martes, enero 23, 2007

El noveno 22


Imagen de Era Chaidil Monteseils


Ayer fue veintidós. De los peores veintidós que me han tocado vivir. A pesar de ello, llamaste. Y pensé que no lo harías. Pensé que iniciaríamos temporada. Que las nuevas reglas se pondrían en función. Jugaste con el teléfono, con el teclado, con el blackberry. Los maldeciste a todos y luego todos te traicionaron. Ellos, sin que lo sepas, guardan lealtades conmigo. Llamaste y el sexto elemento me regresó a la boca, a los pulmones, al músculo que late entre mis cavidades por ti.

Muy a pesar mío, esto es lo último que escribiré sobre el asunto. Este es el ya basta, cielo. No hay más veintidós. Se acabaron ayer. Y a pesar de ello, tu recuerdo sigue aquí, rompe fuerte sobre mí, quema y moja por igual… sé que te tengo que olvidar, pues tu recuerdo me hace bien y me hace mal.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Estuve aqui. Hoy 23 por ultima vez. Me voy de tu espacio, de tus letras, y de tu aire. Anoche deje que mi corazon dictara mis acciones cuando en realidad estamos aqui por que estamos manejando nuestras acciones con la razon y no el sentimiento. Me voy mi cielonga. Me dueles. Te duelo. Y eso no era lo que planeamos. Que te vaya bien...

Yiara Sofía dijo...

Que dolor!!! He estado en situación parecida y recibi palabras parecidas a las que leo en el comentario (me dueles y te duelo, era la idea favorita de mi ex-el poeta, el que reseñas en uno de tus anuncios...qué ironía). Fuerza amiga hermosa. Las mujeres somos diosas y guerreras. Amamos al máximo y sabemos continuar sin corazón en medio de la batalla de la vida diaria. Saca el dolor del pecho, llóralo, grítalo, maldícelo, pierde la cordura y luego regresa a tu lugar de paz...Sólo me basta enviarte mis energías y un abrazo sumamente apretado.

Anónimo dijo...

Yiara, lo mas que me hizo acercarme a tu esfera fue gritalo, maldicelo, lloralo...que tal cuentalo, acaricialo, mimalo...que tal si es todo eso que te opaca y te aclara...Que tal si te mata y y te llena de vida. Que tal si es tu vida y tu muerte. Que tal si es la diferencia entre vivir amando o morir son~ando? Yiara es tan complicado mi amor por ella....

Yolanda Arroyo Pizarro dijo...

Que tal si es mi génesis, mi alpha, mi principio, mi TODO... pero igual sigue siendo tan complicado este amor.

Mi cielo, basta, mi amor.

De Mexico dijo...

Pa mi que las historias de amor no debieran acabarse, al menos no mientras siga el amor. Ya, cuando se acabe la pendejá esa, pos ni modo. A la chingada todo... pero mientras te quieran y quieras, a gozarselo.

Angel Matos dijo...

El sentir es un juego de contradicciones; un siempre constante claroscuro. Hay dolores y hay dolores y el dolor no tiene medida, sino realidad. Duele amar y deseamar; ambos desearman nuestros sueños, nuestras realidades y constantemente redifinen futuros.

El dolor es la noche, pero también es el día. Los momentos se multiplican cuando todo se nubla, pero siempre al final del la ocuridad, sale la noche y no vale esperar la oscuridad de nuevo, sino vivir el sol.

Como dice mi ex-leona que es toda una increíble mujer que me enseñó tanto: las mujeres son guerras y hay hombres que también lo somos. Anónimo, sólo sé tú y brilla por ti buscando las cosas que te hacen única y vive. El amor no desaparece, sino que se transforma y metamorfa. Siempre quedan recuerdos plagados de amor como el de playas en donde cuerpos hacen el amor o miradas desde un balcón a un horizonte anocheciendo.

Pa lante...

Acerca de mí

Mi foto
"Odio los fluidos que se me salen del cuerpo cada veintiséis días." Yolanda Arroyo Pizarro (Guaynabo, 1970). Es novelista, cuentista y ensayista puertorriqueña. Fue elegida una de las escritoras latinoamericanas más importantes menores de 39 años del Bogotá39 convocado por la UNESCO, el Hay Festival y la Secretaría de Cultura de Bogotá por motivo de celebrar a Bogotá como Capital Mundial del libro 2007. Acaba de recibir Residency Grant Award 2011 del National Hispanic Cultural Center en Nuevo México. Es autora de los libros de cuentos, ‘Avalancha’ (2011), ‘Historias para morderte los labios’ (Finalista PEN Club 2010), y ‘Ojos de Luna’ (Segundo Premio Nacional 2008, Instituto de Literatura Puertorriqueña; Libro del Año 2007 Periódico El Nuevo Día), además de los libros de poesía ‘Medialengua’ (2010) y Perseidas (2011). Ha publicado las novelas ‘Los documentados’ (Finalista Premio PEN Club 2006) y Caparazones (2010, publicada en Puerto Rico y España).

Seguidores