, su primer libro, fue Premio Nogueras en el 2004 y se considera un libro raro dentro de la vanguardia literaria en Cuba de la última década. El crítico Ismael Gonzales Castañer lo considera entre los textos más “rupturales”, “innovadores”, “anticonvencionales” y “sumamente experimentales”, llegando incluso a denominarlo como “el extremista”.

Este libro lo considero altamente tóxico e incitador de movimiento. No puedes permanecer impávido ante la literatura de Sánchez Lara. Desde Tenderly (p. 25) donde una araña terafósile corta en pedazos al macho después de la cópula, pasando por Hominivorax (p. 22), en el que un hombre defeca y muere, hasta llegar a Bataille (p. 29), un [texto que se repite más adelante o más atrás en el libro, emulando un aposento de caos controvertible y original], en donde se nos invita a “la orgía vitalicia”, el autor juega a que nos juega, a que nos juega y por ende, nos juega. Siendo que en esencia, nos dejamos jugar. Nos enteramos que los números de páginas están salteadas, que la poesía es hibrida con la prosa, que son uno; que en las profecías de los mayas aparecen pistas para decodificar esta mazmorra-libro y que en efecto, se saborea mejor la introspección y la ingeniosidad de Sánchez Lara si se escucha la banda sonora de sus decibeles, mientras nos lee y agita su cabello ondulado. Nos deja descubrirle su “plasmodium” infestado de malaria en la página 68 para luego darnos un saltito a la lluvia en un palo y al pan sangrando en la cocina.

Estrena libro Belia Segarra este jueves en Aguadilla


UPR Aguadilla
jueves, 26 de enero de 2012
hora 6:30 pm

Los momentos bufones de Arian Martínez Ayón

A siete años de un suceso, el suceso ya es otro, decía Camilo José Cela y no se equivocaba. La vida pasa, hacemos planes, y luego nada de lo planificado nos sucede, pero seguimos ese ciclo sin pausa. Igual que declara Goethe, pudieran algunos tildarnos de insensatos porque dejamos transcurrir el tiempo estérilmente. La historia de la novela corta El Buffón es la historia de un atormentado, un ser que siente que no hizo lo suficiente por vivir a plenitud, a pesar de sus vicios, sus adicciones, sus maquillajes y colecciones de momentos. La existencia le jugó la treta de permitirle prepararse para un buen momento en su vida que jamás llegaría. De pronto, el protagonista es abandonado hasta por él mismo y el amor de su mujer se vio vaciado ante la desaparición súbita de esta. Más tarde, los hijos que nunca seguirían su legado, lo dejaron atrapado en el silencio más profundo y frio.


Arian Martínez Ayón, novísima escritora méxicana a la que conocí en la FIL Guadalajara 2011, tiene buenos fundamentos para escribir esta novela corta, ya que al final, todos estamos solos. Y quizás, eso es todo lo que basta para sentirnos acompañados.

lunes, enero 23, 2012

Ashley Cabrera y su arte


Ashley es una joven sumamente talentosa que acaba de cumplir 16 años.
Le encanta leer y escribir poemas.
Es sobrina de la escritora Yolanda Arroyo Pizarro.

Saeta, the poems (fragmentos)

Saeta, the poems (fragmentos)...




This book was made possible thanks to Reneé Thomas, Director of Black Cultural Center at Purdue University in West Lafayette, IN. I was very happy to have instructed a group of students in a Creative Writing Workshop Taller de Mujer Negra Cimarrona Puertorriqueña on October 2011 in San Juan, Puerto Rico.

The research tour mission was to explore the African Influence on Puerto Rican culture and identity.  The tour included 45 participants from the BCC Performing Arts Ensembles (Black Voices of Inspiration, Haraka Writers, Jahari Dance Troupe and the New Directional Players drama troupe). 



26. las negras paren amarradas
vigiladas por el capataz
toqueteadas por los mayordomos
amenazadas por la cocinera evangelista
ochosi omo mi wara wara
ya saben los amos
que ellas mismas paren
con todo tipo de tretas
cuerdas de cultivo
amarres de finca y hacienda
las propias cadenas que impiden sean revoltosas
o los ombligos de placenta
ochosi omo mi wara wara
dicen los bailes ilícitos nocturnos
que las negras ahorcan a los neonatos

ya saben los amos
que las comadronas ayudan
palangana de agua con especias
inmersión de burbuja y placenta
sumergen los cuerpitos
ochosi omo mi wara wara
ode ode Ochosi

ya saben los amos
que hay que vigilarlas
a las mujeres negras esclavas
han hecho pactos de eshu lona
para no traer al mundo
hombres y mujeres cadenas
ode ode Ochosi

ya saben los amos
que existe Orúnmila para nosotras
el sacrificio de codorniz
el rezo de Inlé
los cantos de ossayín
ode ode Ochosi
yemaya e olodo awoyo iyami

y el día del bautismal católico
para no ser ofrecidos
a la virgen de la caridad del cobre
antes del intercambio por ochún
ni a santa bárbara
antes del canje con changó
ni a los otros transmutados
san lázaro por ayé
san jorge por ogún
nuestra señora de la candelaria por oyá
san martin por eleguá
virgen de las mercedes por obatalá
yemaya e olodo awoyo iyami
las negras introducen
en la garganta de los chiquillos
hogazas de pan sin humedad

se santiguan
cortan alguna piel oscura
la suya
la de una hermana
pasan la lengua por la mejilla
la de una hermana
la suya
para el derramamiento de sangre
en honor al sacrificio
yemaya e olodo awoyo iyami
y las más atrevidas
las más valerosas
las que reciben palizas
mientras evitan el coito y la sodomía
cercenan sus propias gargantas 


27. reglamento de la esclavitud de 1842
Artículo 1
todo dueño de esclavos deberá instruirlos
en los principios
de la religión Católica Apostólica Romana
para que se críen asustados
temiéndole a los amos
como si fueran capaces los estos
de hacerles maleficios con poderes
serán bautizados si ya no lo estuvieren
con agua un poco menos bendita que la bendita
y se les auxiliará con agua del socorro
a aquellos revoltosos que desean ser libertos
Artículo 2
la instrucción á que se refiere el artículo anterior
deberá darse por las noches
después de concluir el trabajo
para instigarles miedo
a escondidas debajo de algún telar
en donde a las negras se les pueda explicar
cada propósito de cada orificio
un falo blanco en la negra boca
obediente
no morder
no hacer daño al amo
no rasgar con los dientes
tragarlo todo
y acto continuo se hará rezar el rosario
dobladas
de nalgas desnudas
mostrando pechos al aire
recitando alguna oración devota
Artículo 3
en los domingos y fiestas de precepto
podrán los dueños de las fincas
hacernos trabajar por espacio de dos horas
pero no más tiempo
ni ocuparnos en labores de la hacienda
á menos que sea en épocas de recolección
ó en otras atenciones que no admitan espera
como asearle los culos ensuciados de excreciones
a las señoritas blancas
o hacer labor de limpiar letrinas
a la señora de la casa
los Artículos siguientes
apoyan sistemáticamente
nuestra desculturalización
y consistentemente
nos inferiorizan tanto
como a los perros del campo


9. seis onzas de pescado salado o carne
cuatro onzas de arroz o frijoles
reinos dentro del imperio
Ife, Oyo y Benin

yo habitaba una región de bosques y sabanas
con tierra fértil
agricultura abundante
jornaleros diestros
realizaban obras de arte en bronce
cobre, cerámica y madera
los Wolof comerciaban con marfil
índigo y goma
los vecinos Fulani
el Congo violáceo de firmamentos
con suelos fértiles
pesca, industria de hierro
comercio y alianzas matrimoniales
gobernados por un rey manicongo
artesanías textiles
pintadas en el intento de copulación
hombre de esta tribu
con mujer de la otra tribu
los Gabe habladores del Togo
los de Ghana
los Akan y Cote d'Ivoire
los de Gambia
los Igbo
los Mbundu
los de Makua
se besan detrás de la yerba de clavo
la yerba candá los enamora
hurgan dedos sobre la cama de yonyón
un lecho de hongos y setas
Yubá bullicioso
jolgorio y fiesta
los baile de bomba
que anuncian compromisos nupciales
bembé y tambores al jurutungo
guarapo dulce exprimido
mondongo apestoso que nos hace recordar
de dónde vinimos
hacia dónde vamos
sin mogolla
sin guateque
un baile de funche de maíz para secar las lágrimas
para olvidar aquel campo
y acostumbrarnos a este
trópico traicionero
que se vuelve
una mezcla confusa de ideas y elementos


21. my clan
my family traces
una traición a nosotros mismos
our ancestry explodes
in traison
when my own brother Olué rapt us
took us to the naos
chained me, my sister, my baby brothers
my family pride was lacerated

during mask ceremony
in the new nation
the dancer goes into deep trance
he communicates with the ancestors
translates our sorrows thru the mask
during the ritual
this is your maldición, he said
dancers bring messages of wisdom
I decipher the meaning of the message
song, dance and music
musical instruments like in my old house

for thousands of years
the gradual effects
the territories
Colonial governments
systems wrecked
African drumming
shakers made of woven baskets
shakers made of gourds
rattles
Sanza,  a small thumb piano
the Ivory horn dance with the wind
hunting us
drum made of wood and animal skin
held under the arm to play
remember me my Olué traitor

Acerca de mí

Mi foto
"Odio los fluidos que se me salen del cuerpo cada veintiséis días." Yolanda Arroyo Pizarro (Guaynabo, 1970). Es novelista, cuentista y ensayista puertorriqueña. Fue elegida una de las escritoras latinoamericanas más importantes menores de 39 años del Bogotá39 convocado por la UNESCO, el Hay Festival y la Secretaría de Cultura de Bogotá por motivo de celebrar a Bogotá como Capital Mundial del libro 2007. Acaba de recibir Residency Grant Award 2011 del National Hispanic Cultural Center en Nuevo México. Es autora de los libros de cuentos, ‘Avalancha’ (2011), ‘Historias para morderte los labios’ (Finalista PEN Club 2010), y ‘Ojos de Luna’ (Segundo Premio Nacional 2008, Instituto de Literatura Puertorriqueña; Libro del Año 2007 Periódico El Nuevo Día), además de los libros de poesía ‘Medialengua’ (2010) y Perseidas (2011). Ha publicado las novelas ‘Los documentados’ (Finalista Premio PEN Club 2006) y Caparazones (2010, publicada en Puerto Rico y España).

Seguidores