domingo, julio 08, 2012

Reseña a Las negras por Anthony Gonzalez Miranda

Reseña a Las negras por Anthony Gonzalez Miranda
de Yolanda Arroyo Pizarro


He leído ‘Las negras’, y siento que he vuelto a descubrir la prosa de Yolanda Arroyo Pizarro. Es más, siento que he redescubierto lo que en algún momento me habían enseñado sobre los negros esclavos y la cultura de la mujer negra en el Puerto Rico de antaño.

Los tres cuentos de esta pequeña colección están divididos en una serie de escenas cortas y precisas. Estas, a su vez, están construidas con párrafos breves, contundentes, repletos de imágenes que complementan el hilo narrativo de ficción histórica que identifica a cada relato en ‘Las negras’.

‘Wanwe’ comienza con una primera página de fraseos que nos sumergen enseguida, de manera poética, en la historia de una mujer joven negra que es secuestrada de su aldea para ser vendida como esclava. El relato de ‘Wanwe’ intercala una retrospección de la niñez de esta mujer con la terrible realidad de sometimiento que enfrenta. Yolanda Arroyo Pizarro siempre logra crear unos contrastes poderosos entre la violencia y la ternura. En ‘Wanwe’ el lector puede sentir tanto el dolor de la separación y el maltrato físico de la mujer negra como también la ternura de su amor por su aldea, por su familia y por su religión.


‘Matronas’ es la historia de Ndizi, o más bien de todas las que compartieron el destino de Ndizi. Esta es una mujer conocedora de numerosos dialecto e idiomas. También conoce varios oficios, incluyendo el de la crianza y el de la cocina. Esta mujer libre es encerrada en una celda porque había jurado que si la capturaban de nuevo se las vengaría con los niños que ayudaría a nacer. Ndizi conversa con un sacerdote de nombre Petro. Mientras tanto, recuerda cómo eran las cosas antes en su tierra, en África, y cómo cambiaron cuando los negros comenzaron a capturar a otros negros para entregárselos a los portugueses. Cada escena en ‘Matronas’ culmina con una línea sorprendente, a veces una gran revelación que va cuadrando los hechos del cuento, otras veces se trata de alguna imagen sobrecogedora. Lo cierto es que el personaje de Ndizi establece una especie de puente cultural con sus idiomas y con sus remembranzas de lo que era y de lo que es, en su tiempo. ‘Matronas’ es una narración fresca porque en vez de enfocarse en la tragedia de la negra encerrada, más bien le da atención al espíritu humano y a la misma vez inclemente de una persona que ha sido destruida por la esclavitud y que se inclina a hacer cosas terribles para que otros futuros negros y negras no sufran como ella. El relato termina con la ejecución de Ndizi, y con la mayor revelación de todo el libro: quiénes eran los niños que mataba, y cómo lo hacía, o más importante aún, que ella no era la única.

‘Saeta’ es un relato algo más sencillo. La historia trata en resumidas cuentas de una negra que es abusada por los hijos de su amo (y luego por el amo mismo al descubrirla). Lo especial de este relato es que la historia toma un giro de misticismo glorificado. El cadáver de la negra desaparece, también una de las ballestas de su amo. Unas escenas de unas negras guerreas nos dan una idea de lo que pudo haber sucedido al final de este relato, pero lo cierto es que la venganza se consuma. El amo, al final, muere asesinado. Otro aspecto diferente de ‘Saeta’ es que privilegia el uso de las descripciones de la naturaleza para validar el misticismo y la gloria de la venganza de la negra asesinada. En cuanto al estilo, este relato es algo diferente a lo que estoy acostumbrado a leer de Yolanda Arroyo Pizarro. Naturalmente, no deja de ser una lectura fresca e impresionante.

De los tres relatos excelentes de ‘Las negras’, tengo que exaltar a ‘Matronas’ por los finales de escenas tan contundentes y por las imágenes transgresoras imposibles de olvidar.

Elementos sobresalientes en ‘Las negras’:

-La fragmentación de cada relato en escenas pequeñas.

-Párrafos breves.

-Prosa sencilla, precisa y objetiva.

-El uso de la retrospección para hilvanar los hechos.

-La construcción de imágenes poderosas e inolvidables.

-Personajes principales todas negras esclavas.

No hay comentarios.:

Acerca de mí

Mi foto
"Odio los fluidos que se me salen del cuerpo cada veintiséis días." Yolanda Arroyo Pizarro (Guaynabo, 1970). Es novelista, cuentista y ensayista puertorriqueña. Fue elegida una de las escritoras latinoamericanas más importantes menores de 39 años del Bogotá39 convocado por la UNESCO, el Hay Festival y la Secretaría de Cultura de Bogotá por motivo de celebrar a Bogotá como Capital Mundial del libro 2007. Acaba de recibir Residency Grant Award 2011 del National Hispanic Cultural Center en Nuevo México. Es autora de los libros de cuentos, ‘Avalancha’ (2011), ‘Historias para morderte los labios’ (Finalista PEN Club 2010), y ‘Ojos de Luna’ (Segundo Premio Nacional 2008, Instituto de Literatura Puertorriqueña; Libro del Año 2007 Periódico El Nuevo Día), además de los libros de poesía ‘Medialengua’ (2010) y Perseidas (2011). Ha publicado las novelas ‘Los documentados’ (Finalista Premio PEN Club 2006) y Caparazones (2010, publicada en Puerto Rico y España).

Seguidores