miércoles, mayo 19, 2010

Satisfecha Santos-Febres con la cosecha de ‘la Palabra’

Fuente: http://www.restaurantefratelli.com/prpop/2010/05/17/satisfecha-santos-febres-con-la-cosecha-de-la-palabra/


La escritora Mayra Santos-Febres delineó y produjo la celebración del Primer Festival de la Palabra en el Cuartel de Ballajá. (Foto Rachell E. López Ortiz para Fundación Nacional para la Cultura Popular)
El éxito del recién celebrado Primer Festival de la Palabra, que tuvo varios escenarios en San Juan, colma de entusiasmo a su principal gestora, la muy destacada escritora y promotora cultural Mayra Santos-Febres. La Prensa internacional en pleno lo calificó como “un evento cultural capaz de representar un impulso notabilísimo en el quehacer literario de Puerto Rico”. A tan halagadora reacción, ella agrega que, también, “propiciará el diálogo entre literaturas y culturas del Caribe, Latinoamérica en general y la comunidad hispana de Estados Unidos”.

Concebido para fomentar la lectura entre nuestros compatriotas, el Festival de la Palabra cumplió con las expectativas que se habían trazado. Por ejemplo, se esperaba que durante las ponencias que ilustres escritores invitados ofrecerían en el Cuartel de Ballajá entre el 5 y el 9 de mayo asistirían miles de espectadores. También, que las Conferencias de autores tan notables como el peruano Alfredo Bryce Echenique, el mexicano Jorge Volpi, el cubano Leonardo Pardura y la puertorriqueña Esmeralda Santiago fueran muy concurridas. Por fortuna, el público respondió como se esperaba.

Martín Caparrós (argentino); Edmundo Paz-Soldán (boliviano); Adriana Lisboa (brasileña); Santiago Gamboa (colombiano); Mayra Montero (cubana-boricua); Malú Arriola (chilena); Rey Andújar (dominicano); María Gabriela Alemán (ecuatoriana); Rosa Montero (española); Patrick Deville (francés); Evelyne Trouillot (haitiana); Paco Ignacio taibo II (mexicano); Gioconda Belli (nicaragüense); Gustavo Guerrero (venezolano) y los puertorriqueños Joserramón “Che” Meléndez, José Luis Vega, Magali García Ramos y Etnaris Rivera, entre otros, figuraron entre los muy destacados literatos participantes.

Respecto a los resultados que espera ver realizados dentro de un futuro cercano sobre este ambicioso proyecto, Mayra Santos-Febres afirma:
“Los propósitos principales del Festival siempre estuvieron claros: fomentar la lectura y propiciar la internacionalización de Puerto Rico como lugar de encuentros culturales”.
─ ¿Hasta qué punto colaboró el Gobierno en su organización?
“No colaboró en su organización. Sí lo hizo, y mucho, en su financiamiento. Desde que le presenté este proyecto a María Jaunarena, de la Oficina de Cultura del Gobernador, encontré puertas abiertas. Logramos que se nos adjudicara dinero del Fondo Dotal Para la Cultura. Con ese presupuesto se hizo posible contratar un equipo de Producción para que se hiciera el Festival. Luego, la Gobernación Central nos puso en contacto con el Instituto de Cultura Puertorriqueña, la Oficina de Conservación Histórica, con el Departamento de Educación y la Oficina de la Primera Dama para que las norias en cuanto a procesos, permisos, auspicios de otras agencias, fueran cayendo en su sitio. Otro de nuestros grandes aliados lo fue el Municipio de San Juan, que nos facilitó las sedes donde se celebraría y, además, nos brindó auspicio publicitario. El Municipio, particularmente, ha sido apoyador de este proyecto”.
Confía en que el Festival de la Palabra no será “flor de un día” porque ya consiguieron auspiciadores europeos y promesas de patrocinio para el próximo –
Nuestra entrevistada agrega que, además del Gobierno y el Municipio, este evento tal vez no hubiera tenido tanta lucidez sin el respaldo y solidaridad de la Asociación de Maestros, de doña Aída Díaz, del Departamento de Educación – quien organizó actividades de “calentamiento” –, de la Hermandad de Trabajadores No Docentes, Banco Popular, Empresas Ballester, Plaza Las Américas, Asociación de Periodistas de Puerto Rico, Universidad de Puerto Rico, Fundación Comunitaria de Puerto Rico y el Municipio de Caguas. Por otro lado, la Alianza Francesa, el Gobierno Francés y la Cámara del Libro de Madrid aportaron pasajes de avión para escritores.
─ ¿Existe ya una estructura para que el Festival de la Palabra tenga seguimiento y no sea “flor de un día”?
“Sí: el Salón Literario Libroamérica. Esta institución sin fines de lucro se constituyó hace tres años por todas las de la ley y ha estado trabajando arduamente en constituir una junta, presentar todos los permisos y reglamentaciones para poder funcionar como promotor cultural. Ha ido trayendo escritores internacionales a Puerto Rico para sentar bases de alianzas y de confianza en el interés que aquí existe por la cultura. Ha firmado acuerdos con la Academia de la Lengua de Puerto Rico (que es parte de nuestra Junta Asesora) y el Centro de Estudios Avanzados de Puerto Rico y el Caribe, además de haber creado una Junta de Miembros Honorarios extensísima. En ella figuran celebridades de la Literatura tales como Junot Díaz, Tomás Eloy Martínez (quien falleció recientemente, pero que, desde el más allá y a través de su hijo, sigue trabajando con nosotros), Elena Poniatowska, Jorge Volpi y Dan Shapiro, de The America’s Society. Ya sometimos propuestas para fondos para el año que viene. Tenemos sede en Casa Concha Meléndez y hacemos actividades para recoger fondos para la Asociación. La maquinaria está montada”.

Cartel promocional del Primer Festival de la Palabra celebrado recientemente en el Viejo San Juan. (Archivo Fundación Nacional para la Cultura Popular)
Con evidente satisfacción, sostiene que “ya hemos conseguido auspiciadores europeos y promesas de más auspicios para el que viene.
“Lo más increíble es que, todos los días, ciudadanos particulares vienen a ofrecerse como voluntarios o sacan dinero de sus bolsillos para hacernos donativos. Algunos impresionan, dada la crisis económica en que vivimos. Esta experiencia me ha hecho recobrar y acrecentar la fe en mi patria. ¡Es hermoso!. Pero, la organización y el contenido del Festival están por entero bajo nuestro control. El Salón Literario Libroamérica en Puerto Rico, a cargo de promocionarlo, es el que determina su contenido y organización”.
─ ¿Costó mucho dinero realizarlo?
“Cuando lo visionamos, sabíamos que la inversión sería alta, pero logramos hacerlo con una fracción de su costo, gracias a los donativo ‘in-kind’ de agencias, empresas, gobierno y de gente común y corriente. Lo más esperanzador es que, aún en estos momentos de crisis, todo el mundo quiere ayudar. Lo que sí resultó más difícil fue bregar con el hecho de que en este País, no importa con cuánto tiempo de antelación nos reunamos con representantes empresas públicas y privadas, salvo notorias excepciones todo sale a última hora. Corriendo. Todo sale a prisa, con esta sensación de urgencia y de crisis metida en el cuerpo”.
Asegura que “Por ahí viene la gran cosecha de escritores puertorriqueños y no serán tres o cuatro los grandes. ¡Serán decenas!” –
─ Abundando sobre el tema de la Palabra, ¿cuál es tu opinión sobre la evidente inclinación de la Real Academia de la Lengua Española que, especialmente desde hace par de décadas, constantemente incorpora anglicismos y hasta “disparates” a su Diccionario?
“No creo en las purezas. Mucho menos, en la pureza del idioma. La protección de la pureza tan sólo alimenta actitudes represoras y excluyentes. Fomenta el racismo (que no permite que dos razas se ‘contaminen’); la xenofobia (que siempre provoca guerras etnocidas); el machismo (que supuestamente protege la pureza de la mujer y de los valores familiares) y los fundamentalismos más acérrimos. De hecho, el Festival de la Palabra ha invitado a muchos escritores de habla inglesa y que escriben en ‘spanglish’ tales como Wille Perdomo, Luz María Umpierre y Achy Obejas. Y el año que viene invitaremos a más. Quienes instituimos el Festival de la Palabra creemos y fomentamos el entrecruce de razas, de ideologías, de opiniones, de impurezas y de idiomas. El español mismo es un disparate… una desviación del latín. Y miren lo que salió: una lengua que le ha dado las más grandes obras literarias a la historia de los pueblos”.
─ Sabemos que la película “Invictus” sobre la vida del líder sudafricano Nelson Mandela te impactó sobremanera. ¿Cual crees que es el mensaje que más aplica a Puerto Rico?
“Yo soy ‘fan’ de Mandela, así como de Gandhi, de Martin Luther King, de Obama y de Kofi Annan. Antes de ‘Invictus’, ya lo era. Trabajé en grupos para la excarcelación de Mandela y el fin del apartheid desde que estaba en Escuela Graduada en la Universidad de Cornell. Fui estudiante de Wole Soyinka, protegida de Henry Louis Gates, el profesor de Harvard que es amigo de Obama, y me he aprendido bien la estrategia de los líderes comunitarios que liberaron a Vieques. Fui a Senegal y me sé de memoria muchos discursos de los libertadores de África, América Latinafrica y el Caribe”.
Señala al líder pacifista sudafricano Nelson Mandela como una gran inspiración en su vida –
Alentada por nuestro planteamiento, Mayra, nacida en Carolina hace 44 años y autora de novelas tan exitosas como “Sirena Selena vestida de pena” (2000); “Cualquier miércoles soy tuya” (2002), “Sobre piel y papel” (2005), “Nuestra Señora de la Noche” (2006) y, más recientemente Fe en disfraz (2009), continúa:
“Después de todo este laaargo proceso de aprendizaje, tengo la certeza de que la estrategia para adelantar el desarrollo de los pueblos no es la confrontación. No se puede insultar, retar, insultar, instar a la violencia y después esperar que un pueblo trabaje unido en pos de un fin común. Hay que aprender a vivir juntos. Eso significa que hay que aprender a escuchar, mediar y negociar con mucha gente que no piensa como tú. La conviviencia es hija del diálogo, de disentir sin insultar y de trabajar en equipo, sin necesariamente estar de acuerdo en todo. No hay de otra”.
Es obvio que la figura de Nelson Mandela le apasiona y le emociona. Su identificación con la filosofía que granjeó a este paladín de la paz la admiración del mundo entero es total.
“Yo no voy a insultar a nadie ni a excluir a nadie porque no piensa como yo. Yo creo, como Mandela, en que hay que buscar factores aglutinadores para unificar a los pueblos. Sólo así se adelanta. Sólo así. Después de 27 años preso, en contra de su esposa y de su hija, Mandela salió de la cárcel para estrecharle la mano a sus captores. Para crear un gobierno de colaboración con los ‘Africaans’. Esto ha causado que Sudáfrica se convierta en la única nación africana en vías de crecimiento económico. Si Mandela, con toda la razón del mundo, hubiera declarado la guerra a los ‘Boers’ y los hubiera expulsado del país – que era lo que se merecían – otra hubiese sido la historia de su nación”.
Ya más directa en su respuesta, nos dice:
“Si estudiamos la historia de Puerto Rico, es fácil darse cuenta de cuál ha sido y siempre será nuestro factor aglutinador: la cultura, el idioma y el sentido de cooperación. Nosotros nos matamos entre nosotros, pero siempre hemos ayudado a los demás países en crisis. Nos ataca un huracán y ponemos de nuestro salario para que los demás coman. Y siempre, siempre, siempre, de una manera u otra, hemos defendido nuestra pertenencia a la comunidad de países hispanoparlantes. Nos ganamos un Premio Príncipe de Asturias por esa defensa. Y ese reconocimiento no se lo ganó un autor, ni un poeta, ni un filósofo. Se lo ganó todo el pueblo de Puerto Rico. ¿No es obvio lo que tenemos qué hacer para salir de esta crisis? ¿No se cae de la mata?”
─ ¿Planificas escribir alguna obra inspirada en un líder como Mandela o algún otro de ese nivel?
“En estos momentos, no”.
Revela que escribió la novela “Serena selena vestida de pena” porque “se la debía a mis amigos gays y travestis y a todos los líderes homosexuales” –

Mayra Santos-Febres ve un futuro prometedor para el País en el mundo de las letras. (Foto Rachell E. López Ortiz para Fundación Nacional para la Cultura Popular)
─ Sabemos que incursionaste en la escritura de guiones para cine y televisión y, si no me equivoco, colaborarás en el guión de una telenovela colombiana. ¿Que nos puedes decir al respecto?
“Sí, he trabajado en guiones para cine y televisión. Muchos de los libretos de ‘En la punta de la lengua’ los escribí yo. El guión de ‘Las guerreras’, del Canal 6, es mío. Y escribí el de la película ‘Kabo y Platón’ junto a Félix Joaquín Jiménez. Me gusta escribir para el cine. Ojalá me lleguen más oportunidades de este tipo”.
─ Guardas particular cariño por tu novela “Sirena Selena vestida de pena”. Cuéntanos…
“¿Para qué? Lo importante de esa novela es lo mucho que le gusta a la gente. Para mí eso es un gran misterio. La escribí porque se la debía a mis lectores, a mis amigos gay y travestís y a todos los líderes homosexuales que han dado alma, vida y corazón por hacer a este mundo mucho más justo y más diverso. Pero la novela la lee toda clase de público: gay, ‘straight’, viejo y joven, de aquí y de allá, porque le habla a la gente. Esa es su magia”.

─ Entre los escritores boricuas noveles, ¿quién o quiénes le han impresionado?

“Hay muchos escritores noveles que, indudablemente, son un portento. Puedo mencionar cinco: Moisés Agosto, Yolanda Arroyo, Francisco Font Acevedo, Ana María Fuster y Guillermo Rebollo-Gil. Son escritores de trayectoria y de peso. Excelentes. El gran poeta de mi generación lo es y siempre lo será Rafael Acevedo.
Pero, entre los que recientemente sacaron sus primeros libros, puedo nombrar a Xavier Varcárcel, Mario Santana, Tere Dávila, Cezanne Cardona e Yvonne Dennis. Y no quiero mencionar otros nombres porque todavía tienen que probarse, aunque entre mis estudiantes de Escritura Creativa en la Universidad de Puerto Rico hay verdaderos talentos. Muchos. Por ahí viene la gran cosecha de escritores puertorriqueños. Y no serán tres o cuatro los grandes. ¡Serán decenas!”.
─ ¿A quién visualizas como la “gran figura” de la Literatura Nacional dentro de algunos años?
“No tengo la más p@##$%# idea”.
─ A tu juicio, ¿quién es el mejor escritor boricua contemporáneo?
“Luis Rafael Sánchez”.

No hay comentarios.:

Acerca de mí

Mi foto
"Odio los fluidos que se me salen del cuerpo cada veintiséis días." Yolanda Arroyo Pizarro (Guaynabo, 1970). Es novelista, cuentista y ensayista puertorriqueña. Fue elegida una de las escritoras latinoamericanas más importantes menores de 39 años del Bogotá39 convocado por la UNESCO, el Hay Festival y la Secretaría de Cultura de Bogotá por motivo de celebrar a Bogotá como Capital Mundial del libro 2007. Acaba de recibir Residency Grant Award 2011 del National Hispanic Cultural Center en Nuevo México. Es autora de los libros de cuentos, ‘Avalancha’ (2011), ‘Historias para morderte los labios’ (Finalista PEN Club 2010), y ‘Ojos de Luna’ (Segundo Premio Nacional 2008, Instituto de Literatura Puertorriqueña; Libro del Año 2007 Periódico El Nuevo Día), además de los libros de poesía ‘Medialengua’ (2010) y Perseidas (2011). Ha publicado las novelas ‘Los documentados’ (Finalista Premio PEN Club 2006) y Caparazones (2010, publicada en Puerto Rico y España).

Seguidores