miércoles, abril 18, 2012

Coloquio sobre el autoritarismo en El Ateneo


Coloquio sobre el autoritarismo, la gobernanza y lo (in) justo

Ateneo de Puerto Rico

Carmen Centeno Añeses y Yolanda Arroyo Pizaro
(a dos voces)
[fragmento]



Una relación de violencia actúa sobre un cuerpo o cosas, ella fuerza, doblega, destruye, o cierra la puerta a todas las posibilidades. Su polo opuesto sólo puede ser la pasividad, y si ella se encuentra con cualquier resistencia no tiene otra opción que tratar de minimizarla. Por otro lado, una relación de poder sólo puede ser articulada en base a dos elementos, cada uno de ellos indispensable si es realmente una relación de poder: "el otro" (aquel sobre el cual es ejercido el poder) ampliamente reconocido y mantenido hasta el final como la persona que actúa; y un campo entero de respuestas, reacciones, resultados y posibles invenciones que pueden abrirse, y que está enfrentando a una relación de poder.

El sujeto y el poder, Michel Foucault



¿Qué puede ser el autoritarismo sino el ejercicio de la coerción física y emocional? ¿En cuál marco de derecho tiene cabida sino en el de las estructuras antidemocráticas y excluyentes? ¿De qué forma la literatura puertorriqueña se revela contra este estado y qué marco de derecho presenta? ¿Cómo hacen crítica los autores puertorriqueños del autoritarismo que caracteriza al capitalismo salvaje y a su lógica o racionalidad? ¿Desde dónde se enuncia la ausencia de gobernanza o normativas que permitan el bien común? ¿De qué forma se denuncia el colonialismo y su secuela de males? ¿Qué relación hay entre autoritarismo y derechos humanos?

El autoritarismo es uno de los elementos más denunciados de la literatura puertorriqueña actual y que veremos  por medio de varios textos contemporáneos. Es la respuesta a la autoridad ejercida por varios siglos de opresión y de coacción. Uno de las obras que comentaremos se sitúa en el presente, El sabor del tiempo de Félix Córdova Iturregui; la otra recorre un largo periplo histórico, Las horas del sur de Magali García Ramis, y Las negras de Yolanda Arroyo Pizarro nos remonta al origen de la esclavitud en el Nuevo Mundo, así como a las guerras intestinas entre los africanos. Otro de los textos se sitúa desde la más absoluta marginalidad, desde la periferia de la ciudad para cuestionarnos quién está en el centro: un cuento urbano de Francisco Font publicado en La belleza bruta.

En las primeras dos obras sus personajes son heterodoxos, pero poseen conocimiento y están adscritos a diversas ideologías. En las otras los saberes son todavía más alternativos, pues sus personajes no están inmersos en instituciones sino en los cánones de sus respectivas culturas que contrastan radicalmente en sus valores. En Las negras se trata de un mundo no occidental. En el relato de Font se presenta lo que está fuera de lo institucional.


SAETAS

16. las onduladas nubes blancas
semejantes a la savia cremosa
proclaman jubilosas
masas semejantes a plumas
cirros que indican ha llegado el calor
elegante manto otoñal de nubarrones
parece lana de borrego
pronostican la proximidad del invierno
en una capa angosta
el olor de las mujeres hace falta
las mujeres negras sudorosas hacen falta
esclavos varones para pocas hembras
los dueños las encadenan a una viga
siete de ellas
dobladas con el culo al aire
y el olor expulsado de sus cuerpos
y su amarre
hay embriaguez de erecciones
amos con la creencia
que existirán partos múltiples
como el de manadas de cabras
más machos que impregnen
a las esclavas

por cada una encadenada y doblada
abierta de piernas
estiradas por las caderas
diez o doce hombres esperan
las miradas del oriente se masturban
germinan con el resplandor dorado del viento
que anuncia el alba
un tufo atiborrado de cielo carmesí
por el rojo que gotea
negras cansadas de vergas hirientes
de sangre y semen
de turnos y filas
de esclavos, mayordomos y capataces
negras menstruantes
adolescentes
púberas
viejas con menopausia
todas ellas

cuando se despide el día
los olores y esencias distintivas
ya las traen docilizadas
adormecidas
mientras un elegante manto otoñal de nubarrones
se escapa chorreante entre los muslos
parece lana de borrego

Fotos: Zulma Oliveras Vega


Dra. Carmen Centeno

Con Choco Orta y Eduardo Aguiar

En la foto, Dr. Daniel Nina

Dr. Daniel Nina



No hay comentarios.:

Acerca de mí

Mi foto
"Odio los fluidos que se me salen del cuerpo cada veintiséis días." Yolanda Arroyo Pizarro (Guaynabo, 1970). Es novelista, cuentista y ensayista puertorriqueña. Fue elegida una de las escritoras latinoamericanas más importantes menores de 39 años del Bogotá39 convocado por la UNESCO, el Hay Festival y la Secretaría de Cultura de Bogotá por motivo de celebrar a Bogotá como Capital Mundial del libro 2007. Acaba de recibir Residency Grant Award 2011 del National Hispanic Cultural Center en Nuevo México. Es autora de los libros de cuentos, ‘Avalancha’ (2011), ‘Historias para morderte los labios’ (Finalista PEN Club 2010), y ‘Ojos de Luna’ (Segundo Premio Nacional 2008, Instituto de Literatura Puertorriqueña; Libro del Año 2007 Periódico El Nuevo Día), además de los libros de poesía ‘Medialengua’ (2010) y Perseidas (2011). Ha publicado las novelas ‘Los documentados’ (Finalista Premio PEN Club 2006) y Caparazones (2010, publicada en Puerto Rico y España).

Seguidores