jueves, mayo 30, 2013

Amir Valle sobre Yolanda Arroyo Pizarro

Tamarindo y otros poemas

Poesía

Del libro Medialengua

Yolanda Arroyo Pizarro

medialengua-yolanda-arroyoYolanda Arroyo Pizarro es una de las voces más interesantes de la actual narrativa y la poesía escrita en Puerto Rico.  La crudeza de sus imágenes, la vitalidad con la que se enfrenta a las aristas más íntimas de la cotidianidad, su mirada desprejuiciada y obsesivamente libertina (y libertaria) le confieren a su poesía y a su prosa una autenticidad única,  y nos permite descubrir que cada uno de sus poemas, cada una de sus piezas narrativas nacen de una muy singular postura ante la vida que ella desnuda en su personalísima obra con la madurez de los grandes.
—Amir Valle

 

 

 

 

 

 

Tamarindo

Cuando se toma un tamarindo con la punta de los
dedos, se parte, se abre, se remueve la cáscara y se
coloca en la entrepierna, y se lame, se empuja con la
lengua, se saborea y se retira la pulpa de la pepita a
mordisquitos, pedazo a pedacito, y se presiona contra
las paredes de piel abultadas, levantadas, inflamadas y
rosas, un poco embarradas, y se promete con los ojos
cerrados acariciarte el alma, venir a redimir lo ya
vivido, llegar a sanarte, a colocarte curitas, decirte
pegadita a los labios mordidos que “eres mi todo”, y
prometer las mejores noches, los mejores días, y te
juegan con los rollitos de cabello a medio crecer y te
muerden la espalda, y te marcan de jiquis los pechos, y
te estampan un cardenal en el cuello porque su mano
se ha cerrado sobre la nuca, y te susurran el nombre,
ese nombre mientras te bailan las caderas, y te danza
la pelvis o se te derraman los jugos por todas las
hendijas, y se acaba la masa, escasea la medula frutosa,
te juran clavarte así, clavarte así, así siempre y te
taladran el labio inferior mientras uno, dos, tres dedos
abren tus cuencas, todas ellas, y se entremezclan todos
los sabores agrios, más agrios, dulces, empalagosos, y
esta mujer se estira y se ladea, juega a embestirte y se
viene, entonces, solo entonces se ha probado
verdaderamente el tamarindo.

*****


Elegía a Juana la Loca

A Federico García Lorca

Soy la infanta de Castilla y Aragón
Celosa de las manos del hombre que me pertenece
Celosa de su falo, mi hermoso
No quise ser como los hombres quisieron que yo fuese
No jugué al escondite con mi ser
Fui loba
Arrebaté; usurpé
Arranqué cabellos largos de otra
y escupí rostros
abofeteé intrusas
tomé lo que es mío para mí.
Me tildaron de quincallera, desquiciada y delirante
velé sus ojos mancebos
dormidos en la muerte
besé sus labios antes del embalsamamiento, y después
probé su lengua fría
cerré mi corazón; ya para nadie más
escondidos en la tienda real
moví sobre sus caderas las mías
y permití que entrara toda su frialdad tiesa
en mis concavidades
muero altiva, exigente
mío de mí, sigue siendo este hombre

*****


Desde esta prisión veo tus ojos

Desde esta prisión veo tus ojos
dibujo tu esfera de rostro
tu sonrisa transparente
tu ceño sin fruncir no está
y tampoco hace falta.
Desde aquí
escucho a los gorriones discutir
por tus espacios.
Los que no transitas y reclamas
aún sin presenciarlos
sin detenerte a abrazarme
me tocas
me acaricias la melena enmarañada
juegas con algún rizo.
Desde aquí no pesan las cadenas
no me faltan las porciones de alimento
o de aire
o de llantos.
No me inclino ante tus dioses
se recrudece nuestra historia
sueño que algún creador no me abandona
aún con mi fanfarria
con mi perfidia
con mi temeridad.
Esta cárcel sabe a caramelo mohoso
mis lenguas lamen conforme pasa el tiempo
los barrotes todos.
Mis lenguas se hacen viperinas
en el ejercicio de tu negación tres veces.
Se cruzan y se dividen cual medusa traidora
soy tu Judas Iscariote
sangro clavos
bebo espinas
sigo aquí
encerrada en esta herrumbre que se deforma
pero no se derrumba
y se pudre.

Del Autor: Yolanda Arroyo Pizarro
(Guaynabo, Puerto Rico, 1970) es una novelista, cuentista y ensayista puertorriqueña. En el año 2004, publicó su primer libro de cuentos Origami de letras y al año siguiente publicó su primera novela Los documentados con la cual ganó el Premio PEN Club 2006. En el 2007 publicó su libro de cuentos Ojos de Luna, que fue seleccionado por el periódico El Nuevo Día como uno de los mejores del 2007. Ese mismo año fue elegida como una de las escritoras latinoamericanas más importantes menores de 39 años del Bogotá39 convocado por la UNESCO, el Hay Festival y la Secretaría de Cultura de Bogotá. Ha publicado además las novelas Infusiones (2008, Alfaguara, Puerto Rico) y Caparazones (Salir del armario) (2010, Egales, España), los libros de cuentos Las ballenas grises (Fuga Editores, Panamá) y Avalancha, (2010, CreateSpace) y los poemarios Medialemgua (Puerto Rico, 2010) y Saeta (2011, CreateSpace - bilingüe: en español e inglés).

No hay comentarios.:

Acerca de mí

Mi foto
"Odio los fluidos que se me salen del cuerpo cada veintiséis días." Yolanda Arroyo Pizarro (Guaynabo, 1970). Es novelista, cuentista y ensayista puertorriqueña. Fue elegida una de las escritoras latinoamericanas más importantes menores de 39 años del Bogotá39 convocado por la UNESCO, el Hay Festival y la Secretaría de Cultura de Bogotá por motivo de celebrar a Bogotá como Capital Mundial del libro 2007. Acaba de recibir Residency Grant Award 2011 del National Hispanic Cultural Center en Nuevo México. Es autora de los libros de cuentos, ‘Avalancha’ (2011), ‘Historias para morderte los labios’ (Finalista PEN Club 2010), y ‘Ojos de Luna’ (Segundo Premio Nacional 2008, Instituto de Literatura Puertorriqueña; Libro del Año 2007 Periódico El Nuevo Día), además de los libros de poesía ‘Medialengua’ (2010) y Perseidas (2011). Ha publicado las novelas ‘Los documentados’ (Finalista Premio PEN Club 2006) y Caparazones (2010, publicada en Puerto Rico y España).

Seguidores