lunes, julio 09, 2012

El hiperrealismo de Ron Mueck

Otro artista hiperrrealista que admiro es el australiano Ron Mueck, que da tratamiento a sus esculturas desde  la realidad con más fidelidad y objetividad que la fotografía, pero a escalas imposibles. Se ha llegado a decir que sus instalaciones se confunden con el fotorrealismo menos radical y que se desvive para confundir a sus observadores fanaticos demostrando la realidad en la irrealidad… "La irrealidad de los tamaños extremos y obsesivos con la realidad del sentimiento y emoción que logra transmitir a los espectadores". Aquí les dejo con una muestra que también denuncia el cuerpo y sus demencias:

big-man_m.jpg

in_bed_m.jpg

906439412_8c547a0472.jpg











3 comentarios:

Melissa Ponce de León dijo...

Es brutalmente fascinante lo real de la escultura,sin embargo es pertubador observar los tamaños. Cuesta adaptar la mirada. Mirar estas fotos me crea un sentido de ansiedad, que al mismo tiempo me agrada. Quisera saber qué se siente ver las esculturas más allá de la foto...

Mara Clemente dijo...

Extraordinario y vuela chola por demás!!!

Upr Delpueblo dijo...

Carajos!

Acerca de mí

Mi foto
"Odio los fluidos que se me salen del cuerpo cada veintiséis días." Yolanda Arroyo Pizarro (Guaynabo, 1970). Es novelista, cuentista y ensayista puertorriqueña. Fue elegida una de las escritoras latinoamericanas más importantes menores de 39 años del Bogotá39 convocado por la UNESCO, el Hay Festival y la Secretaría de Cultura de Bogotá por motivo de celebrar a Bogotá como Capital Mundial del libro 2007. Acaba de recibir Residency Grant Award 2011 del National Hispanic Cultural Center en Nuevo México. Es autora de los libros de cuentos, ‘Avalancha’ (2011), ‘Historias para morderte los labios’ (Finalista PEN Club 2010), y ‘Ojos de Luna’ (Segundo Premio Nacional 2008, Instituto de Literatura Puertorriqueña; Libro del Año 2007 Periódico El Nuevo Día), además de los libros de poesía ‘Medialengua’ (2010) y Perseidas (2011). Ha publicado las novelas ‘Los documentados’ (Finalista Premio PEN Club 2006) y Caparazones (2010, publicada en Puerto Rico y España).

Seguidores