domingo, abril 29, 2012

New arrivals at Librería Mágica, Río Piedras, Puerto Rico



Nuevas publicaciones disponibles en Librería Mágica de Río Piedras, Puerto Rico:

Las Negras, de Yolanda Arroyo Pizarro
Brujas y rebeldes, de Amárilis Pagán Jiménez
Cachaperismos 2012, antología lesboerótica de escritoras puertorriqueñas

Tarde de taller pre-lectura

Ayer contamos con la visita de la extraordinaria poeta Mayda Colón a nuestro taller. Nos deleitó con su poesía y su excelente retroalimentación a nuestros escritos. Haber degustado su sapiencia fue una experiencia inolvidable, sobre todo, en preparación a nuestra lectura del próximo jueves 3 de mayo de 2012.  Les esperamos.




MAYDA I. COLON PAGAN, Poeta nacida en San Juan, Puerto Rico (1975). Ha participado en innumerables congresos y lecturas de poesía en la Isla, en la República Dominicana, Perú, México y Estados Unidos. Sus poemas estás publicados en diversas revistas impresas y revistas virtuales. Ha sido presentada en varios programas televisivos, incluyendo el del afamado escritor Antonio Skarmeta. Fue parte del comité organizador del V Encuentro Internacional de Escritoras que tuvo lugar en el 2003 en la isla


A veces exhalo*
por Mayda I. Colón Pagán

A veces exhalo
y un contingente de recuerdos se da cita en mi garganta
a veces exhalo
y el humo de un cigarrillo se fuga a perseguir un color de canela
que me pinta las entrañas con el fuego que brota en tus gemidos
a veces exhalo
cuando la humedad cincela la forma de mis senos
y paseas por el andén de mi entrepierna,
tus dedos transitando la avenida treinta y cuatro
calle 17 punto G.
A veces exhalo
y tu olor se dispersa en un suspiro,
conmemora tus pliegues, tu orgasmo,
tus uñas recorriéndome la espalda
y a veces, todas esas veces, amor,
exhalo
víctima de esta sed
que ya no cabe en mi boca.

*Poema incluído en la Antología Cachaperismos 2010

viernes, abril 27, 2012

David Caleb Acevedo publicado en Dinamarca

La prestigiosa revista Aurora Boreal de Dinamarca, dirigida por Guillermo Camacho y que establece enlaces y difusiones de la literatura en español al otro lado del mundo, publica por estos días al talentoso David Caleb Acevedo.  Aquí el enlace http://www.auroraboreal.net/index.php?option=com_content&view=article&id=1209%3Amadre-de-arena&catid=82%3Apoesia&Itemid=199

jueves, abril 26, 2012

La denuncia desde el Cuerpo, la protesta desde la Erótica




La denuncia desde el Cuerpo, la protesta desde la Erótica
Por Yolanda Arroyo Pizarro


Quisimos escribir desde el cuerpo y la erótica, conversando sobre aquello que nos incomoda, sobre lo que es injusto, sobre la inequidad.  Hicimos ejercicios que denunciaban la infibulación, que metaforizaban  las espinas de acacia, y que permitían el desborde de la rabia por la ablación, por las niñas abandonadas en cunas de India, por el planchado de pechos en África, por la trata, por las clínicas de violaciones correctivas para evitar el lesbianismo, por la escandalosa esclavitud (la antigua y la actual), por la violencia de género, por el abuso sexual, por la Inquisición, por la quema de brujas…

Nacieron textos desde la médula, con caricias que gritan, con regodeos que cercenan, que piden que nos miren para que denuncien con nosotras…

Por eso les invitamos a que nos acompañen el próximo jueves 3 de mayo de 2012 en Poets Passage, a las 7:00 pm.  Mientras tanto, aquí va un bocado...




Esencia Eterna
Jennymer Rivera Alameda


Son tus labios suaves, húmedos y delicados,
abertura cóncava llena de misterios.
Cohabitas con el deseo y la pasión de llegar al más allá,
al más allá de la razón hacia el punto en que detonas de placer.

Son tus curvas finas y sutiles.
Te rodean exquisitos manjares que son tu huella de mujer.
Huella de mujer que es guía de perdición
y dulce emblema enigmático de rendición.

Allí estas tú, glorificada y sublime,
intocable e inaccesible.
Deseada y elogiada,
musa eterna entre poetas
e inspiración divina del ser.

Tus misterios causan desasosiego,
temen a tu fuerza creadora.
Tu luz imponente desorienta sus sentidos
al mismo tiempo que ensordecen su razón.

Allí joven aún yaces inmóvil, controlada y aterrada,
llena de preguntas no contestadas.
Pierdes tu fuerza y tu esencia
mientras castran tu luz de mujer.

Navajas viejas tajan tu piel fina.
Cercenan tus labios suaves como postas de res.
Retorcida del dolor gritas en silencio,
cortan tu carne, mas no castran tu ser.

Allí yaces indefensa, sostenida por tradición,
tradición sin sentido que nace del temor.
Rendida ante tu realidad ya no luchas más,
entregas tu voluntad y te dejas llevar.

Espinas punzantes laceran tu alma,
Tu espíritu tiembla ante tal desfachatez
Ritual de iniciación,
ablación e infibulación,
mutilan la piel mas no el ser.

Soy esencia mutilada, aun así soy deseada,
no habrá cortes ni dagas
que a mi alma dejen castrada.
Víctima de la tradición
mas no de la desolación,
aquí levanto mi frente y vivo,
pues el placer proviene de mi interior.



Título: UNO MENOS UNO/ Por: Giselle E. Mena

La vida es un péndulo,
al borde de mis hombros.
Puedo sentir tu nariz húmeda de lobo…
Parpadeo y el cielo se vuelve una grieta.
Vas lamiéndome despacio,    
devorando mi carne fresca.
Degollas mis entrañas,
miro mi sombra
y soy una niña vieja.
Me llueves y te fundes con lo salado
de 14 hombres al día.
Aquí no se multiplican los panes,
solo espesa el sida.
Hombro a Hombro,
tu madre consuela a mi madre,
mi madre consuela a tu tía.
Soy fantasma que late,
aún me esperan con la cena servida.
¡Perfúmame de libertad!
Te cambio un millón de semen,
por una gota de humanidad.
Sin encoger los hombros,
“uno menos” dijo Mandela.
De uno en uno,
uno menos uno, pido yo.       


Sujeto #2 Mujer. De cincuenta y tantos.
Marlyn Cruz Centeno
“¿Hay algo que no te guste de tu cuerpo, que te cambiarías o te pondrías?” pregunté a una amiga. “¿Me vas a regalar el implante?” dice mientras se agarra las tetas con las dos manos y se las levanta. “Porque con una levantadita me da” se ríe.  Pienso por un momento que este ejercicio se me va ir en tetas. Le explico, que voy a escribir unos versos para un taller de poesía que estoy tomando y necesito saber ese “oscuro secreto” para poder hacer el ejercicio.

Entonces se quita el zapato y saca su pie izquierdo  y me lo pone en las piernas. “¿Ves?” pregunta volteando un poco el pie. Miro con atención y noto  una cicatriz que va desde el interior del arco del pie y señala diagonal hacia el tobillo. Le paso el pulgar por encima y entonces la miro a los ojos.

“Mi papá era un borracho que se ponía muy violento, cuando yo tenía unos diez o doce años bebió hasta no reconocernos a mis hermanos y a mí” comenzó contando. “Agarró el machete para cortarnos por que pensaba que íbamos a robarle y todos nos fuimos “jarda” abajo corriendo para escapar del viejo. Yo era la más pequeña y apenas me daban los pies, uno de mis hermanos me arrastraba, tirada en el suelo había una botella rota que terminó abriéndome el pie. Hubieses visto la cantidad de sangre. Si pudiera borrarme alguna cosa me quitaba esa cicatriz.”

¿Cuántos puntos dices?



Comparemos suturas, guerrera.
Marlyn Cruz Centeno

Mostremos la seña de las sobrevivientes.
Déjame besarte el pie que cargaba tu cuerpo en la huida.
Déjame mirarte viva y celebrarte.
¿Cuántos puntos dices?
Qué cosas que no hay costura que reprima la memoria
Cada puntada adorna el contornearse
con que llevas tu cuerpo,
saben tus pies que cargan una mujer con historia.



El pabellón perfecto
Jennymer Rivera Alameda

Música, deleite para mi alma,
entras en mí como un bálsamo energizante.
Capto tus vibraciones sonoras con mi pabellón perfecto,
pabellón perfecto que decora mi rostro.
Allí sobresales y pintas mi silueta,
silueta que no sería la misma sin tí.
Eres mi emblema hermoso, suave, delicado y fino.
Portal elegante decorado con simpleza,
que recibe vibraciones, que permite conexiones
y que refleja mi naturaleza.

         Luego de leerle el poema, su rostro asombrado y su expresión sonriente tocaron mi alma.  Me comentó: “oh, ahora entiendo”, “que lindo gesto”, “es la primera vez que me dicen algo lindo acerca de mis orejas”, “es como una caricia al alma”.  En ese momento confirmé mi teoría de que una caricia al alma no cuesta nada, alimenta el espíritu, sana heridas y brinda felicidad.  Hacer de esta práctica un hábito impacta a todos y genera energía positiva que recarga el cuerpo, el alma y el espíritu.



Ejercicio: La nodriza
Marlyn Cruz Centeno

Fue el día austero y reivindicado,
fue el día en que el grito se arrastró trepando paredes
y el silencio cansado daba rondas.
Fue el día en que un grupo de manos negras
se negó a seguir recibiendo
blancos en el mundo.
La teta negra se negó a gotear
la mamable leche blanca
para el crío del amo y no el propio.
Así fue que cada nodriza, ahogó a cada infante blanco
en un balde de agua sin color.
Así traslado la negra el grito de dolor
a la garganta de la blanca.
Así como cada nodriza se reencuentra
con su niño blanco en un cielo sin color.
El blanco temió como nunca
la escritura de la que se colgaba con tanta confianza.
Negros levantándose al catolicismo
del ojo por ojo, diente por diente.



Mis negras manos
Meryland Cuevas

Las faenas de sobadora quedaron suspendidas por la inhabilidad de mis manos rotas y heridas. Las curé con ternura. Una yerbera me preparaba un menjunje de manzanilla y sábila. Todos los días,  pensaba en el dolor de esas extremidades y en el sabor de la venganza.

Llamaste a que tu cuerpo nuevamente atendiera, cuando te diste cuenta que ya mis negras manos estaban mejorando. En silencio me acerqué a ti, tomé mis aceites y los unté suavemente por tu espalda. Me hiciste la advertencia que tuviera cuidado con mis uñas para que la tragedia anterior no se repitiera.  Mientras yo, a tus espaldas sonreía.

Te sobé de la mejor manera posible, esperé que mis cuidados te hicieran relajar tanto que prácticamente durmieras en mis dedos. El momento que esperaba.  Estaba preparada para vengar mis nudillos, te llamé y te pedí que te voltearas para seguir aceitando tu cuerpo. Entre dormido y despierto hiciste el movimiento, aún  con tus ojos cerrados y tu pene erecto.

Había llegado el momento, con el que siempre soñaba, con el que tanta furia deseaba.  Me acerqué a tu cara con dos largas y puntiagudas espinas de Acacia que celosamente guardaba entre los pechos.  Por unos segundos me detuve a contemplar tu rostro y recordé cómo se transfiguraba.  Me tomó poco tiempo retomar mi ira y desatarla en tus ojos.

Ya no importa lo que hagan de mí.  Si a la horca han de condenarme, tus malditos ojos jamás volverán a ver mis negras manos.


Cuerpo y Erótica, la lectura


Cuerpo y Erótica
la lectura

jueves 3 de mayo de 2012
7:00 PM
en Poets Passage, Viejo San Juan
ven a escuchar nuestras denuncias y quejas sociales desde el erotismo y la seducción
Además, estará con nosotros Javier Febo, leyendo en Estreno Mundial de su poemario Novilunio

miércoles, abril 25, 2012

Herencia Afro Boricua en Las Negras de Yolanda Arroyo Pizarro


Palabras de la Dra. Carmen Centeno

Las negras nos transporta al mundo de la esclavitud paridora según algunos teóricos de la modernidad. [...] Yolanda Arroyo Pizarro, su autora, nos sumerge en la violencia que los códigos de la época validaban mediante un derecho patriarcal. Su escritura, que  es totalmente transgresora, se cuela por entre los intersticios más íntimos de lo sexual para presentar los cuerpos devaluados y atormentados.  Aquí sexo y tortura van de la mano. Lo (in) justo está justificado en función del poder económico que explota los sujetos femeninos como fuente de nuevos ingresos y de placer. El derecho está codificado en función del poder que se ejerce sobre las otras no solo como trabajadoras, también como reproductoras.

Algunos detalles del texto nos recuerdan al Alejandro Tapia que consignó en Mis memorias lo horrendo de la institución esclavista, sobre todo con su ejemplo de los latigazos a la mujer encinta para lo cual se cavaba un hoyo en la tierra en el que depositaría su barriga para poder castigarla. Las escenas de Arroyo Pizarro son igualmente crudas y en el texto desglosa sus fuentes de información.

El capitán del nao amarra las piernas a la mujer que había intentado escapar en la orilla durante el trayecto de las canoas. Respira poco.  Sus desangradas orejas y orificios nasales no le permiten gritar. Se retuerce, lucha, pero lo hace con un llanto silencioso mientras es levantada en vilo, desde el suelo, por los pies. Cabeza abajo y amarrada también de las manos, varios hombres colaboran para lanzarla al mar. (p. 57)

La escena se cambia. Ahora otra mujer es lanzada al mar. Wanwe piensa que va a ahogarse, pero su final es otro. Cuando deciden alzarla su cuerpo ya ha sido cortado a la mitad por los tiburones. Es un acto de excesiva crueldad que sirve para aterrorizar sicológicamente a las féminas.

Ante la violencia a que son  sometidas las negras la confesión de la esclava Ndizi antes de ser sometida a la horca no resulta sorprendente, sino fruto de la desesperación y acto de resistencia que nos hace cuestionar lo justo y lo injusto ante sus palabras sobre la muerte de los niños:

Los ahogo en el balde de recolectar placentas, padrecito. Presiono sus negras gargantitas con mis dedos y los sofoco. O les asfixio con su cordones umbilicales, incluso maniobrando antes que salgan del vientre. (p.  93)


Autoritarismo, gobernanza y lo (in) justo están íntimamente unidos en esta[s] obra[s], pues el autoritarismo abole la gobernanza, borra las posibilidades de la normativa de lo justo que parta de una ética de derechos humanos. Los autores puertorriqueños han ejercido su palabra para contribuir a la elaboración de una praxis que niegue el totalitarismo y que muestre los efectos del mismo en las vidas humanas, particularmente en esta isla caribeña cuyo estado huele a carroña y corrupción. El terror presentado nos recuerda las descripciones de Eduardo Galeano ante las torturas. Son siempre las mismas, ayer y hoy. Lo mismo en el estadio de Chile bajo Pinochet que en las zonas en que durante la Guerra Civil Española murieron asesinados muchos liberales, cómicos, homosexuales, mujeres valientes. La muerte es la misma en la matanza del 37 en República Dominicana que en los actos de Cerro Maravilla en Puerto Rico.

[Se] ha elegido llenar el vacío de la memoria rota de que nos hablara Arcadio Díaz Quiñones, grabar mediante la escritura el autoritarismo vivido tanto como las resistencias cotidianas; labrar otro horizonte a través de la denuncia y de la invención de otra historiografía, una que nos libere de un estado aséptico, autócrata y excluyente, una que rompa con la borradura de la historia y las trampas del olvido. En este sentido [se] han enfrentado las relaciones de poder no como entes pasivos sino con un campo entero de respuestas como ha propuesto el gran francés [...] Michel Foucault: Una relación de violencia actúa sobre un cuerpo o cosas, ella fuerza, doblega, destruye.

Las Negras en Amazon.com

Palabras claves: afro puertorriqueña, afro antillana, afrodescendiente, negras, negritud, época esclavista, colonización, esclavitud, escritora puertorriqueña, literatura de Puerto Rico, Bogotá39, escritura transgresora

Cachaperismos 2012: en ruta hacia la visibilidad lésbica


POR: Yolanda Arroyo Pizarro

Recuerdo que en 2009 mi pareja Zulma Oliveras, al arribar a la Isla luego de 20 años de vivir en Pennsylvania y California, me preguntó dónde podía adquirir un libro escrito por puertorriqueñas parecido a la selección ‘Tortilleras’ de Lourdes Torres o ‘Compañeras’ de Juanita Ramos, ambas antologías de lesbianas latinas publicadas en los Estados Unidos. Al darnos cuenta de que en territorio boricua no existía ninguna, Zulma me dijo: “Deberías tú convocar a un grupo de escritoras para que tengamos una”. Y así hice. Las convoqué.

Sin embargo, quise que el junte se diera inclinado en el marco no-académico, algo así como el libro ‘Las chicas con las chicas’ de editorial Egales, para todo público. Este libro se acababa de estrenar ese mismo año en España e incluía a las conocidísimas autoras María Castrejón, Mabel Galán, Libertad Morán, Lola Van Guardia y Cristina Peri Rossi, entre otras.

Una vez convocadas, algunas dijeron que sí y otras que no. Y era lógico, porque sabíamos que existían miedos y retos. Al final, se publicó el libro en el 2010 y contactamos a la Dra. María Elena Olivera logrando una invitación al Primer Coloquio Internacional de Escrituras Sáficas de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Estuvimos en contacto por algunos meses a través del correo electrónico, y aunque ese año no logramos asistir, sentimos que la invitación persé nos había ganado un éxito. La mayor satisfacción llegó en 2011 cuando se nos otorgó el Premio PEN Club de Literatura Nacional.

Nunca hemos perdido de perspectiva que esta selección boricua nace de la inquietud por nuestra propia visibilidad, tanto de la vida real como la literaria. Quisimos declararnos mujeres amantes de literatura, amantes de la justicia, amantes de la equidad y amantes de otras mujeres como nosotras.

En el 2010 se consolidaron en el primer tomo las escritoras Amárilis Pagán Jiménez, Sandra Marién, Beatriz Camacho Muñóz, Ibelle Ayala Rosado, Marlyn Cruz Centeno, Mercedes Garriga, Aixa Ardín Pauneto, Zulma Oliveras Vega, Karen Sevilla, Angélica Díaz Mojica, Muna Planas, Mayda Colón y esta servidora, Yolanda Arroyo Pizarro.

Ahora en la secuela, se incluyen además a Lilliana Ramos Collado, Nemir Matos, María Soledad Calero, Charlene González, Raquel Salas, Yolanda Rivera, Carmiña Pasos y Meryland Cuevas. La veintena de autoras que totalizan ambos proyectos (2010 y 2012) se han propuesto dejar un documento escrito sobre el tema lésbico, adornado por lo erótico, que permita hacer constar en el mundo las luchas y adelantos del movimiento LGTB puertorriqueño enfocado en lo femenino lesbiano.

martes, abril 24, 2012

Mundo cruel...el play

Por Rafah Acevedo
Para Claridad

Mundo cruel es la colección de cuentos más leída en Puerto Rico en los últimos dos años. Y lo bueno es que se trata de un texto escrito con gracia, inteligencia, logrando hilvanar entre tramas untadas de humor los colores de la tristeza. Es, en resumen, un libro sobre la vida.

Luis Negrón, su autor, es un cinéfilo que ha publicado reseñas en varias revistas del país y del exterior. Pregúntenle a Luis sobre el cine mexicano. Es un experto. Interróguenlo sobre el cine de Japón, que si no sabe les contará una historia memorable. Creo que ese amor entrenó desde siempre al hijo predilecto de Guayama del dominio de los diálogos. Esa soltura y fluidez como de cine que tienen sus cuentos es cuestión de filiación amorosa con el arte de luz. Él me lo dice, con emoción que enternece, que el cine es su fuente, y la lectura de Manuel Puig (ese otro cinéfilo) y Darío Fo, entre otros.

Ahora Mundo Cruel, en su segundo aniversario, toma otra forma hermana. El escenario teatral. En la Sala-Teatro Beckett, otro oásis de arte en Río Piedras, cobrarán vida algunos de los relatos y personajes del libro. Ubaldo Figueroa, Gabriel Leyva, Francisco Capó, Yadiliz Barbosa y Joealizz Filippetti son los actores. Jacqueline Duprey dirigirá. Y yo estuve hablando con la directora y el autor hace unos días.

Luis Negrón, que además de escritor es catador de libros y ejecutivo de la editorial Libros AC, me comentaba que, a pesar de ese dominio de los diálogos y la fluidez cuasi oral de los cuentos, no es verdad que estén listos para el teatro. Como muy bien señala Jacqueline Duprey, las conversaciones entre ella y el autor permitieron activar el textos y enriquecerlo de acotaciones para la representación. La adaptación, me explican, supone convertir monólogos en diálogos; desarrollo argumental de algún personaje; o activar una carta con una efectiva conversión teatral.

Para Negrón, un reto atractivo es trabajar los textos de modo que sirvan para crear esa empatía necesaria en el público presente en sala. Imaginar el espacio escénico y mover a los personajes, darles vida.

Jacqueline Duprey es una experimentada actriz, directora y profesora de drama. Trabajando con El balcón de Jean Genet en la Universidad de Puerto Rico decidió retomar el trabajo de algunos de los actores jóvenes que estuvieron bajo su dirección, alguno de los cuales le mostró el trabajo de Negrón. Para Duprey esta puesta en escena es una apuesta a la confianza en ese grupo de actores (junto al joven veterano Francisco Capó), fe en el espacio de la Sala-Becket y admiración por Mundo Cruel. Sospecho que esta vez el autor del libro no va a actuar pero Jacqueline lo tiene en la mira para una próxima ocasión. A fin de cuentas, Luis Negrón estudió actuación. Es un secreto, creo. Pero lo cierto es que él salió de Guayama un día y tomó cursos en Adis Television Academy.

Si Jacqueline Duprey decidiera convertir a Luis Negrón en actor lo lograría. Charlando con ella es evidente su pasión y su preparación. Exige al actor rigor, disciplina, ejercicio. Además, solicita estudio riguroso. Ejemplo de ello son los cinco meses de ensayo y labor para el montaje de la pieza de Genet antes mencionada. El grupo de actores jóvenes tiene ese entrenamiento y conocen a su directora. Ella sabrá sacarles el máximo de histrionismo. Francisco Capó es un actor probado. Lo hemos visto en trabajos experimentales, en versiones teatrales de cuentos de Julio Cortázar, en películas para la televisión y en el teatro universitario. Estos elementos suponen el convencimiento de que ‘Mundo cruel, el play’ será una pieza importante. Se reúnen aquí dos talentos. Y van a construir una pieza de nuestra vida con personajes que sufren de melancolía y soledad pero quieren vivir, apuestan a la vida, al goce, a la risa y al cinismo como resistencia. Como dice Luis, ese experto en cine mexicano: aprendemos de ese dolor, lo hacemos melodrama que es como sufrir de mentira o crear un dolor ficcionalizado. El resultado son cuentos memorables y ahora un trabajo teatral que sin duda nos dará mucha satisfacción.

Hay que apoyar la Sala Teatro Beckett porque está en Río Piedras y hace algo loable: buen teatro.

http://www.claridadpuertorico.com/content.html?news=E00F9A0CAE2CF1BA9879BF964042B006

domingo, abril 22, 2012

Albany, NY Visit- Readings, workshops and activities for Yolanda Arroyo Pizarro

University of Albany, NY - Monday


Union College, NY - Monday 

University of Albany, NY - Tuesday


Also on Tuesday, April 24, 2012
2:30- 4:00 PM.  Visit to New York Writers Institute
5:45 – 7:30 PM. Discussion with Students “ASPN414/531: Literature of the Hispanic Caribbean”

Call For Papers

No Anxiety: Recent Latin American Narrative and the Canon (collection of essays)


full name / name of organization:
Tim Robbins and Eduardo Gonzalez

No Anxiety: Recent Latin American Narrative and the Canon.

Recent and new Latin American writers seem to have cast aside the influence of the Latin American “Boom.” They have ventured into the creation of vigorously new narratives, focusing on urban and global issues, moving away from the Boom's epic narratives infused with cultural nationalism. The links with the previous generation are there, but without any type of anxiety of influence (one thinks of Rodrigo Fresán's story in Granta of how he once knocked down Borges while running after his girlfriend through the streets of Buenos Aires).

Proposals are being sought for an edited collection of essays on recent Latin American writers. We are looking for papers that examine any aspect of narratives published during the last decade of the 20th century and the first decade of the 21st century. The main focus of the collection is the relationship between these new authors and the Latin American literary canon. Articles may focus on a single author or on a group of writers (e.g. McOndo, Generación Crack). Papers can be written in English or Spanish. Some of the writers we are interested in are:
Yolanda Arroyo Pizarro
Roberto Bolaño
Federico Falco
Rodrigo Fresán
Alberto Fuguet
Andrés Neuman
Pola Oloixarac
Antonio Ortuño
Ena Lucía Portela
Lucía Puenzo
Edmundo Paz Soldán
Cristina Rivera Garza
Santiago Roncagliolo
Mayra Santos Febres
Samantha Schweblin
Carlos Yushimito
Jorge Volpi

If interested, please submit proposals in Spanish or English (300-500 words) and (one-page) CVs to Tim Robbins (trobbins01@drury.edu) or Eduardo Gonzalez (jgonzalez2@unl.edu) by June 1st, 2012. If your proposal is accepted the final essay of 6,000 – 11,000 words will be due by October 15th, 2012.
cfp categories:
cultural_studies_and_historical_approaches
journals_and_collections_of_essays
popular_culture
twentieth_century_and_beyond


Origin URL: http://call-for-papers.sas.upenn.edu/node/46047

sábado, abril 21, 2012

Arroyo Pizarro's Kindle Editions

Books"Yolanda Arroyo Pizarro" › Kindle Editions


1.


Caparazones (Spanish Edition)

by Yolanda Arroyo Pizarro (Apr 18, 2012) - Kindle eBook



2.

Las Negras (Spanish Edition)

by Yolanda Arroyo Pizarro (Apr 17, 2012) - Kindle eBook



3.

Cachaperismos 2012 (Spanish Edition)

by Zulma Oliveras Vega, Yolanda Arroyo Pizarro, Nemir Matos Cintrón and Lilliana Ramos Collado (Apr 15, 2012) - Kindle eBook

Formats Price New Used
Kindle Edition Auto-delivered wirelessly
(read for free)
to buy

viernes, abril 20, 2012

David Caleb Acevedo vs. Elijah Snow: la saga de la nueva poesía


Contrario a lo que algunos incautos pudieran suponer (y polemizar), el poeta puertorriqueño David Caleb Acevedo utiliza desde hace más de tres décadas, y de manera transparente frente a todos el seudónimo de Elijah Snow por ser éste su amigo imaginario de la niñez.  Ahora en su segundo libro presentado ayer en Ciudadela, ‘Empírea: saga de la nueva ciudad’, el artista dedica varios textos poéticos a este personaje de desdoble a quien le debe parte de su vida, dichas y hasta sufrimientos.  El poemario se presentó anoche bajo el padrinaje de la Editorial Erizo y el bautismo de la excelsa y queridísima poeta Mayda Colón.
Incluyo el poema que nos leyera la poeta Amarilis Tavares durante la velada:

El mundo de Elijah

“que se haga la luz de nuevo:: que del sudor de los
hombres de esta tierra van naciendo policromas
mariposas, mientras las mujeres paren vergeles
por sus luminosas bocas marianas:: y arda la
esperanza:: que de las cenizas
ha de levantarse
una nueva palabra.”
“[ave fénix]”
-Elidio Latorre Lagares


I.
Cae una pluma sobre las alas de cemento gris de un ángel en el Cementerio de Hartford
sobre la tumba de Elijah
y se levanta el cadáver del amigo imaginario
residuo psíquico de proyecciones astrales
en un nuevo génesis.
Mientras la hierba le regala venas y arterias,
la tierra le da ojos nuevos que la brisa secará de lágrimas.
“¡Ve a la Tierra Prometida, pequeño Elijah!”
y el joven niño se olvida del SIDA y de las aves fénix
y de la magnánima ciencia de las nubes.
Abres la puerta de tu Bleeding Hummingbird del ‘86
enciendes el motor
y te despides del mundo
mientras otros dejan suspiros en el semáforo de la esquina.
“¡Ábrete!” –dices, pequeño niño del ojo de la bruja tuerta en
/película de Tim Burton,
“¡Ábrete!”, y las líneas amarillas entrecortadas se hacen aire
mientras un nuevo camino se despide de la Tierra.
“¡Ve a Empírea, que allí te espera tu compañero!”
-dice la voz de una mujer de viento
y de los dioses que prometieron eliminar la muerte por ti,
como acción de gracias por darles la ciudad de tu mente,
los amos dulces de las nubes de azúcar,
la Segunda Tierra Prometida
en cuyo centro yace imponente y todopoderoso
el único sentimiento
que puede hacer que floten las ciudades.
II.
El camino hacia Avalón conspira sus aguas con la niebla
que se divide como decir Río Jordán y Mar Rojo
son las trompetas de Boromir y el Rey Arturo
llamando al mentor –hijo de ángel/hijo del demonio-
un Merlín que se hace joven cuanto más viejo.
Conduces en tu auto anfibio
en las aguas que dejó Buda correr sobre los pechos del mundo
y una mano de mujer sale llena de perlas y vestiduras de plata:
Nimiane, dama del lago,
siempre dama antes que diosa o mujer.
Te regala una espada
cuyo filo es una palabra en cursivo,
el OM que creó al mundo.
Ya no las aguas más la tierra de Avalón se descubre diáfana
células vivas de hombre, mujer, animal y planta
arenas vivas y flotantes en un aire de divina telekinesis
ensordeciendo la lógica siempreverde de los horizontes.
Conduces en tu Bleeding Hummingbird del 86’
y entre los caminos de la isla que conducen a Oz,
Láputa, Bodie en California y Nuncajamás,
te encuentras con la Plaza del Mercado en Río Piedras.
Bajas del auto y decides que hoy es un gran día para meditar
sobre la esquiva mitosis de las pausas.
Tomas la Espadalabra
y comienzas a escribir historias en papeles de oxígeno, helio y nitrógeno aéreo;
cuentos que se digan a sí mismos en tradición oral,
y los fundes en El Nudo Celta
que dejas sobre una mesa
sin saber si fuiste tú o no quien lo escribió.
Te montas en tu auto anfibio y dejas la Plaza
con sus caminantes venas propias
conduciendo hacia una fantasía final que perdure mucho más que las Bodas del Cordero
y el Paraíso que prometen los Testigos de Jehová;
hacia la nada, no para perderte,
sino para reunirte, pequeño Elijah
con el hombre de tu vida
soldado celta, guerrero azteca bautizado por el Sol
que te espera frente a la bendición de una diosa de viento
Reina del Nuevo Orden,
para que comas del Árbol de la Vida,
aquél de quien tu raza comió jamás por avaricia de los precursores de la ceguera;
de Yggdrasill cuyos frutos son estrellas maduras que se vuelven novas.
Come, pequeño niño, del árbolmundo, y cásate con tu hombre,
a ver si no es cierto que las novas y el universo
se contienen entre latidos, autos anfibios, mundos de leyendas perdidas
y trazos de espadas que pretenden ser palabra.
III.
El cielo es una mano que reta la abertura lozana de las puertas.
La luz de Ra, Lugh y los dioses sol
te transportan flotando en tu auto hacia Empírea,
en donde te estacionas para luego ver
cómo tu Bleeding Hummingbird del 86’
se hace una nube de átomos blancos que te visten un tuxedo.
Te arreglas el cabello en un faux-mohawk
el último corte que te dio tu amado antes de tu muerte,
y caminas hacia la Catedral de Ninguna Religión Específica.
En África, una mujer de la tribu Xhosa amamanta a su recién nacida
y sonríe mientras caen las únicas lluvias del año.
“Dile que lo amas” –te dice al oído, y tu corazón siente
las palabras dulces como los nervios de un nuevo dios.
Te acomodas los espejuelos y tus dos pantallas en la oreja derecha.
Un hombre en Japón, se detiene en un templo Shinto,
deja par de inciensos encendidos a sus antepasados
y hace reverencia,
porque el hombre de tu vida es un dios en sí mismo
si sus labios visten la cura misma del SIDA.
“¡Ámalo por siempre!”, y le contestas que esa promesa
como la intrínseca promesa de lluvia al final del ciclo del agua,
de por sí, ya está cumplida.
Entras a la Catedral, los invitados se levantan y aplauden en gritos y loas de victoria.
Reconoces todos los rostros,
Karen quiromántica, Rosalina y los Invisibles,
Juancarlos enredado en bestias cariñosas
el nocturno Moisés, un 8% de Carlos
y Mayda, la madre que te devolvió la costilla que te faltaba.
Un colibrí asecha las luces de los dioses sol,
cuando determinas que es Miroku,
el perrito salchicha que tantas veces te robó del suicidio
quien al llegar a Empírea aprendió a volar con alas de libélula y luciérnaga.
Sonríes y enrojeces.
El amado,
soldado celta y guerrero azteca imbuido por Polaris
sonríe, aún más rojo que tú.
En el límite de la creación
Lucifer detiene por unos instantes su vuelo
hacia el espacio más lejos del Plan de su fenecido padre.
Voltea su rostro y te envía la luz de la mañana,
que después de todo,
es la luz verdadera de los hombres y mujeres Ilustrados.
“¡Sé feliz!”
Un hombre en Shanghai observa el horizonte de la ciudad
sentado sobre el manubrio de una bicicleta que su esposa pedalea con esfuerzo.
“¡Sé feliz!” –se escapa de sus labios.
Una mujer seminola,
Espíritu-de-las-aguas-que-caen
enciende una fogata dentro de su wigwam.
Las llamas le revelan la boda entre dos hombres que se aman
“Dos tipos con suerte”,
porque en su tribu, les llaman doble espíritu.
La mujer decide que la muerte
ya ni siquiera es un velo para este amor
porque el amor sólo sirve cuando es pura el agua
y fuerte la tierra.
“¡Sé feliz!”
Encuentras entre los presentes, caras de dioses perdidos en Midgard
y rencontrados en Empírea gracias al incienso
que emana de un niño que se niega a ser adulto…
pasas adelante, le tomas la mano a tu amado soldado
y le miras a los ojos.
La diosa de aire te pregunta
“¿Lo harás feliz?”
Lo observas, la piel tan blanca,
sus ojos negros tan achinados
y cuando dices SÍ,
las estrellas se halan en un hoyo negro frente a tu boca,
un abismo magnético tan fuerte que se traga toda la luz del universo por un instante,
el momento necesario para la intimidad de un beso
que cuando nace
le da fin a la imaginación de las ciudades y la nobleza de las tormentas
para que nazca un Nuevo Mundo
descubierto por todos
y propiedad de nadie.
Fotos Zulma Oliveras y H. Roberto Llanos







Acerca de mí

Mi foto
"Odio los fluidos que se me salen del cuerpo cada veintiséis días." Yolanda Arroyo Pizarro (Guaynabo, 1970). Es novelista, cuentista y ensayista puertorriqueña. Fue elegida una de las escritoras latinoamericanas más importantes menores de 39 años del Bogotá39 convocado por la UNESCO, el Hay Festival y la Secretaría de Cultura de Bogotá por motivo de celebrar a Bogotá como Capital Mundial del libro 2007. Acaba de recibir Residency Grant Award 2011 del National Hispanic Cultural Center en Nuevo México. Es autora de los libros de cuentos, ‘Avalancha’ (2011), ‘Historias para morderte los labios’ (Finalista PEN Club 2010), y ‘Ojos de Luna’ (Segundo Premio Nacional 2008, Instituto de Literatura Puertorriqueña; Libro del Año 2007 Periódico El Nuevo Día), además de los libros de poesía ‘Medialengua’ (2010) y Perseidas (2011). Ha publicado las novelas ‘Los documentados’ (Finalista Premio PEN Club 2006) y Caparazones (2010, publicada en Puerto Rico y España).

Seguidores