domingo, mayo 27, 2007

Reseña sobre 'Los documentados', novela de Yolanda Arroyo Pizarro



Reseña publicada en el periódico El Nuevo Día
Sección La Revista
Domingo 27 de mayo de 2007


El olor de un sueño
Por Maira Landa


Esta novela, mención de honor del Pen Club en 2006, nos ofrece una compleja urdimbre de prosa poética, realismo mágico, metáforas y descripciones hiper-sensoriales en un relato de profundo dramatismo. Aunque el tema central gira en torno a la tragedia de los indocumentados que nos llegan de islas vecinas, hay más, mucho más en esta historia. Su autora es una joven escritora puertorriqueña que con mucho mérito está labrando su sitial en nuestro ámbito literario. No la perdamos de vista.

Kapuc es una jovencita sordomuda a quien todos consideran retardada mental. Su único pasatiempo es subirse a un árbol con el que ha desarrollado una relación simbiótica. Ella le ha otorgado al árbol cualidades casi humanas: le ha puesto nombre y conversa con él. Sus ramas se convierten en brazos que la acunan en su desamparo y soledad. Desde allí, cada noche observa las yolas que llegan a Playa Tereque, donde vive. Libreta en mano, documenta lo que sucede. La descripción de cómo se ahogan y de cómo se salvan los que al fin llegan a la orilla es desgarradora. Se nos enredan las algas en los pies, como a ellos, mientras tratan de ponerse a salvo corriendo por la arena, hacia tierra firme.

‘Los documentados’ es el espejo de nuestra sociedad, de los que sí tenemos papeles, de nuestra incapacidad para encarar nuestros problemas, aunque seamos vistos como un paraíso para quienes ansían huir de sus infiernos. El padre de Kapuc abandonó a su familia, asustado por la responsabilidad de atender una hija con problemas de desarrollo. La madre trabaja para proveer las necesidades materiales de sus hijos, pero no sabe cómo sacarlos adelante, mientras va de hombre en hombre en busca de su propia vida perfecta. El hermano de Kapuc se ausenta de la escuela y comienza a descarriarse. Encontramos machismo, insatisfacción, adolescentes sin dirección, consumo de drogas, incesto, abortos, prejuicios, discrimen, hipocresía, corrupción, burocracia.

En una simbiosis con el reino animal, Kapuc se identifica con las hormigas, se compara con las libélulas, dice convertirse en medusa y humaniza a su árbol. Sus descripciones olfativas son maravillosas, proveyendo un balance para su pérdida de audición: “el olor de esa etnia es amargo y salobre”, “el cuerpo de mi padre despedía un nuevo olor a traiciones”, “mi madre regresó al hogar estrenando esa nueva esencia en su cuerpo, como a chocolate”, “es un olor cítrico que ha creado él -el árbol- para mí”.

La autora concluye su historia con un final bastante feliz, en el que casi todo se recompone. Aunque Kapuc ya no seguirá documentando a los que llegan, los de las otras islas continuarán intentándolo porque persisten sus problemas. Nunca sabremos cuántos no lo logran. Otros seguirán llegando a la orilla de Playa Tereque y, con las algas enredadas en sus pies, desesperados, aterrorizados pero llenos de esperanzas, correrán hasta adentrarse en nuestra tierra, sin mirar atrás, en busca de su propia utopía.

________________________________________________________________________________
Maira Landa, quien cursó una Maestría en Creación Literaria, escribe su primera novela.

4 comentarios:

Madam dijo...

Temprano en la mañana y con café en mano leí la noticia. :) Divina.
Besos brujiles.

Emilio dijo...

Felicitaciones!!!!!!!

E

neftalicruznegron dijo...

Yo tengo la novela. Y autografiada! Perdona la emoción. Exquisita novela..., y muy buena reseña.

Dios te bendigaAaA!

no apta para la humanidad dijo...

¡Lo vi, lo vi!! ¡Y me emocioné muchísimo! ¡Felicidades a la escritora fabulosa!
un abrazote

Acerca de mí

Mi foto
"Odio los fluidos que se me salen del cuerpo cada veintiséis días." Yolanda Arroyo Pizarro (Guaynabo, 1970). Es novelista, cuentista y ensayista puertorriqueña. Fue elegida una de las escritoras latinoamericanas más importantes menores de 39 años del Bogotá39 convocado por la UNESCO, el Hay Festival y la Secretaría de Cultura de Bogotá por motivo de celebrar a Bogotá como Capital Mundial del libro 2007. Acaba de recibir Residency Grant Award 2011 del National Hispanic Cultural Center en Nuevo México. Es autora de los libros de cuentos, ‘Avalancha’ (2011), ‘Historias para morderte los labios’ (Finalista PEN Club 2010), y ‘Ojos de Luna’ (Segundo Premio Nacional 2008, Instituto de Literatura Puertorriqueña; Libro del Año 2007 Periódico El Nuevo Día), además de los libros de poesía ‘Medialengua’ (2010) y Perseidas (2011). Ha publicado las novelas ‘Los documentados’ (Finalista Premio PEN Club 2006) y Caparazones (2010, publicada en Puerto Rico y España).

Seguidores