sábado, diciembre 28, 2013

Violeta, el engañoso deseo del punto final: reseña por Jesús M. Santiago Rosado



Publicado en Dinamarca
 

¿Acaso puede el pasado ser presente perpetuo? ¿Cómo se sobrevive a historias que, a pesar de ser devastadoras, te siguen rondando la existencia y violentan su condición de pasado (por aquello de que son historia)? ¿Cómo le hacen para lograr traspasar los límites que les imponen el tiempo y el devenir de nuevos eventos y personajes para seguir siendo LA HISTORIA?

Violeta, la nueva entrega de Yolanda Arroyo Pizarro plantea un serio y fascinante dilema entre tiempo, personajes, eventos, coincidencias y contradicciones sobre las que se construye LA HISTORIA (la pasada y la sin final) de Iolante, una mujer que desde su adolescencia ha decidido "dejar de decidir" para entregarse a Vita Santiago, una "bola de nieve" convertida en cometa a la que "le duele la sangre" en cada intento de separación/salvación. Es un contoneo de cuerpos jugando al amorodio sin fin.

En esta ficción contada en capítulos tan breves como intensos, se conectan los nombres y las promesas, se aparean las intermitencias y las inconsistencias, y la infidelidad parece ser la única escapatoria para seguir siendo fiel a LA HISTORIA. Es un junte de cometa y desechos astrales que, luego de marcar una órbita definida, pasan fugaces, pero regresan, aunque no siempre a tiempo. Se desarman ritos como bodas y juramentos para dar lugar al libre deseo. También es una novela de la búsqueda de la libertad, una lucha validada en distintos escenarios (el político-colonial) a través del desarrollo de la trama.

A quienes hayan forjado su HISTORIA desde la adolescencia, les advierto que adolecerán al leer Violeta. ¿Qué extraña coyuntura se da con los amores que se construyen durante esa etapa? ¿Qué elementos, qué particularidades los hace eternos? Más aún, ¿será posible deshacerse de ellos?
 

Valentía, coraje, lágrimas, intentos de perpetuar, decisiones, ambivalencias, añoranzas y el futuro incierto bailan entre las entretelas de las páginas de este libro. Nos retuerce al parecer que nos confronta para que nos atrevamos a cuestionarnos cuán beneficioso, o más fuerte aún, cuán real es la "historia" que he construido con el pasar de los años y que he convertido en mi "HISTORIA". ¿Será que, acaso, perpetuar el autoengaño nos cobija de otros dolores y carencias que puedan ser más nocivas?

Y así se va construyendo el discurso de poder- impotencia-deseo- perpetuidad en estas citas:

— "Teme a mi seducción. Teme a mi astucia. Teme a los años de relación intermitente que me dan delantera {...} Pero yo he estado aquí por más de veinte".
—"¿Qué harías si te digo que tengo un secreto que no puedo decirte?, me interroga. Y yo contesto: amarte hasta la eternidad".
—"Pero todo se aguanta hasta un día".
—"Una casa sedada es un hogar que arrastra toda suerte de fechorías. Secretos impunes que no colapsan".
Y he aquí el gran problema (outch!), otra cita:
—"Este último es el inaugurado, el iniciado, el objeto de la adoración al que siempre se regresa. Es lo primigenio, el origen".

Recomiendo que si sus destrezas visomotoras, de mecánica y de comprensión de lectura están bien aceitadas, saque el tiempo suficiente para leerla de una vez. Pienso que, al final, Violeta es en gran medida, un esfuerzo desesperado (de mayores proporciones a los anteriores) de la protagonista, Iolante, para engañarse una vez más pensando que desea un final, y es ahí donde radica lo perpetuo, lo tatuado, lo sinfinal, en el engañoso deseo al que se vuelve y se vuelve.

Termino de leer Violeta, prendo un cigarrillo y escucho en la voz de Mercedes la "Canción de las simples cosas":
"Uno vuelve siempre
a los viejos sitios
donde amó la vida
y entonces comprende
como están de ausentes
las cosas queridas.
Por eso muchacho no partas ahora
soñando el regreso
que el amor es simple
y a las cosas simples las devora el tiempo".
 
¡Bravo Yolanda, gracias por Violeta!

violeta 002


Jesús M. Santiago Rosado nació el 24 de febrero de 1977 en Río Piedras, Puerto Rico. Ha publicado textos literarios y artículos pedagógicos en revistas y periódicos de Puerto Rico, Chile y España. Ha publicado los poemarios titulados Bachata Rosa en tres tiempos, Clandestino y Breviario del fin del mundo. Ha sido incluido en Palenque, antología puertorriqueña de temática negrista, antirracista, africanista y afrodescendiente (2013). Ha realizado trabajo editorial dentro y fuera del país. Posee un grado de Maestría con concentración en Lenguaje, Literatura y Cultura Hispánica, un Certificado Graduado de Estudios Latinoamericanos y un Certificado Graduado de Enseñanza Universitaria de Syracuse University en NY. Ha participado en talleres literarios con escritoras de la talla de Mairym Cruz Bernal, Mayra Santos Febres y Yolanda Arroyo Pizarro, junto a quien fundó Revista Boreales, publicación de literatura puertorriqueña y latinoamericana. Actualmente avanza en sus estudios doctorales, dicta cursos a nivel universitario en las áreas de Español y Educación, y se encuentra inmerso en la preparación de su nueva propuesta literaria de narrativa corta.

Yolanda Arroyo Pizarro, Puerto Rico, 1970. Novelista, cuentista y ensayista. Es Premio del Instituto de Cultura de Puerto Rico, 2012, Premio Nacional del Instituto de Literatura Puertorriqueña 2008 y su libro 'Ojos de luna' fue seleccionado por el periódico El Nuevo Día como Libro del Año 2007. Ha sido publicada en España, México, Argentina, Panamá, Guatemala, Chile, Bolivia, Colombia, Venezuela, Dinamarca, Hungría y Francia. Ha sido traducida al inglés, italiano, francés y húngaro. Ha participado de los congresos literarios y culturales Organization of Women Writers of África 2013 en Accra, Ghana (OWWA), Bogotá 39 del Hay Festival en Colombia, FIL Guadalajara, Festival Vivamérica en Madrid, LIBER Barcelona, el Otoño Cultural de Huelva en España, la Organización Iberoamericana de la Juventud en Cartagena de Indias, Colombia, y el Festival de la Palabra en Puerto Rico y Nueva York. En 2010 publicó con Editorial EGALES en Madrid y Barcelona la novela 'Caparazones'. Ha publicado el volumen de cuentos Las ballenas grises con Fuga Editores de Panamá y el libro de relatos Avalancha en 2011. Su obra ha sido incluida en varias otras antologías, entre ellas 'La memoria justa' (Francia), 'El futuro no es nuestro'(Perú, Hungría, Chile, Bolivia, Argentina, Panamá, Estados Unidos), El libro de voyeur (Madrid), Sólo Cuento (UNAM, México), Seasons African Edition, a Periodic Journal of the International Centre for Women Playwrights (África del Sur) y la colección Pirene's Fountain Japan Anthology 2011. Su última novela es Violeta, (2013).

No hay comentarios.:

Acerca de mí

Mi foto
"Odio los fluidos que se me salen del cuerpo cada veintiséis días." Yolanda Arroyo Pizarro (Guaynabo, 1970). Es novelista, cuentista y ensayista puertorriqueña. Fue elegida una de las escritoras latinoamericanas más importantes menores de 39 años del Bogotá39 convocado por la UNESCO, el Hay Festival y la Secretaría de Cultura de Bogotá por motivo de celebrar a Bogotá como Capital Mundial del libro 2007. Acaba de recibir Residency Grant Award 2011 del National Hispanic Cultural Center en Nuevo México. Es autora de los libros de cuentos, ‘Avalancha’ (2011), ‘Historias para morderte los labios’ (Finalista PEN Club 2010), y ‘Ojos de Luna’ (Segundo Premio Nacional 2008, Instituto de Literatura Puertorriqueña; Libro del Año 2007 Periódico El Nuevo Día), además de los libros de poesía ‘Medialengua’ (2010) y Perseidas (2011). Ha publicado las novelas ‘Los documentados’ (Finalista Premio PEN Club 2006) y Caparazones (2010, publicada en Puerto Rico y España).

Seguidores