viernes, agosto 10, 2012

Carta abierta a Jenniffer González sobre expresiones racistas de Heidi Wys…

En el día de hoy, diversas figuras de todos los quehaceres en Puerto Rico, cursaron una misiva a la presidenta de la Cámara de Representantes, Jenniffer González, en repudio a las expresiones racistas vertidas por su asesora Heidi Wys. Aquí pueden ver la copia de la carta: Carta a Jenniffer Gonzalez.
La lista de suscribientes sigue creciendo…

Si desea suscribir esta carta, favor de enviar un mensaje autorizando incluir su nombre por correo electrónico a feministaspr@gmail.com directamente a las coordinadoras de este esfuerzo: la Lcda. Ana Irma Rivera Lassén y la Dra. Palmira Ríos.

9 de agosto de 2012

Honorable Jenniffer A. González Colón
Presidenta
Cámara de Representantes de Puerto Rico
San Juan, P.R.

Estimada Presidenta González Colón:

Los aquí firmantes repudiamos las expresiones racistas en las redes sociales de la asesora legislativa, Sra. Heidi Wys. Como puertorriqueños, puertorriqueñas y residentes en Puerto Rico plenamente comprometidos con el respeto a la dignidad de todos los seres humanos reclamamos que los funcionarios públicos de nuestro gobierno manifiesten consistentemente su obligación de promover los principios de esencial igualdad. En la medida que nuestros funcionarios públicos y políticos incumplen con su obligación de combatir el racismo, promueven su perpetuación. Reclamamos de su parte las acciones que sean necesarias para enviar un mensaje contundente e inequívoco de que usted rechaza esas expresiones racistas.

La lucha contra el racismo debe constituir un interés público de la mayor prioridad. La Carta de Derechos de nuestra Constitución prohíbe toda forma de discrimen por motivo de raza y color, y mandata que “tanto las leyes como el sistema de instrucción pública encarnarán estos principios de esencial igualdad humana”. Al aprobar este mandato en 1952 el Pueblo de Puerto Rico reafirmó su rechazo a la discriminación por motivo de raza y color expresada previamente en la Ley de Derechos Civiles de 1943.

Esa expresión nuestra se adelantó a los Estados Unidos ya que durante ese período prevalecía allí la discriminación racial legal. No es hasta la aprobación por el Tribunal Supremo de los Estados Unidos en mayo de 1954, de la decisión Brown vs Board of Education, que se inició formalmente el camino legal para desmantelar la discriminación racial en dicha nación.
Hoy, en el siglo 21, el Pueblo de Puerto Rico tiene la obligación de retomar la bandera de la igualdad racial que enarbolaron Betances, Rafael y Celestina Cordero, Schomburg, Barbosa, entre muchos otros y otras. La humanidad reiteradamente ha reconocido que el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y las formas conexas de intolerancia constituyen obstáculos al pleno disfrute de los derechos humanos. Es por ello que la lucha contra todas las formas de racismo están estrechamente vinculadas a los esfuerzos por garantizar igual acceso a la educación, la salud, la vivienda, el trabajo, la política, el medio ambiente, la cultura, la seguridad y la paz. Dado que los gobiernos tienen la responsabilidad de garantizar las condiciones de igualdad, inclusión y respeto de la dignidad de todas las personas, necesariamente tienen la obligación indelegable de combatir el racismo en todas sus manifestaciones.

En la Declaración de la Conferencia Mundial contra el Racismo, celebrada en Durban, Sudáfrica en 2011, las Naciones Unidas plantearon que las legislaturas juegan un papel fundamental en “la tarea de adoptar legislación apropiada, supervisar su aplicación y asignar los recursos financieros necesarios” para la lucha contra el racismo. El Pueblo de Puerto Rico no espera menos de todas las personas que integran nuestra Cámara de Representantes, electos y no electos.

La Declaración de Durban reafirmó que “la estigmatización de las personas de diferentes orígenes mediante actos u omisiones de las autoridades públicas, las instituciones, los medios de información, los partidos políticos o las organizaciones nacionales o locales no es sólo un acto de discriminación racial, sino que además puede incitar a la repetición de tales actos, resultando así en la creación de un círculo vicioso que refuerza las actitudes y los prejuicios racistas, y que debe condenarse.” Urgimos a todas y todos los funcionarios públicos y políticos a desistir y rechazar inequívocamente el uso de lenguaje degradante y los estereotipos negativos.

Deploramos los intentos de soslayar o minimizar la existencia de racismo en nuestro país. La situación surgida con los comentarios de su ayudante y la manera en que hasta ahora usted ha manejado la situación envía ese mensaje también. El invisibilizar el racismo es pernicioso, y sólo logra distanciarnos de la concertación necesaria para combatir este flagelo de la humanidad.
El uso del racismo como arma política no sólo demuestra que quienes lo usan son racistas, sino que esgrimen esta arma en la confianza de que entienden o creen gozar del apoyo de la mayoría de los residentes de nuestra isla. Entienden que con actuaciones o comentarios racistas, a veces disfrazados de bromas, nos pueden atraer para su causa. Nada más lejos de la verdad. Rechazamos las expresiones de la señora Wys y no aceptamos su ejercicio de disculpa. Su presencia en el servicio público atenta contra la confianza en la Asamblea Legislativa. El cuerpo de asesores y asesoras y otros funcionarios legislativos tiene la seria responsabilidad de apoyar la función legislativa, y por ende deben reflejar los valores de las personas para quienes trabajan en una cercanía de total confianza. Le estaríamos haciendo un flaco servicio al país si ignoramos o minimizamos las graves implicaciones para la imagen de la Cámara de Representantes como consecuencia de las expresiones racistas de la Sra. Wys.

El combate contra el racismo tiene que integrar a todos los sectores sociales. Por ende, todos los partidos políticos que aspiran a tener representación en la Asamblea Legislativa también comparten la responsabilidad de promover una sociedad libre de racismo y discriminación. Reclamamos por igual a todos los políticos un compromiso de rechazar todo lenguaje racista y estereotipado durante la campaña electoral en curso y de apoyar iniciativas por la igualdad racial.

El legado histórico, cultural y social de las africanas y los africanos y afrodescendientes es parte del legado de Puerto Rico y de toda la humanidad. Hoy, las atletas y los atletas afro puertorriqueños en los Juegos Olímpicos configuran nuestra unidad dentro de nuestras profundas diferencias y divisiones.

Todas las personas que residimos en Puerto Rico, Honorable Presidenta, esperamos que nuestra Cámara de Representantes también enarbole la bandera de la igualdad racial. Creemos que compartimos el sueño del Dr. Martin Luther King, Jr. de una sociedad donde las personas no sean juzgadas por el color de su piel sino por la integridad de su carácter.

Atentamente,
Lic. Ana Irma Rivera Lassen
Dra. Palmira N. Ríos González
Dr. Carlos Severino Valdez
Dra. Mayra Santos Febres
Eneid Routté Gómez
Dra. Idsa Alegría Ortega
Dr. Aarón Gamaliel Ramos
Dr. José Javier Colón Morera
Dr. Hermenegildo Ortiz Quiñones
Rev. y Dra. Agustina Luvis
Lic. y Rev. William Fred Santiago
Lester Caleb Santiago
Dr. Luis Rivera Pagán
Dr. Daniel Nina
Dr. Roberto Mori
Katherine M. Cepeda Rivera
Dra. Vicky Muñiz Quiñones
Lic. Osvaldo Burgos Pérez
Dr. Raúl Cotto Serrano
Dra. Elizabeth Crespo Kebler
Lic. José I. Irizarry Yordán
Dra. Isabel Feliciano Giboyeaux
Dra. María J. Canino Arroyo
Pedro Julio Serrano
Dra. Ivonne Moreno
Dra. Maritza Stanchich
Manuel Perfecto
Dr. Víctor I. García Toro
Rev. y Lic. Ángel L. Rivera Agosto
Lic. Charles S. Hey Maestre
Dr. Raúl Quiñones Rosado
Dr. Francisco J. Echegaray
Juan Franco Ortiz
Nitza Seguí Albino
Ricardo L. Vargas Molina
Rafael L. Zúñiga Rodríguez
Héctor Meléndez Lugo
Dra. Mariluz Franco Ortiz
Choco Orta
Dra. Sara Benítez
Dra. Ada Verdejo Carrión
Dr. José Toro Alfonso
Lic. René Pinto Lugo
Dr. y Lic. Ediberto López Rodríguez
Dr. Antonio Gaztambide
Luis Rodríguez Moisés Méndez López
Dra. Gisela Negrón Velázquez
Rvdo. Jaime Rivera Solero
Dr. Argeo T. Quiñones Pérez
Ernesto Cordero
Miguel A. Poupart Cuadrado
Dra. Ruth Nina
Dr. Marcial Ocasio Meléndez
Dr. José Luis Ramos Escobar
Lic. Eduardo Villanueva
Luisa I. Acevedo Zambrana
Dra. Carmen Delia Sánchez
Dra. Inés Canabal
Dra. Irma Serrano García
Dra. Yari L. Colón Torres
Marcia Quiñones
Arleen Vélez Díaz
Dra. Sheila Rodríguez Madera
Mildred De Santiago Serrano
Ricardo Rodríguez Irizarry
Marta Rivero Méndez, RN, DNS
Dra. María Cristina Rodríguez
Olga Orraca Paredes
Dra. Waleska J. Rivera Oquendo
Dra. América Facundo
Elizabeth de la Cruz
Profa. Ivonne Denis Rosario
Dr. Nelson Colón Tarrats
Leticia Ruiz Rosado
Mirla Méndez Solano
Luz Elena Sánchez
Yolanda Arroyo Pizarro
Luz Elena Sánchez
Juan L. Bonilla González
Dr. Eugenio García Cuevas
Dra. Arelis Quiñones Berrios
Benjamín Santiago Torres
María Elba Torres Muñoz
Dra. Rosa Rivera Álamo
Nélida Torres Burgos
Milagros A. Méndez
Dra. Maria Rosado Ramos
Dr. Salvador Santiago
Dra. Ivelisse Rivera Bonilla
Dr. Don E. Walker
Dra. Adriana Garriga López
Dr. Lowell Fiet
Sister Luz L. Visto Acosta, CSJ
Myriam Vélez Galván
Lcda. Elizabeth Viverito Escobar
Dra. Licely E. Falcón Del Toro
Dra. Elizabeth Miranda
Kamir Garcés
Evelyn Otero Figueroa
Gloria E. Quiñones Vicenty
Marcia Rivera Hernández
Dr. Plácido Gómez Ramírez
Juanita Aponte Morales
Alfonso Román
Andrés Vargas Molina
Ángel A. Ruiz Laboy
Margarita Mergal
Dra. Lourdes A. González Vázquez
Sonia M. Serrano Rivera
Lic. Judith Berkan
Prof. Roberto Ramos Perea
Zoraida Santiago Buitrago
Nilsa Otero Figueroa
Dra. Joahanna Emmanueli Huertas
Ivette López Jiménez
Bárbara I. Abadía Rexach
Caridad Sorondo Flores
Lic. Celina Romany Siaca
Magali Carrasquillo Ramírez
Prof. Juan Manuel Carrión Hjalmar
Flax Iyari Ríos González
Juan A. Figueroa Rivera
Iris de la Rosa
Graciela Santos
Lic. Jessica Rodríguez Martin
Lidia Plantón
Rafi Escudero
Laura Homar-Damm
Lcda. Verónica Rivera Torres
Profa. Rosa Velázquez
Samantha Love
Karlo
Ricardo Gil Cardona Perez
Edna Lee Figueroa
José O. Flores Castro
Glorimar Urbina Alcaraz
Cynthia Santiago Martínez
Nilda M. Castro Vega
Robert R. Díaz Morales
Pedro Manuel Cardona Roig
Karla Jasmín Pagán Colón
Luis A. Santiago-Calderón

No hay comentarios.:

Acerca de mí

Mi foto
"Odio los fluidos que se me salen del cuerpo cada veintiséis días." Yolanda Arroyo Pizarro (Guaynabo, 1970). Es novelista, cuentista y ensayista puertorriqueña. Fue elegida una de las escritoras latinoamericanas más importantes menores de 39 años del Bogotá39 convocado por la UNESCO, el Hay Festival y la Secretaría de Cultura de Bogotá por motivo de celebrar a Bogotá como Capital Mundial del libro 2007. Acaba de recibir Residency Grant Award 2011 del National Hispanic Cultural Center en Nuevo México. Es autora de los libros de cuentos, ‘Avalancha’ (2011), ‘Historias para morderte los labios’ (Finalista PEN Club 2010), y ‘Ojos de Luna’ (Segundo Premio Nacional 2008, Instituto de Literatura Puertorriqueña; Libro del Año 2007 Periódico El Nuevo Día), además de los libros de poesía ‘Medialengua’ (2010) y Perseidas (2011). Ha publicado las novelas ‘Los documentados’ (Finalista Premio PEN Club 2006) y Caparazones (2010, publicada en Puerto Rico y España).

Seguidores