miércoles, junio 20, 2007

Multa por los paseos
por Yolanda Arroyo Pizarro


Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket


Dina maldice y da con los puños sobre el volante, sobre el dash. Gira un poco el torso a la izquierda y golpea también el cristal de la ventana que queda de su lado.

Echo la cabeza hacia atrás y trato de mover los hombros intentando no hallar ninguna lesión fatídica. Me duele el cuello y a través del parabrisas veo aún los vehículos transitando alrededor nuestro, la gente corriendo, la lluvia escampando. Me duele y casi empiezo a sentir el entumecimiento de los brazos. Ha sido por la presión que hice con las muñecas queriendo evitar el choque. La mandíbula también me duele por lo mismo. Dina sangra en la frente y un cachete. Se ha mordido un labio sin querer.

La radio nunca dejó de escucharse, ni siquiera con el impacto. Ahora se oye detrás de los gritos de Dina. Comienza el anuncio del boletín que da cuenta del tráfico. El locutor informa su noticia de última hora: ojo al inesperado y pesado flujo vehicular en la intersección. Dice que la policía ya se acerca al lugar de los hechos. Aconseja que quienes puedan, tomen rutas alternas para evitar congestionar más la vía de rodaje. Motiva a la ciudadanía a que tenga paciencia, ya que el accidente ha sido de carácter fatal. Exhorta a no hacer uso indebido del paseo.

El cuello me molesta y los brazos me pesan. Dina ya no habla y se abraza al guía. Trato de asomar la mirada hacia afuera, hacia el cuerpo tirado en el pavimento, hacia los tenis blancos y el ipod hecho trizas, hacia los curiosos que se acercan y no hacen nada, hacia el firmamento nublado que bailotea y que parece querer despejarse, hacia los pedazos de metal del auto en el suelo, hacia el poste. Dina ya no se mueve.

3 comentarios:

Ana dijo...

Hace años fui esa Dina...
Sobrevivo!

Siempre de vuelta por este maravilloso espacio de luz.
Dejo abrazos múltiples!

Sara Montenegro dijo...

Qué hermosa, pero trágica, la imagen de Dina abrazando el guía.

Un saludo cordial.

Joel dijo...

ay, no puedo decir que me gustó esta estampa, pero tampoco puedo decir que no me gustó, porque tiene la nubosidad y el empañamiento del momento, pero como que me hace falta algo, pero no puedo precisar lo que es. A lo mejor es que me parece más una estampa que un cuento, o a lo mejor es que quise saber con más contundencia el final.

abrazos yola

ps. (que no tiene nada que ver con este post): busqué la palabra fagocitar, tremenda palabrota

Acerca de mí

Mi foto
"Odio los fluidos que se me salen del cuerpo cada veintiséis días." Yolanda Arroyo Pizarro (Guaynabo, 1970). Es novelista, cuentista y ensayista puertorriqueña. Fue elegida una de las escritoras latinoamericanas más importantes menores de 39 años del Bogotá39 convocado por la UNESCO, el Hay Festival y la Secretaría de Cultura de Bogotá por motivo de celebrar a Bogotá como Capital Mundial del libro 2007. Acaba de recibir Residency Grant Award 2011 del National Hispanic Cultural Center en Nuevo México. Es autora de los libros de cuentos, ‘Avalancha’ (2011), ‘Historias para morderte los labios’ (Finalista PEN Club 2010), y ‘Ojos de Luna’ (Segundo Premio Nacional 2008, Instituto de Literatura Puertorriqueña; Libro del Año 2007 Periódico El Nuevo Día), además de los libros de poesía ‘Medialengua’ (2010) y Perseidas (2011). Ha publicado las novelas ‘Los documentados’ (Finalista Premio PEN Club 2006) y Caparazones (2010, publicada en Puerto Rico y España).

Seguidores