domingo, octubre 19, 2014

Buika y su apuesta al amor sexodiverso: Festival de la Palabra 2014




La enigmática mujer vestía de negro y estaba descalza. Además, había solicitado que cualquiera que subiera a escena con ella, antes de acercarse a su circuito energético, debía hacer lo mismo. Por eso vimos a una Mayra Santos Febres que de modo reverente se quitó los zapatos para acercársele. Lo mismo sucedió con la alcaldesa de la ciudad de San Juan, lugar que la recibía en medio de un mar de trescientas personas. Carmen Yulín Cruz, descalza, le obsequió a Buika una artesanía de los Tres Reyes Magos con la monoestrellada en el fondo "para que nunca se olvide de Puerto Rico”.


Buika desgajó con sus distintivas notas y su garganta flamenca la pasión de los versos de su primer libro de poemas, “A los que amaron a mujeres difíciles y acabaron por soltarse” que musicalizó para el público puertorriqueño frente a la bahía de Viejo San Juan. La artista canaria hizo acto de presencia ante un cielo estrellado al final del Paseo de la Princesa, en donde una tarima con los logos distintos del Festival de la Palabra mostraban a un público ávido. La acompañó en su performance un percusionista con su cajón, porque sus nuevos versos entremezclan “diálogo y canto, preguntas y respuestas, dudas y certezas.”



Nos contó a los allí presentes un poco de su procedencia pues, a pesar que reside en Florida, creció en una comunidad gitana en la ciudad Palma de Mallorca, capital de las Islas Baleares. Habló de sus amores y desamores, de la esencia ancestral y primigenia de la vida, de la génesis de sus poemas y las fotografías tomadas durante los últimos 10 años y que constituyen el libro. “Quería mirar la intimidad y el mundo de afuera, desde adentro”, dijo en un momento dado y los tatuajes de sus hombros nos acurrucaron como si de una nana se tratase. En esos tatuajes ella perpetúa el nombre de mujeres que la han marcado, incluidos los de su madre, tías y abuelas.

Buika fue con nosotros los presentes teatral, flamenca, amplificó sus ya emblemáticos y esperados quejíos, entró en diálogo con una jirafa adquirida en una de las tienditas de la zona y hasta se puso un antifaz. “Aprendí de la poesía que sirve como contendor de secretos”, dijo antes de interpretar lo que llama “cantos de cocción”.

Frente al público ensimismado y que le exigía a ratos que cantara Niña de fuego, y Jodida pero contenta, Buika rindió homenaje a los organizadores del Festival de la Palabra, a quienes llamó “locos”, admitiendo que “Puerto Rico es un país chiquito, pero un gran país” y que el resto del mundo debía imitar las cosas hermosas que desde aquí se logran: "echen un ojo y aprendan de los lugares chiquitos como este”, invitó.

Los poemas de su libro abarcaban temas de amor, justicia, equidad, aceptación y el auto-descubrimiento. “Soy la suma de todos mis elementos”, “¿Soy porque hago, hago porque soy?” y “Qué bien está todo cuando todo está bien,” fueron algunos de los versos declamados.

El poemario "A los que amaron a mujeres difíciles y acabaron por soltarse" es una clara alusión a todos aquellos que hemos deseado y amado a mujeres, seamos mujeres u hombres. La inclusión del elemento sexodiverso siempre ha estado implícito en las letras de Buika. Recuerdo mi sorpresa al encontrarla hace siete años atrás con la canción Mi niña Lola. Descubrir que era una mujer que abiertamente le cantaba al amor de otra mujer me hizo admirarla de inmediato.

Al final, el público la aplaudió de pie por un espacio de tiempo que demostró su admiración y devoción a una mujer tan emblemática.

Como soy miembro activo del Comité de Escritores del Festival de la Palabra, ella y yo compartimos un aparte, justo al final de su recital. Nos abrazamos. Energéticamente su propósito de vida se me fue develado en ese abrazo. Adoré de cerca sus formas y sus tatuajes, y le hice una pregunta, aún respetando que ella siempre se ha negado a que la etiqueten, pero sabiendo que abiertamente ha dicho haber estado en una relación amorosa con otra mujer:
“¿Qué me dirías si te pregunto cómo se debe amar, Buika? ¿Cómo una mujer como yo debe amar a otra mujer como yo?”

Buika me confirmó algo que ya sabía, pero que siempre es grato escuchar en personas tan intensas como ella: “Apasionadamente”.

La cantante Concha Buika y la escritora Yolanda Arroyo Pizarro.
Foto: Paxie Córdova


No hay comentarios.:

Acerca de mí

Mi foto
"Odio los fluidos que se me salen del cuerpo cada veintiséis días." Yolanda Arroyo Pizarro (Guaynabo, 1970). Es novelista, cuentista y ensayista puertorriqueña. Fue elegida una de las escritoras latinoamericanas más importantes menores de 39 años del Bogotá39 convocado por la UNESCO, el Hay Festival y la Secretaría de Cultura de Bogotá por motivo de celebrar a Bogotá como Capital Mundial del libro 2007. Acaba de recibir Residency Grant Award 2011 del National Hispanic Cultural Center en Nuevo México. Es autora de los libros de cuentos, ‘Avalancha’ (2011), ‘Historias para morderte los labios’ (Finalista PEN Club 2010), y ‘Ojos de Luna’ (Segundo Premio Nacional 2008, Instituto de Literatura Puertorriqueña; Libro del Año 2007 Periódico El Nuevo Día), además de los libros de poesía ‘Medialengua’ (2010) y Perseidas (2011). Ha publicado las novelas ‘Los documentados’ (Finalista Premio PEN Club 2006) y Caparazones (2010, publicada en Puerto Rico y España).

Seguidores