sábado, diciembre 28, 2013

Violeta, el engañoso deseo del punto final: reseña por Jesús M. Santiago Rosado



Publicado en Dinamarca
 

¿Acaso puede el pasado ser presente perpetuo? ¿Cómo se sobrevive a historias que, a pesar de ser devastadoras, te siguen rondando la existencia y violentan su condición de pasado (por aquello de que son historia)? ¿Cómo le hacen para lograr traspasar los límites que les imponen el tiempo y el devenir de nuevos eventos y personajes para seguir siendo LA HISTORIA?

Violeta, la nueva entrega de Yolanda Arroyo Pizarro plantea un serio y fascinante dilema entre tiempo, personajes, eventos, coincidencias y contradicciones sobre las que se construye LA HISTORIA (la pasada y la sin final) de Iolante, una mujer que desde su adolescencia ha decidido "dejar de decidir" para entregarse a Vita Santiago, una "bola de nieve" convertida en cometa a la que "le duele la sangre" en cada intento de separación/salvación. Es un contoneo de cuerpos jugando al amorodio sin fin.

En esta ficción contada en capítulos tan breves como intensos, se conectan los nombres y las promesas, se aparean las intermitencias y las inconsistencias, y la infidelidad parece ser la única escapatoria para seguir siendo fiel a LA HISTORIA. Es un junte de cometa y desechos astrales que, luego de marcar una órbita definida, pasan fugaces, pero regresan, aunque no siempre a tiempo. Se desarman ritos como bodas y juramentos para dar lugar al libre deseo. También es una novela de la búsqueda de la libertad, una lucha validada en distintos escenarios (el político-colonial) a través del desarrollo de la trama.

A quienes hayan forjado su HISTORIA desde la adolescencia, les advierto que adolecerán al leer Violeta. ¿Qué extraña coyuntura se da con los amores que se construyen durante esa etapa? ¿Qué elementos, qué particularidades los hace eternos? Más aún, ¿será posible deshacerse de ellos?
 

Valentía, coraje, lágrimas, intentos de perpetuar, decisiones, ambivalencias, añoranzas y el futuro incierto bailan entre las entretelas de las páginas de este libro. Nos retuerce al parecer que nos confronta para que nos atrevamos a cuestionarnos cuán beneficioso, o más fuerte aún, cuán real es la "historia" que he construido con el pasar de los años y que he convertido en mi "HISTORIA". ¿Será que, acaso, perpetuar el autoengaño nos cobija de otros dolores y carencias que puedan ser más nocivas?

Y así se va construyendo el discurso de poder- impotencia-deseo- perpetuidad en estas citas:

— "Teme a mi seducción. Teme a mi astucia. Teme a los años de relación intermitente que me dan delantera {...} Pero yo he estado aquí por más de veinte".
—"¿Qué harías si te digo que tengo un secreto que no puedo decirte?, me interroga. Y yo contesto: amarte hasta la eternidad".
—"Pero todo se aguanta hasta un día".
—"Una casa sedada es un hogar que arrastra toda suerte de fechorías. Secretos impunes que no colapsan".
Y he aquí el gran problema (outch!), otra cita:
—"Este último es el inaugurado, el iniciado, el objeto de la adoración al que siempre se regresa. Es lo primigenio, el origen".

Recomiendo que si sus destrezas visomotoras, de mecánica y de comprensión de lectura están bien aceitadas, saque el tiempo suficiente para leerla de una vez. Pienso que, al final, Violeta es en gran medida, un esfuerzo desesperado (de mayores proporciones a los anteriores) de la protagonista, Iolante, para engañarse una vez más pensando que desea un final, y es ahí donde radica lo perpetuo, lo tatuado, lo sinfinal, en el engañoso deseo al que se vuelve y se vuelve.

Termino de leer Violeta, prendo un cigarrillo y escucho en la voz de Mercedes la "Canción de las simples cosas":
"Uno vuelve siempre
a los viejos sitios
donde amó la vida
y entonces comprende
como están de ausentes
las cosas queridas.
Por eso muchacho no partas ahora
soñando el regreso
que el amor es simple
y a las cosas simples las devora el tiempo".
 
¡Bravo Yolanda, gracias por Violeta!

violeta 002


Jesús M. Santiago Rosado nació el 24 de febrero de 1977 en Río Piedras, Puerto Rico. Ha publicado textos literarios y artículos pedagógicos en revistas y periódicos de Puerto Rico, Chile y España. Ha publicado los poemarios titulados Bachata Rosa en tres tiempos, Clandestino y Breviario del fin del mundo. Ha sido incluido en Palenque, antología puertorriqueña de temática negrista, antirracista, africanista y afrodescendiente (2013). Ha realizado trabajo editorial dentro y fuera del país. Posee un grado de Maestría con concentración en Lenguaje, Literatura y Cultura Hispánica, un Certificado Graduado de Estudios Latinoamericanos y un Certificado Graduado de Enseñanza Universitaria de Syracuse University en NY. Ha participado en talleres literarios con escritoras de la talla de Mairym Cruz Bernal, Mayra Santos Febres y Yolanda Arroyo Pizarro, junto a quien fundó Revista Boreales, publicación de literatura puertorriqueña y latinoamericana. Actualmente avanza en sus estudios doctorales, dicta cursos a nivel universitario en las áreas de Español y Educación, y se encuentra inmerso en la preparación de su nueva propuesta literaria de narrativa corta.

Yolanda Arroyo Pizarro, Puerto Rico, 1970. Novelista, cuentista y ensayista. Es Premio del Instituto de Cultura de Puerto Rico, 2012, Premio Nacional del Instituto de Literatura Puertorriqueña 2008 y su libro 'Ojos de luna' fue seleccionado por el periódico El Nuevo Día como Libro del Año 2007. Ha sido publicada en España, México, Argentina, Panamá, Guatemala, Chile, Bolivia, Colombia, Venezuela, Dinamarca, Hungría y Francia. Ha sido traducida al inglés, italiano, francés y húngaro. Ha participado de los congresos literarios y culturales Organization of Women Writers of África 2013 en Accra, Ghana (OWWA), Bogotá 39 del Hay Festival en Colombia, FIL Guadalajara, Festival Vivamérica en Madrid, LIBER Barcelona, el Otoño Cultural de Huelva en España, la Organización Iberoamericana de la Juventud en Cartagena de Indias, Colombia, y el Festival de la Palabra en Puerto Rico y Nueva York. En 2010 publicó con Editorial EGALES en Madrid y Barcelona la novela 'Caparazones'. Ha publicado el volumen de cuentos Las ballenas grises con Fuga Editores de Panamá y el libro de relatos Avalancha en 2011. Su obra ha sido incluida en varias otras antologías, entre ellas 'La memoria justa' (Francia), 'El futuro no es nuestro'(Perú, Hungría, Chile, Bolivia, Argentina, Panamá, Estados Unidos), El libro de voyeur (Madrid), Sólo Cuento (UNAM, México), Seasons African Edition, a Periodic Journal of the International Centre for Women Playwrights (África del Sur) y la colección Pirene's Fountain Japan Anthology 2011. Su última novela es Violeta, (2013).

Entrevista a Yolanda Arroyo Pizarro: más allá del nombre de las palabras

 

“La capacidad de los escritores de imaginar lo que no es lo mismo, para familiarizar al extraño y mistificar lo familiar, es la prueba de su poder…”
-Toni Morrison

“Me he pasado años enteros observando sus fotografías, los archivos multimedios que sobre él existen, todo esto para reproducirlos en mis cuadros. Vita hace lo mismo conmigo. En mi regazo. Sobre mi espalda. Bajo mis axilas, entre mis inglés. Soy una nuca que se vuelve bastión de sus besos famélicos. Soy una palangana de tersas caricias que recoge sus arrumacos y la recibe…” 
-Yolanda Arroyo Pizarro


Violeta


Un retrato de Yolanda Arroyo Pizarro. Un retrato de ella, de otros, un retrato para voces múltiples, siglas de amparo, de lucha, de convicción. Una escritura en salida hacia el mensaje que aguarda justo en la conciencia, justo ahí, donde todo debe empezar. Un viaje solitario y compartido, lleno de ella misma y lleno de nobles pasajeros. Un paso que da a todos los caminos, y que empezó hace siglos, cuando Yolanda decidió escribirse en los labios de aquella negra flamante y digna, sombreada por el trapiche, el carimbo, el estupor de la cadena. Un paso que Yolanda hizo muy propio brindándose en el grito de la mujer desfigurada en las filas de sangre, el vocerío machista y el maltrato. Un paso que empezó en el rojo canela de esas dos mujeres que se aman, en contra del mundo agridulce, y en esa sábana infinita, que el alma sabe definir sin las voluntades del horario, se escribe genuina, para ser leída, comprendida, expresiva.
Ése, es un retrato a imagen y semejanza de Yolanda Arroyo Pizarro.

“He sido escritora en todas mis encarnaciones.” Así empezamos esta entrevista. Es una definición tan ceñida a la realidad vivida y las venideras, que el ser escritora ejerce una gravedad arrasadora, una gravedad entre íntegras afirmaciones de identidad, compartición, solidaridad. Ella siempre ha estado ahí, con su voz, su muchedumbre, su discurso incólume. “La provocación es un personaje principal en toda mi obra. Si no me siento provocada, asaltada y zarandeada por una historia, simplemente no puedo sentarme a darle voz. Así que desde que soy ente pulsátil, escribo. Siempre me metí en problemas por escribir, incluso desde superior. Mi primer cuento premiado a nivel nacional, recibió un primer galardón a mis diecisiete años, en una competencia cerrada que incluía todas las escuelas privadas de la Isla y trataba sobre una joven que se prostituía para obtener alcohol.

La escena sexual anal que incluyó, dejaron al jurado y al resto de mis compañeros de colegio católico sin palabras. Me otorgó el premio la Universidad Central de Bayamón, bajo la administración de Los Dominicos, qué ironía”.

La narrativa es su andamio por excelencia. Vengo entonces de recordar a la escritora norteamericana Toni Morrison, y su novela The Bluest Eye, escrita en el año 1970. Narra la historia de una niña negra, Pecola, que quiere tener los ojos del color de las muñecas de las niñas blancas, y bajo este contraste nos envolvemos en un largo tránsito donde la identidad destroza su negación y se reafirma absoluta. En este paralelo junto a Morrison Yolanda nos expresa, “La narrativa me permite una crudeza de espíritu que no consigo en los versos, pero son precisamente los vuelos poéticos los que me dan el permiso de la divagación que se necesita para respirar entre crudeza y crudeza”. Hay necesidad mutua entre la poesía y la narrativa y mucho más en el cauce de las definiciones y contrariedades. De ahí, nace la libertad.

Aguerrida en verbo y sueño, pronuncia su espada de ruptura. “Mi sueño es dedicarme a escribir, ser becada para estar uno o dos años dedicada a escribir solamente. Sobre victorias creo que ser reconocida dentro y fuera de la Isla como una autora de denuncia es un hermoso logro. He dejado el pellejo en el frente, dando cara por los menos visibles. El Premio del Instituto de Cultura, el Premio del Instituto de Literatura y el Premio PEN Club son una constatación de que voy por donde debo ir. La lección aprendida ha sido saber escoger a los compañeros de viaje, porque este es un trayecto espinoso que requiere de apoyadores con grandes dosis de inteligencia emocional”.

Hablar de la Literatura Negrista. ¿Acaso existe la ausencia? ¿La negación galopante en silencio, al igual que Pecola, en la novela de Morrison? “Sobre la literatura negrista de mi país tengo una gran queja y es que no haya más exponentes (negros, mestizos, blancos) tocando el tema. Todavía me sorprenden los discursos de defensa de la no diversidad, como si se tratara de una postura chévere, como si lo idóneo fuera la no inclusión.

Pero, ya el tiempo y la historia literaria del país que se va construyendo pasarán su factura sobre los mismos.” Romper el oráculo de Luis Palés Matos o Fortunato Vizcarrondo, y en la coordenada antillana Nicolás Guillén, Juan Antonio Alix, Tomás Hernández Franco, o decir como dijera el poeta cubano  Regino Pedroso, en el litoral de los soles ancestrales; los suyos y los nuestros, “Negro, hermano negro, el más fuerte, el más triste, el más lleno cantos y de lágrimas” debe ser un reto noble para cualquier poeta o escritor, las estampas deambulan vivas esperando alguien que las toque y las escriba, la actualidad anuda, temas en tránsito y temas subyacentes, siguen las manchas del color rodeando un trópico amargo, firme en el silencio.

Sobre su proyecto editorial Boreales, nos comenta; “La finalidad del blog Boreales, nacido en 2005, y del proyecto de coedición que comparto con varios escritores colaboradores es fomentar el acervo literario actual y enmarcarlo en la realidad puertorriqueña de la autogestión. Para ser autor Boreal hay que ser buen ser humano ante todo, y buen conocedor de las dinámicas de publicación que el país encausa. Hay que tener disciplina, ser fajón y no pusilánime, hay que ser conversador con el público lector, hay que tener un respeto balanceado por la distribución del libro, por los protagonistas del mundo libresco del país, entiéndase libreros y editoriales colegas, hay que privilegiar las actividades feriales, festivaleras y de promoción a la lectura, hay que venerar los libros tradicionales y artesanales, y se debe tener la mejor disposición de querer hacer crecer tu proyecto. No nos interesan escritores que solamente desean una publicación por pura vanidad o para dejarla inamovible y paralizada en los estantes. Creemos en el poder vital de la gestoría, de los grupos de lectura, de los viajes a exposiciones en otros países, de la gestoría al cuadrado. Y la gestoría es eso, es gestión, es movimiento, es hacer. En Boreales privilegiamos el hacer, el querer hacer y el saber hacer”.

La Literatura Gay, es un manifiesto inmenso dentro de todas las edades del hombre. El lector Siglo XXI es un lector integrado a la literatura que le acontece y en la que desea hacer trascender su visión e intelecto. Yolanda nos comenta sobre este manifiesto, urgente y necesario; “Me place decir que la literatura Gay es toda literatura que se gesta en los pasados años. Toda, hasta la que nos excluye, es literatura Gay. Si es excluyente, pasará a ser parte de la nefasta historia de quienes han querido acallarnos. Así será recordada. Si es inclusiva, se valorarán los méritos de su fondo y forma en el momento crucial ante la lupa del crítico. Mi lucha es visibilizar, es exponer el mundo en su completa complejidad y diversidad, sin que se censuren o se borren artistas”.

Nos habla de su última novela “Violeta” en el marco de una creación abarcadora y brillante que ya circula en las librerías y que tiene su propio código de expresión; “Violeta es un ejercicio de catarsis para saldar una deuda. Es pasar la página, saldar la factura. Violeta es la historia de tantos y tantas que no dejan ir. Y hay que dejar ir. El apego es un ejercicio fatuo, una neurosis terrible. La novela es también la excusa para mirar al cielo, enfocarme en los cometas y sus colas largas, criticar las religiones y a las filosofías como el yoga, que solo sirven para esconder a la gente, para anestesiar a los dolientes. Violeta es una excusa para hablar de Puerto Rico y de Oscar López Rivera. Quise sumarme a la invitación de crear arte legendario sobre nuestro héroe. Por eso hago este homenaje que lo incluye, que lo recuerda, que lo extraña. Violeta es la certera espera de que Oscar saldrá y de que leerá el libro en libertad”.

Ve el panorama literario en buen rumbo y esperando por más. “Zizek ha dicho: “We are effectively approaching a multicentric world, which means we need to ask new, and unpleasant questions”. Nuestra literatura, la más osada, está haciendo precisamente eso. Y vamos bien, el panorama de nuestras letras se acentúa. Algunos de los expositores que más me asombran y a quienes más admiro son Luis Negrón, que recién acaba de filmar contrato para que su libro Mundo Cruel se convierta en largometraje de Hollywood, Janette Becerra que se ha encargado de hacer sentir su literatura bajo el sello de la eficacia absoluta, Anuchka Ramos, joven que se estrena con una narrativa larga, es decir, con una novela que trasciende por los temas precisamente conjurados por Zizek, David Caleb Acevedo quien ha roto esquemas y ha sobresalido rompiéndolos, Carlos Vázquez, Ángel Antonio Ruiz, Lilliana Ramos Collado, Guillermo Rebollo, Tere Dávila, Vanesa Vilches, Karen Sevilla, Xavier Válcarcel, Nicole Delgado, Elidio La Torre, Mayda Colón. En todos estos mencionados la calidad es extrema y probada. Lo bueno es que en esta lista faltan nombres, lo que quiere decir que se pone mejor la cosa”.

Y más allá la encontraremos a ella, Yolanda Arroyo Pizarro, en su sonrisa, su discurso, su entrega, bajo esa infinitud que las palabras saben seducir:
Oficio interminable del escritor.
 
- See more at: http://www.elpostantillano.com/pagina-0/critica-literaria/8526-marioantonio-rosa.html#sthash.uEKFyllm.dpuf

miércoles, diciembre 25, 2013

Vega Serova y el atrevimiento




He hecho trampa, y es que este poderoso poemario de Anna Lidia Vega Serova no lo he leído directamente, me lo han leído al murmullo, con la fuerza de la energía erótica, tan impregnada en las propias páginas. La poeta cubana nos advierte: “Mi cuerpo es un líquido acero, cuchillo trémulo de carne. Nadie merece estar en la palma de mi mano, cuando los dedos se cierran en puño.”

Serova tiene maestría, se atreve y juega a la soledad de los versos: “Mi cama: sigue desierta aleteando las secas sábanas”/ “recité un Padrenuestro en ruso para que me ayudara”/ “En una palangana seca siembro violetas, pero al otro día inevitablemente amanecen secas; de vez en cuando me acuesto acompañada, pero al otro día, inevitablemente, amanezco sola”.  Aquí nos acompañan los lápices, los niños fantasmas, la luna, la casa bonita, el 14 de febrero y las gaviotas en vals.

El corpus del libro es toda una veneración al tiempo, al que pasamos y al que perdemos. Es por eso que Eslabones de un tiempo perdido es la lectura recomendada de hoy en Boreales: “Ahora escribo, con los destellos de los ojos de las ratas.”


Sent from my Galaxy S®III

martes, diciembre 24, 2013

Los lectores comentan sobre 'Violeta' (2013)


Una novela donde lo truncado persiste y se antepone a la realidad de los "personajes". Lujuria, celos, huidas, adioses, infidelidad y una irremediable atadura se entraman para concatenar y filtrar al ser humano y sus suertes.
—comentario por Javier Febo Santiago


Acabo de culminar "Violeta". Me gustó la cita con que comienza la novela "I wish I knew how to quit you" (Jack Twist en Brokeback Mountain), tal vez porque en cierta forma la gente se identifica con esos amores que jamás se olvidan y que son "imposibles". En el transcurso del viaje a través de la historia de Iolante con Vita Santiago pude sufrir y gozar con ella. Eso sí, ya luego cuando vi que las dos mujeres de Vita (Iolante y Violeta) tenían una cita en el restaurante de Condado pensé: "esto es una locura!! Que estrés!!" . Debo admitir que me puse en tensión. Ya con el "desenlace" quedé en shock con esas revelaciones tan fuertes sobre la única verdad de este amor entre Vita, Iolante y Violeta. De veras me encantó; me confundió, me enojó, me frustró, me hizo de todo. Jajaja. También me fue muy emotivo que se representara el tema de la liberación de Oscar López, junto a otras manifestaciones activistas. Y ojalá que ya prontamente, en el 2014, tengamos a Oscar en casa. Gracias por crear vida, crear arte, ser tú no matter what. Un abrazo cálido. Infinitamente agradecida por el tremendo obsequio que me hizo mi hermano. Felices fiestas y Próspero Año Nuevo!!
— comentario por Ashley Lilo Veras
¡Ya la terminé, me encantó! Me mataste...gracias por compartir tus letras!!
—comentario por Yamilet Ayisha Rodriguez
Me leí la novela 'Violeta' de Yolanda Pizarro. Me encantó! Es como un resolver las cuentas con el pasado y los recuerdos.  Me gustó mucho el recorrido por los cuerpos celestes, algo con lo que también tengo fascinación. Me fui con ella en cada uno de sus viajes. Sentí sus agonías y sus momentos de calma y felicidad. Me mantuvo a la expectativa de principio a fin. Muy bonita. ¡Te felicito! Estos días estoy por leer también 'Antes Y Después De Suspirar' a ver qué tal me va.
—comentario Myrtha Olivares Bonilla 
"Vita vuelve a ser devastación. Vita vuelve a ser desenfreno. Vita es y siempre será el cometa ruinoso, la bola de nieve sucia" hermosa novela Violeta por Yolanda Arroyo Pizarro disponible ya en amazon.com. Me encantó como entrelaza la figura de Oscar López Rivera en la novela, muuuuy acertado, en especial este periodo tan crítico en el país. ¡Como enlaza Brokeback Mountain me arrebató! El personaje de Vita, ufff!! La poesía que hay en ese libro. Lo tengo cerca de mí porque regreso a algunos pasajes. Ha sido uno de los regalos más bellos. Gracias por Violeta y por tu obra que valoro grandemente.
Ayer me leí la novela Violeta y me fascinó. Me encantaría verla publicada también en Cuba, o al menos una antología de cuentistas puertorriqueñas que se pueda publicar allá. Felicidades.
—comentario Anna Lidia Vega Serova

Amazon México
http://www.amazon.com.mx/Violeta-Yolanda-Arroyo-Pizarro-ebook/dp/B00HBF38SI/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1387888006&sr=8-1&keywords=violeta+de+Yolanda+Arroyo

Amazon España:http://www.amazon.es/Violeta-Yolanda-Arroyo-Pizarro/dp/1494201534/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1387108453&sr=8-1&keywords=violeta+de+yolanda+arroyo+pizarro

Amazon Paperback:
http://www.amazon.com/Violeta-Spanish-Edition-Yolanda-Pizarro/dp/1494201534/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1385411739&sr=8-1&keywords=violeta+de+yolanda+arroyo

Amazon Kindle
http://www.amazon.com/Violeta-Spanish-Yolanda-Arroyo-Pizarro-ebook/dp/B00HBF38SI/ref=sr_1_5?s=books&ie=UTF8&qid=1387103830&sr=1-5

domingo, diciembre 22, 2013

Los mejores libros de 2013 por Boreales




Boreales lleva el pulso, ininterrumpidamente, de la literatura contemporánea, sobre todo la puertorriqueña, desde 2005. Es por eso que como ya es costumbre, hacemos nuestro cierre de año simbólico desde lo que consideramos las mejores lecturas realizadas y letras publicadas a lo largo de estos pasados doce meses. Aquí nuestro hit parade de 2013 y enhorabuena para los autores:

1. Formas de volver a casa de Alejandro Zambra

2. Prosac de Mayda Colón

3. Decirla en pedacitos de Guillermo Rebollo Gil

4. Lego de Tere Dávila

5. La sangre de la Aurora de Claudia Salazar

6. Abro mi sangre de Mayra Santos Febres

7. Las divas de mi barrio de Carmen Montañez

8. De celada a San Juan de Denis Márquez

9. No me quieras de Anuchka Ramos

10. En el reino de la Garúa de Emilio del Carril

11. Mi mundo adorado de Sonia Sotomayor

Sent from my Galaxy S®III

Esmeralda Santiago recomienda leer para el 2014 Las Negras, de Yolanda Arroyo Pizarro




Agradecemos a la admirada escritora Esmeralda Santiago que su próxima lectura para 2014 será el libro 'las Negras' junto a otras dos obras de narradoras puertorriqueñas, Anuchka Ramos y Miranda Merced. Nos honra con esta recomendación. Incluyo el enlace:


What Are You Looking Forward to Reading in 2014?
We asked seventeen of our favorite writers. - See more at: http://centerforfiction.org/for-readers/book-recommendations/what-are-you-looking-forward-to-reading-in-2014-/#sthash.cXsufaYi.dpuf

Esmeralda Santiago

No Me Quieras by Anuchka Ramos Ruiz
Las Negras by Yolanda Arroyo Pizarro
The Girls From Corona Del Mar by Rufi ThorpeAlmarios En Alquiler by Miranda Merced


I live in two languages, English and Spanish. Two days ago I began Donna Tartt’s The Goldfinch. By the beginning of 2014 I’ll be reading two Puerto Rican novelists recommended by a friend, an excellent reader, who loved the books so much, she sent them as gifts. Published in 2013, No Me Quieras, by Anuchka Ramos Ruiz and Las Negras by Yolanda Arroyo Pizarro, published in 2012, are under 150 pages each but explore weighty themes: identity and memory challenged by nostalgia. I’m also looking forward to Rufi Thorpe’s debut novel, The Girls From Corona Del Mar. Thorpe has a quirky blog that includes poems, cartoons, and essays on writing and life. Then back to Spanish for Miranda Merced’s short story collection, Alamrios En Alquiler, that I recently picked up in the last bookstore left in Old San Juan. The back and forth between languages gets confusing at times. I’ll be excited about a book then realize it’s not available in the language the friend I’m recommending it to can understand. For me, it’s an adventure to slide so easily from one language to the other. Within their pages, these books show me lives on all sides of my migrant experience. With them in my hands, I can celebrate without judgment, and always with gratitude.

Esmeralda Santiago is a bestselling novelist and memoirist whose books include the modern classic When I Was Puerto Rican and the epic novel Conquistadoras.

- See more at: http://centerforfiction.org/for-readers/book-recommendations/what-are-you-looking-forward-to-reading-in-2014-/#sthash.cXsufaYi.dpuf

domingo, diciembre 15, 2013

Feria de libro de Autor ICP 2013: las Negras


 
Participé de la 1era Feria de Libro de Autor del Instituto de Cultura Puertorriqueña y fue un éxito. Gracias a Editora Educación Emergente, mi nueva casa editora dirigida por la Dra. Lisette Rolón por el apoyo. Gracias también a todos los lectores que se dieron cita.
 





Sobre la Feria:

El Instituto de Cultura Puertorriqueña inauguró ayer jueves 12 de diciembre la nueva sede de su librería en el Antiguo Convento de los Dominicos ubicado al lado de la Iglesia San José en el Viejo San Juan. Los días 14 y 15 de diciembre el patio interior de dicho Convento albergará la Feria del Libro de Autor.

Con la relocalización de la Librería se dará a conocer  el vasto acervo intelectual que ha sido producido desde el ICP, institución que se posiciona como el centro del libro puertorriqueño. La Feria del Libro de Autor, por otro lado, le dará a los trabajos publicados por autores independientes la capacidad de mercadear su obra desde una plataforma institucional que los reconoce y apoya como colectivo. En la actividad se venderán libros de editoriales y autores independientes y libros artesanales.

“Para el ICP dar a conocer el enorme acervo de publicaciones puertorriqueñas es gesto de compromiso que sella nuestro interés en promover a nuestros escritores. Literatura, historia, patrimonio, arqueología, música, turismo, ciencia son algunos de los muchos temas que nuestros autores han abrazado con profundidad y elocuencia, razón por la cual queremos que el público los conozca, los apoye y los tenga. No hay nada más valioso en un hogar que una biblioteca,” afirmó la Dra. Lilliana Ramos Collado, directora ejecutiva del ICP.

“Desde la Editorial del Instituto de Cultura Puertorriqueña, una de las editoriales más importantes del País, queremos reconocer y abrazar el trabajo de las editoriales independientes, autores que autogestionan su obra y productores de libros artesanales. Las aportación de estos gestores culturales ha logrado mantener viva la tradición y la urgencia del libro en Puerto Rico,” dijo Ángel Antonio Ruiz Laboy, director de la Editorial del ICP.

Se iniciará con esta apertura un vasto programa de conferencias, charlas, documentales y presentaciones de libros que se extenderá hasta el 15 de diciembre. La entrada es libre de costo.
Para finalizar, las salas que albergan la colección de arte en la Galería Nacional permanecerán cerradas hasta que se terminen los trabajos de restauración. Debido a la fase en la que se encuentra el proceso de restauración del Antiguo Convento de los Dominicos, se decidió, por la seguridad de las piezas y a pesar de que no se encuentran en peligro inminente, que las salas de exhibición permanezcan cerradas.

Fuente: http://www.80grados.net/el-instituto-de-cultura-inaugura-la-nueva-sede-de-su-libreria-y-celebra-la-primera-feria-del-libro-de-autor/

Otros enlaces:
ICP anuncia Feria del Libro de Autor | Diario de Puerto Rico

Feria del Libro en Galería Nacional del ICP – Vocero de Puerto Rico

Feria del Libro de Autor este fin de semana | ENCUENTRO… AL SUR

Abren espacio para autores y editores independendientes

Nuevo escenario para promover publicaciones puertorriqueñas  


Sent from my Galaxy S®III

Violeta... "Hay que dejar ir"


Violeta. Nueva novela de Yolanda Arroyo Pizarro

Sinopsis:
"Iolante, mujer caribeña de piel violeta oscura, vive entre encuentros y desencuentros con su amor de juventud, una ingeniera llamada Vita Santiago. Vita es la causante de muchas alegrías, pero también de infinitos pesares. Entre las divagaciones de índole política debido a la situación colonial de la isla de Puerto Rico, y la fijación obsesiva de la protagonista por los cometas, cuerpos celestes que permean en su obra pictórica, la mujer de piel lila deberá superar los daños causados a través de la historia romántica, inescrupulosa y esporádica, que se reinicia cada cierto tiempo. En esta novela se involucran con maestría el tema de la lealtad o la carencia de esta en los ambientes sexodiversos de monogamia y poliamoría, el incesto, el aborto, los problemas mentales, el abandono y el suicidio. Las instancias de cotidianidad y las intermitencias poéticas sirven como soporte y crítica hacia otras tramas medulares como lo son el matrimonio entre personas del mismo sexo, la búsqueda existencial a través del yoga y la lucha de derechos igualitarios, ejes fractales que comparten protagonismo en esta intensa intriga de inconclusiones. La última prueba a superar será el que Iolante acepte encontrarse con la esposa de Vita Santiago para decidir, una frente a la otra, si pelear por ella o rendirse finalmente a los dictámenes del destino."

Amazon España:
http://www.amazon.es/Violeta-Yolanda-Arroyo-Pizarro/dp/1494201534/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1387108453&sr=8-1&keywords=violeta+de+yolanda+arroyo+pizarro

Amazon Paperback:
http://www.amazon.com/Violeta-Spanish-Edition-Yolanda-Pizarro/dp/1494201534/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1385411739&sr=8-1&keywords=violeta+de+yolanda+arroyo

Amazon Kindle
http://www.amazon.com/Violeta-Spanish-Yolanda-Arroyo-Pizarro-ebook/dp/B00HBF38SI/ref=sr_1_5?s=books&ie=UTF8&qid=1387103830&sr=1-5

sábado, diciembre 14, 2013

Discurso de aceptación Séptimo Premio El Barco de Vapor (2013)



Discurso de aceptación del
Séptimo Premio El Barco de Vapor (2013)

Club de calamidades por José Rabelo

 

No todos los niños somos deportistas, no todos somos cantantes, pero a todos nos encantan las historias.

Les quiero hacer un cuento acerca de un niño que no tenía libros en su casa. Cuando visitaba a sus vecinos tenía la costumbre, casi enfermiza, de buscar, ver y leer los libros que encontraba. Muchas veces llevaba tarjetitas de cartón para anotar pasajes o versos interesantes. Una vez encontró  un tomo de enciclopedia  en la casa de su mejor amigo, en esas páginas descubrió fragmentos en prosa y versos en otros idiomas con sus traducciones. Los escribía en sus tarjetas y en su habitación se inventaba la pronunciación. Luego descubrió más libros en una biblioteca para niños. El mundo se amplió, ya no solo existían los hogares circundantes porque descubrió maravillas antiguas, planetas lejanos, palabras nunca antes escuchadas, personajes jamás imaginados en un universo nuevo de historias. Nos fascina leerlas, escucharlas, escribirlas, contarlas, verlas, jugarlas.

No me refiero a insertarnos en las tramas de los nuevos videojuegos, sino a jugar a libros. Sí, ¿por qué no? Jugar a libros. ¿Acaso es imposible jugar a La familia Robinson suiza cuando   uno de tus vecinos tiene un amplio patio  con una casita de madera hecha en un enorme guayabo? También Lilliput era recreado con carritos y muñequitos para espantarlos con decenas de Gulliveres cayeyanos. Estoy seguro de que les hubiera gustado jugar a La Ilíada si hubieran contado con una caja de nevera para utilizarla como un caballo de Troya. Y ni hablar de lo divertido que resultaba derribar una enorme muralla de Jericó hecha con las cajas vacías encontradas en el colmado de la esquina. Batallas campales en donde las bicicletas eran la caballería y las espadas pedazos de madera pintados con aerosol plateado para cegar a nuestros enemigos con los destellos de la luz del mediodía. La imaginación no tenía fronteras, el tiempo sí.

El niño fue creciendo y su interés por los relatos proliferó en él, no tan solo quería jugar o leer; quería escribir. Agarró un puñado de aquellas tarjetitas en las cuales apuntaba citas. Lo armó como si fueran páginas, lo forró con papel de construcción anaranjado y tuvo su primer libro.

Más tarde quiso jugar a ser dramaturgo. Deseaba ver sus narraciones encarnadas por seres de carne, hueso y debilidades. Los chicos y los adultos quedaban absortos ante las ocurrencias y locuras del joven teatrero. 

Pero el tiempo, a veces, viene acompañado de mudanzas y el joven adulto salió de su pueblo para ser parte de un salón en una escuela de medicina de 150 personajes. Su manía de contar lo hizo crear una novela por entregas en la que cada miembro de su clase era eje de un conflicto semanal. El juego con la literatura lo salvó de las amenazas de la fatiga científica.

 

El arte de la investigación y la creación literaria generan sufrimientos que serán cruciales para el desarrollo de un amante a los libros a punto de ser tragado por las exigencias de la ciencia. El casi médico y casi escritor recordaba las tarjetitas de apuntes de versos, su libro anaranjado y escuchaba a sus pacientes con el interés de curarles, pero a la vez con el deseo de arrebatarles una historia para poder contarla más tarde. Una pugna entre el arte y la ciencia. Tras los años, el joven profesional supo que ambas podían coexistir con una sencilla fórmula científico artística: Crear, creer y crecer. Crear confianza en tu paciente, crear tramas; creer en tu preparación, creer en tu obra; crecer en conocimientos científicos, crecer en tu acervo cultural para volver a crear.

El chico que todavía vive hoy en mí le da las gracias a la Fundación  Santa María, a Ediciones SM y al Instituto de Cultura Puertorriqueña por instaurar y mantener vigente este certamen que sirve para estimular la creación de literatura para niños y jóvenes. Estoy seguro que muchas de las historias sometidas en estos siete años encontrarán su camino para que muchos niños jueguen con ellas.

Agradezco a los miembros del Jurado:  los escritores Edgardo Rodríguez Juliá, Tina Casanova, José Borges, la crítica cultural Catherine Marsh Kennerly y, en representación de la fundación, Diana Bernard por haber seleccionado a Club de calamidades para llegar a los lectores puertorriqueños y del mundo. Porque después de impreso uno nunca sabe hasta dónde pueda llegar un libro.

Tengo que reconocer a las personas que siempre creyeron en mis letras: al poeta y editor Carlos Roberto Gómez (Editorial Isla Negra), Lourdes Ramos y Fidel Brito (Publicaciones Educativas),  Ana y Norberto González (Publicaciones Gaviota), Josefina Barceló (El Nuevo Día), Ivette Carter ( Rocket Learning). Ustedes salvaron y albelgaron a los primeros personajes de este aspirante a escritor.

Expreso mi gratitud a mis maestros de la escuela pública y profesores universitarios por haberme enseñado el amor por los libros. Luis López Nieves, escritor puertorriqueño y gestor de la Maestría en Creación Literaria, gracias por darme la oportunidad de enseñar lo que cada día aprendo.

Mi gratitud a los colegas escritores por estar contagiados con eso de crear; a los maestros  y profesores por creer en la obra; a los lectores por ayudarnos a crecer.

Mi abuela Lila, quien me contó de memoria esos primeros relatos, gracias por encender la hoguera.

A mi familia inmediata, Sherybell Bigio Rosa, mi esposa, quien, dicho sea, de paso está  terminando de criarme y a mis hijos, José, Iván y Laura, les agradezco su amabilidad por prestarme de su tiempo y sus oídos para escuchar mis historias antes que nadie.

Pero no puedo dejar cabos sueltos en este relato y como les mencioné los apuntes de ese niño en aquellas tarjetitas creo pertinente revelar, al menos, una minucia de sus apuntes. Una de las frases en francés que copió se traduce de la siguiente forma: ¡miren, el barco se acerca! No sabía el protagonista de este cuento lo premonitorio de esas palabras. En realidad, el Barco de Vapor se acercó hoy para que ese niño llevara a viajar sus historias.  

Muchas gracias...

 

Viernes, 13 de diciembre de 2013
Teatro Bertita y Guillermo Martínez
Conservatorio de Música de Puerto Rico

 


José A. Rabelo galardonado Premio El Barco de Vapor 2013


10 DE DICIEMBRE DE 2013
“Club de calamidades”, del escritor José A. Rabelo, galardonada como el Premio El Barco de Vapor 2013

SAN JUAN, PUERTO RICO, 10 de diciembre de 2013 --- La obra CLUB DE CALAMIDADES, del escritor José A. Rabelo, resultó galardonada con el Premio El Barco de Vapor 2013, convocado por la Fundación SM junto al Instituto de Cultura Puertorriqueña.

La novela para chicos arranca como una historia fantástica, de humor y misterio, para acabar revelándose como una historia realista. Cinco chicos sufren cierta exclusión en la escuela sin sumirse en la autocompasión, para afrontarla con aguzado ingenio: armando cuentos de fantasmagóricas figuras que los acosan, de las que huyen atravesando muros cibernéticos con claves literarias.

El jurado de esta séptima edición de El Baco de Vapor estuvo integrado por los escritores Edgardo Rodríguez Juliá, Tina Casanova, José Borges, la catedrática y crítica cultural Catherine Marsh Kennerly y Diana Bernard, directora editorial de Ediciones SM, en representación de la Fundación SM.

Esta no es la primera incursión del autor en la literatura infantil. Durante el Festival de la Palabra presentó su libro infantil PAM. José A. Rabelo es médico de profesión (pediatra y dermatólogo) y además posee una Maestría en Creación Literaria de la Universidad del Sagrado Corazón. Ha publicado los libros BALTASAR, CUENTOS DE LA FAUNA PUERTORRIQUEÑA, CIELO, MAR Y TIERRA, las novelas CARTAS A DATOVIA y LOS SUEÑOS AJENOS, así como los cómics educativos PIRATA COFRESÍ, ALEJANDRO MAGNO y SIMÓN BOLÍVAR. Su libro de cuentos infantiles CIELO, MAR Y TIERRA fue premiado por el PEN Club de Puerto Rico.


El premio incluye una dotación de doce mil dólares ($12,000), una estatuilla del artista Alfonso Ruano, director de arte corporativo del Grupo SM, y la publicación de la obra ganadora en la colección El Barco de Vapor, de Ediciones SM.

CEREMONIA DE PREMIACIÓN EN HONOR A LA BOMBA PUERTORRIQUEÑA

La ceremonia de entrega oficial del premio será el próximo viernes, 13 de diciembre de 2013 a partir de las 7:00 p. m., en el Teatro Bertita y Guillermo L. Martínez, Sala Sanromá del Conservatorio de Música de Puerto Rico, con una celebración artística cultural en homenaje a la bomba puertorriqueña.

En esta ocasión el evento girará en torno a un poema comisionado al escritor José Luis Vega, con la participación del grupo Paracumbé, la primera actriz Idalia Pérez Garay y los artistas Elia Cortés y Víctor Emmanuelli, de Taller Tamboricua.


El actor Teófilo Torres será el maestro de ceremonias del evento, que incluirá la develación de la obra del artista puertorriqueño Elizam Escobar, cuyo cartel se obsequiará a los invitados.

SINOPSIS DE LA OBRA

La «infamia de ser lectores voraces» y la «calamidad de no tener piscina» hace más amigos a tres chicos y dos chicas que han quedado excluidos de todos los clubes escolares consabidos. Harán frente común con su propio grupo de inventar cuentos «monstruosos» a diez manos. Narran aventuras cruentas, donde lo que salpica es el humor, aunque también las babas de algún animalejo. Allí reaparecen como personajes principales, asediados por lúgubros, semirotes, gaznápiros y ózales. El rescate y la sobrevivencia penderán de oprimir las teclas de un tablero de un misterioso portal; inútil por demás si estos chicos no supieran de Julio Verne, Cayetano Coll y Toste, Wilhelm Hauff y Hans Christian Andersen, y otros grandes de la narración literaria infantil. El autor nos ha metido en una doble historia: la de los «calamitosos» que no saben nadar y la de los que sobreviven nadando en el saber. Nada sabrá salvarlos mejor: a las filas de este club de excluidos, querrán ingresar todos los favorecidos del curso. ¡Ah, pero tendrán que abrazar la calamidad!

Fuente:
http://www.ediciones-smpr.com/display_page.php?tpl=view_content&id=MTE0OA%3D%3D











viernes, diciembre 13, 2013

Ancestras que se encuentran

Foto cortesía de H. Roberto Llanos



Anoche, las mujeres que me rondan la cabeza, se encontraron con las mujeres que rondan la cabeza de la admirada escritora Dalhma Llanos. Nos debíamos esta conversación tan hermosa y amena en tiempo real, ya que a la distancia —por email y Facebook—llevábamos tiempo intercambiando ideas y pareceres sobre nuestra genealogía. Asistimos a los actos de inauguración de la reapertura de la Librería del Instituto de Cultura Puertorriqueña. Acercamos sus cimarronas con las mías, y me confesó sobre los capítulos que escribe de su nueva novela. Dalhma es una ser humana especial y muy talentosa. Me alegro de haberla hallado en mi camino.

Sent from my Galaxy S®III

lunes, diciembre 09, 2013

Amazon Best Sellers Boricuas


 
 
La nueva novela Violeta (2013) se encuentra entre los primeros lugares best sellers de Amazon esta semana, junto al libro ‘Malacostumbrismo’ del escritor Carlos Vázquez Cruz. Para adquirir ambos:
 

Violeta (novela) por Yolanda Arroyo Pizarro


 

Malacostumbrismo (cuentos) por Carlos Vázquez

las Negras en la Feria de Autor del ICP 2013



La autora, Yolanda Arroyo Pizarro, estará firmando la edición crítica de las Negras en la Feria de Autor del Instituto de Cultura Puertorriqueña (ICP) el domingo 15 de diciembre de 2013 a las 2:00 pm. Vayan a buscar su copia firmada.

Sent from my Galaxy S®III

domingo, diciembre 08, 2013

Mi décima campesina por Paxie Córdova Escalera

El amigo gestor cultural, poeta, narrador y mimador oficial de escritores que viajan a países fuera de la frontera, Paxie Córdova Escalera, ha sido tan generoso de regalarme esta décima en honor al premio de 'las Negras' por el PEN Club de Puerto Rico. Gracias hermanazo.



Mi décima campesina
Hoy nace por la Yolanda
Que se ha ido de parranda...
Pues se siente cual zarina
Su sonrisa me ilumina
Y nace la trova mía
Y sin entrar en porfía
Le declaro que es mi musa
Y si la Zulma me excusa
Hoy yo me la raptaría

Luces Boreales alumbran
Mi campestre inspiración
Y mi décima es canción
Que los campos acostumbran
En la ciudad se deslumbran
Ante décima elocuente
Se les agita la mente
Y quedan de Media lengua
Pero mi esfuerzo no mengua
Aunque critique la gente

Ha sido una noche buena
Y ella levantó su grito
Y la tinta de su escrito
Arde como bomba y plena
Voz de mujer que resuena
Vestida de su negrura
Adornada de bravura
De sangre y esclavitud
De pasado y juventud
Que arropan su piel oscura

Perseídas, Cachaperismos
Me llegan como Avalancha
Y se forma una cumbancha
Que no me explico yo mismo
De pronto cual espejismo
Ojos de luna me miran
Ballenas grises suspiran
Sobre Los documentados
Y los versos que ha hilvanado
A sus lectores cautivan

Para Morderte los Labios
Un origami de letras
Que es Saeta que penetra
En la mente de los sabios
Y que sirvió cual presagio
Para una gran Lunación
Que como caparazón
Me libra de Macacoa
Y hoy de mi barco son proa
Y me dan inspiración





Paxie Córdova Escalera. San Juan de Puerto Rico, 1964. Mejor conocido como el hijo de Pachy, el nene de Vicky, el esposo de Irma, el papá de Martin y Andrea, el yerno de Bill y Lydia, el compadre de Ida y Carly, el amigo de Víctor y Mayra, el de los viajes de pelota, el cómplice de Carlos Contreras o el hermano de Martín. Croemita, colegial, siempre en sobrepeso; ingeniero, cocinero, hatillano, instructor, empresario, contador de autos y ahora pichón de cronista.

sábado, diciembre 07, 2013

Las Negras ganadoras



"There is no greater agony than bearing an untold story inside you". Esta frase de la insigne Maya Angelou resume el sentimiento que tuve a lo largo de los años, hasta que por fin escribí 'las Negras'. Este libro de cuentos que no es un libro de cuentos, sino una regresión hipnótica que me permití para llegar hasta el momento histórico en que, con otro cuerpo y otra piel, fui cimarrona, fui mi antecesora, fui yo misma mi antepasada. Agradezco el honor que me ha concedido el PEN Club de Puerto Rico, su junta y el majestuoso jurado de proclamar esta obra merecedora del Primer Lugar, Premio Nacional de Cuento 2013. Felicitaciones a todos mis colegas premiados.

Noticia en Endi.com
http://www.elnuevodia.com/anunciasusganadores-1661141.html


CERTAMEN ANNUAL PEN CLUB 2013

LAUDO DE CUENTO

El jurado, compuesto por los doctores Sofía Irene Cardona, Luis Felipe Díaz y Janette Becerra, tuvo la ardua tarea de evaluar ocho libros de cuentos sometidos este año a concurso para el Premio Nacional de Cuento 2012. Competían en esta categoría, en orden alfabético de título, los siguientes libros: Cuentos de vellonera, de Ricardo Santana Ortiz (Erizo Editorial); Cuentos rencorosos, de Haydée Zayas (Ediciones Vivo del Cuento); Espacios de color cerrado, de Vanessa Vilches Norat (Ediciones Callejón); Esquelares, de José Rabelo (Isla Negra Editores); La víbora del desierto de Kavir y otros cuentos, de José Muratti Toro (Isla Negra Editores); Las negras, de Yolanda Arroyo Pizarro (Ediciones Boreales); Malacostumbrismo, de Carlos Vázquez Cruz (Erizo Editorial), y Universos, de Carlos Esteban Cana (Isla Negra Editores).

Se trata de ocho textos meritorios, cuya ponderación significó un extenso pero gratificante esfuerzo para los miembros del jurado. Sépase que todos, por una u otra virtud, llegaron a la ronda final de discusión, y que la deliberación requirió hilar fino y conciliar criterios. Finalmente, acordamos proclamar una mención de honor y dos primeros premios ex aequo.

La Mención de Honor del Premio de Cuento 2012 se otorga a Malacostumbrismo, de Carlos Vázquez Cruz (Erizo Editorial). Algunos de los múltiples logros de esta excelente colección de relatos radican en su innegociable originalidad, su apuesta a la experimentación narrativa y esas vibrantes correspondencias que resuenan a lo largo de los siete relatos que integran el libro. Narrados ágil y vigorosamente, los personajes que pueblan el texto van desplegando sus dolorosos secretos, sus golpes más infames, sus muchas muertes y resurrecciones con estoicismo y hasta humor. Hay en su discurso una representación del lenguaje más descarnado, crudo y cruel, que sin embargo no desmerece ante el contraste con la culta voz narrativa —a veces de altos vuelos poéticos o dramáticos— del hablante. Pero esa aparente distancia entre el narrador y la descarnada miseria de sus personajes no es sino puente que también cruzará el lector, para acompañar por un rato a los seres que habitan estos cuentos en esas “malas costumbres” de la condición humana que tan bien conocemos, que tan bien hemos conocido en toda su trágica complejidad.

De los dos libros galardonados ex aequo con el Premio Nacional de Cuento, el primero, en orden alfabético de título, es Espacios de color cerrado, de Vanessa Vilches Norat (Ediciones Callejón). Son once los cuentos que integran esta colección, y sus personajes recorren un amplio espectro de tramas: desde una pareja de esposos que excava un pasadizo tras el lecho nupcial para poder escapar de sí mismos, hasta mujeres y artistas que batallan contra el olvido o la invisibilidad trabando una lucha cuerpo a cuerpo con la escritura, o padres que se aíslan entre sí en su pretensión de combatir el aislamiento del hijo, o socialités a quienes se les desgarra el encaje con solo contemplar a su bestia peluda y “feromonal” del trópico, o parejas jóvenes que se asoman al vértigo de ver en sus parientes su propia decrepitud futura; gente, en fin, asediada por el deseo, por la voz (con sus ausencias y excesos), por el insomnio y su larga metáfora, que es la escritura. Son relatos que exhiben tanto el dominio del oficio de narrar que posee la autora, como su pasión investigativa y académica; que nacen con conciencia metanarrativa; que extraen metáforas de los vacíos, de la profunda oquedad del ser, o de esos ciertos espacios, en fin, cerrados y cromáticos de la memoria.

El segundo libro galardonado con el primer premio es Las negras, de Yolanda Arroyo Pizarro. Tres cuentos extensos con una subestructura novelesca conforman este texto, que se alinea en la tradición —poco cultivada y conocida en Puerto Rico— de la narrativa de esclavos. “Wanwe”, “Matronas” y “Saeta” son los relatos que darán voz a las tres protagonistas esclavas, sujetos simbólicos de una subalternidad que, sometida a las vejaciones más atroces y despojada hasta el ripio, se reivindica con el poderoso arpón del discurso. Y esa será, precisamente, el arma que las rescate del anonimato y del olvido. Con una prosa honda, rica en sus imágenes visuales y en su lenguaje musical, orgánico y cercano en ritmo a lo ceremonial, Arroyo logra recrear en Las negras un espacio narrativo bastante inexplorado en nuestras letras, de gran belleza y valor discursivo. Es la suya una literatura que apuesta a la denuncia sin sacrificar ni un ápice el cultivo de lo estético, y lo logra con rotundo éxito.

Enhorabuena a los tres galardonados de este año, así como al resto de los escritores que concurrieron a esta convocatoria, todos ellos dignos representantes del quehacer literario de nuestro país.

Dado en San Juan, Puerto Rico, a 15 de noviembre de 2013.

Dra. Sofía Irene Cardona
Dr. Luis Felipe Díaz
Dra. Jeanette Becerra



PREMIOS A LOS LIBROS PUBLICADOS EN 2012

CUENTO

 

 Jurado: Sofía Irene Cardona, Luis Felipe Díaz y Janette Becerra

 

 Primer premio: ex aequo

 Las Negras (Boreales) - Yolanda Arroyo Pizarro

 Espacios de color cerrado (Ediciones callejón) - Vanessa Vilches Norat

 

 Mención de honor:

 Malacostumbrismo (Erizo Editorial) - Carlos Vázquez Cruz

 

 ENSAYO

 

 Jurado: Mario Cancel, Yvette López, Adriana Pantojas

 Premios: ( todos primer premio en diversas categorías )

 1. Libro colectivo: Javier Colón Morera e Idsa Alegría Ortiz, editores. (Ediciones Callejón)

 Puerto Rico y los derechos humanos

 2. Ensayo investigativo humanístico-literario: Myrna García Calderón (Ediciones Callejón)

 Espacios de la memoria en el Caribe hispánico insular y sus diásporas.

 * 3. Ensayo investigativo socio-histórico: Samuel Silva Gotay (Publicaciones Gaviota)

 La Iglesia Católica de Puerto Rico en el proceso político de americanización, 1898-1930.

 *4. Ensayo creativo: Edgardo Rodríguez Juliá (Ediciones Callejón)

 Mapa desfigurado de la literatura antillana.

 

POESIA

 

 Jurado: Amalia Lluch, Jorge David Capiello, Mercedes López-Baralt

 Primer Premio: Mapa al corazón del hombre

 (Carlos Roberto Gómez Beras) (Isla Negra Editores)

 Segundo Premio: El proceso traductor (Alejandro Álvarez Nieves) (Libros AC)

 Tercer Premio: Mardigras (Julio César Pol) (Isla Negra Editore

 

NOVELA

 Jurado: Edwin Cuperes, Dinah Kortight Roid, Alberto Martínez

 Primer Premio – Barataria (Libros AC) - Juan López Bauza

 * Mención – Barra China- (Libros AC) - Manolo Nuñez Negrón

 

TEATRO

 Jurado: Georgina Borri , Rafael Rosa, Alina Marrero

 Primer Premio – Brevis et acidum - (Editorial Tiempo Nuevo) Miguel Diffot

 Segundo Brujas de Dios – Roberto Ramos Perea

 

MEMORIAS

 Jurado: Rosa Guzmán, Yolanda Izquierdo y Griselle Merced

 

 Primer premio: Desierto

 Menciones Honoríficas:

 Memoria (Ediciones Callejón) - Rosario Ferré

 Diario de una puta humilde(Erizo Editorial) David Caleb Acevedo

 

LITERATURA INFANTIL

 Jurado: María del Rocío Costa, Mayra Lugo Sosa, Wanda de Jesús

 *Primer Premio Las aventuras de Juan Cecilio en la ciudad perdida (El Barco de Vapor)Samuel Silva Gotay

 Segundo Premio - El cuadro del Padrino Antón

- (PublicacionesPuertorriqueñas Editores) - Tina Casanova

Sent from my Galaxy S®III

Acerca de mí

Mi foto
"Odio los fluidos que se me salen del cuerpo cada veintiséis días." Yolanda Arroyo Pizarro (Guaynabo, 1970). Es novelista, cuentista y ensayista puertorriqueña. Fue elegida una de las escritoras latinoamericanas más importantes menores de 39 años del Bogotá39 convocado por la UNESCO, el Hay Festival y la Secretaría de Cultura de Bogotá por motivo de celebrar a Bogotá como Capital Mundial del libro 2007. Acaba de recibir Residency Grant Award 2011 del National Hispanic Cultural Center en Nuevo México. Es autora de los libros de cuentos, ‘Avalancha’ (2011), ‘Historias para morderte los labios’ (Finalista PEN Club 2010), y ‘Ojos de Luna’ (Segundo Premio Nacional 2008, Instituto de Literatura Puertorriqueña; Libro del Año 2007 Periódico El Nuevo Día), además de los libros de poesía ‘Medialengua’ (2010) y Perseidas (2011). Ha publicado las novelas ‘Los documentados’ (Finalista Premio PEN Club 2006) y Caparazones (2010, publicada en Puerto Rico y España).

Seguidores