jueves, enero 31, 2013

Afrolatinidades: Marta Moreno Vega, PhD

 
 
The Latina/o Studies Program presents a talk by Marta Moreno Vega, PhD: “Afrolatinidades” about the experience of Latinas/os of African descent and issues pertaining to the African diaspora in the Americas. MARTA MORENO VEGA is the founder and president of the Caribbean Cultural Cen-ter African Diaspora Institute (CCCADI) in New York City. She has been a staunch advocate of cultural education and ...inte-gration for years, as former director of El Museo del Barrio, and among the found-ers of the Association of Hispanic Arts and the Network of Centers of Color and the Roundtable of Institutions of Colors. She has conducted extensive research in Yoru-ba belief systems in the African Diaspora and has organized numerous internation-al conferences uniting scholars and lead-ing experts on African Diaspora religions. She is also the author of The Altar of My Soul: The Living Traditions of Santeria (2001) and When the Spirits Dance Mam-bo: Growing Up Nuyorican in El Barrio (2004); and coeditor of Women Warriors of the Afro-Latina Diaspora (2012).
Time: 4:00PM
Date: 02-11-13

Cosponsored by the Department of Afroamerican and African Studies, the Humanities Institute, the International Institute, the Office of the Senior Vice Provost for Academic Affairs, the Rackham Graduate School, the Understanding Race Theme Semester, and by the University Library.
HATCHER GRADUATE LIBRARY, ROOM 100 UNIVERSITY OF MICHIGAN, ANN ARBOR
MONDAY, FEBRUARY 11, 2013
4:00PM—5:30PM RECEPTION TO FOLLOW

martes, enero 29, 2013

Caribeñismo y afropuertorriqueñidad al desnudo: las guerreras de Yolanda Arroyo Pizarro


Caribeñismo y  afropuertorriqueñidad al desnudo: las guerreras de Yolanda Arroyo Pizarro
por: Marlyn Cruz-Centeno

La protesta al desnudo

Las minorías han necesitado encontrar diferentes armas en la lucha de hacer valer sus reclamos a través de la historia. De las revueltas y la lucha armada hemos visto cómo se ha evolucionado a estrategias que, aunque se alejan  de la violencia, no dejan de causar furor, conversación y controversia, logrando la visibilidad internacional de sus causas, y en ocasiones, cambios significativos en dirección a lograr una parte o la totalidad de sus reclamos. El cuerpo se ha vuelto un arma con que se llama la atención del mundo y se denuncia.

En enero del 2012, en Suiza, tres mujeres jóvenes miembros de FEMEM, un grupo de protesta ucraniano, marcharon con el torso desnudo por las calles portando  letreros que leían: “Poor because of you” (Pobre por tu culpa). Las mujeres intentaron trepar las rejas de un complejo privado enfrentando a gritos a la policía. La noticia y la imagen de las mujeres viajó el mundo. El público no pudo mirar a otra parte. El grupo se manifiesta a través de toda Europa utilizando la misma táctica; las mujeres participantes se muestran mayormente “topless” o con muy poca ropa en temperaturas heladas, con letreros relacionados a su causa. Su “look”, la desnudez, obtuvo y obtiene gran cantidad de atención al igual  que la causa de su denuncia en este caso: la esclavitud sexual, las agencias de matrimonio internacional y  el tráfico de mujeres. [2]

En diciembre del 2005, en Puerto Rico, Carla Capalli, miembro y activista del grupo Personas por la Ética en el Trato a los Animales (PETA) hizo una manifestación semidesnuda  portando cadenas para concienciar el maltrato a los osos polares en los circos. Su manifestación acaparó la prensa del país y la discusión pública y logró la posterior enmienda a la Ley de protección de animales. Actualmente se prohíbe que los circos ingresen osos polares en Puerto Rico  para su utilización en las presentaciones.

En noviembre del 2011, la egipcia Aliaa Magda Elmahdy, publicó una foto desnuda en las redes sociales (Facebook y Twitter) con una nota que manifestaba:  "gritos en contra de una sociedad de la violencia, el racismo, el sexismo, el acoso sexual y la hipocresía" ("screams against a society of violence, racism, sexism, sexual harassment and hypocrisy"),  ello como reto a la restrictiva estructura Egipcia. Su acto fue diferente al de FEMEN y al de Carla Capalli, no partía de un colectivo organizado ni representaba organización alguna sino que partía desde su individualidad, pero tenía un efecto similar, el desnudo se utilizaba como una catapulta a la visibilidad internacional dando atención a una causa, en este caso las costumbres represivas de la mujer en Egipto. [3]

La desnudez como herramienta de protesta tiene antecedentes más antiguos y se ha utilizado por grupos organizados e individuos para llamar la atención a los problemas sociales existentes: el maltrato a los animales, la guerra, la violación de los derechos humanos, entre otros. [4,5]

En estos casos hablamos de mujeres que provocan al “estatus quo” armadas de la desnudez y la vulnerabilidad, obteniendo atención a sus causas, provocando siempre la visibilidad.

En el campo de la imagen visual, el fotógrafo Spencer Tunick es muy conocido por su propuesta de fotografía a grandes masas de personas desnudas dispuestas en formaciones artísticas que se sitúan en localizaciones urbanas o reconocidas. “Sus imágenes provocan tensiones entre lo público y lo privado, lo tolerado y lo prohibido o lo individual y lo colectivo.” El trabajo de Spencer Tunick alrededor del cuerpo desnudo es también una confrontación a lo establecido y ocasiona grandes controversias en muchos de los lugares donde hace sus fotografías. Su sesión fotográfica más concurrida hasta ahora tuvo la asistencia de 19,000 personas y no hubo pago de por medio a los participantes. [6]

El desnudo, por tanto, es un vehículo que confronta a diferentes niveles y no es sorpresa que se utilice cada vez más, combinado con alguna causa importante, con la intención de lograr la atención de la comunidad y el gobierno nacional o internacional.

Literatura y el desnudo como vehículos de denuncia

En el caso de la  literatura, por otro lado, esta se ha utilizado desde tiempos inmemorables para hacer denuncias. No es por tanto sorpresa, que el desnudo y la palabra se combinen como una evolución casi inevitable en las herramientas de denuncia.

En el año 2005 el libro Los documentados, de la escritora Yolanda Arroyo Pizarro, presentaba en su portada un par de pies desnudos, pies de tez negra, mostrando los dedos, tobillos y parte del inicio de las piernas que quedan cubiertas por las patas de un pantalón raído. Estos pies desnudos se convirtieron en los representantes del tema central del libro: la tragedia de los indocumentados y otras tantas vivencias en torno a su experiencia como el machismo, la insatisfacción, la falta de dirección entre los adolescentes, el consumo de drogas, el incesto, el discrimen, la hipocresía, la corrupción, la burocracia, los abortos, y los prejuicios.

En Ojos de luna, de la misma autora, publicado en el 2007, la silueta en sombras de un cuerpo desnudo se presenta en la portada. Sentado en el marco de una ventana a la luz de la luna, aparece custodiando una colección de cuentos en que se toma conciencia de ‘voces y conciencias abigarradas de: amazonas taínas, esclavas violadas, un hermafrodita zoofílico, una esposa maltratada, un niño convertido en discípulo sexual.’ “Esta mímesis que repasa el delirio de la historia desde la perspectiva de los “vencidos”, en verdad inventa subjetividades contemporáneas resultantes de un devenir minoritario políticamente motivado y replantea el espíritu de rebeldía radical que la historia suprime.” [7]

La novela Caparazones, publicada en Puerto Rico en el 2010, viste una portada en color sepia. Muestra un solo lado de un  cuerpo de mujer al desnudo, el medio torso que se mira nos muestra un seno desnudo, del cual caen dos gotas blancas; se observa el ombligo, el vientre y la mano derecha que descansa sobre el muslo izquierdo se ahueca para sostener un huevo. Este seno desnudo y goteante es la antesala para un contenido de actualidad en que la autora desarrolla ‘una crítica a la política ambiental de los gobiernos actuales y encara al lector con un discurso que aboga por la igualdad de los seres humanos más allá de las preferencias sexuales.’ [8] Este libro fue luego publicado en España con una portada igual de sugerente en donde dos cuerpos de mujeres que no llevan ropa se abrazan.

En la portada del libro Las negras, publicado en el 2012, una mujer desnuda del torso hacia arriba, se cubre con las manos las orejas, y los brazos —de manera natural— cubren los pechos al aire, mientras ella mira de frente al lector, al futuro lector o a quien sea que sostiene el libro. La negra se viste tan solo de un collar, un sombrero tejido y tinta de tatuaje en el antebrazo izquierdo. La dedicatoria del libro parece decirlo todo: “A los historiadores, por habernos dejado fuera. Aquí estamos de nuevo... cuerpo presente, color vigente, declinándonos a ser invisibles...rehusándonos a ser borradas.” La autora denuncia la invisibilización de las negras en la historia. Las negras nos transportan al mundo de la esclavitud paridora según algunos teóricos de la modernidad. [...] Yolanda Arroyo Pizarro, su autora, nos sumerge en la violencia que los códigos de la época validaban mediante un derecho patriarcal. Su escritura, que es totalmente transgresora, se cuela por entre los intersticios más íntimos de lo sexual para presentar los cuerpos devaluados y atormentados. Aquí sexo y tortura van de la mano. Lo (in) justo está justificado en función del poder económico que explota los sujetos femeninos como fuente de nuevos ingresos y de placer. El derecho está codificado en función del poder que se ejerce sobre las otras no solo como trabajadoras, también como reproductoras.” [9]

Arroyo Pizarro funge como antóloga en los noveles libros de poesía y narrativa lesboerótica en los años 2010 y 2012 respectivamente. Sus portadas son reincidentes en la línea del desnudo femenino. El primero nos muestra un cuerpo de mujer en una pose casi acrobática, un cuerpo doblado a la mitad  que se mira de costado; vemos las nalgas iniciando la imagen y los muslos tocando los pechos, las rodillas a nivel del rostro que no se ve. La portada de la selección de 2012, por su parte, nos exhibe una mujer desnuda  y alada como si fuera un hada, sentada con las rodillas recogidas cercanas al torso. Estas antologías son las primeras de temática lesboerótica en el país natal de la bravía autora, Puerto Rico.

Su libro Lunación podría ser el que viste la portada que más impacta visualmente. Presenta un desnudo frontal  en que se mira la mujer desde la cabeza hasta casi las rodillas, mientras muestra el pubis, los senos y parte del rostro. Impresiona ver la parte superior del cuerpo con un atado que podría traer a la mente del observador el “bondage” (práctica erótica que consiste en atar a la pareja durante el sexo). Se puede presumir por la postura que se observa que la modelo tiene los brazos atados a su espalda.

En el libro de ensayos, memorias y reglas de escritura La Macacoa, publicado en  el 2012, Yolanda nos presenta a una mujer negra que parece que nos mira, y que además tiene una apariencia andrógina, sin cabello.  Su boca abierta casi nos grita mientras se cubre los senos desnudos con sus manos. A través de los ejercicios de escritura propuestos en este texto, invita al nuevo escritor a sumergirse en un proceso de confrontación creativa. Provoca al lector inevitablemente con temáticas subversivas, refrescantes,  pero siempre conscientes de los temas sociales que sintonizan la caribeñidad y la afrodescendencia de la propia autora y de sus coterráneos.

Avalancha, publicado en 2011, posee una de las portadas más escandalosas: la imagen de un torso femenino desnudo de pie y cuatro manos que lo tocan.  Dos  de las manos están sobre el pubis, el otro par justo bajo el ombligo. Este libro contiene una selección de cuentos, entre ellos: “Borealis”, “Montar las olas” y “Estallido de besos rojos”.  Según la crítica, esta colección de cuentos  “abarca el tema del vicio, la locura y el lesbianismo de una forma libre, el dolor en el cuerpo ajeno y el deseo de castigar. La violencia sexual se toca de soslayo y con una sutileza que demarca hasta donde se puede llevar el hilo narrativo sin caer en clisés”. [10]

Alinear los libros mencionados y otras publicaciones de Yolanda Arroyo Pizarro, lado a lado con las portadas mirándonos, nos haría pensar que estamos frente a una manifestación de protesta desnuda. Traería a la mente las fotografías  de las activistas de FEMEM o un ejercicio fotográfico de Spencer Tunick, sin duda.

Yolanda Arroyo Pizarro es una escritora transgresora. El contenido de sus libros aborda los temas de visibilidad de las minorías, siendo temas fundamentales en sus publicaciones el lesbianismo y la negritud. La escritora puertorriqueña imprime una poderosa carga de denuncia en sus letras y  logra, me atrevería a decir casi siempre, provocar al lector y en ocasiones hasta incomodarle. Su elección de imágenes para las portadas de sus libros es una confrontación adicional. Arroyo Pizarro ha armado sus libros, ha vestido sus letras infractoras, con un ejército de mujeres desnudas.

Las personas que compran los libros de Yolanda Arroyo Pizarro quedan infectadas con el virus de la disidencia y se vuelven partícipes en la denuncia. Quienes los adquieren, protestan junto a Yolanda.  La desnudez de las portadas en las manos del lector (incluso desde el anaquel) se vuelve un acto de revolución visual y el contenido marca y trastoca, con sus planteamientos al desnudo, las causas más lógicas y básicas desde la igualdad y equidad humanas.

Yolanda Arroyo Pizarro deviene pionera en utilizar en cada uno de sus libros esta táctica/estrategia-contenido/portada que sin lugar a dudas será emulada por otros escritores y artistas puesto que la integración de las artes de la palabra y la imagen es poderosa y efectiva.

La próxima vez que adquiera un libro de Yolanda, mírelo bien. Desde la portada se estará acercando a un texto muy lejos de ser inofensivo. Si lo hace, irá usted muy bien armado.

 

Notas:

1.Global Post.com : Analysis: The topless revolution is here http://www.globalpost.com/dispatches/globalpost-blogs/analysis-the-topless-revolution-here

2. Scoop.it: FEMEN Rightshttp://www.scoop.it/t/femen-rights


4. Nethelper.com: Nudity and protest http://www.nethelper.com/article/Nudity_and_protest

5. Nakedprotesters.com Naked Protesters & Nude Activists –Public Nudity in the public Interest http://www.nakedprotesters.com/


7.  Boreales http://narrativadeyolanda.blogspot.com/2010/03/resena-de-ojos-de-luna-e-historias-para.html -Juan Duchesne Winter, marzo 2010. (Revista Hotel Abismo # 5)




 

Datos de la autora:

Marlyn Cruz-Centeno es poeta y narradora puertorriqueña. Administra el blog de escritura creativa Marlyn Cé (www.marlynce.wordpress.com). Sus escritos son reflejos de las experiencias que se adquieren al vivir y sobrevivir en una isla del Caribe. Ha publicado sus trabajos creativos en diferentes medios, entre ellos, el semanario Claridad, la Antología de poetas y escritoras puertorriqueñas Cachaperismos 2010  y en espacios virtuales. Participó como editora de la revista virtual cultural Corpóreo. Ha cursado talleres de creación literaria con las escritoras Yolanda Arroyo Pizarro, Mairym Cruz Bernal y en la Universidad del Sagrado Corazón con Yolanda López López. Para Marlyn Cruz Centeno la escritura, dice ella, es su única ancla a la cordura. Le maravillan los medios sociales, así que pueden conseguirle en Facebook (marlyn centeno) y en twitter (@marlynpr). Es amante del vino, los chocolates y de su hijo (en diferente orden). No se imagina un mundo sin palabras. Trabaja en su primer poemario con fecha tentativa de publicación de octubre 2013.

 

viernes, enero 25, 2013

Ay Ombe y su Autología Performera Pronto en la Isla del Encanto


Ay Ombe y su Autología Performera Pronto en la Isla del Encanto
Por Yolanda Arroyo Pizarro
Josefina Báez en el Festival de la Palabra de Puerto Rico y Nueva York 2011. Fotografía: Zulma Oliveras Vega

 

«Mi proceso se da a partir de la acumulación de la escritura que hago sobre textos, vivencias y mi entrenamiento personal. De estas reflexiones y prácticas acumuladas nacen las ideas que originan y enriquecen mis trabajos. Cada pieza tiene un entrenamiento específico. En el caso de Dominicanish, por ejemplo, usé la danza del sureste de la India, llamada kuchipudi, la cual estudié por 19 años. Lo más importante del proceso fue llegar a encontrar la complejidad que me sacara de mi confort zone.»

Así ha dicho Josefina Baez sobre la génesis de su proceso creativo. Ella ha llevado su arte a través del mundo utilizando como vehículo la técnica de “Desempeño Autología” o “Performance Autology”, marca que ha registrado nacida de su original modo de ver y hacer literatura/teatro/vida. La misma “acerca el proceso creativo de la autobiografía del autor”. Y la ha nutrido de otras fuentes de este estudio que incluyen la biomecánica del teatro, la yoga, las meditaciones, la caligrafía, la danza, la música, la oralidad de la tradición, la cultura popular, la cultura del té, del video, artes plásticas, ciencias de la salud y la curación fundada en elementos asiáticos entre otros.

Junot Díaz, destacado escritor dominicano y Premio Pulitzer, ha dicho sobre Báez: « Josefina Baez ha estado rompiendo corazones y mentes abiertas por más años de lo que puedo contar. Ella es una espada bañada en llamas, es una maravilla. Levemente yolayorkdominicanyork es su trabajo más fino todavía.»

Durante el primer Festival de la Palabra celebrado también en Nueva York en 2011, tuve el placer de conocer a Josefina Baez. Inmediatamente me di cuenta que no era “del montón”. Era una mujer excepcional, única, con una voz escritural y performera enigmática, distinguible y notable. Sus textos, leídos o declamados, te movían físicamente de la silla donde te encontrabas siendo vehículo de la recepción carismática de la teatrera.

Desde 1986 es fundadora y directora de la Compañía de Teatro Ay Ombe. Ella misma se describe como “una artista, escritora, educadora y directora cuyo trabadora explora el presente y sus encuentros con el pasado y el futuro”. Báez ha participado en festivales de teatro y eventos a nivel mundial realizando talleres y retiros en vivo en donde intenta mover la fibra más elusiva y esencial de cada lector/observante. Sus obras se han publicado en la revista Forward Motion (NYC), Brújula/Compass (Latin American Writers Institute (Nueva York), Ventana Abierta (Universidad de California), Tertuliano/Hanging Out (Antología de la Republica Dominicana las mujeres escritoras en Nueva York), Vetas (República Dominicana), las conexiones del caribe: Moviéndose hacia el norte (NECA/ Washington, Dominicanish (NYC) y el Beacon Press Antología de 2011.

El próximo 14 de febrero presentará “Levente no. Yolayorkdominicanyork” en Librería Mágica, en Río Piedras, Puerto Rico. Sin duda un evento que no hay que perderse.




jueves, enero 24, 2013

Antología Nuevas Rutas reseñada

 




Como parte de un proyecto de un proyecto auspiciado por la UNESCO, la editorial PEISA acaba de publicar Nuevas rutas. Jóvenes escritores latinoamericanos (2012), antología de cuentos escritos por autores nacidos en este continente entre 1970 y 1982. Un libro en el que destaca la presencia de dos peruanos de esa generación: Carlos Yushimito (Lima, 1977), con uno de los mejores cuentos –“Tinta de pulpo”, del libro Las islas (2006)–, y Diego Trelles (Lima, 1977), que es uno de los responsables de la selección de textos.

Precisamente uno de los mayores aciertos del libro es reunir cuentos de calidad (en la mayoría de los casos) y con un conjunto de características en común: el uso dominante de la ironía, el alejamiento del discurso político y un cuestionamiento tanto de los estereotipos nacionalistas como de la “noción McOndista o posmoderna de un discurso universal”, como señala el crítico Fernando Feliu-Moggi en el prólogo. Entre los autores de los mejores cuentos de esta antología están Samantha Schweblin (Buenos Aires, 1978), Guadalupe Nettel (México, 1973), Juan Gabriel Vásquez (Bogotá, 1973), Yolanda Arroyo Pizarro(Puerto Rico, 1970) y el ya mencionado Yushimito.

Si algo queda en claro con la lectura de Nuevas rutas es que existe una interesante promoción de escritores latinoamericanos que –sin dejar de lado las enseñanzas de los maestros del boom y generaciones anteriores– está en la búsqueda de nuevos rumbos para la narrativa latinoamericana. Y que tiene entre sus referentes principales a autores como Augusto Monterroso, Manuel Puig, Ricardo Piglia, Enrique Vila Matas y, especialmente, el chileno Roberto Bolaño.
 
Fuente: http://agreda.blogspot.com/2013/01/nuevas-rutas.html?utm_source=BP_recent

miércoles, enero 23, 2013

Ó: Antología del Colectivo Literario Homoerótica


Ó: Antología del Colectivo Literario Homoerótica
Por: Daniel Torres

 

La Antología del Colectivo Literario Homoerótica, editada por su fundador, el poeta Ángel Antonio Ruiz Laboy, es un libro para devorarse en sus 193 páginas.  Dividida en dos partes, “Poesía” y “Narrativa”, no contiene ni una sola ficha biobibliográfica de los autores.  El texto de cada cual avala la calidad del nombre del escribiente.  Así como el carácter de performance de cada entrega, según reza el comentario de contraportada del editor:

Esta colección, representativa de los más de 500 valientes textos poéticos y narrativos, leídos en plazas públicas, en discotecas, librerías, en edificios oficiales del estado y en templos de la cultura, fueron diseminados ampliamente a través de medios eletrónicos y son punto ineludible en el camino trazado por nuestros predecesores hacia la equidad y la justicia.

Son poemas y narraciones que vieron primero la luz en el mundo virtual y en las lecturas hechas en lugares públicos de toda índole.  Llevar la literatura a ese campo interactivo del contacto directo con los lectores es una de las características principales de los novísimos literatos del nuevo milenio.  Aterrizar el proyecto en el medio tradicional del libro es también otro hallazgo mediante el cual el editor recoge todo el entramado para una posteridad concreta, como lo es el papel y la tinta.  Ha sido publicado en Erizo Editorial, proyecto que ya tiene a su haber diversos títulos clave como: Poesía reunida de Víctor Fragoso, El jardín en luto de Miguel Ángel Náter, Empírea: saga de la nueva ciudad de David Caleb Acevedo y el ya clásico El tiempo de los escarabajos del mismo Ángel Antonio Ruiz Laboy, entre otros.

Abre el volumen “La rosa de los vientos” de Abniel Marat, un autor que ya nos ha entregado sus Poemas de un homosexual puertorriqueño (uno de los textos fundacionales de la literatura queer boricua) y quien también ha incursionado en el teatro con obras como Dios en el Playgirl de Noviembre. Marat hilvana un texto que deconstruye las nociones de masculinidad a la manera en que la coregografía “El hombres es una rosa”, del gran bailarín ruso Nijinsky, exploraba en movimiento las capacidades del  hombre de ponerse en contacto con el género femenino en su propia experiencia.  Marat nos dice: “No soy hombre…/  Soy una mujer… Vivo en el viento…/ Yo soy lo que no puede ser: La Rosa de/ los Vientos” (11-12).  Ante la posibilidad de hacerse mujer, el hablante lírico abre la puerta hacia la relatividad de las nociones macho y hembra cuestionando el orden patriarcal heteronormativo.  Y toda la antología se dedica a presentar la carne a través del verbo como una de las características fundamentales de la literatura queer.

Son variados los textos que toman esta tendencia como eje de su escritura, donde se sigue explorando el péndulo entre lo masculino y femenino como un espacio intermedio de lo queer.  Ya no se trata de nociones cerradas de lo que es el género sino de una amplitud de registros. Un cuento breve como “Objects in mirror” de Ángel Antonio Ruiz Laboy ilustra este aspecto: “Hace tres años que vendo ilusiones a un par de hombres y que me pagan por ser lo que me gusta ser, mujer” (128).  Un travesti que hace la calle nos cuenta su experiencia.  En “Fabiola está de regreso” de Alexis G. Pedraza la famosa canción de Gloria Trevi, “Todos me miran”, le sirve de subtexto al narrador para entregarnos la historia de Fabiola, el alter ego de Peter, pareja de Luis Roberto, quien le reprime a Peter la manifestación de Fabiola.  En el cuento vemos el criterio de libertad por el cual Peter/Fabiola se desencadena de los prejuicios pequeño burgueses de Luis Roberto.

Otro eje que cruza la antología de principio a fin es el alto grado de erotismo propio de los primeros textos escritos por autores noveles.  “Conciencia” de Amárilis Pagán Jiménez es un buen ejemplo: “Eres la alambrada translúcida/ que presta forma a mi cuerpo/ cuando inevitablemente intenta derramarse/ a través de tus espacios invisibles…” (21).  “Fragmentos” de Angélica Díaz es otro ejemplo: “soy una mujer partida de labios/ una mujer que se comparte ante la abertura del cuerpo/ una mujer que ha sabido hacerse hembra hasta la hondura/ hasta desear su misma savia” (32).  Uno de los poemas más viscerales de esta corriente erótica es “Sin título” de David Caleb Acevedo: “Finalmente, al estallar,/ hazlo en mi cara,/ riega tus esporas y clama por mi humillación final/ mientras mi caverna, estremecida/ derrumba sus estatuas…”  (40).  Otro poema singular es “La Venida” de la gran Nemir Matos Cintrón: “Oigo crujientes mástiles legendarios/ estallar en agujas lanzadas hacia el cielo al venirte en mi/ boca” (79).  Moisés Agosto aporta su tanto a esta explosión colectiva de poemas y narraciones donde lo homoerótico y lésbicoerótico hace su agosto en plena libertad impresa: “Compañero de sexo roto,/ pensé en ti con el puño a cuestas,/ relatos divergentes me recuerdan tu nombre/ cuando la inmensidad de tu mano/ me invadió el cuerpo” (78).  La caricia del amor y del sexo, el estallido de la venida, el derrame y el partirse de labios son todas imágenes que gráficamente convocan una de las experiencias más humanas: la del amor y el sexo.  Esta Antología del Colectivo Literario Homoerótica es una contrapartida de lectura a las ya legendarias Cachaperismos en sus dos entregas, editadas por la escritora Yolanda Arroyo Pizarro, quien también pone aquí su buen grano de arena en este periplo erótico con el poema “Bruja”: “Se solicita una maga que también muerda los labios de abajo/ que haga a veces brotar la sangre, y a veces la saliva” (105).

Y entre el amor y el sexo hay una narración magistral de Xavier Valcárcel que sería uno de los mejores ejemplos de la literatura queer boricua en esta antología.  Se trata de “Nudo”.  Aquí se narra el encuentro de dos jóvenes que asisten a “la retrospectiva de Tom of Finland” (189) y se conquistan: “éramos sólo nosotros y todas aquellas imágenes desplegándonos sexo” (189).  “José de papel y de palabras” de Max Chárriez es un cuento que reescribe en narrativa el famoso poema de Manuel Ramos Otero al José de brocha gorda, pintor cubano por el que el poeta pierde la cabeza en Niuyol.  Luis Negrón vuelve con su ya clásico “Por Guayama”, de su bestseller Mundo cruel, y asumimos que aquí el texto aparece porque fue en las lecturas públicas del Colectivo Literario Homoerótica donde se dio a conocer por primera vez el cuento.  La poesía madura de Aixa Ardín Pauneto (“travesía del hiponauta”) elude lo erótico para plantarse en la idea de esa navegante que va “por debajo de” o tiene “escasez de” en un texto redondo: “el capitán de hielo y su hiponauta/ juegan a poblar el planeta” (16).  Rita Jarcor con su “Lección 1: Lluvia dorada” internacionaliza la antología desde México así como lo hace  Gastón Malgieri desde Argentina, con su poema a Néstor Perlongher, otro autor fundacional de la literatura queer latinoamericana.

Cierro estos breves comentarios con el poema breve “Hablarle a la pared” de Karen Sevilla porque lo dice todo: “Acaso notas de la lejanía un huirte indescifrado/ por todo tu cuerpo rígido y tu boca de piedra./ Te amo malcriada./ Es parte del proceso”  (66).  Podríamos decir que esta Antología del Colectivo Literario Homoerótica editada por Ángel Antonio Ruiz Laboy es parte del proceso de llevar al centro del corpus de lecturas queer boricuas, una selección del quehacer del colectivo en los últimos años, abogando por una literatura amplia donde el deseo lésbicogay encuentre su lenguaje propio, en pos de “seguir caminando con la solidaridad como bandera que abrace nuestras adversidades”, como reza el comentario de contraportada del antólogo.  Y esperemos que no sigamos hablándole a la pared porque ya es hora que se reconozca la labor de estos jóvenes escritores que hablan con libertad de sus criterios del amor entre hombres y entre mujeres sin tapujos de ninguna índole en el Puerto Rico del Siglo XXI.

lunes, enero 21, 2013

Presentación del libro 'Guerreras y Cimarronas' / Women Warriors of the Afro-Latina diaspora en la libreria La Tertulia

El 23 de enero de 2013 a las 7:00 PM presentaremos el libro Guerreras y Cimarronas/Women Warriors of the Afro-Latina diaspora en la libreria La Tertulia. 

"Yo quiero creer
que me tocó vivir los buenos tiempos.
Prefiero creer que este
mi tiempo
es el tiempo de los grandes acontecimientos
de las mejores cifras.
Es que da la casualidad
de que estoy aquí viva
y sonriéndole a mi siglo
a mi humanidad
a mis tiempos."

—Shirley Campbell


Presentación dedicada a Sonia Pierre por su trabajo de liberación y a todas las cimarronas que miran al nuevo día.

La colección de ensayos que componen este libro, editado por Marta Moreno Vega, Marinieves Alba e Yvette Modestín presenta el cimarronaje moderno de mujeres ejemplares de Latinoamérica. Sus autoras Nirva Rosa Camacho Parra, Mónica Carrillo, Ana-Maurine Lara, Diva Moreira, Ana Irma Rivera Lassén, Marta Moreno Vega, Vánia Penha Lopes, Yvette Modestín, Marinieves Alba, Evelyne Laurent-Perrault, María I. Reinat Pumarejo, Shirley Campbell y Lorelei Williams entrelazan su activismo con la lucha íntima de afirmación racial.




 

Dinorah Marzan presentó su libro 'Olvido' en Libros AC

Dinorah Marzán, un insecto polinizador
Por Choco Orta
Palabras de la Sonera del Nuevo Milenio durante la presentación del libro ‘Olvido’ el 19 de enero de 2013
 
En ocasiones después de dializarse lunes, miércoles o viernes, le he preguntado cómo se siente.  "Después de la diálisis, quedo como un insecto", me dice. Escucharla decir eso me desgarraba y perturbaba. ¿Como un insecto?, pensé. Frágil, con las alas rotas, cortada por la mitad. ¿A qué tipo se refería?
Los insectos comprenden el grupo de animales más diversos de la tierra. Son una clase de animales invertebrados caracterizados por presentar un par de antenas, tres pares de patas, y dos pares de alas. Algunas de sus especies son libélulas, saltamontes, mariposas, polillas, moscas, mosquitos, hormigas y avispas.
Se comunicó conmigo la escritoraYolanda Arroyo Pizarro para preguntarme si estaba disponible el sábado19 de enero porque quería hacer la presentación del libro "Olvido" de Dinorah Marzan.  Le dije que sí.
Luego llamé a Dinorah porque no sabía que decir sobre su persona.  La recordaba con Tite Curet Alonso cuando lo acompañaba en "Tropicalísimo", un programa de radio de la universidad de Puerto Rico. Sabía que era una persona humilde, con sabiduría, con una resistencia enorme.  No le gusta el protagonismo. Es  genuina y escribe poesía.
En una ocasión me sentía deprimida y así lo expresé en Facebook. Ella me dio un consejo de aliento y solidaridad.
Le dije que recordé que Julio Torre Soto, un amigo en común, siempre habla hermoso de Dinorah. Cuando sacamos la Marina de Vieques, Dinorah ayudó a la gente llevándoles palabras de energía, empuje, ánimo y dinamismo. Le dije también: Dinorah, eres escritora y te grabé una canción aquí mismo, en este edificio donde nos encontramos en el sexto piso, en el estudio de Carlos Las Artes. Después de decirle esto, me contestó: Muy bien, con que digas eso es suficiente.
Cuando estuvimos en el estudio de grabación uno de los integrantes del grupo no daba pies con bola con el verso que debía cantar y queríamos grabar. Dinorah estaba al lado mío en la cabina. Yo  daba instrucciones al talento de cómo debían interpretar, o entonar la canción.  Ella comenzó a cantar el verso bajito, como para ayudarlo a que finalmente le saliera.  Escuché lo bien que lo estaba cantando y me emocioné y le dije que lo cantara ella, que tenía swing y tremenda clave en la forma que lo había tarareado,
Me dijo que no.  Insistí para que viniera al micrófono, para ponerle la voz y grabarla.  Se negó rotundamente. La llevé al micrófono y le dije a Carlos (Ingeniero de Grabación) que le arreglara el micrófono, regresara a la consola y no importaba cómo ella lo cantara, que oprimiera la tecla. 
Desde la consola Dinorah comentó  "que nunca había grabado en su vida, que era la primera vez".  Así que escuchemos por primera vez a Dinorah Marzán cantando un tema de su autoría: "Comprensión".
[Música]
------------------------------ 
 
Hay insectos que si te pican puedes morir, como las abejas africanas que son las más peligrosas del planeta. Luego de todo esto pienso que más que un insecto frágil o que mata, ella quedaba después de la diálisis como un insecto polinizador, necesaria para ayudar a otras, a otros.
¿Qué haría una flor si no contara con la ayuda de sus aliados los insectos que facilitan llevar sus gametos o granos de polen a otra planta para que ocurra la polinización y continúe la descendencia?
Al leer su poemario me di cuenta por qué puede dar acertados y buenos consejos: ha vivido, sufrido y amado mucho. Comprendí el tipo de insecto al que ella se refería después de dializarse:  "un insecto polinizador".
 
Choco Orta
President & CEO
Chocolocochón Bolsillo
Productions, Inc.
917-334-6481
 
 
La presentación estuvo a cargo de Choco Orta, Elsa Tió y Jesús Santiago.

 
 
 
 
 
 

 
 
 

 
 
 



 

domingo, enero 20, 2013

Nueva edición de La Belleza Bruta

Celebramos en Boreales la extraordinaria noticia de que está disponible ya, en las librerías del país, la nueva edición de La Belleza Bruta del amigo escritor Francisco Font Acevedo. Enhorabuena.




De este libro se ha dicho:



"Situándose más allá del cuento y la novela, “La belleza bruta” configura un magno universo narrativo, poblado por personajes azarosos y sexualidades tan plurales como flexibles, que sacude al lector con el concurso de su prosa astuta, incendiaria, deslumbrante".

Luis Rafael Sánchez

"Pocas veces he sentido tan vivamente la emoción de la expectativa narrativa como en estas páginas, que constituyen un lúcido viaje al corazón mismo de estos tiempos violentos que nos ha tocado vivir y de los cuales la sociedad puertorriqueña es bien representativa. Qué placer como lector encontrar un autor que sabe transformar en belleza la brutalidad de tan terribles materiales".

José Manuel Fajardo

"Cada página de este libro deslumbra, tanto por su contenido como por su increíble dominio de la lógica de personajes atados a los mecanismos internos de una narración francamente brillante por lo inteligente y provocadora. Cierto es, Font Acevedo trabaja la estética de la violencia y el lenguaje hiperrealista como nadie lo había hecho aún en Puerto Rico".

Mayra Santos Febres

viernes, enero 18, 2013

Instituto de Literatura Puertorriqueña otorga Premios Nacionales de Literatura y Periodismo a las mejores obras de 2011


El Presidente del Instituto de Literatura Puertorriqueña, Dr. Ramón Luis Acevedo, anuncia los Premios Nacionales correspondientes a los mejores libros y artículos periodísticos publicados en el año 2011. El Instituto de Literatura Puertorriqueña es una institución semiautónoma, afiliada a la Universidad de Puerto Rico, que tiene la encomienda anual por virtud de Ley, de estimular, reconocer y divulgar las letras puertorriqueñas.

La Junta de Directores del Instituto de Literatura Puertorriqueña, está compuesta por delegados de la Universidad de Puerto Rico, el Ateneo Puertorriqueño, el Instituto de Cultura Puertorriqueña, la Academia de la Historia, la Academia de la Lengua, la Academia de Artes y Ciencias, el Departamento de Educación y el Gobierno de Puerto Rico.

Tras la correspondiente deliberación de los libros y artículos correspondientes al año 2011, se acordó por unanimidad otorgar el Primer Premio de Literatura en la categoría de Creación al poemario Tambor de espuma de Félix Córdova Iturregui, del Editorial Isla Negra, con un premio en metálico de $4,000.

Se otorgaron dos Segundos Premios de Literatura en esta categoría, por la cantidad de $3,000 cada uno, al libro de cuentos La R de mi padre de Magali García Ramis y a Doce versiones de la soledad, narraciones de Janette Becerra, ambos libros de Ediciones Callejón.

Se otorgaron cuatro Menciones Honoríficas a los libros La desaparición de Jane Montgomery, libro de cuentos de Hiram Lozada Pérez de Isla Negra Editores; al libro de memorias Memoria de una maestra rural de Rosario Perea de Ramos de Publicaciones Gaviota; al poemario Calaboso de José Ramón Meléndez de Indeciones Quehase y al libro de literatura juvenil En la cabaña del tiempo escondido de Magali García Ramis, editado por SM Editores.

En la Categoría de Investigación y Crítica se otorgó un Primer Premio al libro La inquisición española y las supersticiones en el Caribe Hispano a prinicipios del siglo XVII, escrito por el historiadorPablo L. Crespo Vargas, con un premio en metálico de $5,000.

Se otorgó un Segundo Premio de Literatura en esta categoría, por la cantidad de $3,000, al libro “Yo tuve una cosa con él y no es un concepto”. Originalidad y modernidad en la literatura mística de Ernesto Cardenal, escrito por Sylma García González de la editorial Iberoamericana-Vervuert.

Un Tercer Premio por la cantidad de $2,000, en esta categoría le fue otorgado al libro de ensayos Destellos de la negritud: investigaciones caribeñas, escrito por Marie Ramos Rosado y publicado por Isla Negra Editores.

Dos Menciones Honoríficas fue otorgadas al trabajo histórico Lares en su Historia, de José “Ché” Paralitici de Publicaciones Gaviota y al libro Mona: una leyenda entre el mar y el sol de Víctor Manuel Nieves de Impressive Publications.

El Primer Premio de Periodismo, Premio “Bolívar Pagán”, recayó en el columnista Gazir Sued, por sus columnas en El Nuevo Día, con un premio en metálico de $3,000.

Un Segundo Premio de Periodismo, con un premio en metálico de $2,000, recayó sobre los artículos de Carlos Rivera Lugo.

Los premios serán entregados en ceremonia entre los ganadores a celebrarse el próximo 18 de febrero. Para más información, favor de comunicarse con el Instituto de Literatura Puertorriqueña al 787-977-2307.

Autora Invitada: Cami Báez Melo (Ecuador)

Un segundo
Por Cami Báez Melo, autora ecuatoriana
Página Personal http://www.kahinaec.com/
 
Un segundo, una palabra, una decisión tan simple como quedarse o irse. Se detiene el tiempo. Se detiene el tiempo en esa mirada, en el encuentro de esas dos miradas. Los ojos se miran, teniendo tanto que mirar, se miran entre ellos. Ella, con la mirada perdida; y yo, con la mirada desesperada.
No sé quién es, pero me inspira, me da fuerza y seguridad. De repente, ante tanta gente que está ahí escuchándome, yo sólo le hablo a ella. Como dos espíritus que se reconocen, que han estado buscándose toda la vida, que se sonríen en silencio, que se abrazan, que lloran de alegría y nostalgia por el tiempo que han recorrido solos, esperándose.
Y entonces, todo gira. Mis pensamientos y sentimientos toman un rumbo distinto. Vuelvo a la vida. Las almas se acercan, no se conforman ya con las miradas. Se reconocen también en su olor, en su sabor, en la suavidad de su piel al rozarse una con otra, en el tono de su voz y en la vibración de sus silencios.
Sienten que es momento de caminar juntas, entonces se abrazan mientras entre lágrimas y risas recuerdan el camino recorrido. Otra vez se reflejan, esta vez en sus historias que parecen estar escritas con la misma pluma, guiadas por los caprichos de la vida y esa mágica capacidad que tiene de hacernos caer con el único propósito de que nos levantemos. Y hablo de caer y levantarse porque ella y yo somos dos almas sobrevivientes. Sobrevivientes a la vida, y a la muerte.
Pero, ¿de qué sirve sobrevivir si no es para vivir? Mi alma, aterrada aún por su pasado, tan temerosa de mirar atrás que ni siquiera ha logrado darse cuenta de que el pasado ya no existe, se ha quedado paralizada, se le ha olvidado cómo vivir. No tiene una razón para su vida, y si la tiene, le obliga a camuflarse, ahí, entre el miedo y las lágrimas no lloradas.
 
 
Y llega ella, y revoluciona todo, me toma de la mano y me regresa a la vida. Me arranca el miedo del cuerpo y me obliga a llorar esas lágrimas que durante años me inundaban el pecho, me devuelve mi voz para gritar, me rescata de la prisión del pasado y me lleva al presente, dónde los recuerdos toman un significado distinto.  Y en otro segundo, tan corto y tan largo como aquel en el que se cruzaron nuestras miradas la primera vez, nuestras vidas se juntan con un mismo objetivo, usar nuestra supervivencia para acompañar la de otros, y nuestros recuerdos para re-escribir historias.
Las almas se abrazan. No hay palabras, no necesitamos de ellas porque el silencio es elocuente y nuestras miradas se hablan. Ya no recuerdo cómo hemos llegado aquí, ya no importa. Sólo importa que hoy, en este segundo, nos hemos encontrado, y que no hay nada más hermoso que dos almas movidas por el amor. Y ese “te quiero”, se transforma en una promesa de no soltarnos nunca.
 
 
Camila B. Melo
28 de octubre del 2012

miércoles, enero 16, 2013

Nueva fecha: Taller Invocando a los Ancestros - 9 de febrero de 2013



 
Taller Invocar a los Ancestros
con Yolanda Arroyo Pizarro
Creación literaria desde la narrativa histórica

6 sesiones/ $150
(787)568-3445
ejercicios de introspección
regresión literaria
poética del pasado
historia truncada

sábados 1:00pm a 3:00pm
desde 19 de enero de 2013 [pospuesto]
nueva fecha de inicio: sábado 9 de febrero de 2013
 
Librería Libros AC
Santurce
Si piensas que tus antepasados hablan a través de ti este taller es para ti
 
Matrícula: yolanda.arroyo@gmail.com  / 787.568.3445

16 de enero — Feliz Cumple Susan Sontag


La escritora, cineasta, profesora, activista, directora teatral y crítica neoyorquina Susan Sontag solía decir que escribía para definirse, como un acto de autocreación, en un diálogo consigo misma, con escritores que admiraba, vivos y muertos, o con lectores ideales.


En general, porque le daba placer, más allá de la certeza de para qué servía su trabajo; aseguraba además, amar las limitaciones, porque ellas eran la causa de su inspiración.


Sontag, sin embargo, no sólo escribió y sentenció su forma de ser, sino que actuó, de ahí que se le considere una de las máximas figuras de los movimientos intelectuales de los años 60, a quien se recuerda a 80 años de su natalicio, ocurrido el 16 de enero de 1933.


El portal "Biografiasyvidas.com", señala a Sontag como una de las intelectuales más influyentes en la cultura estadounidense de las últimas décadas, que adoptó su apellido de su padrastro Nathan Sontag, tras la muerte de su padre biológico Jack Rosenblatt.




Aquí incluyo algunas de sus citas que prefiero:

 

The past itself, as historical change continues to accelerate, has become the most surreal of subjects—making it possible ... to see a new beauty in what is vanishing.

Susan Sontag (b. 1933), U.S. essayist. "Melancholy Objects," On Photography (1977).

 

To photograph is to confer importance.

Susan Sontag (b. 1933), U.S. author. On Photography, ch. 2 (1977).

 

The truth is always something that is told, not something that is known. If there were no speaking or writing, there would be no truth about anything. There would only be what is.

Susan Sontag (b. 1933), U.S. essayist. The Benefactor, ch. 1 (1963).

 

The writer is either a practising recluse or a delinquent, guilt-ridden one; or both. Usually both.

Susan Sontag (b. 1933), U.S. essayist. "When Writers Talk Among Themselves," New York Times (Jan. 5, 1986).

Acerca de mí

Mi foto
"Odio los fluidos que se me salen del cuerpo cada veintiséis días." Yolanda Arroyo Pizarro (Guaynabo, 1970). Es novelista, cuentista y ensayista puertorriqueña. Fue elegida una de las escritoras latinoamericanas más importantes menores de 39 años del Bogotá39 convocado por la UNESCO, el Hay Festival y la Secretaría de Cultura de Bogotá por motivo de celebrar a Bogotá como Capital Mundial del libro 2007. Acaba de recibir Residency Grant Award 2011 del National Hispanic Cultural Center en Nuevo México. Es autora de los libros de cuentos, ‘Avalancha’ (2011), ‘Historias para morderte los labios’ (Finalista PEN Club 2010), y ‘Ojos de Luna’ (Segundo Premio Nacional 2008, Instituto de Literatura Puertorriqueña; Libro del Año 2007 Periódico El Nuevo Día), además de los libros de poesía ‘Medialengua’ (2010) y Perseidas (2011). Ha publicado las novelas ‘Los documentados’ (Finalista Premio PEN Club 2006) y Caparazones (2010, publicada en Puerto Rico y España).

Seguidores