lunes, octubre 31, 2011

Una maga que también muerda los labios de abajo


Bruja
Por Yolanda Arroyo Pizarro

No se trata de mi mortalidad,
del grueso de mi sal,
de la fragilidad de mi cuerpo.
-Magaly Quiñones

Se busca bruja que erice pieles y muerda el labio de arriba
Que aprenda a amamantar amantes con leche cremosa
que la leche imite una cascada de cordillera central si se observa desde el monumento al Jíbaro
Que en ocasión de atardeceres como preámbulo al menguante o creciente no se eche a llorar
a menos que una mano de dedos largos la cerque en un abrazo esdrújulo 
Se busca hechicera de ensoñaciones que tenga como meta, la venganza para ella y los suyos
Que tenga siamesas de profesión poetas malditas
que pueda hervir vivo a un hombre en una olla
toda vez que sea por desamor o desquite, si es que le ha robado el sueño a otra hermana bruja
o la ha despojado de riquezas del alma y de la ilusión de volver a creer

Se solicita una maga que también muerda los labios de abajo
que a veces haga brotar la sangre, y a veces la saliva
que tenga una hija color de la luz
a quien se le dediquen amaneceres y que sea idea central
el propósito único para que la vida continúe
que esa vástago haya venido al mundo después de tres pujos y una placenta agradable al paladar
que esa heredera pueda ser convertida también en hechicera
y que vaya a mitad de camino
coleccionando corazones de todo tamaño y color, femeninos y masculinos, a diestra y siniestra 

Se necesita bruja que saque los ojos, que escupa rostros sin la menor vacilación
que espete puñales de frente y no de espaldas
que maldiga a los indecisos y realice mal agüeros contra los traidores
que recete baños venenosos con mezcal, y a veces tequila cuervo
que aprenda a sacar desde el tumulto un amuleto a quien le tome cariño
y al que haga llamar faraónicamente Zu, mientras le besa

Se convoca a ser bruja desde el poderío de neuronas estrategas, que puedan ser acariciadas
que puedan ser mimadas, ensalivadas como un epitelio de carne
que aprenda que no se trata solo de serlo
también hay que sentenciarlo:  Soy Bruja





Acerca de mí

Mi foto
"Odio los fluidos que se me salen del cuerpo cada veintiséis días." Yolanda Arroyo Pizarro (Guaynabo, 1970). Es novelista, cuentista y ensayista puertorriqueña. Fue elegida una de las escritoras latinoamericanas más importantes menores de 39 años del Bogotá39 convocado por la UNESCO, el Hay Festival y la Secretaría de Cultura de Bogotá por motivo de celebrar a Bogotá como Capital Mundial del libro 2007. Acaba de recibir Residency Grant Award 2011 del National Hispanic Cultural Center en Nuevo México. Es autora de los libros de cuentos, ‘Avalancha’ (2011), ‘Historias para morderte los labios’ (Finalista PEN Club 2010), y ‘Ojos de Luna’ (Segundo Premio Nacional 2008, Instituto de Literatura Puertorriqueña; Libro del Año 2007 Periódico El Nuevo Día), además de los libros de poesía ‘Medialengua’ (2010) y Perseidas (2011). Ha publicado las novelas ‘Los documentados’ (Finalista Premio PEN Club 2006) y Caparazones (2010, publicada en Puerto Rico y España).

Seguidores