viernes, abril 29, 2011

Raquel Salas Rivera lee en La Palabra en Plaza

puerto rico,
sí mi amor
todavía mi amor
aunque me escupas de nuevo en la cara
mientras discutimos
quiénes somos
qué somos
y hacia dónde vamos

claro mi amor
vete pal mismísimo amor
y desde allá dime
a que saben los periódicos sin día
a qué sabe esa merienda a medianoche
a qué kerosín en relieve
a qué punta vertiginosa
sin viento caemos
a tumba fresca
a que dinamita de tren sólido y oscuro
te pareces

infórmame cuando sepas
a qué hora cae el espray sobre Santurce como bruma
en qué esquina supo el hombre que ese pase lo curaría
sin seguida

no digo que me digas cuánto
a cuánto
por cuánto
y cuánto más
allá tú
allá que lo sepas
sin difundir

no me alumbres más las regiones de lote
de aeropuerto
de ánima que en güira
lluvia, vuela y habla

déjame saber
si de un domingo al otro
se escucha el sudor frío del elevado
que han construido sobre los días de semana

si es que terminaron el terminar
si lo finalizaron con coma como siempre
si es que siempre es una serie de nuncas

si sabes a caso a dónde ando
hoy en ti
y me lo puedes dibujar
diciendo “lo sigues directo bien directo”

sí, mi amor,
pa’ ti mi amor
siempre hay tiempo
aunque me robes los diez
que estaban
entre las medias en la gaveta
seguro, amor mío
aprovechadísima que eres
¡pero tus momentos!
divinísimante secacentro que eres
¡pero tus cambios sin cuenta!
acostumbradísimente rajadermis
que sabes a sabor espontaneo
como una metáfora mal paría
en la esquina del viejo barrio
que vio pasar
su cuerpo
de esquina a esquina
y no tenía cuerpo para pararla
paralizantemente
diciendo suéltate menos
y sabrás mirarnos juntas así
como una

sé que no tienes desde donde decírtelo
pero por lo menos
déjame saber mi amor
a qué sabes verídicamente
cuando no estás de jangeo ni en corrillo
cuando somos tu y yo
y quizás un poco
de todo
nos llena brevemente
de esperanza
y no digo de anuncios sprite
ni de la dicha cocacolesca
de enanos empericaos
digo de esta esperanza
tan esperanza
que me da miedo digo
vislumbramiento
invocarla
tan siquiera
en tu presencia


Gracias Raquel, por permitirnos reproducir tu texto.

No hay comentarios.:

Acerca de mí

Mi foto
"Odio los fluidos que se me salen del cuerpo cada veintiséis días." Yolanda Arroyo Pizarro (Guaynabo, 1970). Es novelista, cuentista y ensayista puertorriqueña. Fue elegida una de las escritoras latinoamericanas más importantes menores de 39 años del Bogotá39 convocado por la UNESCO, el Hay Festival y la Secretaría de Cultura de Bogotá por motivo de celebrar a Bogotá como Capital Mundial del libro 2007. Acaba de recibir Residency Grant Award 2011 del National Hispanic Cultural Center en Nuevo México. Es autora de los libros de cuentos, ‘Avalancha’ (2011), ‘Historias para morderte los labios’ (Finalista PEN Club 2010), y ‘Ojos de Luna’ (Segundo Premio Nacional 2008, Instituto de Literatura Puertorriqueña; Libro del Año 2007 Periódico El Nuevo Día), además de los libros de poesía ‘Medialengua’ (2010) y Perseidas (2011). Ha publicado las novelas ‘Los documentados’ (Finalista Premio PEN Club 2006) y Caparazones (2010, publicada en Puerto Rico y España).

Seguidores