jueves, abril 16, 2009

En las letras, desde Puerto Rico: Perseguido por la luz


Photobucket


por Carlos Esteban Cana

Continuamos con las reseñas de títulos importantes circulados durante el 2008. En esta ocasión nos ocupamos de un libro de poesía.


Perseguido por la luz
Editorial: Editorial Trota
Autor: Ángel Darío Carrero


No es ideal irse con pijamas a trabajar. Tampoco acostarse habiendo acabado de colocar la última pieza del traje de gala. De igual manera, este libro no se puede leer en el ajetreo diario. No se puede tener de fondo el ritmo de regueton. Para apreciarlo tiene uno que buscar un espacio propio, interno. Aquel donde la brisa mueve la hoja que cae imperceptible en el terreno.

Perseguido por la luz es un libro refinado. Orfebrería. Aquí se puede sentir los hilos suaves del pincel que dejan, como huella, tonos rosados. Se puede distinguir el arpa en la apoteosis del concierto. El lector se abandona, y las letras pierden y ganan, en una metamorfosis espontánea. La poesía, esta poesía mística, no es constructo forzado, es natural. Nace de una experiencia pertinente y dual: un lector que conoce bien el canon, por un lado; un ser que, por otro lado, lleva por tramos su travesía hacia la inmensa soledad. El silencio inherente del proceso ofrece lenguaje, nomenclatura. Por lo anterior, podemos reconocer ecos de San Juan, del Cantar, de varios poetas místicos españoles (como Bartolomé Llorens, Pino Ojeda, o el Martín Descalzo del Testamento del pájaro solitario), también del Tao. La materia prima, el idioma y la vivencia, instala al hablante lírico en una tradición que transforma. Causa y efecto, el sintagma nominal, no barroco, invita a la inferencia sutil, dinámica que eclosiona el intelecto con registros intuitivos. No de otra forma se da la aprehensión.


Domingo

la cera
se derrite
con la caricia
renovada
de las súplicas

recibe
la forma
secreta del fuego

la llama
desciende
lentamente

la noche
se instala
de puntitas
con todos sus miedos

y nadie habla
de la tierra prometida


Perseguido por la luz se divide en dos partes: la primera da nombre al poemario, la segunda, titulada Leve y fugitivo, es de mayor extensión. En algunos poemas el tema de la recurrencia de la traición o la ausencia de fidelidad sirve como pretexto creativo. En otros, la cuidadosa armonía, revelada en el hilo que hilvana las piezas (concluyen como comienzan), patentiza la marca, el ars: una estructura circular, esférica, que funciona como una suerte de poética; efecto y resultado que caracteriza a muchas de las piezas de este singular libro.

En la literatura puertorriqueña, las creaciones del autor de Llama del agua (2001), deben también su linaje a obras importantes como las de Francisco Matos Paoli, Manuel de la Puebla o Jaime Marcano. En los umbrales del siglo XXI es Ángel Darío Carrero el mayor exponente de este tipo de poesía en Puerto Rico.


Canto de la sombra

una sombra
escribe apresurada
sobre las paredes
de la cárcel La Princesa
como un enjambre de insectos
se apega a la única luz
que sostiene con vida a la noche

no han logrado reducir
tu inquieto corazón a escombros

sombra de sombra ya eras

No hay comentarios.:

Acerca de mí

Mi foto
"Odio los fluidos que se me salen del cuerpo cada veintiséis días." Yolanda Arroyo Pizarro (Guaynabo, 1970). Es novelista, cuentista y ensayista puertorriqueña. Fue elegida una de las escritoras latinoamericanas más importantes menores de 39 años del Bogotá39 convocado por la UNESCO, el Hay Festival y la Secretaría de Cultura de Bogotá por motivo de celebrar a Bogotá como Capital Mundial del libro 2007. Acaba de recibir Residency Grant Award 2011 del National Hispanic Cultural Center en Nuevo México. Es autora de los libros de cuentos, ‘Avalancha’ (2011), ‘Historias para morderte los labios’ (Finalista PEN Club 2010), y ‘Ojos de Luna’ (Segundo Premio Nacional 2008, Instituto de Literatura Puertorriqueña; Libro del Año 2007 Periódico El Nuevo Día), además de los libros de poesía ‘Medialengua’ (2010) y Perseidas (2011). Ha publicado las novelas ‘Los documentados’ (Finalista Premio PEN Club 2006) y Caparazones (2010, publicada en Puerto Rico y España).

Seguidores