jueves, diciembre 01, 2011

Discurso de Presentación del Premio Sor Juana Inés FIL Guadalajara 2011

Leyendo el acta de premiación.

El jurado y Almudena Grandes: Yolanda Arroyo Pizarro, Milena Mijares, Ignacio Padilla

Almudena firma mi copia de Inés y la alegría



Discurso de Presentación del Premio Sor Juana Inés FIL Guadalajara 2011
Leído por Yolanda Arroyo Pizarro
30 de noviembre de 2011

Soy una mujer puertorriqueña atrapada en un país con circunstancias políticas y de seguridad muy peculiares.  Sé lo que es el miedo.  Sé lo que es colocarse en los zapatos de alguien que debe decidir hablar o morir, escribir o morir.  A veces la muerte no es únicamente atentar para que a un cuerpo se le detenga el pulso.  A veces la muerte es el asesinato de tu moralidad, de tus creencias, es la amenaza constante de que a ti y a los tuyos les puede suceder algo muy terrible, muy doloroso, lentamente doloroso.   Soy también un hombre blanco, alto, delgado que trasciende entre las páginas de Las edades de Lulú, Atlas de geografía humana, El corazón helado, ahora Inés. Almudena tiene esa privilegiada capacidad de erigir ucronías, de hablarle a los más experimentados en esto de cumplir años, pero también a los más jóvenes. Inés y la alegría es una saga, tiene continuidad pero también posee independencia literaria. Posee ternura, dolor, sentimiento. En una escena en que nos muestra el año 1952, Galán se empeña en que él e Inés tengan otro hijo.  El dialogo fluye de la siguiente manera: Dirá papá antes que mamá.  Todos lo dicen porque es más fácil pronunciar la p que la m. Esta vivencia tan personal e íntima en medio de los acontecimientos de tanto dolor fue lo que logró que el jurado compuesto por Nacho, Malena y esta servidora se inclinara por Almudena. Almudena logra hacerme sentir mujer, hombre, chico, pequeña, grande, moribunda, traicionada. Me hace sentir la guerra interminable desde la degustación de un vaso de agua lleno de tierra, desde ser testigo de una, dos, tantas ejecuciones.  Almudena me atrapa.  Inés me venda los ojos, me amarra las manos y me empuja al piso de la calle Montesquinza, la cárcel de Ventas, la de Pont de Suert, su carcelero hermano, Tolouse en Francia, el clandestino Galán, la pasión por la cocina. Las 715 páginas de la alegría utópica y alcanzada saben a muy poco. Inés es boricua, es fantasma, no es víctima, quiere para mí y los puertorriqueños una isla descolonizada.  En mi pueblo, Carolina, también hay Zurdos, Angelitas, Amparos, Lobos.  En mi país no tenemos una dictadura.  Lo que sí tenemos son servidores públicos y políticos que por sus acciones parecen haber sido seducidos por el juego de poder que imita a la dictadura.  Sin embargo, y a pesar de eso, por tantos méritos hoy es Inés y es Almudena y es la alegría.

No hay comentarios.:

Acerca de mí

Mi foto
"Odio los fluidos que se me salen del cuerpo cada veintiséis días." Yolanda Arroyo Pizarro (Guaynabo, 1970). Es novelista, cuentista y ensayista puertorriqueña. Fue elegida una de las escritoras latinoamericanas más importantes menores de 39 años del Bogotá39 convocado por la UNESCO, el Hay Festival y la Secretaría de Cultura de Bogotá por motivo de celebrar a Bogotá como Capital Mundial del libro 2007. Acaba de recibir Residency Grant Award 2011 del National Hispanic Cultural Center en Nuevo México. Es autora de los libros de cuentos, ‘Avalancha’ (2011), ‘Historias para morderte los labios’ (Finalista PEN Club 2010), y ‘Ojos de Luna’ (Segundo Premio Nacional 2008, Instituto de Literatura Puertorriqueña; Libro del Año 2007 Periódico El Nuevo Día), además de los libros de poesía ‘Medialengua’ (2010) y Perseidas (2011). Ha publicado las novelas ‘Los documentados’ (Finalista Premio PEN Club 2006) y Caparazones (2010, publicada en Puerto Rico y España).

Seguidores