lunes, marzo 23, 2009

Entre Gabo y Facebook: Revista de Cultura Ñ

NARRATIVA LATINOAMERICANA
Entre Gabo y Facebook


La antología "El futuro no es nuestro" compila cuentos de 20 escritores latinoamericanos menores de 40 años y desde su prólogo podría ser considerada un manifiesto. Marketing, redes sociales y herencia.
Por: Guido Carelli Lynch


"¿Quién de todos se quedará en la historia?" Muchos aconsejan no comenzar jamás con una pregun­ta, menos con una solemne, pero en la séptima línea del prólogo de El futuro no es nuestro, Diego Trelles Paz (novelista peruano, alguna vez periodista, renegado profesor universitario, en fin, ni­ño precoz) retoma la pregunta simple y directa, que no era suya sino, como otorga, del uruguayo Angel Rama.

La pregunta metaliteraria y me­tafísica más antigua de todas, la primera, la inevitable sobre lo in­evitable quedó zanjada hace tiem­po. El prologuista y antologista Trelles Paz también asume desde el título la probable y cínica verdad acerca de la inexorable muerte de todos nosotros, de todo, y también de los que ya están muertos: inclu­so Dante, Shakespere o Cervantes. Entonces surge otra inevitable pregunta, aunque bastante más terrenal y menos pretenciosa que la primera: ¿Qué quiere ser esta recopilación de cuentos que pro­logados por Trelles tienen el halo y la vehemencia de un Manifiesto?

El futuro no es nuestro no es un aggiornado McOndo ni cual­quiera de las muy recomendables antologías sobre jóvenes escritores latinoamericanos que ya aparecie­ron hace tiempo. Porque aunque pertenecen estrictamente a la ge­neración nacida entre 1970 y 1980, a la promoción de Trelles Paz, asu­men en su voz, o al menos en este volumen sus coincidencias y su sentido marginal de pertenencia a este grupo sin nombre.

La novedad además es que has­ta esta publicación, muchas de las caras visibles de esta generación asumían su compromiso, desde el mandato de compartir espacios de difusión y la necesidad de de­jar de lado las diferencias estéticas para poder mostrarse. Ahora, en cambio, también aceptan proble­máticas compartidas y, en defini­tiva, una forma más desacralizada de afrontar la escritura y el mundo que la rodea. La mayoría de los 20 nombres propios aquí presentados –entre otros Oliverio Coelho, An­tonio Ungar y Antonio Ortuño– y la mayoría de los 63 latinoamerica­nos que incluye la versión libre y más ambiciosa pu­blicada en Internet (piedepagina.com) han adquirido notoriedad en el endogámico y pequeño mundo de las letras hispanoamericanas.

Ese reconocimiento es hijo de la actitud prolífica de la mayoría de estos narradores menores de 35 años y, también, de los órganos de legitimación pública como los premios editoriales, los festivales internacionales, la crítica acadé­mica o la mediática, o todo un mix de lo anterior licuado por las reglas del marketing y los canales de promoción editorial a los que ellos también se someten.

Con El futuro... , los autores eligen una carta alternativa de presentación distinta a la de las multinacionales que operan en América Latina o a la fiebre ama­rilla de la española Anagrama. Es un puente nuevo entre los nuevos autores y los lectores hispanoame­ricanos. Es sugerente también por­que muchos de ellos, como Trelles y sus compatriotas Roncagliolo y Daniel Alarcón, cuestionan desde su experiencia de emigrados al "Primer Mundo" y desde su dis­curso, la vetusta noción de "litera­turas nacionales".

Tienen en común la coyuntu­ra generacional, Internet: tienen blogs y se autopromocionan a través de redes sociales como Fa­cebook. Comparten además una visión sobre los nombres en bron­ce del Boom que no es parricida, pero sí autónoma. Comparten una visión menos exótica de la región, una infancia militarizada y un pre­sente socialmente convulsionado y flanqueado por la apatía y el es­cepticismo. No son pocos los que eligen esta manera alternativa de presentarse. "Nos interesaba des­enmarcar un poco la relación fuer­te que ha habido entre la literatura y el marketing y mostrarnos como un grupo. Es un grupo bastante solidario, de internautas. Casi to­dos nos conocimos por Internet y decidimos todo por e-mail. Mi idea era presentarnos, recuperar esa re­lación horizontal que siempre ha habido con el lector, sin necesidad de condicionamientos extralitera­rios, sin simplificar nuestras dife­rencias", confirma Trelles desde su casa en Nueva York.

Tendrá sus razones Francis Ford Coppola y los responsables editoriales de su revista trimes­tral "Zoetrope" para presentar una edición bilingüe de algunos de los mejores cuentos de los na­rradores del proyecto. Tamaña distinción –con ilustraciones del cineasta mexicano Guillermo del Toro– difícilmente no contribu­yan a la construcción de ese aura de celebrities literarias –del escritor como espectáculo–, en fin, de los estigmas "del marketing y de las poses del escritor ultra cool que mira-pero-no-mira los destellos de los flashes" que Trelles rechaza al final de la declaración de princi­pios que significa su prólogo.

Aunque muchos son novelis­tas y también se animan al cuen­to –género desde hace décadas supuestamente condenado a la desaparición y a un no-futuro– en el plano estético comparten, con excepción de los argentinos, nada más que la realidad realista de la literatura actual latinoamericana. Otros comparten gustos y lecturas como (Bolaño, Aira, Puig, Bellatín). Y sin embargo el antalogista prologuista afirma que "si algo nos une debe ser esa disgregación germinal que permite la heterogeneidad" de es­te volumen. Sin embargo, Trelles reconoce que hay dos temas do­minantes en la antología. El de "la violencia, política y la generada por el racismo en el primer mundo" y, por otra parte, un tratamiento del erotismo sin tabúes, desde dife­rentes ópticas. "¿Cómo se lee una escritora de Bolivia, a un cubano o a un nicaragüense si no es con este tipo de proyectos. Esa era la idea", se pregunta Trelles Paz.

"El proyecto" es, antes que nada, una antología que reúne a veinte autores para disfrutar y leer arbitrariamente, sin prejuicios ni notas al pie. El hecho de que sean 20 en la versión impresa, y 63 en la digital da qué pensar, sobre todo en la posibilidad de aquellos nom­bres inéditos, todavía a la sombra y ojalá no siempre desconocidos, los que están de uno u otro modo afuera, off-line, desconectados.

Fuente: http://www.revistaenie.clarin.com/notas/2009/03/21/_-01881389.htm

No hay comentarios.:

Acerca de mí

Mi foto
"Odio los fluidos que se me salen del cuerpo cada veintiséis días." Yolanda Arroyo Pizarro (Guaynabo, 1970). Es novelista, cuentista y ensayista puertorriqueña. Fue elegida una de las escritoras latinoamericanas más importantes menores de 39 años del Bogotá39 convocado por la UNESCO, el Hay Festival y la Secretaría de Cultura de Bogotá por motivo de celebrar a Bogotá como Capital Mundial del libro 2007. Acaba de recibir Residency Grant Award 2011 del National Hispanic Cultural Center en Nuevo México. Es autora de los libros de cuentos, ‘Avalancha’ (2011), ‘Historias para morderte los labios’ (Finalista PEN Club 2010), y ‘Ojos de Luna’ (Segundo Premio Nacional 2008, Instituto de Literatura Puertorriqueña; Libro del Año 2007 Periódico El Nuevo Día), además de los libros de poesía ‘Medialengua’ (2010) y Perseidas (2011). Ha publicado las novelas ‘Los documentados’ (Finalista Premio PEN Club 2006) y Caparazones (2010, publicada en Puerto Rico y España).

Seguidores