viernes, julio 17, 2009

Quererte desde el orificio
Por José H. Cáez, escritor invitado



Quererte desde el orificio es quererte desde el principio, animalhombre, bestia alada y coleada, escamosa y agallada. Quererte desde el orificio es quererte como el marinero quiere a la sirena. Es huirte de vez en cuando por el miedo simple de quererte, por el miedo simple de entregarme a la canción melodiosa y oleada que te nace en las costillas y te aflora en la garganta. Pero una vez ahí, la historia es distinta. Quererte desde el orificio cuando la historia es distinta, es perderse por completo en la simpleza de tu rostro fugado de alguna pintura endiosada. Así te pienso yo a veces, como un numen poseidónico que se atribuye a sí mismo el poder de las aguas, el poder de todas las aguas, el poder de mi cuerpoagua. Dices que te gusta como mi cuerpoagua se animala y precipita sobre tus manos callosas y manchadas de la pintura con la que coloreas el fondo de tu reino. Tu carne es el manjar de mi huída, tus manos son el golpe tsunámico que se me viene encima cuando decides destronarte e igualarte a los mortales. Pero hasta siendo mortal, embistes cual toro al ruedo, salvaje y por instinto. Me vuelvo una porquería cuando te muerdes el borde derecho de tu labio inferior y reconozco en tu mirada tiburona que tu boca pide carne. Se me derrite la piel cuando la cara se te hinca de tanta sangre corriéndote por las venas. Es esta antropofagia que subvierte papeles, es la que dices que no encuentras en otros.

Quererte desde el orificio, es quererte desde tu olor a reciennacido, a mangle, a playa escondida en algún rincón del nuncajamás; es quererte con tu olor a sudor, con las gotas que se resbalan una a una por mi espalda. Algo me sucede cuando halas el pelo, cuando tu ojos se desorbitan, y el quejido es minúsculo y la exhalación agitada. Algo te sucede cuando mis hombros ceden al temblor, cuando muerdo la sábana. Quererte desde el orificio es hacerlo desde el origen, la apetencia de lo profundo en los huesos, desde el anonimato; quererme desde ti.

1 comentario:

no apta para la humanidad dijo...

la intensidad, musicalidad, sensualidad y visceralidad poética de este texto no tienen precio. es un texto lleno de sudor, saliva, agua, sangre, semen...simplemente maravilloso!

un abrazo tanto al escritor invitado como a la diosa dueña del blog! :)

Acerca de mí

Mi foto
"Odio los fluidos que se me salen del cuerpo cada veintiséis días." Yolanda Arroyo Pizarro (Guaynabo, 1970). Es novelista, cuentista y ensayista puertorriqueña. Fue elegida una de las escritoras latinoamericanas más importantes menores de 39 años del Bogotá39 convocado por la UNESCO, el Hay Festival y la Secretaría de Cultura de Bogotá por motivo de celebrar a Bogotá como Capital Mundial del libro 2007. Acaba de recibir Residency Grant Award 2011 del National Hispanic Cultural Center en Nuevo México. Es autora de los libros de cuentos, ‘Avalancha’ (2011), ‘Historias para morderte los labios’ (Finalista PEN Club 2010), y ‘Ojos de Luna’ (Segundo Premio Nacional 2008, Instituto de Literatura Puertorriqueña; Libro del Año 2007 Periódico El Nuevo Día), además de los libros de poesía ‘Medialengua’ (2010) y Perseidas (2011). Ha publicado las novelas ‘Los documentados’ (Finalista Premio PEN Club 2006) y Caparazones (2010, publicada en Puerto Rico y España).

Seguidores