lunes, noviembre 21, 2011

Almudena: de la transgresión al Sor Juana

Almudena: de la transgresión al Sor Juana
Por Yolanda Arroyo Pizarro




La primera vez que tuve un texto de Almudena Grandes en mis manos, yo estaba recién cumpliendo los treinta. Acababa de publicar mi primera novela, Los documentados, que todos insistían (e insisten) en llamar Los indocumentados sin que yo jamás los corrija, porque de eso se trata, de permitir esa confusión pre-cognitiva que se crea entre el tema generador y el conocimiento previo. El amigo Carlos Esteban Cana, conocedor de mis vicios, me llamó para decirme que en los cuarteles de Ediciones Callejón se gestaba una venta quemarropa de fin de año. Hice las consabidas y necesarias llamadas contagiando a otros viciosos de libros, obsesionados de letras y entes capaces de dejar de almorzar por comprar un buen texto. Llené el carro de gente que me ayudó con el serrucho para la gasolina y hacia allá nos dirigimos. El primer libro que abracé fue ‘Las edades de Lulú’. Lo escondí al llegar a la casa que compartía con un señor donante, que me ayudaba a criar a mi hija y que era, a su vez, vicioso de ciertas religiones fundamentalistas. Yo estaba segura que ese señor no iba a ver con buenos ojos que bajo su mismo techo pernoctara cerca de él, un libro ganador del Premio La Sonrisa Vertical, el galardón más importante de literatura erótica escrita en español, que en otra ocasión ganara nuestra Mayra Montero. Así que lo escondí, y así, poco a poco lo fui leyendo en la clandestinidad. Almudena me dejó saber que yo no estaba loca, que las poligamias sentimentales y carnales eran posibles, que lo mío tenía nombre, que los poliamores son como la energía, no se crean ni se destruyen, se transforman.

Hoy, casi una década más tarde, la vida me ha dado el privilegio de ser jurado de la feria literaria en español más importante del planeta, que galardona una obra anual en nombre de Sor Juana Inés, para una escritora meritoria. La FIL Guadalajara. Este año, increíblemente, esa escritora es Almudena Grandes, una mujer que me enseñó lo que es la ferocidad literaria, la transgresión, lo atrevido. Y yo soy parte del jurado que le otorgará tan importante presea el próximo 30 de noviembre en México. Voy a estar a su lado, respirando su perfume y dejándome embriagar por su duende. Espero que las palabras me salgan para poder darle las gracias. Por todo lo que hizo por mí. Estoy segura que sin ella, hoy yo sería otra.

No hay comentarios.:

Acerca de mí

Mi foto
"Odio los fluidos que se me salen del cuerpo cada veintiséis días." Yolanda Arroyo Pizarro (Guaynabo, 1970). Es novelista, cuentista y ensayista puertorriqueña. Fue elegida una de las escritoras latinoamericanas más importantes menores de 39 años del Bogotá39 convocado por la UNESCO, el Hay Festival y la Secretaría de Cultura de Bogotá por motivo de celebrar a Bogotá como Capital Mundial del libro 2007. Acaba de recibir Residency Grant Award 2011 del National Hispanic Cultural Center en Nuevo México. Es autora de los libros de cuentos, ‘Avalancha’ (2011), ‘Historias para morderte los labios’ (Finalista PEN Club 2010), y ‘Ojos de Luna’ (Segundo Premio Nacional 2008, Instituto de Literatura Puertorriqueña; Libro del Año 2007 Periódico El Nuevo Día), además de los libros de poesía ‘Medialengua’ (2010) y Perseidas (2011). Ha publicado las novelas ‘Los documentados’ (Finalista Premio PEN Club 2006) y Caparazones (2010, publicada en Puerto Rico y España).

Seguidores