domingo, marzo 04, 2007

En las letras, desde Puerto Rico
por Carlos Esteban Cana

Especial para Boreales

Uno de los colectivos literarios de mayor relieve en la literatura puertorriqueña, el grupo Guajana, ha circulado la más reciente entrega de su colección. Madrigales es el título que reúne dos libros, el primero titulado De ti, toda hermosura, para hacerle a mi vejez otra silueta de Vicente Rodríguez Nietzsche y Madrigales, libro póstumo de Andrés Castro Ríos.

El libro fue presentado por el escritor y profesor Reynaldo Marcos Padua en el Centro Cultural Casa Aboy en Miramar. Padua, especialista en literatura hispánica, llevó a los presentes a viajar a través de la tradición del Madrigal en Iberoamérica así como en las letras puertorriqueñas.

Marcos Padua destacó además la particularidad del binomio Rodríguez Nietzsche/Castro Ríos, que consecuentemente, desde la década del 60, se han dado a la tarea de publicar en conjunto: “Hay en los dos poetas un afán de mantener una tradición de publicar a dúo que persiste hasta el presente, hermosa nota de actitud que muy pocos siguen”, apunta.

Madrigales está ilustrado con dibujos de la pintora Aslín González Peña. El evento ocurrió ante una concurrida audiencia el jueves 15 de febrero de 2007.

Por otro lado, ese mismo día, se presentó en el Museo de Arte de Ponce la antología Edición Mínima. Publicada por el colectivo El Sótano 00931, en conjunto con Publicaciones Gaviota, y puesta en circulación en verano del 2006, E.M. como se conoce por sus siglas, reúne piezas ultra cortas en poesía y narrativa de escritores tan diversos como Antonio Aguado Charneco, Francisco Font, Ana María Fuster, Sonia Gaia, David Caleb y Hugo Ríos, entre otros. La presentación estuvo a cargo del poeta y periodista Mario Antonio Rosa.

Regresamos al Viejo San Juan, ciudad amurallada donde se presentó, un día después, el 16 de febrero, Aún (1992-1989) del poeta Carlos Roberto Gómez. Libro de libros, Aún reúne los primeros cuatro títulos del también editor de Isla Negra Editores: Animal de sombras (1992); Poesía sin palabras (1991); La paloma de la plusvalía (1990); y Viaje a la noche (1989).

En un evento que se alejó de la acostumbrada formalidad, la noche se caracterizó por ser una animada reunión de amigos que leyeron con entusiasmo la poesía de Carlos Roberto. Interesantes fueron las reflexiones del autor de 8% de desk-cuentos, Carlos Vázquez Cruz cuando puntualizó: “Quiero señalar que este libro dividido en cuatro fechas, visto de frente se me presenta como cuatro círculos concéntricos que se van haciendo más grandes mientras llegan hacia mí. Cada círculo, sin embargo, contiene la información del círculo anterior. Por lo tanto, yo reconozco que como escritor, Carlos Roberto Gómez Beras, ha hecho del artificio una vez más su artefacto, y por eso tiene mi respeto”.

Por su parte, la escritora Carmen Lugo Fillippi, destacó: “Desde que leí los versos de Hipótesis de la soledad, hace algunos años, le comenté a Carlos Roberto que me había llegado muy hondo aquel poema en donde se conjugaban reclamos de vuelos metafísicos irreverentes, con un decir cuya tersura, no obstante, se hacía eco de la vulnerabilidad humana. Ese maridaje inusual me sedujo, más aún cuando su construcción se apoyaba en el modo condicional, sugeridor de posibilidades infinitas”. Acto seguido, Lugo Filippi, autora de insignes títulos como Vírgenes y mártires (junto a Ana Lydia Vega) y Los cuentistas y el cuento, dio paso a la lectura del mismo no sin antes añadir un escueto comentario que le hizo en su momento al propio autor: “ El poema tiene aire. Me hace recordar a César Vallejo”.

La velada continuó con más poesía de Gómez en las voces de los escritores Amarilis Tavárez Vales, Mercedes López Baralt, David Capiello y Eugenio García Cuevas, entre otros.

Y si de provocar a los oyentes se trata, Cordelia González dio cátedra del buen arte de la declamación en el programa televisivo Cultura Viva, que transmite el Canal 6 de la Corporación de Puerto Rico para la Difusión Pública. El pasado martes 13 de febrero, por conmemorarse el Día del Declamador, la reconocida actriz recitó en vivo los poemas El mar y tú de Julia de Burgos, Insomnio de Alfonsina Storni y De cómo el joven poeta reclama por daños y perjuicios…de Juanmanuel González Ríos.

Siempre ha existido una estrecha relación entre la voz poética y la buena música. Eso fue lo que ocurrió con Misterios develados: ópera y poesía. La poeta Mairym Cruz-Bernall, autora de 10 libros entre los que destacamos Poemas para no morir, Encajes negros y Ensayo sobre las cosas simples, y la soprano Magda Lupeschi, oriunda de Ponce, que se ha presentado en ciudades como Nueva York, Filadelfia, Praga, Varsovia y Viena, ofrecieron un inolvidable recital ante casa llena, con piezas de Bizet, Mozart y Verdi, entre otros y poesía de Julia de Burgos, Carilda Oliver y de la propia Cruz-Bernall. Esto ocurrió el sábado 17 de febrero en el restaurante Mirabueno del Viejo San Juan.

Ya que hemos mencionado a Mairym Cruz-Bernall, destacamos además que durante el mes de febrero la escritora inició un taller de poesía titulado Terapia grupal y creación literaria que se extiende hasta el mes de junio. La propia poeta nos comenta: “Lo que se busca es que cada tallerista penetre en su vida y pueda, desde ese espacio íntimo, volcar esa indagación hacia una literatura confesional”. Por su parte, Yolanda Arroyo Pizarro, autora de la colección de cuentos Origami de letras, la novela Los Documentados y el blog Boreales, está haciendo lo propio en el Taller de Narrativa en Vitrales y Espejos bajo el auspicio de Terranova Editores.

Y para aquellos que interesan fomentar su vocación literaria y aún no han seleccionado taller informamos que aún hay oportunidad de matricularse en La aventura de escribir. El mismo será ofrecido por el profesor y escritor Amílcar Cintrón Aguilú en diez sesiones, desde el 10 de marzo hasta el 19 de mayo. Sobre el mismo nos comentó el autor de Como peces enplumados: “Este taller es uno avanzado en el que estaremos explorando el mundo que nos rodea. El proceso creativo se establecerá descodificando nuestro ambiente, es decir, que haremos una relectura mediante la elaboración de cuentos. De lo que se trata es de examinar con palabras las sensaciones que captan los sentidos. Observaremos fotos para crear realidades. Rescataremos el amor de otros. Estudiaremos diferentes espacios de la ciudad. Leeremos los murmullos de la naturaleza, y hasta nos internaremos en las memorias dormidas en las cartas. En pocas palabras, nuestro ambiente será el mejor pretexto para la creación literaria”, concluyó.

El taller La aventura de escribir se ofrecerá en la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras. Cada una de las sesiones se efectuará sábados, en horario de 1:00 a 4:00 de la tarde. Los interesados pueden llamar al (787) 747- 2767 y al 764-0000 exts. 4641 y 5347 o escribir al siguiente correo electrónico: yucasebu@yahoo.com

No podemos dejar pasar por alto el fallecimiento del dramaturgo Francisco Arriví, autor de la conocida obra Vegigantes. Arriví nació un 24 de junio de 1915 en Santurce. Prolífico escritor, don Francisco se desempeñó como director del Programa de Fomento Teatral del Instituto de Cultura Puertorriqueña. Tan reciente como en abril del 2005, el ICP le rindió un merecido homenaje al ponerle su nombre al antiguo Teatro Matienzo. Durante las exequías fúnebres, ofrecieron sus respetos dramaturgos, actores, escritores y personalidades del ámbito teatral y cultural. El laureado escritor Luis Rafael Sánchez, abordado por la prensa, destacó en Arriví su rol de poeta en la dramaturgia. Por su parte, el ICP ya anunció que le dedicará el 48vo Festival de Teatro Puertorriqueño (que comienza el 19 de abril y culmina el 27 de mayo). Al momento de su deceso Francisco Arriví contaba con 91 años.

Concluimos esta revista de acontecimientos literarios en Puerto Rico con la reproducción parcial de la reflexión de Carlos Rojas Osorio en la presentación de Aún de Carlos Roberto Gómez. Para la misma, el profesor parte de la pieza titulada Poema en dos tiempos de azul aunque encuentra motivos en otras partes del libro en cuestión.

Sin más, por ahora, quedamos hasta la próxima.

“La palabra define al ser humano, antes de la palabra éste no existe. El ser humano vive una realidad oceánica. Lo desborda. El poema abraza al azar, algo en medio del naufragio. Ráfagas en la oscuridad inmensa. Las sirenas y los versos rescatan el silencio del tiempo inmemorial. El poema rescata en el silencio la sombra de la vida, y espera un final que aún no llega, porque el sin sentido está aún ahí. La metáfora no lo dice todo, la metáfora es sólo sombra, movimiento detenido como un tren bajo la lluvia. Las palabras son metáforas. Sombras crepusculares sobre un pino nuevo. En el entusiasmo del poema, el poeta deja de lado su rostro meramente humano, y se da por entero al verso, juego de espejos en que juega todo su ser. El poema detiene el tiempo, y contempla el olor de la rosa en el poema. El poema es velero detenido en el mismo mar en que Elena observa dispersos los cadáveres. El poema es tu ráfaga de luz que ciega hasta al mismo Borges. El silencio puro quisiera una poesía sin palabras, pero las palabras son inevitables, aunque sean gemidos, disparos avinagrados, lágrimas rituales, poner cenizas del fuego al dorso de los labios. A veces las palabras son reiteraciones de sus propias repeticiones. Un beso en labios adormecidos. A veces las palabras suenan como campanas de despedidas. A veces las palabras son caracoles vacíos, o soles de campanas rotas. O una botella cuyo tapón no acaba de abrirse para decir su mensaje. Las palabras navegan en inagotable río, pero sólo sobreviven en el agua”.

____________________________________________________________________
El autor es periodista, narrador y poeta puertorriqueño.

2 comentarios:

Awilda Caez dijo...

Gracias Carlos Esteban por escribir estos compedios de lo que está pasando en la literatura. De vez en cuando apareces en los blogs de otros, así que gracias también a los compañeros que ceden su espacio y nos permiten disfrutar tus artículos.

Emilio dijo...

Necesitamos más de tu presencia, Carlos.Eres de la mejor vibra, y tienes la fibra de todo buen escritor.
A Carlos Vázquez le pedimos que saque al mercado su poemario erótico.

Emilio Soto del Carril

Acerca de mí

Mi foto
"Odio los fluidos que se me salen del cuerpo cada veintiséis días." Yolanda Arroyo Pizarro (Guaynabo, 1970). Es novelista, cuentista y ensayista puertorriqueña. Fue elegida una de las escritoras latinoamericanas más importantes menores de 39 años del Bogotá39 convocado por la UNESCO, el Hay Festival y la Secretaría de Cultura de Bogotá por motivo de celebrar a Bogotá como Capital Mundial del libro 2007. Acaba de recibir Residency Grant Award 2011 del National Hispanic Cultural Center en Nuevo México. Es autora de los libros de cuentos, ‘Avalancha’ (2011), ‘Historias para morderte los labios’ (Finalista PEN Club 2010), y ‘Ojos de Luna’ (Segundo Premio Nacional 2008, Instituto de Literatura Puertorriqueña; Libro del Año 2007 Periódico El Nuevo Día), además de los libros de poesía ‘Medialengua’ (2010) y Perseidas (2011). Ha publicado las novelas ‘Los documentados’ (Finalista Premio PEN Club 2006) y Caparazones (2010, publicada en Puerto Rico y España).

Seguidores