domingo, marzo 08, 2015

Serie narradoras puertorriqueñas: Esther Andrade y la vida desordenadamente bella



Serie narradoras puertorriqueñas: Esther Andrade y la vida desordenadamente bella
Cómo escribí mi cuento favorito
Especial para Boreales de Yolanda Arroyo Pizarro

El alambrista
(Cronoscopio, 2014)

            Sentado en la silla habitual, mantiene la postura, evitando que su espalda sea presa de los tres barrotes verticales del respaldo.   Las manos descansan sobre sus muslos y los pies descalzos tocan el piso frío.  Con los  ojos cerrados, inicia una conexión entre su cuerpo y su mente.  Inhala y exhala lentamente en tres ocasiones.  Humedece los labios y, al mismo tiempo, extiende los brazos equilibrando el peso espiritual.
            La ventana exhibe un día soleado y de pocas nubes, clima propicio para la hazaña de cruzar la cuerda floja hacia el edificio contiguo.  La distancia aproximada consiste de veinte años de matrimonio, quince meses desvelados, ocho tipos de pastillas, treinta visitas al psiquiatra y un corazón roto.  Es la primera vez que debe hacer este acto, pero aun así, se levanta y camina hacia su reto…      
****************

            Mientras escribo, siento que se posa una pequeña barbilla sobre mi hombro. Al compás de cada tecleo, la voz que acompaña al rostro a quien le pertenece esa barbilla, me susurra al oído lo que voy escribiendo.  Luego me pregunta el significado de cada palabra. 
Justo cuando creo que he terminado, otro rostro de ojos enormes, observa con detenimiento todo el escrito y analiza.  Miro como arruga y mueve los labios, al mismo tiempo que coloca el dedo índice en la cien y el pulgar en la barbilla.  Me mira y dice: “mami ¿qué locura escribes ahora?” Así, más o menos, comienza y termina, el proceso creativo de mis cuentos.  Mis hijos los editores (no oficiales).   
El Alambrista es un cuento que escribí en medio de uno de esos momentos en  mi vida, desordenadamente bella.  No sé si fueron los condimentos, o el afán de  hacer más de una tarea, los cómplices de escribir acerca de un funámbulo despechado, solo sé que es uno de mis cuentos preferidos.

Desarrolle el tema pensando en el reto que representa superar el despego emocional de una relación, y que me mejor comparación que una cuerda floja.   Me gusta escribir de temas cotidianos dándoles un toque inesperado.  Intento que la narración, los lugares y los personajes sean sencillos. Me inclino por los cuentos cortos, aunque me encantaría, eventualmente, desarrollar un tema y escribir una novela.

1 comentario:

Daritza Rodríguez - Arroyo dijo...

Escribes tal y como eres, con ese realce que sólo pueden irradiar las personas genuinas. Por eso somos muchos los que te queremos y celebramos tus logros como si fuesen nuestros. ¡Éxito Esther!
-Daritza

Acerca de mí

Mi foto
"Odio los fluidos que se me salen del cuerpo cada veintiséis días." Yolanda Arroyo Pizarro (Guaynabo, 1970). Es novelista, cuentista y ensayista puertorriqueña. Fue elegida una de las escritoras latinoamericanas más importantes menores de 39 años del Bogotá39 convocado por la UNESCO, el Hay Festival y la Secretaría de Cultura de Bogotá por motivo de celebrar a Bogotá como Capital Mundial del libro 2007. Acaba de recibir Residency Grant Award 2011 del National Hispanic Cultural Center en Nuevo México. Es autora de los libros de cuentos, ‘Avalancha’ (2011), ‘Historias para morderte los labios’ (Finalista PEN Club 2010), y ‘Ojos de Luna’ (Segundo Premio Nacional 2008, Instituto de Literatura Puertorriqueña; Libro del Año 2007 Periódico El Nuevo Día), además de los libros de poesía ‘Medialengua’ (2010) y Perseidas (2011). Ha publicado las novelas ‘Los documentados’ (Finalista Premio PEN Club 2006) y Caparazones (2010, publicada en Puerto Rico y España).

Seguidores