viernes, diciembre 30, 2011

Premiadas las letras al margen - publicado en CRUCE

Premiadas las letras al margen
YOLANDA ARROYO PIZARRO
 PUBLICADO EN REVISTA CRUCE
http://www.revistacruce.com/letras/premiadas-las-letras-al-margen.html

Puerto Rico vive un momento histórico en las letras del país. El pasado jueves 15 de diciembre de 2011, en una ceremonia de copiosa asistencia, se llevó a cabo la entrega de los Premios PEN Club de Puerto Rico para las Mejores Obras Literarias publicadas en 2010. Luego de concluido el evento en el que se premiaron tres de mis proyectos (la novela Caparazones, la Antología Cachaperismos (2010) y el proyecto Revista Boreales), me di a la tarea de hacer un análisis sobre lo que allí había acontecido y me di cuenta de algo asombroso, algo digno de celebrar por todo lo alto: seis de las obras premiadas por los diferentes jurados pertenecen a escritores considerados para muchos como “escritores del margen”, entiéndase que vienen del pronunciamiento LGTBQ. La mayoría incluso abiertamente identificados como escritores gays o escritoras lesbianas. Si eso no es un logro de país, un logro de colectividad, un logro de gestoría cultural y literaria, de derechos igualitarios y de visibilidad, dígame alguien entonces ¿qué es?

Los autores que fueron notados por el jurado y que a su vez fueron laureados, integrando este extraordinario cambio de paradigma lo son: Luis Felipe Díaz, Premio Nacional de Ensayo por el libro De charcas, espejos, infantes y velorios; Luis Negrón con Mención de Honor en la categoría de Cuento por el libro Mundo Cruel;  Moisés Agosto y Karen Sevilla con Mención de Honor en la categoría de Poesía por los poemarios Inmunología Poética y El mar de los Azares, respectivamente; las catorce escritoras de la Antología Cachaperismos 2010 en el renglón Reconocimiento a Antologías y Revistas; y la Mención de Honor obtenida por la novela de mi autoría Caparazones.


Un dato excepcional es que el Premio Nacional de Ensayo recayó nada más y nada menos que en la figura de un intelectual de primer orden, como lo es el insigne Dr. Luis Felipe Díaz, reconocido ensayista que en múltiples ocasiones permite que su alter ego, Liza Fernanda, lo acompañe (o sustituya) en los diferentes compromisos protocolares y oficiales en los que participa. El Dr. Luis Felipe Díaz es muy querido y respetado por la aportación tan medular que ha hecho y continua haciendo a la literatura de nuestro país a través de títulos como Modernidad, postmodernidad y tecnocultura actual, Semiótica, psicoanálisis y postmodernidad y La na(rra)ción en la literatura puertorriqueña. Además, es un incansable activista de los derechos gays.

Me consta que la efervescencia por la visibilidad en las letras de Puerto Rico es un trabajo arduo y diario que no mengua, que se caracteriza por el constante intento de difusión y de denuncia de aquellos escritores que tienen un compromiso social férreo. Otro ejemplo de ello es el inquebrantable apoyo que obtenemos de organizaciones como Yosoyelotro, dirigida por Jesús del Valle, amigo, gestor y activista puertorriqueño que desde su base en Madrid siempre echa una mano. Fue el propio Del Valle quien organizó la presentación de estreno de la novela Caparazones (edición de autor) en Barcelona, e hizo lo mismo con el poemario Inmunología poética de Moisés Agosto. Gracias a él se presentaron a editoriales españolas varios libros de autores LGBTQ lográndose un contrato con Egales (la más importante editorial de temática gay y lésbica en español) para publicar Caparazones en España y México.

La ebullición es tal que ya, a estas alturas, tanto la novela Caparazones como el libro Mundo Cruel de Luis Negrón superan las tres re-ediciones y ambos poseen planes futuros de traducción a otros idiomas, multiplicando su alcance y los países de distribución. Por otro lado, tenemos a un Moisés Agosto que es un escritor de best sellers, pues sus libros se venden con un ritmo inmaculadamente fervoroso, allegándose a un público fiel que lo sigue y que lo espera, hasta tal punto que su conjunto de cuentos anterior permaneció en los primeros lugares de las listas de Amazon por varias semanas durante 2009. Muy parecida es la ejecución de la poesía de Karen Sevilla, que ya se va volviendo casi de culto; recibe invitaciones a congresos, participa en recitales al lado de grandes exponentes y hasta es objeto de homenaje por sus pares.

Imposible no pensar en el advenimiento de sellos editoriales a partir de esta particular necesidad de sabernos humanos en el otro. Editorial Erizo que dirige Ángel Antonio Ruiz y Editorial La Tuerca que lidera Max Chárriez han salido al paso y ya cuentan con un catálogo in crescendo, abarcador y de lo más ambicioso.

Las letras del margen poseen además exponentes importantes que desde hace mucho tiempo ya, dominan todo tipo de discurso escritural y cuyos nombres hacen temblar la tierra: Lilliana Ramos Collado, Alfredo Villanueva, Aixa Ardin Pauneto, David Caleb Acevedo, los propios Ángel Antonio Ruiz y Max Chárriez, Larry La Fountain-Stokes, Abniel Marat, Yoryie Irrizary, Nemir Matos Cintrón, Charlie Vázquez, Daniel Torres, y Luzma Umpierre que junto a Julio A. García Rosado, Abdiel Echevarría Cabán, Raquel Salas, Ricardo Santana, Rubén Rolando Solla y muchos más, van despuntando en presentaciones, puestas en escenas, los talleres de creación literaria, en las lecturas del Colectivo Homoerótica y hasta en las nuevas voces de literatura lésbica que se aglomeran para la secuela del proyecto Cachaperismos 2012. Para cubrir todos los flancos, es menester destacar incluso las próximas publicaciones de ópera prima que ya se cuajan, o sea, los tan esperados primeros libros de Chenoa Ochoa, Alexis G. Pedraza y Amárilis Pagán Jiménez que verán la luz en el siguiente año.

Necesariamente hay que reconciliar esta convulsión creativa con las gestiones culturales que se nutren desde un paralelo dimensional con la encomiable labor de Víctor González y Rafael Rojas desde el Puerto Rico Queer Film Fest y el Festival del Teatro del Tercer Amor en Coribantes, respectivamente.

Y nada de esto es poca cosa. Es la primera vez que en las letras puertorriqueñas se premian tantos trabajos de escritores orfebres de esta temática. Por supuesto que para haber sido premiados, han debido haberse concebido primero. Es decir, la publicación y divulgación de textos del margen LGTBQ es esencial. Libros muy bien hechos, minuciosamente elaborados, extraordinariamente redactados. Todo ello sin contar el resto de autores y libros, gays y lésbicos, que estoy al tanto contestaron la convocatoria de los Premios PEN Club, uniéndose a los más de 150 libros sometidos a evaluación.

Por eso me reitero: Puerto Rico vive un momento histórico en las letras del país. Han sido premiadas de manera notable las letras del margen, las letras LGTBQ, las letras gays y lésbicas, las letras del otro, del yo, las letras de todos. Hemos iniciado una revolución y es posible, muy probable, que para las ceremonias futuras, celebremos también galardones en los primeros y segundos lugares, no solamente como finalistas o menciones. Para esto se requerirá un andamiaje de paridad que permita jurados de mente abierta, juicios más inclusivos, fallos sin prejuicios. No queremos trato especial, queremos trato justo. Queremos lo mismo porque hay talento. Porque hay arrojo y pasión. A buen entendedor, con pocas palabras tiene. En nuestro particular caso, muchas palabras tenemos. Quedan todos debidamente informados.

Enlace original: http://www.revistacruce.com/letras/premiadas-las-letras-al-margen.html

1 comentario:

Meryland Cuevas (M.C.C) dijo...

En hora buena Yolanda y los demás compañeros escritores por la distinción recibida. Me alegra sobremanera ver que la literatura LGBTQ este cruzando fronteras, rompiendo cadenas y "margenes". En estos tiempos de tanta lucha por la igualdad y la visibilidad de las personas LGBTQ, la literatura y el arte "Queer" definitivamente es un aliciente, una ventana hacia la luz y una maravillosa herramienta para abrir ojos y cerrar bocas. Les felicito!

Acerca de mí

Mi foto
"Odio los fluidos que se me salen del cuerpo cada veintiséis días." Yolanda Arroyo Pizarro (Guaynabo, 1970). Es novelista, cuentista y ensayista puertorriqueña. Fue elegida una de las escritoras latinoamericanas más importantes menores de 39 años del Bogotá39 convocado por la UNESCO, el Hay Festival y la Secretaría de Cultura de Bogotá por motivo de celebrar a Bogotá como Capital Mundial del libro 2007. Acaba de recibir Residency Grant Award 2011 del National Hispanic Cultural Center en Nuevo México. Es autora de los libros de cuentos, ‘Avalancha’ (2011), ‘Historias para morderte los labios’ (Finalista PEN Club 2010), y ‘Ojos de Luna’ (Segundo Premio Nacional 2008, Instituto de Literatura Puertorriqueña; Libro del Año 2007 Periódico El Nuevo Día), además de los libros de poesía ‘Medialengua’ (2010) y Perseidas (2011). Ha publicado las novelas ‘Los documentados’ (Finalista Premio PEN Club 2006) y Caparazones (2010, publicada en Puerto Rico y España).

Seguidores