sábado, septiembre 21, 2013

Palenque, en la Voz Hispana



Con esta publicación, intentamos nuevamente poner el tema de la piel sobre la mesa. Y para ello hemos querido narrar lo negro, narrar lo afrocaribe, lo afroboricua; contar historias cuyas protagonistas sean hijas de Yemayá, o cuyos personajes principales sean apodados “negrito”. Gente con abuelas “de color”, gente que toque congas, que practiquen la adoración a uno o varios dioses, que hayan sido esclavos, que se hayan liberado y que hayan permitido la esperanza a su progenie. Mulatos, mestizos, jabaos, trigueños, café con leche, morenos, negros en fin, con y sin eufemismos. Quisimos mostrar un universo en donde las historias miraran a África con honra y también con dolor. Hablar de los manumisos, de los negros libertos, del amo y el capataz, pero también del obrero, de la maestra, del tecato, del pescador, del médico. Negras y negros que ya no son víctimas, que actúan para no serlo. Esta es la literatura que carga con el peso de la construcción de vidas, de sociedades; un microcosmos que es a su vez muestra de nuestro híbrido terruño. Una equivalencia de lo que encontramos en nuestras Antillas, en nuestra América, en nuestro planeta.
Aquí hay historias contadas desde la época de la conquista; también eventos narrados desde el hoy hiperreal y tecnológico o la posmodernidad ineludible. Los lugares son propiamente pletóricos en su representación: la escuela, el templo, la cama de amantes, el viaje en nao, los cuerpos en una playa, los juegos de vecindario, los cánticos de aldea, alguna plaza de la península ibérica, el Caribe en su esplendor y deterioro. No hay maniqueísmos, es decir, el ser humano en su holística plural no es bueno o malo debido al color de su piel o su etnia. La humanidad es otra cosa, pero siempre ha existido el dominador y el dominado. Y ello lo hemos querido dejar claro en este texto de realidad puertorriqueña. Y desde esa puertorriqueñidad se dialoga hacia “el otro”. Desde dentro hacia el afuera. Desde Loíza hasta Senegal. Una voz entre voces, marcadora de lo que se es cuando se quiere resaltar lo negrista, o lo africanista, o lo afrodescendiente.

No hay comentarios.:

Acerca de mí

Mi foto
"Odio los fluidos que se me salen del cuerpo cada veintiséis días." Yolanda Arroyo Pizarro (Guaynabo, 1970). Es novelista, cuentista y ensayista puertorriqueña. Fue elegida una de las escritoras latinoamericanas más importantes menores de 39 años del Bogotá39 convocado por la UNESCO, el Hay Festival y la Secretaría de Cultura de Bogotá por motivo de celebrar a Bogotá como Capital Mundial del libro 2007. Acaba de recibir Residency Grant Award 2011 del National Hispanic Cultural Center en Nuevo México. Es autora de los libros de cuentos, ‘Avalancha’ (2011), ‘Historias para morderte los labios’ (Finalista PEN Club 2010), y ‘Ojos de Luna’ (Segundo Premio Nacional 2008, Instituto de Literatura Puertorriqueña; Libro del Año 2007 Periódico El Nuevo Día), además de los libros de poesía ‘Medialengua’ (2010) y Perseidas (2011). Ha publicado las novelas ‘Los documentados’ (Finalista Premio PEN Club 2006) y Caparazones (2010, publicada en Puerto Rico y España).

Seguidores